El Armani prepara el duelo contra el Valencia en La Fonteta

La borrasca Filomena no sólo ha cambiado los planes de muchos equipos españoles. El Armani Milán ha sido uno de los damnificados extranjeros que les sorprendió la nevada en Madrid y aún no ha podido salir de España. Tras ganar en el WiZink al Madrid el pasado viernes no pudieron salir de la capital de España hasta ayer por la noche.

Pero al estar el aeropuerto de Barajas cerrado, lo hicieron en AVE hasta Valencia, desde donde esta tarde volarán hasta Milán para culminar un regreso de lo más rocambolesco. El equipo transalpino se ha entrenado esta mañana en La Fonteta para preparar precisamente el partido que les enfrentará mañana al Valencia Basket en el Mediolanum Forum de Milán. Los dos equipos se trasladarán esta tarde hasta Milán, desde el aeropuerto de Manises, para jugar el partido de la jornada 19 de Euroliga mañana, a las 20:45.

La cuenta oficial de twitter del Olimpia Armani Milán se ha tomado con humor su larga estancia en por España debido al temporal y ha inventado un hashtag llamado #TheTerminal, en alusión a la película en la que Tom Hanks se queda atrapado en un aeropuerto. “Sí. Entrenamiento en Valencia. El partido de mañana es en Milán“, rezaba su publicación en twitter, junto a un vídeo del equipo trabajando en La Fonteta.

El Milán, atrapado en Madrid

Después de su gran victoria en el WiZink Center ante el Real Madrid, malas noticias para el equipo transalpino. Son algunos de los atrapados en la capital de España por culpa del temporal de nieve, de nombre Filomena, que ha paralizado la mayoría de actividades en la ciudad.

El cierre del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas ha hecho que sea imposible que el Olimpia pueda regresar a Italia hoy tras pasar la noche en un hotel de la ciudad española. Pese a que ha habido excepciones, como el propio Real Madrid (fútbol) en la noche de ayer para viajar a Pamplona y enfrentarse allí hoy al Osasuna, no ha sido éste el caso del conjunto que dirige Ettore Messina. 

La situación se podría demorar hasta el lunes. Esto trastocaría los planes de los milaneses, que tienen agendado un partido de la Serie A contra el Cremona este domingo 10 a las 17:00.

El Olimpia es el líder de la liga italiana en la actualidad, con dos victorias de ventaja que le lleva al Brindisi, y está en los puestos de acceso a las eliminatorias en la competición continental

Se junta también el hecho de que la próxima semana la Euroliga celebra una jornada doble. El Madrid tiene la fortuna de que este fin de semana no tiene ACB por una suspensión a causa del coronavirus y que su próximo compromiso es en casa ante el Estrella Roja y ya el miércoles 13. El Olimpia de Milán, además de su cita liguera, tiene otra el martes 12 en su casa para medirse al Valencia Basket. 

Los milaneses fueron uno de los equipos más golpeados por la pandemia, ya que en Lombardía fue en la región en la que todo explotó en Europa allá por finales de febrero de 2020. De hecho, Sergio Rodríguez, el mejor anoche en el Palacio, ya está curado de espanto: tuvo que conducir 1.500 kilómetros para poder llegar a España en pleno confinamiento

La evolución del temporal de nieve que asola España es lo que marcará, en las próximas horas, el viaje de AX Armani Exchange Milan de vuelta a casa.

Laso: “Aun yendo igualados, parecía que íbamos por detrás”

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid de baloncesto, habló del duelo de Euroliga en el que su equipo cayó como local ante el AX Armani Exchange Milán y consideró que en ningún momento tuvieron “la sensación de control del partido“.

En ningún momento hemos tenido la sensación de control del partido. Es más, cuando la hemos recuperado ha sido a base de energía en el último cuarto, con el acierto de Carroll y la defensa. Aunque íbamos igualados, la sensación es que íbamos detrás. Es una enseñanza de cara al futuro. El Milán ha hecho un buen partido y ha jugado muy sólido“, dijo.

Hemos ido encontrando jugadores que han puesto energía en el campo. Hemos seguido luchando, independiente de que el partido se ha abierto mucho en el tercer cuarto y hemos tenido desventaja en el marcador. La sensación es que hemos estado mucho tiempo detrás de ellos dejándoles jugar ofensivamente“, comentó también.

