Luis Alberto e Immobile tumban a un apagado Nápoles

Un Nápoles apagado y sin muchos de sus hombres clave perdió su segundo partido consecutivo ante la Lazio. Y si la derrota ante el Inter fue inmerecida, esta vez el castigo fue justo para los de Gattuso, ante una Lazio que fue mejor durante todos los 90 minutos y que no ganaba en su estadio desde hace dos meses. Los partenopei parecieron desde el inicio sufrir demasiado las ausencias de Insigne (sancionado), Mertens y Osimhen (lesionados), pero también Inzaghi tuvo que renunciar a Leiva, Fares, Parolo y Correa.

Los romanos, sin embargo, mostraron más orden, ideas y ganas, adelantándose tras apenas nueve minutos con el enésimo golazo de Immobile. El punta, con un espectacular testarazo a pase de Marusic, sumó su diana número 13 en 15 partidos. Cuando los sureños intentaron despertarse, se toparon con un gran Pepe Reina. El español se ha convertido en titular intocable de los laziali y volvió a lucir su gran estado de forma ante su exequipo, al que se enfrentó por primera vez, neutralizando los intentos de Fabián y Zielinski.

En la reanudación el guion fue el mismo y un mal pase de Mario Rui activó la jugada del 2-0, realizado con una preciosa rosca por Luis Alberto. Los napolitanos, esta vez, no volvieron a levantarse y perdieron por lesión también a Lozano, que sufrió un esguince en el tobillo que preocupa. Los sureños, con este resultado, se alejan de la cima de la tabla (ahora a ocho puntos), aunque el martes jugarán en el Comité Olímpico otro ‘partido’ fundamental: el recurso que podría devolverle un punto y la posibilidad de jugar el partido contra la Juventus.