Carvajal es de alto riesgo

Dani Carvajal volverá a los terrenos de juego el próximo fin de semana. Tras casi un mes lesionado, el lateral regresará para enfrentarse al Levante en el Alfredo Di Stéfano por la 21ª jornada de Liga (30 de enero a 16:15 en Movistar+ LaLiga). No juega desde el 2 de enero contra el Celta, cuando se retiró renqueante en los últimos minutos. Desde entonces, se ha perdido cuatro partidos: contra Osasuna (cumplía ciclo de amarillas), Athletic, Alcoyano y Deportivo Alavés.

En total, el jugador criado en La Fabrica ha sido baja en 14 duelos esta temporada. Una lesión en el ligamento colateral medial de la rodilla derecha le provocó perderse más de un mes y medio de competición. Apenas unos días más tarde volvió a la enfermería por unas molestias musculares que le hicieron perderse otras dos semanas. Por último, esta nueva lesión que sólo le ha permitido jugar un partido en 2021. Sólo ha disputado un encuentro de Champions League, y no ha estado en otros tan importantes como contra el Barcelona o el Sevilla. Va camino de la que puede ser su peor temporada en este sentido.

Foto de Carvajal

Desgraciadamente, los problemas físicos han sido recurrentes para Carvajal durante los últimos años. Desde la 2015-2016, se ha perdido 65 partidos por diferentes lesiones, la mayoría de ellas musculares. Su peor curso sigue siendo el 2018-2019, cuando estuvo de baja 15. Vivió un respiro el pasado (2019-2020), cuando sólo estuvo inactivo en una ocasión y fue por una gripe. Los muslos son su punto débil, la zona de su cuerpo que más quebraderos de cabeza le ha creado.

El Madrid, consciente de que Carvajal necesitaba reducir su carga de minutos para evitar este tipo de lesiones, fichó a Álvaro Odriozola en 2018. Pagó 30 millones a la Real Sociedad por el que era, en aquel entonces, el lateral derecho con más progresión del fútbol español. Sin embargo, su rendimiento no ha sido para nada el esperado. Desde su llegada hace tres temporadas (con una cesión al Bayern Múnich de por medio), sólo ha participado en diez partidos.

En su lugar, han tenido que emerger otros jugadores que, si bien no son laterales, han contado con mayor confianza de Zinedine Zidane. El primero fue Nacho, un multiusos que el entrenador ha utilizado en todas las posiciones de la defensa. Esta temporada el más habitual como sustituto de Carvajal ha sido Lucas Vázquez. Lo que empezó siendo un parche acabó convirtiéndose en la opción preferida de Zizou. El gallego ya lleva 12 partidos en la posición esta temporada.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 26 de enero de 2021

Estudio electrofisiológico para Ulissi por su anomalía cardíaca

Después de unos meses de descanso absoluto debido a una miocarditis, Diego Ulissi será cometido a pruebas de mayor profundidad que determinen el alcance verdadero de este contratiempo. En un primer momento, al italiano se le detectó un latido irregular debido a una inflamación del tejido miocárdico, por lo que ahora deberá someterse a un estudio electrofisiológico.

Así lo explicó su equipo, el UAE Team Emirates, en un comunicado oficial emitido el pasado sábado: “A raíz de los hallazgos de un ritmo anormal durante su evaluación médica de rutina, Diego Ulissi se someterá a un estudio electrofisiológico el 19 de enero. La prueba será realizada por el profesor Antonio Dello Russo, en el hospital Riuniti de Ancona. El procedimiento implicará un análisis en profundidad del mapeo eléctrico del corazón con posible eliminación de arritmias”.

El equipo de los Emiratos afirma que actualizará el estado de salud de su corredor a la mayor brevedad posible, una vez conocidos los resultados del estudio, por lo que se desconoce por completo el calendario de carreras que puede tener Ulissi en el presente curso. Tras acabar el 2020 en el top-10 del ranking mundial como mejor año de su carrera, confiemos en que pueda volver pronto a demostrar su calidad en el asfalto.

No apto para sensibles: un clavo le desgarra la rodilla y no puede parar de llorar…

El jugador español de Necaxa, Unai Bilbao, se clavó un clavo de una de las pancartas del suelo del césped cuando cubría un balón que se salía de fondo.

