Estrellas sin salida

El tren del mercado de invierno ha pasado y no todos los jugadores han conseguido billete para seguir en el fútbol profesional. Lesiones, motivos personales o finalizaciones de contrato que no han conseguido empalmarse con otro compromiso en cualquier otra parte del mundo.

Varios jugadores destacados pasarán los lunes al sol, al menos, hasta verano. Otrora estrellas y ahora, en paro después de acabar con sus antiguos clubes y no conseguir un nuevo destino.

Un enero agitado

La lista de jugadores que han rescindido o acabado contrato este enero deja varios nombres más que notables en un breve parón en sus carreras.

El caso más destacado es el de Diego Costa. El ex del Atlético de Madrid rescindió con los rojiblancos por ‘motivos personales’ y se marchó a Brasil a la espera de encontrar un nuevo club. Arsenal, Olympique de Marsella, Wolverhampton, Trabzonspor e incluso Micah Richards asegurando que podría ayudar al City. En condicional se quedó, pero nunca llegó a pasar. Será uno de los ‘chollos’, si vuelve a un buen nivel, del próximo mercado estival.

Junto a Costa, dos ex de LaLiga vieron como se acababa en la MLS como Pablo Piatti y uno de los grandes diamantes del fútbol español, Bojan, que militaba en el Montreal Impact de Thierry Henry.

Otro de recuerdo menos grato para el aficionado español quedó también fuera de plantilla en invierno. No es otro que Graziano Pellé, el autor del 0-2 que dejó fuera a la selección española de la Eurocopa de 2016 en la eliminatoria contra Italia. El delantero militaba en el Luneng chino hasta el 1 de enero, que se quedó sin club para abrir el año. 

En esta lista también están Alex Teixeira, ex estrella del Shakthar que se marchó por 50 millones al fútbol chino, Ramires, ex del Chelsea que rescindió con Palmeiras, Keisuke Honda, que cerró su aventura brasileña en Botafogo, Skrtel, ex del Liverpool al que una lesión del Aquiles le acerca a la retirada o Elías, antiguo fichaje del Atlético de Madrid.

Los que siguen en busca

Los antes citados acaban de llegar a esta situación pero para algunos la cosa se está alargando algo más como son los casos, entre tantos otros, de Enzo Zidane, Jonathan Soriano, Alexandre Pato, Jefferson Farfán o Samir Nasri.

El último es, quizá, el mayor talento y peor carácter que le impidieron llegar a ser la estrella joven que deslumbró con su notable técnica al mundo desde el Olympique de Marsella. En junio se habló de un último gran contrato en Dubai pero, desde que dejara el Anderlecht en julio, este no ha encontrado destino.

A otro gran talento como Pato le cortaron las lesiones y a sus 31 años está por primera vez sin destino. También Soriano, canterano del Espanyol, que siempre fue un goleador de garantías siendo máximo anotador de Segunda (32 goles con el Barça B), tres veces de la Bundesliga austriaca (31 goles en la 13/14, otros tantos en la 14/15 y 21 en la 15/16) y en una ocasión de la Europa League, cuando anotó 11 goles en la edición de 2014.

Jugadores contrastados que siguen en busca de equipo y que, salvo sorpresa, tendrán que esperar a verano para llegar a un nuevo destino.

El presidente de Fluminense busca ganar algún porcentaje por Marcos Paulo

Este miércoles 27 de enero de 2021, se confirmó la noticia de que el Atlético de Madrid había atado el fichaje de Marcos Paulo. Un fichaje que se llevaría a cabo a partir del próximo 30 de junio, cuando el atacante de nacionalidad portuguesa, aunque nacido en Brasil, finaliza su contrato con el Fluminense. Sin embargo, el presidente del club brasileño, Mário Bittencourt, en una entrevista que concedió a ‘Editorial SportTV’, señaló que están buscando “algún porcentaje” por los derechos del futbolista, afirmando incluso que “pueda irse en enero”.