Ahora toca mirar hacia adelante: “Tenemos un calendario muy cargado y rápidamente hay que pasar página. Por el COVID-19 ya no jugamos esta semana, pero la que viene empiezan una serie de partidos que nos van a exigir mucho y debemos pensar ya en el próximo ante el Estrella Roja“.

Por otro lado valoró el debut de Alex Tyus: “Es un jugador que nos va a dar energía. Si ves sus números, son unos números correctos. El trabajo que tiene que hacer para nosotros lo ha hecho. Ha sido capaz de cambiar tiros, ha reboteado, ha corrido el campo… Estoy contento por su debut pero seguro que no es el mejor día para valorarle“.

El Chacho es un diablo

La nevada alucinante sobre Madrid, una de esas que cae cada varios lustros, dejó al Real destemplado. Le costó arrancar, romper a sudar y a jugar, y cuando lo hizo, a la heroica, era tarde. Derrota en Milán en octubre y derrota ahora en la vuelta con un Messina radiante. Y con Sergio Rodríguez de ejecutor, un diablo. Poco utilizado esta vez por su entrenador, pero decisivo por eficacia, templanza y conocimiento del baloncesto. En la ida batió récords con 25 puntos y 37 de valoración y este viernes resolvió con 7 tantos en los últimos 80 segundos, 17 en total en apenas 14:02 en pista. Cortó de cuajo las alas a su exequipo, que aun con ellas mojadas amenazaba con despegar tras reducir a tres (64-67, minuto 35) una desventaja que alcanzó los 17 (41-58, min. 27). Lo hicieron posible el cambio de actitud y el eterno Carroll.

En los cinco primeros minutos, apenas cuatro puntos el Madrid. Tampoco el Olimpia andaba para lanzar cohetes, de hecho, Delaney y Punter comenzaron anotando y no volvieron a aparecer en el tramo inicial. Buen trabajo de Alocén ahí. El que sí asomaba desde el banquillo era el Chacho, 7 puntos en 7 minutos en la primera parte. Abalde y Tavares, y después la entrada de Thompkins, derritieron la nieve. A Messina no le hacía falta subir su temperatura corporal, y no por el traje de Armani, sino porque se calentó con los árbitros. Probó una zona 3-2 que su equipo había ejecutado con éxito en la última jornada en Italia.

En el segundo cuarto, el pulso individual lo protagonizaron Datome y Deck. El italiano caía al tres por las bajas de Micov y Shields y lo enchufaba todo, el argentino respondía con dos triples y Carroll, mientras, padecía a Roll y a la defensa lombarda, que no le permitía salir de los bloqueos con ventaja. El Real no encontraba la vía hacia el aro, el triple no era un recurso esta vez. Mérito visitante.

Pero si el juego blanco era ya frío (39-39), a la vuelta de vestuarios se congeló. En siete minutos, una sola canasta, mal en ataque y peor atrás, así que el trineo del Olimpia cogía velocidad en plena calle Goya: parcial de 2-19 (y 41-58) con Delaney de castigador.

Carroll, 18 puntos en 7 minutos

Laso había optado en el tercer periodo por Abalde de base. El gallego se metió al poste para superar a Delaney y encadenó una pérdida, una falta de ataque y dos tiros marrados. Taylor tampoco andaba centrado en la contención y todo se descompensó, la vuelta de Laprovittola no solucionó nada y el técnico vitoriano apostó por crecer desde la defensa con la energía de Alocén y Garuba, con Deck, y dejó el acierto para Carroll. Funcionó: Boom Boom.

El de Wyoming, a tres meses de cumplir 38 años, encadenó 18 puntos en 7 minutos y el Madrid creyó en el milagro posnavideño: 64-67. Tyus coincidía en pista con Tavares, gran pareja defensiva, y el fichaje añadía dos canastas (y 5 rebotes). La remontada no se culminó porque Carroll acusó la fatiga y su equipo su exceso de foco arrancando la jugada como no suele, con bote. Y no se culminó porque por ahí andaba el Chacho, diablo rojo.