El Estudiantes-Zaragoza, aplazado hasta el 3 de febrero

El partido Movistar Estudiantes-Casademont Zaragoza, correspondiente a la jornada 19 de la Liga Endesa, ha vuelto a ser aplazado debido a los problemas generados por la nieve y finalmente se disputará el miércoles 3 de febrero a las 20.30 horas.

El encuentro, inicialmente programado para el pasado sábado, ya se había trasladado a este martes 12 por culpa del temporal y ha sido nuevamente aplazado hasta el 3 de febrero debido a las consecuencias que siguen afectando a la ciudad de Madrid.

“La Nevera tenía baloncesto desde las 08:00 hasta las 23:00”

Pura historia del baloncesto español para muchos. La primera y verdadera casa para todos los aficionados del Movistar Estudiantes. Eso era (es) la Nevera. Un pabellón mágico con más de 60 años de historia, que ha albergado infinitas horas de botes, risas, gritos, felicidad y que este domingo sufrió una horrible desgracia: la caída de su techo por culpa de la nieve acumulada por el temporal Filomena, que ha azotado con especial virulencia Madrid estos últimos días. La antigua estructura sufrió daños considerables más allá de su techo.

“Es un día catastrófico para el Estudiantes. En la Nevera empezamos. Es un pequeño pabellón, histórico, por el que han pasado grandísimos jugadores, entrenadores”, asegura Fernando Galindo, presidente del conjunto colegial, a AS. “Es un pabellón que se utilizaba desde las 08:00 de la mañana hasta las 23:00. Ahí hacían gimnasia los alumnos del instituto del Ramiro, por ahí pasaba nuestra cantera… Es una desgracia, sin consecuencias humanas, que es lo más importante”.

“Es un día horrible tanto en lo sentimental como en lo práctico”, continuaba Miguel Ángel Bufalá, presidente del Club Deportivo y presidente de honor de la Fundación. “Lo he visto construir descubierto, hacerle la cubierta… todas las etapas desde que estaba en el Ramiro con 4 años. Y ahora que estábamos dándole un toque de modernidad con el suelo…”.

La Nevera se inauguró oficialmente en 1957, casi diez años después de la fundación del Estu, bajo el nombre de Campo Nuevo. El tiempo dejó ese nombre en el olvido, aunque no se sabe a ciencia cierta el motivo de su nuevo bautismo. Pudo ser la imagen de barcelonista Thomas con guantes para jugar (1966-67). No se sabe. Lo que está claro es que le venía al pelo, si atendemos a las palabras de mítico Díaz-Miguel, recogidas en la web del club colegial: “El aire de la Sierra azota al recinto de forma directa por lo que nunca necesitó aire acondicionado; incluso las malas lenguas aseguran que técnicos del universitario Instituto del Frío venían a la Nevera para estudiar su estructura y aprender cómo congelar sin necesidad de utilizar la energía eléctrica”.

La canasta de Emilio Segura

Fue la primera cancha propia del club. Construida sin techo, en 1966 se le tuvo que dotar de uno por las obligaciones del campeonato, lo que permitió que se televisará en directo el último partido de la temporada, aquel Estudiantes-Real Madrid con Emilio Seguro de héroe legendario: una canasta suya dio la victoria a los colegiales (77-75) y le entregó la Liga al Joventut en detrimento del eterno rival. “Esa canasta es uno de mis mejores recuerdos en la Nevera”, rememora Bufalá. “También el día que empecé con 11 años con la selección de segundo, las veces que hemos ganados al Madrid… Son sentimientos imborrables”.

El campo, dentro de las entrañas del Ramiro de Maeztu, el colegio sobre el que surgió el Estudiantes en 1948, ha sufrido múltiples remodelaciones durante su vida. El campo de tierra que rodeaba la grada pasó a tener superficie de cemento, luego el tejado, las paredes, el parqué… Incluso tableros de ajedrez pintados en el graderío.

“Por esta cancha han pasado Díaz-Miguel, Pepu, los Reyes… Es historia del Estudiantes. Todo pasa por la Nevera. Muchas veces era más conocida que el propio Magariños. Es la primera instalación del club. Cualquier aficionado la conoce porque además con ese nombre tan carismático… Tiene un reconocimiento de ser clave en la formación de jugadores”, prosigue Galindo.

