El renacimiento de Jovic

Este inicio de temporada lo vive Luka Jovic como un renacer de sus posibilidades como jugador del Real Madrid. El serbio se marchó a la convocatoria de su selección nacional sabiendo que Carlo Ancelotti tiene un lugar para él en sus planes y a la mínima oportunidad el delantero demostró que no se le ha olvidado anotar: hizo el 0-2 en el amistoso entre Qatar y Serbia (finalizó 0-4), con una maniobra interesante. Recibió en carrera, con una serie de recortes hacia adentro limpió a dos defensas rivales y luego engañó al portero rematando con la izquierda al palo más cercano, cuando este esperaba con golpeó largo a su derecha. 

Un buen gol para recordarle al mundo que sigue teniendo en sus piernas y en su cabeza las cualidades por las que el Madrid le reclutó en 2019, procedente del Eintracht de Frankfurt a cambio de 60 millones de euros. Y este sábado salió al final del encuentro ante Luxemburgo y dio la asistencia para el cuarto gol de su selección, obra de Milenkovic.

En la campaña 2018-19 explotó en Alemania con 27 goles, metiendo a su equipo en la Europa League (le faltaron cuatro puntos para optar a la Champions) y llevándolo también ese curso hasta las semifinales del torneo europeo, donde cedió frente al Chelsea, a la postre campeón.

Su camino en el Madrid, sin embargo, no ha sido el esperado: apenas dos goles en 32 partidos en sus dos primeras campañas de blanco; a la mitad de la segunda se marchó cedido al Eintracht, donde empezó como un tiro, pero se apagó pronto. Este curso apenas ha dispuesto de nueve minutos (más las prolongaciones) en las tres primeras jornadas, pero poco le faltó para generar impacto: en casa del Levante aprovechó sus ocho minutos para rematar dos veces, una de las cuales casi acaba en gol, pero su cabezazo se encontró con el portero Aitor.

Llegó algo pasado de forma del verano, pero la pretemporada le permitió afinarse y ante Qatar con Serbia estuvo notable: un gol, dos ocasiones de gol generadas con sus pases, un 88% de acierto en sus desplazamientos de balón, dos regates buenos de tres intentados, siete duelos ganados y cuatro faltas provocadas. Ahora sólo le falta que Ancelotti le dé una oportunidad de verdad, algo que podría suceder en el retorno de este parón: llega la Champions, y por tanto los partidos cada tres o cuatro días, lo que obligará a Carletto a empezar a rotar. 

Jovic gana a Mariano

Lo que sí sabe Jovic, por boca de Ancelotti, es que ha ganado la partida a Mariano como primera opción del italiano a la hora de dar refresco a Benzema. Así se lo transmitió durante la pretemporada y así lo ha demostrado en las primeras jornadas de Liga. Además, el cierre del mercado de fichajes fue muy sintomático en este sentido. El Madrid buscó hasta el último momento una opción para sacar al hispano-dominicano, pero este desechó la posibilidad de jugar en el Rayo, cuando el acuerdo entre clubes ya era total.

Por contra, con Jovic ha habido desde el inicio el convencimiento de que podría brillar este curso de la mano de un nuevo técnico (con Zidane, la sintonía no era la mejor) y dando refresco a un Benzema demasiado acostumbrado a jugarlo todo y que este curso, además, vuelve a experimentar lo que es acudir convocado con la selección, lo que supone más carga física para él. El Eintracht y los dos equipos de Milán, tanto el Milan como el Inter, consultaron por su situación, pero se quedó y ahora espera el momento para empezar a justificar al fin la fuerte inversión que el Madrid hizo en él.

Falcao ya es jugador del Rayo

El Rayo dio la sorpresa en el último mercado de fichajes, mientras todos los focos estaban centrados en las cantidades astronómicas de otros fichajes, el club de Vallecas  sorprendió con la negociación con Radamel Falcao que ha terminado con el goleador vistiendo La Franja, después de que este sábado el club vallecano haya oficializado el ficjaje del Tigre.