Escudo/Bandera Fluminense

Ya ha firmado un precontrato con el Atlético de Madrid. Ni siquiera conozco los términos. Es libre de irse en julio. Lo que estamos tratando es de que se vaya ahora. Quiere irse en enero y que nosotros recibamos alguna compensación o porcentaje futuro de su venta“, señaló el presidente de Fluminense, que busca alguna vía por la que evitar que Marcos Paulo, al final, salga gratis del equipo, además de criticar el estado del fútbol brasileño en este aspecto.

Lo que está pasando en el caso de Marcos Paulo es algo que debemos de revisar en el fútbol brasileño. Los atletas menores de 18 años sólo pueden firmar un máximo de tres años. Sólo cuando seas mayor de edad podrás firmar un máximo de cinco años. Cuando comienza una negociación, la ley requiere que el club busque al otro club, y, si está interesado, se comunique con el futbolista. Es necesario que el jugador resuelva su contrato con el club de allí. Si no lo hace bien, no importa por cuánto lo quieran vender, debe contar con el consentimiento suyo. Lo que demuestra que la legislación favorece al club con mayor poder económico, lo que no es el caso del fútbol brasileño“, criticó duramente Mário Bittencourt. 

Lucas Veríssimo, la nueva joya de Santos que tiene atada el Benfica

Después de superar a Boca, Santos jugará la final de la Copa Libertadores contra Palmeiras. Un duelo brasileño por el trofeo más apreciado de Sudamérica que no se daba desde 2006, cuando Internacional venció a Sao Paulo. El Peixe ha demostrado ser uno de los conjuntos más sólidos del torneo y Cuca, que asumió el banquillo en agosto y que ya sabe lo que es conquistar América (lo hizo en 2013 con Atlético Mineiro), uno de los técnicos más inteligentes. La apuesta de Santos por jóvenes talentos como Kaio Jorge, Marcos Leonardo o Angelo Gabriel, le han valido para plantarse con todas las de la ley en la final de una Copa atípica. Pero si hay un jugador que está despuntando por encima del resto es Lucas Veríssimo, que ya tiene su fichaje cerrado por el Benfica.

El central de 25 años ha cuajado una Copa Libertadores completísima. Jefe de la zaga de Santos, sus últimas actuaciones han llamado la atención del club portugués, que se hará con sus servicios por 6.5 millones de euros, según confirmó Andrés Rueda, presidente del Peixe. También estuvo en la agenda la Roma, pero los lusos hicieron la propuesta más seria. Tras el partido contra Palmeiras el próximo 30 de enero, el brasileño viajará a Portugal y se pondrá a las órdenes de Jorge Jesús, que busca con su fichaje recuperar la solidez defensiva.

Veríssimo ya venía realizando una buena campaña, pero en la eliminatoria contra Boca Juniors ha terminado de destaparse. El zaguero fue clave para que Santos sacara un valioso empate de La Bombonera y anoche en Vila Belmiro se dejó todo por su equipo. En la primera parte dio el susto en un choque que le provocó un fuerte sangrado, pero pudo recuperarse y se mostró imperial. El jugador de Santos, que se encuentra en plena madurez de su juego, aporta jerarquía atrás y ayuda a romper líneas con sus conducciones. Se anticipa con mucho criterio, está atento a las coberturas, cortando con solvencia cada posible ocasión. Ante Boca, maniató a Soldano y no le permitió a Tevez a recibir con comodidad

Se formó en el José Bonifácio y el Linense y a principios de 2016 debutó con el primer equipo de Santos, pero no fue hasta 2017-2018 cuando comenzó a tener continuidad y se asentó en el conjunto brasileño. En 2019 fue elegido como uno de los mejores jugadores del Brasileirao. Ahora, Lucas Veríssimo quiere despedirse de Santos ganando la Copa Libertadores y comenzar su andadura en Europa por todo lo alto.

