Oporto y Sporting no fallan y sellan su pase a la siguiente ronda de Copa de Portugal

El Oporto, rival del Atlético de Madrid en la fase de grupos de la Liga de Campeones, cumplió con los pronósticos y logró la clasificación para los dieciseisavos de final de la Copa de Portugal, tras golear este viernes por 0-5 al modesto Sintrense, conjunto de la cuarta categoría del fútbol portugués.

Un triunfo en el que jugó un papel fundamental el centrocampista Sergio Oliveira, que no sólo anotó los dos primeros tantos del Oporto, sino que asistió a los diez minutos de la segunda mitad a Evanilson para que el delantero portugués estableciese el momentáneo 0-3.

Gol que no aplacó la voracidad de los “dragones” que completaron la goleada con un nuevo tanto de Evanilson y del delantero español Toni Martínez, que estableció en el 76 el definitivo 0-5 tras aprovechar un balón suelto en el interior del área.

Tampoco falló el Sporting de Portugal que certificó su clasificación para la siguiente ronda al imponerse por 0-4 al Os Belenenses, otro conjunto de la cuarta categoría, en un encuentro en el que destacó la actuación del joven delantero internacional portugués Sub-21 Tiago Tomás, autor de un doblete.

Por su parte, el Famalicao, colista de la Primera División portuguesa, selló su pase a los dieciseisavos tras derrotar por un claro 0-4 al Academica, último clasificado de la Segunda División.

Los de Ivo Vieira, que todavía no conocen la victoria en el campeonato liguero, no dieron opción a su rival en un encuentro que el Famalicao dejó sentenciado con los tres tantos (0-3), el segundo de ellos obra del español Iván Jaime, que anotó en el primer tiempo.

Luis Díaz encarrila la remontada del Oporto ante el Paços Ferreira

Cambios

Juan Delgado (63′, Helder Ferreira), Pepê (75′, Francisco Conceição), Sergio Oliveira (75′, Evanilson), João Pedro (77′, Uilton), Matchoi Djaló (77′, Nuno Santos), Wilson Jancó (82′, Wendell), Toni Martínez (88′, Luis Díaz), Abbas Ibrahim (89′, Luiz Carlos)

Goles

0-1, 18′: Nuno Santos, 1-1, 43′: Luis Díaz, 2-1, 51′: Wendell

Tarjetas

Arbitro: Manuel Mota
Arbitro VAR: Tiago Martins
Mehdi Taremi (15′,Amarilla) Helder Ferreira (16′,Amarilla) Wendell (29′,Amarilla) Antunes (31′,Amarilla) Denílson (40′,Amarilla) Pepe (53′,Amarilla) Juan Delgado (79′,Amarilla) Marco Baixinho (83′,Amarilla) Mehdi Taremi (94′,Roja

Manotazo en do Dragão

Una buena noche de tu portero puede darte puntos. Una mala, seguro que te los quita. Noche de pesadilla para Diogo Costa, que falló en tres de los cinco goles que recibió su equipo, y que seguro que, aunque lo intente, no podrá olvidar este partido. El Oporto, que llegaba invicto en este arranque de temporada, no pudo soportar el empuje de unos reds que no especularon, no rotaron pensando en el Manchester City, y que se colocan como claros favoritos para liderar el pase a los octavos de la Champions. Doblete de Firmino, que lo necesitaba, doblete también de Salah, al que nunca le importa seguir sumando goles y partidazo, con doblete de asistencias incluido, de Curtis Jones, que es ya toda una realidad en el equipo de Jürgen Klopp.

Desde la lesión de Otávio en el minuto 14, las cosas no pudieron salirle peor al Oporto. A los tres minutos, entre Costa y Sanusi le envolvieron un regalo a Salah que, entre desconcertado y agradecido, depositó dentro de la portería para abrir el marcador. El fallo colectivo dejó tan desconcertados a los portugueses, que a partir de ese momento entregaron el partido a los reds y estos, con espacios, fueron capaces de aprovecharlo.

Justo antes de que el árbitro enviase a ambos equipos al vestuario, otro regalo de Diogo Costa, que no acertó a cortar un balón cruzado desde la banda derecha, permitió a Mané abrir brecha en un momento crítico. En la reanudación, con Salah desatado y en un mano a mano definido con mucha calma, el Liverpool cerró el triunfo, pues, por mucho que Taremi recortase distancias de cabeza en el 75, Firmino, con un doblete y una nueva pifia de Diogo Costa, dejó que claro que los reds no iban a permitir la remontada.