El nombre del delantero colombiano de 35 años fue tomando fuerza a lo largo del último día de mercado, el pasado 31, tras conocerse que el Galatasaray le había comunicado que no seguiría , le instó a buscar ofertas para salir, e incluso el club turco anunció a última hora de la noche su rescisión. Inicialmente el destino era la Serie A italiana, según Gianluca Di Marzio. En concreto, Venecia y Genoa.

El Rayo parecía un convidado de piedra en esta situación, pero según avanzaba la tarde del úlytimo día de mercado las opciones de recalar en Vallecas aumentaron. Finalmente, en las horas finales del mercado se concretó su salida del Galatasaray y la negociación con el Rayo quedó pendiente de unos flecos que se han resuelto a lo largo de la mañana del 1 de septiembre, por lo que el goleador colombiano volverá a jugar en LaLiga. Su llegada es la guinda a un mercado de fichajes, en el que el equipo vallecano que también se hizo con los servicios de otro delantero: Sergi Guardiola. Sin duda, son los dos goleadores que necesitaba Iraola para completar la plantilla. Inicialmente no eran las primeras opciones, pero tras no fructificar los fichajes de Djurdjevic y Lucas Pérez, se cruzó la posibilidad de Falcao y Sergi Gardiola, que finalmente si cristalizaron.

Con su llegada, la dirección deportiva consuma las peticiones de Iraola de reforzar el ataque y la defensa. Antes del fichaje de Falcao y Sergi Guardiola, el club había anunciado otras dos nuevas incorporaciones: el mediocentro del Athletic Unai López, que firmó para las próximas tres temporadas, y el central del Almería Nikola Maras. El defensa serbio de 25 años llega a Vallecas como cedido con opción de compra.

Junto al anuncio oficial emitido por el Rayo Vallecano, el conjunto madrileño ha publicado un vídeo del delantero colombiano dirigiéndose a su nueva afición. “Buenas rayistas, soy Radamel Falcao y estoy muy feliz de convertirme en jugador del Rayo. No veo la hora de vernos en Vallecas. Un abrazo para todos”, fueron las primeras palabras del ex delantero del Atlético de Madrid en su regreso a España.

Mariano desespera al Madrid

En el Real Madrid no saben, literalmente, qué hacer con Mariano Díaz. Las últimas hora del mercado de fichajes abrieron una posibilidad real para que el delantero hispano-dominicano saliera temporalmente del club blanco, una maniobra que ha venido intentando de diferentes maneras el club blanco en las últimas cuatro ventanas de fichajes. Siempre sin éxito porque Mariano, simplemente, no quiere ni oír hablar de salir del Madrid. Tampoco este pasado martes cuando desde Concha Espina le llegó una propuesta del Rayo Vallecano. Un año de cesión y el Madrid preparado para firmar el acuerdo de inmediato y enviar el papeleo a tiempo para ser inscrito en LaLiga. Ni por esas.

Escudo/Bandera Real Madrid

El Madrid no se lo pudo poner más fácil a Mariano. Un club de Primera División en la misma ciudad, por lo que no tendría que abandonar su lujosa mansión en Pozuelo ni su impresionante escudería de coches de lujo, y sin perder ni un euro durante el cambio de camiseta. La entidad blanca remó a favor de la operación asumiendo una parte muy importante del sueldo del delantero con tal de que aceptase. También la entrega de un Rayo que por entonces no había cerrado la contratación de Radamel Falcao, al que tenía a la espera. Es decir, Mariano no tendría competencia de peso en Vallecas y sí un equipo listo para surtir de balones y más balones a su fútbol físico. Tampoco ese argumento le hizo cambiar de parecer. Ni siquiera la intermediación de sus propios agentes y de su padre…