Buenas noticias sobre Marc Márquez

Luz al final del túnel. Al menos es lo que hay que esperar y desear a la vista de la última información oficial sobre el estado de Marc Márquez. El piloto de MotoGP se ha desplazado este jueves a Madrid para pasar una revisión en el hospital en el que le operaron por tercera vez hace ya mes y medio, donde se ha podido constatar que “su evolución clínica y radiográfica es satisfactoria para el tiempo de recuperación”, según el comunicado emitido por Honda.

El pasado 3 de diciembre, los doctores Samuel Antuña, Ignacio Roger de Oña, Juan de Miguel, Aitor Ibarzabal y Andrea García Villanueva del Hospital Ruber Internacional realizaron una cirugía en el húmero derecho del ilerdense, descubriendo a continuación que existía una infección en la zona afectada. Una complicación que hizo saltar todas las alarmas y que provocó mayor inquietud tanto en el propio piloto como en su entorno, el equipo e incluso otros especialistas médicos consultados al respecto.

Durante este tiempo, el mayor de los Márquez ha estado sometido a un tratamiento con antibióticos y a reposo de la actividad física. Por fortuna, la revisión de los doctores realizada en Madrid ha arrojado un pronóstico positivo, aunque el piloto de Honda deberá continuar combatiendo la infección del hueso con antibióticos. Además, seguirá con “un programa de recuperación funcional adaptado a su situación clínica”.

En la escueta información facilitada por HRC se omite cualquier dato respecto a los plazos de recuperación, por lo que se mantiene la cautela al respecto y se desconoce en qué momento podrá reincorporarse a la competición.

Sigue la maldición en Atlanta: Bogdanovic se rompe

Todo era alegría en Atlanta cuando los Hawks iban 4-1 peleando por el liderato del Este y con un trae Young jugando en modo MVP. Por fin parecía que los buenos tiempos volvían a la capital de Georgia, pero una plaga de lesiones está amenazando con despertarles del sueño antes de tiempo. El último en caer, y puede que el más grave, ha sido Bogdan Bogdanovic. Uno de los fichajes estrella del equipo (le han firmado cuatro años y 72 millones de dólares), sufrió una lesión en el partido del sábado ante los Charlotte Hornets y ayer anunció el equipo la dolencia que padece.

Se trata de una fractura por avlusión en la rodilla derecha. Este tipo de lesiones se dan cuando se rompe una parte pequeña de un hueso que está unido a un tendón o ligamento. Además, el jugador también mostraba inflamación en tejidos blandos y un hematoma en el hueso. Los Hawks no han determinadoe l tiempo de baja exacto que se espera que esté Bogdanovic. De momento el plan es volver a revisarle a finales de esta semana. Los casos de avlusión se suelen tratar con hielo y descanso y con ejercicios controlados para ir recuperando el rango de movimiento de la articulación, pero en los casos más graves se puede acabar en el quirófano.

Hasta ahora Bogdanovic estaba promediando 9,9 puntos con 36,2% en tiros de tres. La lesión del escolta no es la primera que sufren los Hawks, que ya estaban sin cuatro jugadores. Danilo Gallinari, el otro fichaje estrella, sólo ha jugado dos encuentros por un esguince de tobillo; Rajon Rondo se está recuperando de una lesión de rodilla y Kris Dunnn ni siquiera ha debutado a causa de una operación en el tobillo. Todos ellos jugadores nuevos, igual que Onyeka Okongwu, número 19 del último draft y que tampoco se ha vestido de corto aún. En su caso por una inflamación en el pie izquierdo. Okongwu, un pívot de 2,03, puede aportar muchas cosas a la defensa interior de los Hawks y la franquicia de Atlanta espera contar con él en los próximos días.

La maldición de Jovic continúa

La maldición de Jovic continúa. El serbio estaba incluido en la lista de 23 futbolistas para jugar esta noche contra Osasuna, pero una sobrecarga muscular de última hora lo dejó en la capital. Una situación rocambolesca porque regresaba al campo donde justo hace once meses metió su último gol de blanco. Nada menos que casi un año sin ver puerta. Un registro terrible para un delantero centro que fichó en el verano de 2019 por 60 millones de euros.