Con este resultado y el del partido de San Siro, el Liverpool es primero con seis puntos, el Atlético de Madrid segundo con cuatro puntos, Oporto tercero con un punto y Milan último con cero en estas dos primeras jornadas de la fase de grupos de la Champions League.

Cambios

Fabio Daniel Vieira (13′, Otavinho), Marko Grujic (45′, Toni Martínez), Wendell (55′, Zaidu Sanusi), Vitor Ferreira (55′, Mateus Uribe), Joe Gomez (65′, Milner), Roberto Firmino (66′, Salah), Minamino (66′, Mane), Pepê (66′, Sergio Oliveira), Oxlade-Chamberlain (72′, Henderson), Divock Origi (87′, Diogo Jota)

Goles

0-1, 17′: Salah, 0-2, 44′: Mane, 0-3, 59′: Salah, 1-3, 74′: Mehdi Taremi, 1-4, 76′: Roberto Firmino, 1-5, 80′: Roberto Firmino

Clasificación

Grupo B
PT

PJ

PG

PE

PP
1

6 2 2 0 0
2

4 2 1 1 0
3

1 2 0 1 1
4

0 2 0 0 2

Grupo B
PT

PJ

PG

PE

PP
1

6 2 2 0 0
2

4 2 1 1 0
3

1 2 0 1 1
4

0 2 0 0 2

Sigue en directo el juego

Porto

El equipo portugués intentará sumar las tres unidades para darle validez al punto conseguido ante Atlético de Madrid en condición de visitante.

“Porto ha demostrado esta noche que, a pesar de estar en un grupo muy difícil, tiene todos los atributos para llegar a la fase eliminatoria“, manifestó Nuno Gomes luego de la primera salida.

Para este juego en el entrenador no podrá contar con Mbemba, quien salió expulsado en Madrid. En su reemplazo y acompañando a Pepe estaría Wilson Manafá.

Los colombianos Matheus Uribe y Luis Díaz estarían en cancha, vienen de aportar buen rendimiento en la victoria 2-1 ante el Gil Vicente en la Liga de Portugal.

El Liverpool, con un ojo en el City

En menos de una semana, el Liverpool tiene que defender dos tronos: el de la fase de grupos de la Champions y el de la Premier League. Un escenario que beneficia claramente al Atlético de Madrid, que verá cómo los reds deberán ir a Oporto (21:00) con la necesidad de hacer rotaciones por la visita del Manchester City a Anfield el domingo en liga. Van Dijk, Jota y Alexander-Arnold, entre otros, pueden ser los elegidos por Klopp para quedarse fuera ante los portugueses, que ya dejaron claro ante los del Cholo que no van a vender barato el quedarse fuera de los octavos de final (sigue el partido en directo en As.com).

Escudo/Bandera Oporto

Champions League

*Datos actualizados a fecha 27 de septiembre de 2021

De hecho, el Oporto está invicto en este arranque de temporada y solo ha concedido cuatro goles en los ocho encuentros que ha disputado hasta la fecha. Únicamente el Benfica, que lleva pleno de victorias en las siete jornadas de la liga portuguesa, le priva del liderato. Un encuentro, por tanto, que no será para nada cómodo para los reds, pero en el que deberán hacer rotaciones prácticamente obligadas, pues la Premier League no podría estar más apretada arriba y cualquier tropiezo se paga caro.

Escudo/Bandera Liverpool

Champions League

*Datos actualizados a fecha 27 de septiembre de 2021

El Oporto, por cierto, aún no ha ganado al Liverpool en competición oficial en ocho intentos. Mbemba está sancionado y Pepe es duda.

“Por suerte hay VAR y pitaron la mano, hay que estar centrados”

Jan Oblak atendió a los micrófonos de Movistar Liga de Campeones después del empate del Atlético contra el Oporto, en un partido muy cerrado, con pocas ocasiones y donde el VAR tuvo que actuar para anular un gol del equipo portugués por un toque con la mano.

Partido difícil. “Estuvimos buscando la victoria. Las cosas no salieron, se defendió bien, pero manejamos el partido hasta que marcaron gol, por suerte era mano y hay que seguir, quedan muchos partidos y nos van a quedar muchos encuentros así”.

Gol anulado. “Por suerte hay VAR, a mí me había parecido raro como salía rebotada la pelota de su cuerpo. Han pitado la mano, de un error nuestro casi nos marcan, no nos habían hecho ocasiones, pero hay que estar centrados para que no pasen cosas como esa”.