Después del derrumbe, toca ponerse manos a la obra. El Estudiantes tiene el uso y disfrute de la instalación, pero son las autoridades madrileñas las encargadas de esta. “Estamos preocupados y ocupados. Ya hemos planteado reuniones con el Ayuntamiento y la Comunidad porque tenemos dos problemas: uno cómo se repara y dos dónde ubicamos a los chicos y chicas. Esperemos que pase y tengamos una instalación imprescindible para nosotros”, señala el presidente, que tiene bajo sus alas a la cantera más grande de Europa con cerca de 2.500 niñas y niñas además del baloncesto de inclusión. “Estoy convencido que (las instituciones) van a ser sensibles a nuestra demanda. Es una de las instalaciones más reconocidas en el mundo del baloncesto y nuestra reivindicación va a tener eco. Ya no vale una simple reparación, sino que debe ser en profundidad y en modernización. El problema ha sido serio”.

Renacer de las cenizas

No es la primera vez que el Estudiantes se encuentra con la ‘desaparición’ de uno de sus pabellones. Recuerden el incendio del Palacio de Deportes aquel horrible verano de hace casi 20 años. En ese momento, las instituciones de la capital se movilizaron. Se construyó un nuevo pabellón en la misma explanada de la plaza de Felipe II, el actual WiZink Center, y el equipo se trasladó durante su reconstrucción a Vistalegre primero y al Telefónica Madrid Arena después. “Es el segundo set al que nos enfrentamos y (la administración) va a funcionar igual. Tenemos que sacarle partido renaciendo de nuestras cenizas. Estamos dispuestos a trabajar a tope para conseguir salvar este partido”, subraya Bufalá.

“Estamos trabajando para salir de cuantas adversidades nos encontremos. Allí nacimos y allí queremos estar de manera indefinida”, apunta Galindo sobre una cancha que daba nombre a una de las jugadas de Txus Vidorreta durante su etapa en el Estudiantes, albergó grandes 3×3 de la Demencia y cuyo derrumbe ha traído masivas muestras de apoyo: desde la Asociación de Jugadores a la ACB pasando por diferentes equipos de la Liga Endesa y particulares. “Si no has jugado en La Nevera, no has jugado a baloncesto. Una pena tremenda pero ojalá se pueda aprovechar para levantar un pabellón moderno, acorde a lo que merece un club como Estudiantes para que su cantera sea (aún más) inagotable”, escribía Juan Ignacio (@juanignaciogc) en Twitter. “Un enorme trozo de la historia del Estudiantes, del Ramiro de Maeztu, del baloncesto madrileño… cuántos/as hemos pasado grandes momentos en ese parqué”, señalaba a través de la red social Miguel del Pozo (@ricohill8). Lágrimas por el coloso caído.

El Unicaja-Baskonia se retrasa a las 22:00 por un positivo

El Unicaja-TD Systems Baskonia, que debía disputarse este domingo a las 18:30 horas (#Vamos), se ha retrasado a las 22:00 tras detectarse un positivo en el equipo arbitral, según comunicó la ACB, y la necesidad de sustituirlo. El partido, correspondiente a la 19ª jornada, decidirá la última plaza para la Copa del Rey (virtualmente en manos del Unicaja, que debe perder por 75 puntos para quedarse fuera) y el último cabeza de serie (el Baskonia si gana o el Burgos, con triunfo malagueño).

La jornada 19 de la Liga Endesa ha sido una de las más movidas de toda la temporada. El 4 de enero se anunció el aplazamiento del Real Madrid-UCAM Murcia por un brote de coronavirus dentro del equipo visitante. El viernes, el Urbas Fuenlabrada comunicó un positivo dentro del equipo y realizó pruebas de respaldos a los integrantes del cuerpo técnico y a todos los jugadores. Ante la imposibilidad de recibir los resultados de estos tes por el temporal provocado por Filomena, la ACB retrasó el partido al domingo, aunque finalmente ha sido suspendido por el momento. El MoraBanc se encontraba este domingo todavía aislado en Madrid.