Cierto que venía avalado por su 27 goles en el Eintracht de Frankfurt y un repertorio rematador que le llevó a ser el máximo realizador de la Europa League de aquella temporada, con 10 goles en 11 partidos. Pero desde que fichó por el Madrid es como si se hubiese desconectado de la gran cualidad que le trajo hasta la capital. En los 27 partidos de que dispuso el curso pasado, aunque sólo en siete fue titular, apenas fue capaz de marcar dos goles (uno al Leganés en el Bernabéu y otro a Osasuna en Pamplona) y dar dos asistencias. Unas cifras pobres que fueron quitándole la confianza de Zidane, que directamente le ha apartado de las rotaciones esta temporada. Ha tenido minutos en solo cinco partidos (fue titular en dos de ellos) y no ha visto puerta ni ha dado ninguna asistencia, registrando tan solo 33 pases bien dados. De hecho, en verano Zidane le dijo que prefería a Borja Mayoral como segundo delantero tras Benzema (el parleño provocó en el Benito Villamarín el penalti que permitió al Madrid ganar al Betis a domicilio). El problema es que nadie en Europa quiso hacerse cargo de la ficha del serbio y por eso Borja Mayoral optó por aceptar la propuesta de la Roma, que llevaba dos veranos tras sus pasos.

Fue precisamente en El Sadar donde Jovic cantó su último gol con el Real Madrid. El conjunto blanco ganó 1-4 y el serbio jugó en la recta final cuando los tantos de Isco, Ramos y Lucas Vázquez habían remontado el gol inicial de Unai García. Aprovechó un buen pase de Valverde para lanzar un chutazo imparable a la escuadra. Logró con la belleza de ese gol que se abriera un debate sobre si Zidane no debería darle más minutos, pero cuando llegaron las oportunidades no las aprovechó. Luego llegó el parón por la pandemia del coronavirus y sumó tres episodios que le dejaron en mal lugar. Se fue a Belgrado saltándose el estado de alarma y en Serbia salió de fiesta por el cumpleaños de su novia cuando había toque de queda impuesto por las autoridades, que afearon su conducta. Y encima llegó de regreso a Madrid lesionado en un pie al romperse el calcáneo al caerse de un muro de su casa en la capital serbia. Inexplicable. Y para rematarlo le pillaron en una barbacoa en su casa de Madrid cuando estaba todavía con la férula en el pie y posando con amigos sin guardar la distancia y sin mascarilla…

A sus 23 años y tres y medio más de contrato con el Madrid, en este próximo verano tiene todas las papeletas para ser cedido o traspasado a otro club. Con contratiempos como el ayer, lo va a tener cada vez más difícil.

Bebé: “Ha sido un año difícil, pero ahora soy más fuerte”

Bebé ha vuelto. Su gol a Las Palmas —el primero del curso— supuso el espaldarazo definitivo a la grave lesión de cruzado que le tuvo un año lejos de los terrenos de juego. El extremo comenzó 2020 en plena recuperación y lo termina demostrando que se puede despertar de las pesadillas. “Ha sido un año muy difícil porque tuve una lesión muy complicada, que me dejó fuera del campo bastante tiempo. Lo más importante es que estoy de vuelta y puedo hacer lo que me gusta. Soy mucho más fuerte mentalmente ahora porque puedo ver las cosas de otra manera. Tuve tiempo para pensar y poner todo en su sitio“, confiesa a la web oficial del Rayo.

Aquel tanto fue una explosión de alegría para el portugués y para todos sus compañeros, que le arroparon en la celebración hasta que se fundió en un abrazo con el Doctor Beceiro. Su ángel de la guarda en todo este proceso. “Tras todo lo que pasé, que pensé que no volvería a jugar al fútbol, he podido regresar y disfrutar. Marcar ese gol fue uno de los momentos más felices de mi vida, como quitarme un peso de encima. Quería marcar para dedicárselo a la gente que permaneció a mi lado. Fui a abrazar al doctor porque estuvo desde el primer día hasta el último conmigo. Me visitaba en el hospital, me hablaba cada día, le debo mucho. No sólo por lo de ahora, sino por todos los años de atrás. Siempre me apoyó”, explica visiblemente emocionado.