Diego y Filipe, en problemas

Después de dos derrotas seguidas y un empate, los ánimos están calientes en Flamengo y en el objetivo aparecen dos ex del Atlético de Madrid, Filipe Luis y Diego Ribas. Según el periódico O Día, ambos jugadores junto a Rodrigo Caio y demás veteranos están recibiendo un trato de favor por parte de Rogerio Ceni, exguardameta y ahora entrenador de los rubinegros. Este diario asegura que ambos jugadores consiguieron cambiar un entrenamiento por compromisos personales que tenían abriendo una brecha entre los veteranos y los jugadores más jóvenes.

Desde Brasil apuntan que Ceni tiene un trato especial con la generación del 85, los más mayores del vestuario, como son Diego, Filipe Luis, el ex del Valencia, Diego Alves, Arao o Rodrigo Caio. Según este diario, todos pasan más tiempo de lo habitual en el despacho del entrenador mientras los demás apenas lo pisan. Este grupo, aseguran, es el que manda en el club interviniendo también en la contratación de personal del staff (el preparador físico sería amigo de varios de ellos) y llegando tarde a los entrenamientos, algo que con Jorge Jesús suponía multa y no así con Ceni.

Una situación y un desmentido

Desde el club atajaron la crisis con un comunicado en el que niegan todo lo sucedido exculpando a Diego y Filipe del cambio de entrenamiento, que Ceni mantenga una relación más estrecha o especial con los más veteranos o que el director deportivo haya ido perdiendo fuerza.

O Día destaca un último punto en el que no entra el propio club y es en que la situación de Rogerio Ceni será evaluada. El entrenador, según asegura, este medio podría llegar a ser cesado. Para su puesto ya suena Juan, ex de Flamengo que tuvo una extensa carrera en Europa con Bayer Leverkusen y Roma. El exguardameta está a examen…

La Chapecoense vuelve a sonreír: otra vez en la elite de Brasil

La Chapecoense vuelve a la elite del fútbol brasileño, tras un año en Segunda. Cuatro años después de la tragedia área que costó la vida a 71 de los 77 ocupantes del avión, entre ellos 19 futbolistas, el entonces presidente de la institución, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico, y tras el fallecimiento, el pasado 31 de diciembre, a causa de la COVID-19 del actual presidente de la entidad, Paulo Ricardo Magro, el club brasileño vuelve a ver a sonreír.

La Chapecoense ganó 2-1 al rival estatal Figueirense para garantizarse un puesto entre los cuatro primeros de la Serie B del Brasileirao, a falta de cuatro partidos, gracias a los goles de Paulinho Moccelin y Derlan.

Consternación mundial por la tragedia de 2016

El accidente que diezmó al Chapecoense ocurrió el 28 de noviembre de 2016 cuando el avión en el que el equipo viajaba a Medellín para disputar la final de la Copa Sudamericana se quedó sin combustible y se estrelló en La Unión (Antioquia), a 17 kilómetros de llegar al aeropuerto de la ciudad colombiana.

En la tragedia murieron 71 de las 77 personas que se encontraban en la aeronave de la aerolínea boliviana Lamia, entre ellos 19 futbolistas, el presidente de la institución, el entrenador y casi todo el cuerpo técnico, además de una veintena de periodistas que acompañaban al club en su primera final en un torneo internacional. De los 22 jugadores convocados, solo sobrevivieron tres: Jakson Follmann (al que amputaron su pierna derecha), Alan Ruschel y Neto.

Tras el suceso, el Chapecoense fue declarado campeón de la Copa Sudamericana de 2016 y debutó en la Copa Libertadores de América (máximo torneo continental) en 2018.

El equipo, que hasta 2006 jugaba en la cuarta división de Brasil, pasó seis años en la primera división de la Liga, antes de su primer descenso, en diciembre del año pasado.