Por último, el Movistar Estudiantes-Casademont Zaragoza se ha reprogramado al martes 12 de enero. El equipo maño no tenía medios para llegar a la capital español, ya que todo el servicio ferroviario estaba suspendido en la Comunidad de Madrid.

Este Herbalife Granca es otro

Se esperó hasta el final el Gran Canaria para amarrar un precioso partido de baloncesto, atractivo para el espectador, puede que no tanto para los entrenadores. Con un notable acierto exterior y la batuta de Slaughter, los pupilos de Porfirio Fisac sellaron la quinta victoria en los últimos seis partidos ante un Joventut en crisis.

El partido se puso disfrutón desde el principio, una delicia para el espectador, acaso un dolor de cabeza para los entrenadores. En el intercambio de canastas inicial, Dima le dio al Granca un11-7 que tampoco es que significara mucho en ese momento, mas supuso el inicio del primer despegue local. Balcerowski, todoterreno pura clase desde un inmensa atalaya de 216 centímetros enchufó un triple frontal como precedente a otra canasta de Shurna que puso a los de Fisac 16-9 en el marcador.

El Joventut se agarraba entonces a Brodzianski, que anotó su séptimo punto para acercar 16-11 a los suyos, pero sendos triples de Albicy y Shurna le dieron al Herbalife un peligroso 22-13. Reaccionó bien rápido la Penya, hasta el punto de que una canasta de Birgander le acercó a dos, 22-20, en menos de lo que dura un pestañeo. Antes de acabar el primer cuarto, otros dos triples locales, en este caso de Okoye y Clark, le dieron un respiro a los muchachos de Porfirio Fisac antes de que se acabase un trepidante primer cuarto: 28-22.

Por entonces ya había entrado en escena López-Aróstegui, que con cinco puntos consecutivos mantenía a los suyos en vereda 32-27. Aunque solo fuera momentáneamente, el flujo ofensivo decaía entonces sobremanera, imponiéndose por fin las defensas. Eso, al menos, debían pensar Fisac y Durán.

Otro triple de Clark amenazó con disparar al Gran Canaria, 40-32, pero no resulta el Joventut una roca fácil de horadas, acaso un equipo que te obliga a ganarle varias veces dentro del mismo partido, ni asomo de rendición. Así, entre Tomic, Birgander y López Aróstegui, los visitantes empataron a 40, un parcial de 0-8 que fulminó Beirán con una canasta y una excelente asistencia sobre Diop, que reventó el aro verdinegro para poner un 44-40 que rápidamente recortaron el hiperactivo López-Aróstegui, con otro triple, y Ferrán Bassas sobre la bocina para poner el 44-45 con el que el partido se plantó en el descanso.

Aquella agónica canasta de Bassas fue vitamina para la Penya, que empezó a controlar tempo y marcador, aunque tampoco es que se marchara en el marcador. El marcador volvió a moverse con un triple de Brodziansky automáticamente contestado por otro de Okoye para el 47-48. Reinaba de nuevo el intercambio de canastas, y si Shurna enchufaba otro triple, Tomic contestaba bailando en la pintura rival para mantener a los suyos con ventaja: 50-55.

Reaccionó entonces el Gran Canaria, que espantó de golpe a todos sus fantasmas. Un parcial de 10-0, coronado por sendos triples de Okoye y Albicy, le dio de nuevo la delantera en el electrónico: 63-58. Bassas y Dimitrijevic mantenían a los suyos en vereda, 64-63. El duelo pasaba por ser un continuo intercambio de golpes como demostró el marcador que reinaba en el cielo del Gran Canaria Arena una vez consumidos los primeros 30 minutos de juego: 74-71.

El último periodo se inició con una centelleante secuencia triplista sellada por Parra, Slaughter y Morgan que mantenía el duelo en un puño: 79-77. El escolta pasaporte polaco enchufó desde los 6,75 para darle algo de carrete al Granca, 84-79, más centrado que nunca en conservar su ventaja por pírrica que esta fuera. Con el partido encarando sus dos últimos minutos, Stevic le sacó un 2+1 a Bassas para comenzar a decantar la balanza: 89-81.

