Daily Mail: el Chelsea ofrece 40 millones por Frenkie de Jong

Según informa este sábado el Daily Mail, el Chelsea ha realizado una primera oferta por Frenkie de Jong de 40 millones de euros, una cifra lejos de su valor de mercado, 70 millones, y de lo que pagó el Barça por el holandés (75 millones más once en variables).

La publicación de la primera oferta del club londinense por el centrocampista es la confirmación de que está en la calle que el rendimiento de Frenkie de Jong, y sobre todo que su encaje en el proyecto de futuro en el Barça está en cuestión, especialmente desde que en Pamplona fue señalado implícitamente por Xavi, cuando se quejó de falta de jugadores con empaque suficiente para sostener los partidos y aguantar resultados moviendo la pelota en el campo rival.

Es difícil pensar que el Barça vaya a vender en enero a Frenkie de Jong por 40 millones, pero la obsesión por Haaland y la aparición de centrocampistas como Nico y Gavi, además de Pedri, han cambiado el escenario de un Frenkie de Jong que puede convertirse en un activo. No obstante, su salida en este mercado de invierno está descartada. Xavi valorará a final de temporada si es un jugador franquicia en su proyecto (no hay que olvidar que Busquets está en sus últimos años en la élite) o si se toma la decisión de darle salida.

Luuk se sube al tren; Frenkie y Memphis empiezan a bajarse

Más de uno le debe una disculpa a Luuk de Jong, el delantero que durante meses fue carne de meme y a quien el club ha querido poner de patitas en la calle. “Tenemos que buscar una solución”, le dijo a principios de diciembre Mateu Alemany a Monchi, ya que el Sevilla, club de procedencia, tiene voz y voto en el futuro del jugador si hay una cesión a un tercero. Pero a sabiendas de que Xavi no le quería y que el club le buscaba acomodo, el ex jugador del PSV se ha hecho un hueco en silencio y con mucho mérito. Tres goles en sus últimos tres partidos (Mallorca, Granada y Real Madrid). En Riad, Luuk pesó menos en el juego, pero estuvo donde se le requería mientras estuvo en el campo.

Sus goles no van a caer en saco roto. Salvo sorpresa mayúscula, Luuk de Jong va a seguir hasta final de temporada porque los planes también se pueden cambiar y Xavi y Mateu Alemany han caído en la cuenta de que puede ser una buena ayuda, especialmente si no llega Morata, cuya llegada cada vez parece más difícil. De Jong, pues, se ha subido al tren con su sudor y una profesionalidad al alcance de pocos futbolistas. Y se ha ganado un cartel de jugador útil que muchos le quisieron quitar antes de tiempo.

No pueden decir lo mismo Frenkie de Jong y Memphis. Para ellos sí había reservado un sitio relevante en el equipo que su bajo rendimiento les está haciendo perder. El centrocampista jugó tocado, pero su falta de protagonismo, en relación con compañeros como Gavi y Pedri, que se elevan sobre los partidos, es sorprendente. De Jong vino con la obligación de ser el nuevo líder del centro del campo del Barça, pero los partidos le engullen y el runrún de un traspaso en verano, más viendo la nómina de centrocampistas que tiene el equipo, empieza a tomar fuerza como oportunidad para hacer una caja que permita reforzar otros puestos.

Algo similar pasa con Memphis, que estuvo más activo que en Granada en una posición de enlace, pero que no fue tan determinante como su compatriota y que empezará a tener difícil el encaje con el regreso de Ansu y la llegada de Ferran Torres. Desde Italia ha empezado a sonar con fuerza la posibilidad de que entre en la operación Morata y termine en la Juventus. Suceda o no, el jugador se sabe discutido y en un escenario distinto al de principio de temporada. Queda por saber ahora si bajará los brazos o, como ha hecho Luuk de Jong, trabaja por darle la vuelta a una situación que no pinta bien para él ni para Frenkie.