No se sintieron cómodos. “El Oporto ha estado muy bien en el campo, ha faltado creatividad y ocasiones, pero son partidos duros contra equipos que se cierran y juegan al contragolpe nunca va a ser fácil. Lo tenemos que hacer mejor para ganar los partidos”.

Más pitos que flautas

Antes de que los pitos llovieran sobre el nombre de Griezmann cuando asomó en el videomarcador, hubo nervios. Los de esas 40.098 personas. Qué camiseta se ponían, aclararse la garganta. Volver a vivir y no sólo a ver al Atleti, en el estadio, bajo esa música, the champiooons. No se entremezcló ésta con los pitos. Porque cuando el Atleti saltó al campo bajo ese himno, Griezmann lo hacía en chándal. Simeone lo resguardó de inició en el banquillo. Que nada distrajera de este momento. Primera jornada de Champions. El Oporto. Entre la afición a capella, las bufandas, camisetas y el sentir que está volviendo la vida de antes, la vida a secas. Y sonaron los pitos pero no la flauta.

El Oporto le robó enseguida el balón a un Atleti con João Félix, Lemar y Kondogbia. Había saltado el equipo de Conceição como un bloque granítico. Se leía en la cara de Pepe cuando bajaba las escaleras hacia el partido, antes de comenzar, concentrada, contraída. Enseguida lo llevaron a la hierba, llenando cada espacio. Habían venido a jugar y el cuero no les quemaba. Y se llevaban todos los duelos, disputas, saltos, las transiciones. Como si esto no fuera una jornada primera sino una eliminatoria a vida o muerte. El grupo, qué duro.

A los diez minutos, Oblak abroncaba, como portero y segundo capitán. Por el blandiblú de la defensa ante una carrera de Luis Díaz. Porque pedía más concentración, igualar el granito. A los cinco minutos lo gritaba Simeone. Afónico ya. Reordenando a sus jugadores, el sistema, del 5-3-2 al 4-4-2 en defensa. Lo que veía no le convencía. El único peligro de su equipo había sido un disparo lejano de Suárez, al inicio, que Diogo Costa alejó de su portería como quien se quita una mota de polvo.

Se fue atragantando el partido en esa lucha por el espacio. João estaba pero no, transparente, con todo su talento vete tú a saber dónde, otra vez más. Felipe parecía que aún jugaba con ellos. Llorente se apagaba como carrilero, sin velocidad ni sorpresa. A Carrasco le superaban Otavio y Corona. Todos inmóviles. Todos menos uno: Kondogbia, de hormigón armado. A falta de imaginación, su músculo. Hizo de Bolt para evitar que Zaidu rematara, solo, un balón profundo de Taremi, después lo sacó, sin penalti, y se igualó el duelo. El plan era desgastar, piedra a piedra, antes de asaltar. Antes del descanso, Simeone perdía a Lemar, lesionado, sustituido por De Paul. Los de Conceição, mientras, sólo sabían segar. Luis Díaz le tatuaba los tacos a Giménez en el talón. Pisotón de Zaidu a Koke, también barrido por Uribe. Amarilla, amarilla, amarilla. Alguna con alma de naranja.

Gol anulado al Oporto

La segunda parte comenzó con un golpetazo en la madera taquicárdico. El Oporto había salido apretando aún más, asfixiando en la noche. Y lo llevó a los pies de Oblak con un centro chut de Luis Díaz que se envenenó hasta estrellarse en el poste. No sólo los guantes de San Jan saben de milagros, también sus palos.

Se retiraba Pepe, lesionado, cuando Simeone miraba atrás. Triple cambio. Y ese momento: Griezmann a la hierba en casa. Salió el francés entre pitos otra vez (y algún aplauso) con la ambición de abrazar la frase de Carl Bard: “Aunque nadie puede volver atrás y tener un nuevo comienzo, todos pueden empezar desde ahora y tener un nuevo final”. El banquillo fue bisagra entre un antes y un después. El Atleti empezó a llegar con peligro. Pero es que con Grizi iban Lodi y, sobre todo, Correa, futbolista capaz de fabricarse, con sus giros, espacio en una brizna. Encontró uno hacia la portería de Diogo Costa y disparó. Pero este portero es también frontón. El después sólo duró un rato. Muy poco.