Para Bebé el Rayo es especial, parte ya de su ADN. “Le tengo cariño, me identifico mucho con él y espero seguir disfrutando de más años aquí. Llevo mucho tiempo y me siento parte del club, es mi segunda familia. Me da estabilidad, felicidad… Le debo mucho también“, argumenta, seguro de que lo bueno está por llegar: “Veo muy bien al equipo y si seguimos trabajando así, con estas ganas, subiremos a Primera“. Sus deseos para el 2021 que asoma están bastante claros: “No tener más lesiones, ascender y que esta situación pase rápido para que la gente pueda disfrutar del fútbol“. Y es que la pandemia es otra pesadilla que se está alargando…

“Estamos comprometidos pero tocados por lo de Randolph”

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, comentó ante el partido contra el Alba Berlín, “un equipo muy atlético y competitivo”, que les falta “el público” aunque saben “que su aliento está”. “En casa es importante sentirte seguro. Ahora que no hay público te falta un poco eso. Desearíamos jugar con nuestro público y nos gustaría tener ambiente en el campo y la sensación de que es nuestro sexto hombre. Nos sorprende cuando vamos fuera a jugar y hay público, pero ya está. Lo aceptamos y tenemos que ser capaces de saber que ese aliento está, aunque no esté presente”, dijo Laso en declaraciones a los medios del club.

La semana pasada fue buena en lo deportivo, con dos victorias en Grecia, aunque con una lesión grave, la de Anthony Randolph. “Fue una semana extraña con cuatro días fuera de casa, dos partidos importantes, dos victorias, la lesión grave de un jugador… muchas cosas. Lo primero es intentar recuperar rápidamente al equipo en el aspecto físico porque tenemos un compromiso muy exigente. La racha es buena pero consideramos que cada partido es difícil y complicado. Ante el Alba Berlín seguro que lo será también”, observó.

El equipo sigue mejorando poco a poco. “No soy de objetivos resultadistas. El equipo tuvo un buen inicio y fuimos campeones de la Supercopa. Luego, nos costó un poco por lesiones encontrar nuestro ritmo de juego. Poco a poco, se va mejorando pero todavía se va creciendo como equipo, algo que es más complicado con tantos partidos y viajes. Tenemos claro es que poco a poco debemos ir mejorando”, comentó.

El rival ha ganado cuatro de los cinco últimos partidos. “El Alba Berlín es un equipo que juega con mucho ritmo, muy atlético, corre el campo y nos va a obligar a un esfuerzo físico y mental. Debemos estar preparados porque es un equipo que viene de hacerlo muy bien en las últimas jornadas y es muy competitivo”, finalizó Pablo Laso.

Laprovittola: “Estamos tocados por lo de Randolph”

Nicolás Laprovittola, base argentino del Real Madrid, reconoció por su parte que están “en un buen momento” y de cara al partido contra el Alba Berlín en Euroliga afirmó que todos los jugadores están “comprometidos”, aunque “un poco tocados por lo de Anthony Randolph”.

“Tenemos que trabajar y jugar de la misma manera que lo venimos haciendo. Hay que jugar como equipo, saber cada uno lo que tiene que hacer y defender duro. Todos estamos muy comprometidos y ahora un poco tocados por lo de Randolph. Hay que seguir por el mismo camino“, dijo Laprovittola en declaraciones a los medios del club.

El ala-pivot estadounidense Anthony Randolph fue intervenido este fin de semana de la rotura del tendón de Aquiles izquierdo. Respecto al rival, el base cree que es “un equipo peligroso, que juega sin miedo y no duda en ningún momento. Todos sus jugadores aportan y ponen energía. Tenemos que igualar eso y ser inteligentes“, reconoció.

La ausencia de público en las gradas sigue siendo una ‘falta’ fundamental. “Es muy importante ganar en casa. Hemos ido a algún sitio con público, pero nosotros no hemos tenido todavía esa suerte. Nos sentimos cómodos en casa y hay que aprovecharlo. Estamos en un buen momento como equipo“, dijo Nicolás Laprovittola.

“Mi cabeza pide retirarme”

Arjen Robben ha sido uno de los futbolistas más destacados que ha dado el fútbol holandés en los últimos años. Hacerse con el esférico en la banda derecha y perfilarse hacia el centro para golpear a portería con la zurda es su marca registrada y, desde que en 2004 el Chelsea se lanzó a por él, ha sido (fue) uno de los extremos más peligrosos del continente. Sin embargo, siempre quedará la duda. ¿Hasta dónde habría llegado Robben sin tantos problemas físicos? Las lesiones han sido su infierno particular. Ese que no le dejó brillar por completo en su etapa en el Real Madrid y que le están dificultando sobremanera sus días finales en el Groningen.