Lo curioso es que el primer equipo que pudo obrar algo que en Valdebebas casi se tiene por un milagro, que Mariano abandone el Madrid aunque sea sólo un año (tiene contrato hasta 2023), fue el Valencia. Un día final en el que el equipo de Bordalás anduvo detrás de él y al final, ironías de la vida, el fichado fue el delantero excastillista Hugo Duro. Lo más tangible terminó siendo el Rayo y a las 21:30 de la noche, la pelota estaba exclusivamente en el tejado de Mariano, pero desoyó cualquier tipo de consejo y le dio un patadón. En el Rayo según pasaron los minutos no sabían muy bien cómo proceder porque su negociación a tres bandas para cerrar dos delanteros de entre la mini lista formada por Mariano, Falcao y Sergio Guardiola dependía del madridista. Finalmente tuvieron que pulsar el botón de ‘abortar misión’ y fueron los dos últimos los que jugarán en la Avenida de la Albufera.

Otra cesión que no quiso firmar

No es la primera vez que Mariano hace añicos una cesión ya pactada y bendecida por el Real Madrid. Pasó también el verano pasado, con el Benfica, pero en aquella intentona (ya casi publicitada desde Lisboa) el atacante se descolgó pidiendo un aumento de sueldo y en Da Luz se dio por imposible. Ha sido la tónica habitual cada mercado de fichajes desde 2019 y aún más con el Madrid sacando humo a la calculadora para reducir como sea salarios durante la pandemia. Los clubes interesados desistieron espantados por la enorme ficha de Mariano (4,2M€ anuales netos), su nula predisposición al cambio de aires con cualquier excusa o las dos cosas a la vez.

Mariano, en un entrenamiento del Madrid.
realmadrid.com

Mariano se ha convertido en un obstáculo para el interés de Ancelotti en contar con una plantilla más corta toda vez que el italiano ha escogido a Jovic como suplente de Benzema y lo ha hecho al mantener su posición de enroque para bloquear cualquier posible salida. Un veto más resistente que el titanio y que volverá a ser puesto a prueba en enero… 

Mariano se 'estrella' con Mbappé

La vida sigue igual para Mariano Díaz Mejía. La llegada de Ancelotti tampoco ha alterado la situación heredada de la época de Zidane con respecto al delantero madridista. Como informó AS, el italiano le ha dicho al club que el nueve que va a ser el relevo de Benzema es Jovic y al propio Mariano le comunicó que es el tercero de la fila. Pero según pudo saber este periódico, nada cambia. En las escasas conversaciones con la entidad el ariete hispano-dominicano transmitió a través de su gente que su idea es quedarse. Aunque sólo ha jugado 1.580 minutos (seis goles) desde el verano de 2018, no quiere irse a otro equipo. El Madrid se ha resignado y da por hecho que, salvo que venga Mbappé y haya que buscar una solución a las fichas aunque sea drástica, Mariano se queda. Un inmovilismo que se ha convertido en norma y el delantero tiene contrato hasta 2023…

Escudo/Bandera Real Madrid

Mariano parece no inmutarse por su situación deportiva mientras sube selfies a Instagram con su bulldog, boxeando o marcando músculo, a lo Adama, ante el espejo. Aunque su relación con el recién regresado Ancelotti no llega al extremo de la que llegó a tener por momentos con Zidane, prácticamente inexistente, tampoco le ha convencido. La pretemporada la ha ‘ganado’ Jovic y a Mariano le toca volver a esperar en las profundidades abisales del banquillo. Si tenía alguna duda de la palabra de Ancelotti, Carletto la despejó rápido porque introdujo en el campo al serbio tanto en Mendizorroza como este pasado domingo en el Ciutat de València. 