Nada pudo hacer el combativo equipo de Carles Durán por levantar un marcador que ya era imposible. El propio Stevic había entrando en trance cuando más falta hacía, y con sendos 2+1, intercalado un gancho de Beirán, dispararon al Herbalife en el marcador: 95-83.

Desde luego, este Herbalife Gran Canaria es otro. Una vez consumado el fracaso de quedarse fuera de la Copa del Rey tras su pésimo inicio de temporada, acumula cinco victorias en la Liga Endesa en los últimos seis partidos. Todo lo contrario que el Joventut, en ligera decadencia.

La Nevera del Ramiro Maeztu se derrumba por culpa de la nieve

La histórica Nevera del instituto Ramiro de Maeztu de Madrid, sede principal de la cantera de Estudiantes, no ha podido soportar la nevada caída en los últimos días procedente del temporal Filomena que ha asolado España y su techo se ha derrumbado por el enorme peso que provocaba del blanco elemento que ha teñido las calles de Madrid, así como otras partes del país.

El daño, todavía sin evaluar por los técnicos, podría ser mayor porque en unas imágenes difundidas por el club se ve que alguna de las paredes de ladrillo están también a punto de derrumbarse tras presentar grietas junto a uno de los pilares que sustentan la veterana instalación.

Además de los importantes daños materiales que tendrá que acometer el club colegial, si es que se puede reacondicionar la instalación, los equipos cantera se van a ver privados de su cancha de juego y entrenamiento durante mucho tiempo. La Nevera, apelativo cariñoso y cierto porque hacía más frío dentro que fuera en invierno, se inauguró en 1957 y hasta 1971 fue la sede del primer equipo del Estudiantes.

Michael Caicedo, cuarto debut de la mano de Jasikevicius

Pocos minutos antes del arranque del partido entre Manresa y Barça el club azulgrana anunció la baja de Roland Smits por una buena noticia: había sido padre. Su ausencia se unió a las de Mirotic, Davis y Claver, por lo que Jasikevicius tuvo que mirar al filial para completar la convocatoria. Y llamó a Michael Caicedo. Un escolta de 17 años y 1,99, jugador del Junior azulgrana, que aún no había sido citado con el primer equipo. Y no solo fue citado, sino que debutó: con el partido ya decidido, Jasikeviciius le dio los tres minutos finales.

Como es evidente el jugador, que hace pocos días recibió el MVP en el Adidas Next Generation de Valencia, se mostró encantado por los minutos disputados con el primer equipo: “Muy divertido por el partido que era, en Catalunya. Estoy muy contento de que me dieran esa oportunidad. Al final es estar jugando con los mejores por lo que has de estar muy concentrado. Conseguir esto con 17 años es algo muy bonito para mí. Gracias al Barça por darme la oportunidad”, comentó. Las palabras de Jasikevicius, además, dejan entrever que tendrá más protagonismo: “Me felicitó y me dijo que a ver si tengo más oportunidades”, comentó. Finalmente, Caicedo, se definió para los que todavía no le conocen: “Soy un jugador atlético, competitivo y solidario” dijo al término del choque ante Manresa.

Michael Caicedo es una de las grandes promesas de la cantera del Barça, como lo demuestra la edad a la que ha debutado en el primer equipo. Es el quinto jugador más joven en lograrlo en toda la historia de la sección, superado por nombres de la talla de Juan Carlos Navarro o Ferran Martínez.

Y este escolta de casi 2 metros se convirtió, también ante el Manresa, en el cuarto jugador de la base que debuta esta temporada de la mano de Jasikevicius. Es evidente que las bajas que han afectado al equipo han abierto la puerta de los más jóvenes, pero no es menos cierto que el técnico lituano está apostando decididamente por ellos. Badji ya ha tenido minutos en Liga y Euroliga, igual que Brancou, mientras que Sergi ha jugado en Europa y Caicedo, de momento, solo en Liga.