El Barça se agarra al futuro

El Barça perdió en Arabia contra el Madrid, pero se agarra al futuro. Que obviamente, lo tiene. Sólo hay que ver moverse al palaciego Gavi, con 17 años, para reconocer a un futbolista de todo espacio, todo tiempo, y carácter, al que Xavi manejó con tacto en el partido de Riad para no repetir errores como el de Granada, donde fue expulsado. O a Pedri, reaparecido después de sus excesos de la temporada pasada, más de 70 partidos. Al canario le costó arrancar, pero demostró que no ha olvidado su sabiduría, la que quiere aprender Nico, que con 20 años está a punto de comerse también a Frenkie de Jong, poco solvente en un día en el que debían aparecer los grandes y sólo estuvieron los jóvenes, se podría añadir a Araújo (22), un portento defensivo, imprescindible, y Ferran, recién llegado y sin el protagonismo que se esperaba en un día señalado, pero con ciertas certezas que deben ir confirmándose y de las que no se dudan por su pasado reciente en el City y la Selección de Luis Enrique.

Resultó sorprendente que fueran los jóvenes los que pusieran sabiduría en el Clásico de este miércoles. El Barça se agarra al futuro porque los que se equivocan son otros. Busquets le regaló a Benzema la jugada del 0-1; Ter Stegen hizo un despeje algo fotográfico continuado con un desvío débil al centro en el 1-2; y Dembélé perdió un balón lamentable en la acción del 2-3 sin que Busquets ni Alba tuvieran piernas para recuperar. Ni siquiera para hacer falta.

Escudo/Bandera Barcelona

El Barça se agarra el futuro. Sobre Gavi, Araújo, Ferran, Pedri, Nico o Ansu hay pocas dudas, más allá de los errores propios de juventud, que incluso ha sufrido el entrenador, Xavi, como rookie. El Barça quiere jóvenes. Falta saber si, en la medida que es valiente con los que llegan ya para quedarse, es honesto para admitir la decadencia de sus vacas sagradas, que lo dan todo pero a los que ya no alcanza (Piqué, Alba, Busquets), y la falta de jerarquía de quienes debían ser sus nuevos grandes (Ter Stegen, De Jong, Dembélé…).

Xavi se la juega: ¡Torres y Araújo, titulares en Supercopa!

Xavi Hernández irá a por todas. Es consciente que el partido del miércoles ante el Real Madrid es más que una semifinal en pos de un título: se trata de una oportunidad única para dar un golpe en la mesa y demostrar, de una vez por todas, que el Barcelona ha vuelto, tal como proclamó, a los cuatro vientos, el presidente Joan Laporta esta misma semana.

Y para conseguir este reto mayúsculo de doblegar al Real Madrid, Xavi necesita a su lado a sus mejores elementos. Para empezar, está cruzando los dedos para que tanto Pedri como Ferran Torres salgan negativos. Los dos jugadores llevan cinco días dando sistemáticamente positivos en el PCR, por lo que continúan en su confinamiento domiciliario, que en el peor de los casos no finalizaría hasta el jueves. Ahora mismo, todos en el club están pendientes de los resultados del PCR de este lunes por la mañana antes de viajar a Arabia: si dan negativos, los dos viajarán a Riad.

Además, si Ferran viaja, no será para empezar en el banquillo, sino que Xavi tiene la intención de darle galones desde el primer día como una de sus grandes bazas ofensivas. Para ello, el Barcelona, a través de su director de fútbol, Mateu Alemany, ha de conseguir aligerar una parte de la masa salarial en los próximos días. Y es que con la salida de Philippe Coutinho, cedido hasta el 30 de junio al Aston Vila, no será suficiente. En todo caso, si Ferran sale negativo el lunes, Alemany se ha comprometido con Xavi a cerrar alguna salida más, en el plazo de 48 horas, para poder inscribir al ex delantero del City y que pueda jugar el miércoles ante el Madrid. Algunas operaciones siguen abiertas y estarían a punto de cerrarse, como la salida de Yusuf Demir y la renovación o no de Dembélé.