Mariano, en el amistoso contra el Milán en Austria.
realmadrid.com

Mariano fue una petición específica de Julen Lopetegui que el Madrid sigue costeando tres años después. La entidad blanca ha intentado colocarle en otro equipo en todas las ventanas de fichajes desde 2019, sin éxito. Lo más cerca que estuvo fue el verano pasado, con el Benfica, pero Mariano puso trabas y más trabas a la cesión y finalmente no se produjo aunque el Madrid y el club benfiquista poco menos que casi hicieron público el acuerdo de préstamo para llevarlo a Da Luz. Desde que con motivo de la pandemia el club inició un plan de recortes salariales y de intentar desprenderse de sueldos altos, Mariano siempre ha estado en lo más alto de la lista de candidatos a tener que buscarse las habichuelas en otro sitio, pero la voluntad del atacante siempre se ha impuesto.

Los números de Mariano desde que regresó al Madrid en 2018.
BeSoccer Pro

Mariano a sus 28 años no renuncia a su cómoda vida en su mansión madrileña y a un sueldo espectacular (más de 4M€ netos al año) en Chamartín por más que en la temporada 2019-20, por ejemplo, no llegase a jugar ni los minutos correspondientes a un partido entero. Aquella campaña Zizou le dio solamente 84 minutos. Esta que arranca, ahora con Ancelotti, parece encaminada a ser un calco de sus anteriores cursos en el Madrid…

Jovic, sí; Mariano, no

Carlo Ancelotti tiene muy clara cuál es su principal alternativa para cuando decida dar descansos a Benzema esta temporada: Luka Jovic. Después de haber trabajado toda la pretemporada con Jovic y con Mariano, el italiano está convencido de que el serbio es un delantero muy aprovechable y se ha decidido a recuperar esa versión de killer que en el Eintracht de Francfort le llevo hace dos años a meter 27 goles logrando que el Madrid pagase 60 millones de euros por su traspaso. Una apuesta que resultó fracasada en los dos primeros cursos de Jovic (23 años) al unirse las escasas oportunidades que le dio Zidane, los problemas de adaptación del jugador y sus numerosos incidentes extradeportivos, acumulados sobre todos durante la pandemia (se saltó el estado de alarma en Belgrado para celebrar el cumpleaños de su novia, se rompió el calcáneo en su casa de la capital serbia al saltar un muro, hizo una barbacoa sin mascarilla y no guardando distancia de seguridad en la primera etapa de la pandemia cuando estaba todo más penalizado…). Desde que lleva aquí solo ha metidos dos goles y ha dado dos asistencias, unos números paupérrimos. De hecho, su cotización en Transfermarkt ha bajado a la tercera parte, de los 60 millones que costó a los 20 que tiene ahora como precio de mercado. Pero según pudo saber AS, Ancelotti está convencido de poder rescatar la versión de Jovic que le trajo hasta el Madrid, y así se lo ha hecho saber al propio jugador para que recupere la confianza, algo que perdió por completo en la etapa de Zidane.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/08/20/primera/1629450422_780854_1629450501_sumario_grande.jpg', '976', '976', 'Comparativa del rendimiento de Jovic y Mariano durante la pasada temporada. / BeSoccer Pro’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-19.25″>

Comparativa del rendimiento de Jovic y Mariano durante la pasada temporada.
BeSoccer Pro

Al contrario, Carletto ha explicado a Mariano (28 años) que va a contar muy poco esta temporada y que sería bueno que aceptase algunas de las ofertas que le lleguen antes del cierre de mercado. Sin embargo, se repite con Mariano lo mismo que sucedió con Zizou. El hispano-dominicano, que en toda la temporada pasada solo marcó un gol (al Villarreal), prefiere quedarse en el Madrid aun a sabiendas de que apenas va a jugar. Le quedan todavía dos años de contrato, a cinco millones netos por temporada, cantidad disuasoria que no piensa rebajarse dado que los clubes que han llamado a su puerta no pueden afrontar esa ficha tan alta. En consecuencia, esta temporada veremos mucho más de Jovic (Benzema, que cumplirá 34 años en diciembre, ha regresado con Francia y eso le obligará a tomar más descansos este curso), mientras que Mariano seguirá en la plantilla de forma residual y con apariciones cada vez más esporádicas. Ancelotti ha decidido: Jovic, sí; Mariano, no.