El año pasado anunció su retirada, pero decidió darse una última oportunidad en el Groningen, el equipo que le vio nacer futbolísticamente. 44 minutos es el minutaje acumulado desde su vuelta a los terrenos de juego. Cómo no, por problemas físicos, en la ingle, en esta ocasión. En un principio parecía que volvería, pero el regreso se dilata y parece que en 2020 no volverá a vestirse de corto. En una entrevista con Sky Sports no puede negar el fantasma de la retirada le sobrevuela la mente.

“Solo espero poder volver al campo. He tenido muchos contratiempos. Sabía que sería una tarea complicada y un desafío. Para ser sincero, la energía ha desaparecido en las últimas semanas y por supuesto que mi cabeza pide retirarme. Pero, hay alguien dentro de mí, una pequeña voz en mi cabeza que me impide parar. Mi carrera se acabó. Este año ya era un bonus y si todo funciona en 2021, sería genial”, se sinceraba el extremo de 36 años.

La duda que deslizábamos antes siempre estará ahí y nunca sabremos el techo verdadero de nuestro protagonista si no hubiera tenido un físico de cristal, pero es indiscutible que las luces entierran a las sombras en la carrera de Arjen Robben. Veremos si logra que 2021 sea su año y puede ser él y no su cuerpo el que ponga el punto final.

Tuchel: “Mira su partido…, ese es el Balón de Oro”

El PSG perdió la oportunidad de asaltar el liderato de la Ligue 1 en su visita al Lille y no logró pasar del empate a cero. Sin embargo, en un partido en el que Neymar causó baja y Mbappé solamente pudo saltar al campo en el 72′ por unas molestias, Tuchel pudo salvar una auténtica patata caliente. Enfrente estaba un Lille que comanda la tabla clasificatoria y una derrota habría hecho que el puesto del alemán se tambalease, con Pochettino y Allegri atentos en sus casas. El conjunto parisino fue superior, pero se agarró a la solidez defensiva mostrada para dominar el encuentro y en ese entramado Marquinhos fue fundamental, como el propio Tuchel reconoció con contundecia tras el choque.

“Vi una actuación solida esta noche (por el domingo), con un Marquinhos a un nivel extraordinario. Puedes hacer un vídeo de su partido y mostrárselo a todo el mundo, ese es el Balón de Oro”, señaló Tuchel. “Lo cambia todo, lo cambia todo. Lo demostró en estos 90 minutos, mostró un nivel…”, continuó el técnico, que parecía no encontrar las palabras para calificar la excelsa actuación de su pupilo.”Que no esté en el once del año de la FIFA, no lo entiendo…”, finalizó.

Marquinhos, a sus 26 años, ha heredado el papel de líder defensivo del PSG, tras la marcha de Thiago Silva, y Tuchel no entiende su esquema sin la presencia del brasileño, ya sea en el centro de la defensa, su posición original, o como pivote, puesto en que el alemán gusta de colocarle. Haber sido uno de los jugadores fundamentales del campeón de la pasada Ligue 1 y finalista de la Champions no le ha valido al de Sao Paulo para formar parte del once del año de la FIFA. Van Dijk y Sergio Ramos fueron los centrales elegidos y Thiago-Kimmich la pareja de centrocampistas.

No cierra las puertas al mercado

Además, Tuchel fue preguntado sobre la posibilidad de hacer incorporaciones en el mercado invernal, puesto que las sucesivas bajas por lesión le están haciendo retocar el once con asiduidad. El alemán es consciente de la dificultad del momento, pero a nadie amarga un caramelo… “Si podemos, tenemos que pensarlo con el club, si es posible. Saben la situación que vivimos, el momento en el que estamos es especial. No es fácil. Por eso no es el momento de pedir cosas. Pero, podemos pensarlo, tenemos que pensarlo. Debemos analizar si las cosas son posibles o no. Si esto no es posible, tendremos que hacer lo posible para recuperar el mayor número de jugadores lesionados actualmente. Eso es”, finalizó.