Otro jugador que tiene todas las miradas pendientes en el club es Ronald Araújo. El central uruguayo fue intervenido de dos fracturas de su mano derecha este viernes, por lo que todo apuntaba que estaría entre dos a tres semanas de baja. Sin embargo, Araújo, demostrando ese espíritu de sacrificio tan uruguayo, está dispuesto a dar un paso adelante y ponerse a disposición del entrenador para el partido del miércoles, cinco días después de haber pasado por el quirófano. Para lograrlo necesitará la ayuda de una férula de protección, ya que todavía no tendrá ni cerrados los puntos de la operación.

De hecho, la necesidad de Xavi con respecto a Araújo se ha agigantado tras la confirmación de la lesión de Eric Garcia, que tal como adelantó AS, no estará disponible para la Supercopa, al tener una rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha.

Con Torres y Araújo en el once titular, Xavi ya tendría a dos de sus piezas más codiciadas en el campo, a falta de Pedri y Ansu Fati, que podrían sumar entre 25 a 30 minutos en la segunda parte. El canario, en todo caso, antes tendría que dar negativo el lunes en el test de PCR para poder viajar a Arabia.

Otro jugador que también estará en la lista para la Supercopa es Frenkie de Jong. El holandés no está descartado, pese a la elongación muscular que sufrió en el partido de Copa. En principio, Xavi cuenta también con su participación contra el Madrid.

Con todas estas armas, junto a un Ter Stegen que vuelve a tener el vaso medio lleno de confianza, un Alves que ha demostrado que le queda cuerda para rato, unos capitanes como Sergio Busquets, Alba y Piqué que siempre dan la cara, un Nico y Gavi que son todo talento y juventud, un Dembélé, tan errático como sorprendente y caótico, y un Luuk de Jong, que parece estar empeñado en seguir en el club a base de goles, Xavi espera dar el golpe al Real Madrid.

Pesimismo con Araújo: fractura en el metacarpiano de la mano derecha

Máxima preocupación en el barcelonismo por la lesión de Ronald Araújo. Y es que las primeras exploraciones no invitan al optimismo precisamente, ya que se habla directamente de una fractura en el metacarpiano de la mano derecha. A falta de la confirmación de las pruebas, que se someterá el jugador esta misma madrugada nada más aterrizar en Barcelona, todo apunta que podría quedarse varios meses fuera de los terrenos de juego. El tiempo de baja exacta no se conocerá hasta la exploración pertinente, que determinará el alcance y la gravedad de la lesión.

En todo caso, se trata, sin duda, de un contratiempo importante para Xavi, que pierde a uno de sus baluartes en defensa. El internacional uruguayo se había convertido en uno de los líderes indiscutibles en la retaguardia y en uno de los jugadores más queridos y admirados por parte de la afición.

No ha duda que su baja será un gran varapalo en los planes del técnico, que tendrá que recurrir a la pareja de centrales Piqué y Eric para los grandes partidos, como precisamente el que tendrá dentro de una semana en Riad ante el Real Madrid en la semifinal de la Supercopa.

Aparte de Araújo, el holandés Frenkie de Jong también se tuvo que retirar del campo antes de tiempo. En su caso por una lesión muscular (tiene afectación en el sóleo de la pierna derecha). Este jueves por la mañana se le realizarán más pruebas para evaluar el alcance de la lesión y el tiempo de baja.

Nadie viene a por Frenkie de Jong

Frenkie de Jong no ha logrado explotar en el Barcelona y la dura situación financiera del club, junto a ser uno de los señalados por la irregular marcha del equipo le ha colocado en el centro de la rumorología del mercado. El mediocentro neerlandés llegó al Barcelona en el verano de 2019 procedente del Ajax con la vitola de gran fichaje. El club azulgrana pagó al Ajax 75 millones más 11 en variables. Pero lo cierto es que no ha explotado como se esperaba de él.

Ahora la llegada de Xavi no ha mejorado su situación. El técnico, sin citarle, dejó muy claro que espera mucho más de Frenkie de Jong, y que se ausenta de los partidos en los momentos clave y no acompaña a los jóvenes.

En medio de estas noticias adversas, el padre del jugador tomó la palabra días atrás, poniendo a varios grandes a la caza de su hijo. No obstante, señaló que Manchester United y Bayern estaban casi descartados, por condiciones climatológicas.