Taremi silenciaba al Metropolitano poco después. Ayudó Lodi, con un pase atrás hacia Oblak, Kondogbia, convertido central por la entrada de Herrera, se quedó parado. Pensó que llegaba el portero, pero no, lo hizo antes Taremi. La pelota rebasaba la cal cuando al árbitro le llamó el VAR: le había dado en el brazo. Anulado. Simeone se dio la vuelta. Pedía voz. Pero sólo hubo más pitos, a Mbemba, cuando derribó a Grizi camino al área. El libre directo de Suárez afeitaba el larguero cuando se pitó el final. La flauta no sonó. El Atleti terminó el partido como empezó. Empate. Y los de Conceição atravesados en la garganta.

Cambios

De Paul (35′, Lemar), Wendell (45′, Zaidu Sanusi), Marcano (53′, Pepe), Correa (55′, Koke), Renan Augusto (55′, Mario Hermoso), Griezmann (55′, João Félix), Vitor Ferreira (65′, Mateus Uribe), Sergio Oliveira (65′, Toni Martínez), Héctor Herrera (74′, Felipe Monteiro), Pepê (83′, Luis Díaz)

Tarjetas

Arbitro: Ovidiu Hategan
Arbitro VAR: Marco Di Bello
Luis Díaz (15′,Amarilla) Zaidu Sanusi (20′,Amarilla) Mateus Uribe (40′,Amarilla) João Félix (50′,Amarilla) Kondogbia (51′,Amarilla) Vitor Ferreira (66′,Amarilla) Felipe Monteiro (70′,Amarilla) Jesús Corona (75′,Amarilla) Wendell (81′,Amarilla) Mbemba (94′,Roja

Clasificación

Grupo B
PT

PJ

PG

PE

PP
1

3 1 1 0 0
2

1 1 0 1 0
3

1 1 0 1 0
4

0 1 0 0 1

Grupo B
PT

PJ

PG

PE

PP
1

3 1 1 0 0
2

1 1 0 1 0
3

1 1 0 1 0
4

0 1 0 0 1

1×1 del Atlético: Kondogbia se hace fuerte, Lemar se va k.o.

El Atlético comenzó el partido sufriendo a la hora de realizar la presión, llegando tarde y tácticamente con dificultades para cubrir la salida de balón del Oporto. João Félix fue titular por primera vez y Simeone premió la gran versión de Lemar y Kondogbia ante el Espanyol dándoles la titularidad. El pivote dejó un corte defensivo extraordinario y Lemar se marchó sustituido a los 35 minutos por lesión.

Simeone buscó cambiar la versión del equipo pasando a una formación de 4-4-2, con Lodi de lateral izquierdo, Carrasco y Correa en las bandas y Griezmann junto a Suárez en la delantera. Hay jugadores capitales como Suárez, Koke o Llorente que están lejos de su mejor versión de la temporada pasada.

Oblak: Tuvo poco trabajo en la primera mitad, especialmente gracias a una acción providencial de Kondogbia evitando que Zaidu le rematase en el mano a mano. En el inicio de la segunda mitad un centro de Otavio se acabó envenenando y chocando contra el palo de Oblak. Taremi marcó en un error entre Lodi, Kondogbia y el guardameta, pero el delantero había tocado con la mano antes de que el balón entrase en la meta.

Giménez: De vuelta al once tras descansar en Barcelona. Se mostró muy activo y agresivo en la recuperación, subiendo líneas para recuperar el balón pasado el centro del campo y asumiendo responsabilidad en la salida de balón para conducir y buscar romper líneas con los pases en largo. En la segunda mitad pasó a pujar en zaga con dos centrales, acabando con Kondogbia como compañero.

Felipe: Jugaba contra su exequipo y con Savic sancionado deberá ser capital en la Champions. No quiso complicarse ni arriesgar, balón dividido directamente a la grada para no dejar opción de contragolpe. Vio una amarilla en una jugada muy desgraciada para él, ya que perdió el balón en el inicio y cuando Carrasco le había hecho la cobertura y la había recuperado se metió por medio y tuvo que parar la jugada con falta. Se marchó seguido poco después para dejar entrada a Herrera.

Hermoso: Central izquierdo de partida, buscando constantemente ofrecerse como una salida de balón desde atrás. Con el paso de los minutos, el Atlético tuvo que ir moviéndose tácticamente para intentar incomodar con su presión de forma más organizada, por lo que Hermoso se abrió más al lateral y Carrasco pudo subir su posición más cercana al centro del campo. Simeone le sustituyó en la segunda mitad para buscar el gol con una defensa de cuatro.