Calathes guía al Barça y deja al Manresa sin Copa

El Baxi Manresa enterró sus opciones de entrar en Copa del Rey con una derrota inapelable ante el Barça. Una derrota que se fraguó poco a poco, y que el Barça certificó tras el descanso gracias a la dirección de Calathes y al acierto de Kuric. Siempre a remolque en el marcador, los locales llegaron a recortar la distancia a tan solo dos puntos en el segundo cuarto, pero nunca fueron capaces de igualar la intensidad y el acierto azulgrana.

El Baxi Manresa saltó a la pista claramente desacertado, como demostraron las ocho pérdidas cometidas en los cinco primeros minutos, pero se encontró también con una buena defensa del Barça. La ventaja azulgrana, consecuencia lógica de la recuperación constante de balones, pudo ser enorme de haber tenido un mayor acierto desde la media distancia, aunque rápidamente se situaron diez arribas (4-14). Calathes, muy superior a Dani Pérez, mandó en los primeros minutos del partido mientras que Higgins, muy activo, fue la referencia del Barça en ataque.

A las recurrentes bajas de las últimas semanas en el Barça (Mitoric, Davis y Claver) se le sumó la de Roland Smits, a última hora, por una buena causa: fue padre antes del partido. Pese a las limitadas opciones en el banquillo (entró en la convocatoria el júnior Caicedo) la segunda unidad del Barça supo mantener la ventaja en el marcador, aunque Manresa pudo jugar más cómodo.

Un triple de Janning, para coronar el parcial de 8-0 con el que arrancó el segundo cuarto, fue la confirmación de que algo había cambiado en el partido. No solo Calathes ya no estuvo tan fino, sino que el Barça permite correr al Manresa, un pecado que pagaron con su ventaja en el marcador (21-22).

Con Calathes y Westermann en pista el Barça buscó más control, jugar en estático y encontrar a Pustovyi bajo el aro, incontestable en las alturas. Pero Tabu, el mejor del Manresa desde que entró en pista, se encargó de mantener a su equipo en el partido, ya fuera con un triple decisivo o con buenas asistencias. Janning, acertado en el tiro, también se convirtió en un problema para el Barça, cómo lo hizo en general todo el tiro exterior de Manresa, mal defendido en demasiadas ocasiones. El acierto azulgrana, personificado en Kuric, les permitió irse al descanso con ventaja (38-49).

Caicedo, 17 años

El Barça salió decidido a no meterse en problemas, ampliando la ventaja hasta los 15 puntos (43-58), consciente de su superioridad física sobre todo en defensa. Volvieron las pérdidas habituales para el Manresa, una sangría para los locales, que salvó Vaulet manteniendo a su equipo en el partido. Pero los de Jasikevicius no se dejaron sorprender: controlaron el rebote, anotaron canastas fáciles y siempre tuvieron una respuesta a las acciones del Manresa. Con diez minutos por delante, el partido estaba ya muy decantado para el Barça (57-73).

Los últimos minutos de partido sirvieron para que Jasikevicius diese descanso a sus jugadores con más tiempo en pista, a la vez que dio oportunidades a los más jóvenes. Debutó Caicedo, júnior de 17 años, y tuvo minutos junto a Badji.

Un gran Kravic tumba al Betis

El pívot serbio Dejan Kravic, con 22 puntos sin fallo en tiros de campo, desniveló en el último cuarto a favor del Hereda San Pablo (76-85) el partido de este sábado en la cancha del Coosur Real Betis, que vuelve a puestos de descenso tras cosechar su decimocuarta derrota liguera.

Los burgaleses se despegaron desde el primer cuarto, en el que la defensa bética concedió 32 puntos a un rival en vena desde detrás de la línea del triple (6/8) y en el que destacó el base internacional bosnio Alex Renfroe, autor de ocho puntos y repartidor de cuatro asistencias.

Un buen segundo periodo del local Jerome Randle, que metió diez puntos, no impidió que la diferencia a favor de los visitantes creciera hasta los 18 puntos (33-51, min. 17), si bien dos mates con tiro adicional de Kay y Ndoye en el minuto previo al descanso dejaban al Coosur Betis en el partido (43-55).