Pues bien, según apunta Fabrizio Romano, de momento, parece que nadie ha tocado la puerta de negociación por Frenkie. Ni los propios Diablos Rojos ni el PSG se han movido de momento. Eso sí, el periodista deja la puerta abierta de cara a los próximos meses.

Otro señalado de Xavi

El partido que debía servir para iniciar la nueva era en el Barcelona dejó dos conclusiones claras: que el futuro de este equipo es de los jóvenes como Abde, Gavi y Nico y que se echa de menos la aportación de algunos jugadores ya contrastados. Y en ese apartado, Frenkie de Jong es el que salió más señalado de El Sadar.

Al final del partido a Xavi Hernández se le entendió todo. Sin citarle expresamente, el técnico barcelonista señaló el lamentable partido del holandés, que mientras los chavales jóvenes se dejaban la piel en el campo deambuló por el césped siendo absolutamente plano.

Los que marcan la diferencia son los jóvenes y esto es difícil de digerir. Es la nota positiva, pero a la vez negativa porque no siempre van a poder tener un rendimiento notable o excelente. Tenemos una situación precaria. Toca poner las pilas a todos, especialmente a jugadores que deben de tener más empaque y que deben de tener la capacidad ara saber cuando hay que acabar jugadas, no hacer tiros a lo loco o guardar el balón. A los jóvenes no se les puede pedir más”, dijo el técnico barcelonista.

Tras esta declaración, que señala claramente a Frenkie de Jong se abre un debate sobre el futbolista holandés, que llegó hace tres temporadas por 85 millones de euros y que tiene un contrato progresivo que la próxima temporada se disparará.

Estas circunstancias, unidas al hecho de que si en alguna posición el Barcelona anda cubierto es en el centro del campo donde Gavi, Nico y Busquets le pasan la mano por la cara al holandés a la espera de la incorporación de Pedri, dejan a De Jong como la mejor baza del Barcelona de cara al mercado.

El rendimiento de Frenkie es tan irregular que desde el staff blaugrana se valora como de descontento y de sorpresa en negativo, claro está.

Es por eso que de cara a un futuro mercado De Jong pasa a estar en el escaparate porque sigue siendo un jugador con un innegable mercado y que tiene una ficha de las más altas de la plantilla, que será el próximo curso la más alta, por lo que su venta es más que probable de cara un futuro inmediato. De Momento, señalado está. Y nada menos que por su entrenador.

El padre de De Jong: “Sé que el Barça necesita dinero…”

Frenkie de Jong está siendo uno de los jugadores señalados en el Barcelona por la mala racha por la que pasa el equipo catalán. El neerlandés está lejos de mostrar su mejor versión en el césped, lo que le ha puesto en el centro de las críticas y ha originado rumores sobre su posible marcha del club.

Sin embargo, John de Jong, el padre del centrocampista, ha afirmado en una entrevista al diario AD que Frenkie no tiene pensado moverse de la Ciudad Condal: “Sé que el Barcelona necesita dinero y una gran oferta por Frenkie podría ayudar, pero no veo que eso suceda”.

Escudo/Bandera Barcelona

Además, ha explicado que el jugador está enfocado en el equipo y las críticas no le distraen. “A veces lo califican con un cuatro. Lo que sea. Para Frenkie la única opinión que importa es la de su entrenador y a todos les gusta mucho”, ha afirmado. De hecho, también ha anunciado que el futbolista y su novia se están construyendo una casa cerca del Camp Nou y que a ambos les gusta la ciudad. Una felicidad que, según él, los aficionados también tienen hacia su hijo: “Él y Mikky están disfrutando en Barcelona, la vida allí es fantástica. Los catalanes están locos por él”.

Pero esta declaración no aclara el futuro del jugador. John de Jong también ha dado a conocer que en Europa están interesados en el centrocampista y que siguen de cerca su situación. Según ha informado, “los cinco mejores clubes europeos han llamado” preguntando por su hijo. Por lo que, si finalmente en Barcelona no cuentan con De Jong, al futbolista no le van a faltar ofertas.