Gestos

La tragedia del avión que trasladaba a la expedición de la Chapecoense a Colombia para la final de la Copa Sudamericana llamó la atención de la comunidad futbolística mundial, generando ventas de camisetas y mercadería de equipos en todo el mundo. Equipos como el Barcelona organizó partidos benéficos y eventos para recaudar fondos para ayudar a club. Aunque su presupuesto es una fracción del de los clubes de las grandes ciudades de Brasil, el equipo rápidamente fue reconstruido, siendo competitivo en la máxima categoría del Brasileirao hasta que descendió en diciembre de 2019. La victoria ante el Figueirense devuelve a la Chapecoense a la elite del fútbol brasileño y las celebraciones se han desatado en la pequeña ciudad del sur.

Gerson acusa a Ramírez de un insulto racista por decirle: “Calla la boca, negro”

Eléctrico duelo entre Flamengo, campeón brasileño y de la Libertadores en 2019, y Bahía, que acabó 4-3 en encuentro de la vigésimo sexta jornada del Campeonato Brasileño. Un bonito choque que tuvo muchísimos asuntos extradeportivos.

El partido en el estadio Maracaná terminó con dos expulsiones y muchas discusiones. El futbolista del Flamengo Gerson, en declaraciones que concedió a la prensa al final del compromiso, acusó al colombiano Ramírez de insultos racistas. “Quiero decir una cosa: he disputado muchos partidos como profesional y nunca dije nada porque nunca sufrí prejuicio, pero cuando encajamos uno de los goles, Ramírez discutió con Bruno Henrique y fui a hablarle y él me dijo: “Calla la boca, negro”. Él tiene que aprender a respetar a las personas”, dijo Gerson. No fue el único incidente que padeció el choque, ya que Gerson acabó pidiendo explicaciones airadamente al entrenador de Bahía Mano Menezes.

Finalmente, Flamengo pudo remontar para vencer por 4-3. Y lo hizo con diez jugadores desde el minuto 10 cuando Gabigol fue expulsado por el colegiado Bruno Henrique que consideró que el delantero le había proferido palabras malsonantes y por eso le enseño la cartulina roja. Gabigol perdió un balón y cayó al suelo y fue ahí cuando el árbitro inmeditamente después le mandó a la caseta. Gabigol tardó alrededor de cinco minutos en abandonar el campo, visiblemente enojado, ya que paraba de pedirle explicaciones al árbitro. Una vez fuera, según informa ESPN, Gabigol dijo: “Aquí ya no juego. ¿Cómo voy a jugar al fútbol así?”. Muy molesto por la roja.

Gerson anuncia que no se “callará”

Gerson, tras denunciar haber sido víctima de racismo por parte de Juan Pablo Ramírez, puso un largo mensaje en una red social denunciando los hechos.

“El “cállate, negro” es exactamente lo que ya no sucederá. Seguiremos luchando por la igualdad y el respeto en el fútbol, lo que faltaba hoy en el otro lado. Desde que tenía 8 años, cuando comencé mi carrera en el fútbol, escucho, a veces con solo mirar, el “cállate, negro”. Y no lo consiguieron. No será ahora. No basta con no ser racista, hay que ser antirracista. De nada sirve tener el discurso, hacer campaña y no ponerlo en práctica en todos los aspectos de la vida, incluso en el campo. El fútbol no es algo ajeno a la sociedad y un entorno en el que se puedan aceptar barbaridades como “cállate, negro”. Es una pena que los negros tengamos que hablar de ello semanalmente y no se haga ninguna acción en el deporte al respecto. Y es aún más triste ver la connivencia de otras personas que están en el campo y que minimizan y reducen el peso del acto de hoy en Maracaná. Es repugnante vivir con el racismo y más aún con los que minimizan este crimen. No voy a “callarme”. Mi lucha, la lucha de los negros, no se detendrá. Y repito: es aburrido tener que hablar siempre de racismo y que las autoridades no puedan hacer nada”, reza el mensaje del jugador del Flamengo.