El desempeño en ataque de Youssou Ndoye cargó de personales a su par, el congoleño Sakho, y los béticos equilibraban el choque gracias a un parcial de 9-0 apoyado en tres canastas del alero dominicano James Feldeine y en cinco ataques consecutivos con pérdida del San Pablo en los que ni siquiera tiró (57-60, min. 26).

Los seis tiros libres fallados durante el tercer periodo, además del buen hacer de Xavi Rabaseda, habían impedido que los sevillanos completasen su remontada, pero el periodo final comenzó empatado a 62 gracias a una canasta inverosímil de Randle sobre la bocina, a una mano y desde su propia mitad de la cancha.

Kravic, con su equipo perdiendo por cuatro puntos, tomó la responsabilidad anotadora con ocho puntos seguidos que eran oro molido en un cuarto definitivo de malos porcentajes tras el que el Hereda San Pablo amplió hasta cinco su serie de victorias consecutivas en la competición nacional.

La ACB aplaza el Fuenla-Andorra a este domingo (21:00 horas)

El partido entre el Urbas Fuenlabrada y el Morabanc Andorra previsto para este sábado a las 20.45 horas se ha retrasado al domingo a las 21.00 por problemas logísticos con los resultados de los test realizados a la plantilla local tras el positivo por COVID-19 detectado este viernes, debido al temporal.

El Fuenlabrada informó este viernes por la tarde de un positivo de COVID-19 en su plantilla, que permanece asintomático, tras el cual convocó a todos sus jugadores y técnicos a unas pruebas, cuyos resultados se han visto afectados por el temporal de nieve que azota a varias zonas de España, lo que ha provocado el retraso del partido.

Heurtel, apartado del equipo, no entrenará con el Barça B

Thomas Heurtel (1,89 metros y 31 años) finalizará la presente temporada en el Barça, salvo un giro sorprendente en su situación. El base pretendía salir del conjunto azulgrana tras no contar para Sarunas Jasikevicius y acabar en un Real Madrid frágil en el puesto de ‘uno’ tras la marcha de Facundo Campazzo a los Denver Nuggets de la NBA.

De ese intento, surgió el sainete de Estambul, con Heurtel en tierra tras sentirse el club azulgrana engañado por el galo: el Barça pensaba que el jugador negociaba con el Fenerbahçe y le permitieron viajar a Turquía para cerrar la operación. Una vez descubierta la treta, los culés no le permitieron acceder al avión de la expedición de vuelta a España y lo dejaron en Estambul para que regresara por su cuenta.

La opción Madrid, además, quedó completamente cerrada para esta campaña una vez superada la barrera del 6 de enero, plazo límite para que los jugadores que han disputado la presente Euroliga cambien de equipo y puedan participar en la misma competición. Queda por ver si es posible para el próximo verano: tanto el club blanco como Heurtel han negociado este extremo. El contrato de Heurtel con el Barça finaliza en 2022; sin embargo, ambas partes tienen opción de desvincularse del mismo el próximo mes de junio por lo que llegaría libre, según informaron a AS fuentes conocedoras de la operación.

La opción del filial

Con esa certeza, la de finalizar el curso en la Ciudad Condal, el culebrón presenta una nueva cuestión, ¿qué pasa ahora con Heurtel? Fuera del primer equipo, con el que no entrenará ni jugará, se señalaba el filial, el Barça B, como la opción fácil para todas las partes. Sobre todo con el precedente de Tyrese Rice, que 2017 se entrenó con el filial al no contar para Sito Alonso. Meses después el estadounidense se marchó a los Shenzhen Leopards de la Liga China tras rechazar otras ofertas.

Pero, en principio, esto no será así. Según Esport3, Heurtel “tiene a su disposición las instalaciones del club y un preparador personal, así como los servicios médicos, pero no entrará en la disciplina de ninguno de los equipos de la entidad“, señala el medio catalán. “Las cosas pueden cambiar, pero será difícil que algún club que no sea de la ACB se interese por sus servicios y lo más lógico, ahora mismo, es que termine su contrato en junio y entonces sí podrá fichar por quién le apetezca … y él quiera, claro”, cierra.