Llorente: De partida como carrilero derecho, donde no se siente tan cómodo por alejarse tantos metros del área. Pierde mucha influencia en el juego, arrinconado con labores defensivas y tratando de doblar constantemente por la derecha, pero muy abierto en banda para ser determinante. Apenas se le pudo ver en el partido.

Carrasco: Carrilero izquierdo, tuvo problemas defensivos en los primeros minutos, cuando Simeone le llamó varias veces aparte. Fue subiendo líneas, pasando a jugar como interior en busca de hacer más daño con sus desmarques y encarando a Corona, que jugando de lateral podía ser una debilidad defensiva.

Kondogbia: Su gran segunda mitad contra el Espanyol le hacía merecedor de la titularidad. Corte espectacular para evitar un remate franco del Oporto. Replegó tras una pérdida de Lemar en ataque y se lanzó al suelo en el momento exacto cuando Zaido iba a rematar en una acción defensiva sobresaliente. Mucha presencia en el robo, atento en la recuperación y en la presión, comenzó siendo el más destacado del centro del campo. Con la sustitución de Felipe pasó a jugar como central, mostrando su polivalencia.

Koke: La presencia de Kondogbia le situó como interior acomodado a la derecha. Recibió una entrada durísima, que bien pudo suponer la roja directa para Zaidu. En este inicio de temporada le está costando mandar con balón y ser tan protagonista, participando menos en la salida de balón. El Atlético necesita que el capitán sea el que dirija los ataques del equipo y tome el mando de las operaciones.

Lemar: Había sido el mejor en Cornellà y volvió al once para intentar generar fútbol entre líneas. Únicamente duró 35 minutos sobre el campo. Se marchó lesionado del muslo cuando se estaba entonando sobre el césped, estirando al equipo en la presión y buscando generar fútbol con sus cambios de ritmo y de orientación. Generó con un buen pase la única ocasión de la primera mitad, un zurdazo lejano de Suárez. Una baja muy sensible para el Atlético, que le pierde en un gran estado de forma.

João Félix: Primera titularidad de la temporada para el portugués en un partido muy especial para él. Le costó entrar en juego, encontrar esa situación entre líneas para aparecer con asiduidad. Cuando recibió de espaldas siempre tuvo la presión de un zaguero detrás, en muchas ocasiones con falta. En la desesperación vio la amarilla por un manotazo y se marchó sustituido después de un partido muy discreto.

Luis Suárez: Tuvo la primera del partido aprovechando un pase al hueco de Lemar y disparando desde lejos con la izquierda, pero Diogo Costa despejó bien su envío. Le costó entrar en juego, con Pepe muy pegado a su espalda para que no pudiese recibir fácil. Todavía no está en su pico de forma física y este inicio de curso le está siendo difícil tener ocasiones y recibir en el área rival. Lento, le fue difícil llevarse los balones al espacio.

Los cambios esta vez no rompieron el partido

De Paul: El argentino entró de emergencia a los 35 minutos de partido por el lesionado Lemar. Se situó inicialmente en un centro del campo con tres perfilado a la derecha, pero pasó al doble pivote cuando se marchó sustituido Koke, teniendo más influencia en el juego como salida de balón desde atrás.

Lodi: Entró por Hermoso para volver a una defensa de cuatro con el brasileño de lateral. No paró de subir la banda, ayudando al equipo a volcarse en ataque y sin descuidar su defensa. Un pase atrás muy peligroso pudo convertirse en el gol del Oporto, anulado por un toque en la mano.

Griezmann: Volvió al Wanda Metropolitano con la camiseta del Atlético. Al principio tuvo alguna muestra de nerviosismo, con algún pase errado quizás por la presión mental, pero luego consiguió entrar en juego en la zona entre líneas para crear peligro con envíos entre líneas. Se marchaba en la última jugada del partido, pero Mbemba le paró con falta y vio la roja directa.

Correa: Simeone necesitaba agitar el partido y lo hizo dando entrada al argentino para situarse perfilado a la derecha, pero con mucha libertad de movimientos. Intentó volcar el partido a su zona y tuvo la ocasión más clara de la segunda mitad con un disparo potente cruzado que despejó muy bien el guardameta.

Herrera: Primeros minutos esta temporada en el centro del campo junto a De Paul. Tiene que ir ganando la forma, costándole girar con velocidad cuando recibía de espaldas.