Incendio en la prórroga

La campaña electoral por la presidencia del Barcelona se calienta a causa de un tema que en cualquier otro contexto resultaría un tema menor, pero cuando la piel está quemada, cualquier roce provoca reacciones imprevistas. Con los nervios a flor de piel tras el aplazamiento de la jornada electoral, prevista para el pasado 24 de enero y que celebrará el 7 de marzo, las hostilidades entre candidatos se han desatado y, lo que es aún más insólito, han enfrentado claramente al presidente de la gestora, Carlos Tusquets, con Joan Laporta, el candidato que a tenor de las encuestas ha salido más perjudicado por el aplazamiento. La campaña vive un tiempo extra que amenaza con poner a prueba la delicada situación institucional de la entidad.

La gota que ha desencadenado la tormenta es la posibilidad de fichar a Eric García en el mercado de invierno. Nadie hubiera imaginado que el tema que rompería hostilidades en la carrera por la presidencia fuera la posible incorporación de un jugador de 20 años, ya sea ahora o en verano. Esta polémica es un ejemplo perfecto para explicar el estado de un club debilitado a todos los niveles en el que cualquier corriente de aire puede provocar una pulmonía.

Escudo/Bandera Barcelona

Carles Tusquets tiene desde hace semanas la petición de Ronald Koeman de reforzar al equipo. Una de las posiciones a asentar es la de central ante el estado de Umtiti y la lesión de Piqué. Eric García, canterano del Barça que juega en el City y que acaba contrato el 30 de junio es el gran objetivo de la secretaría técnica. Ante esta petición, Tusquets se ha reunido dos veces con los candidatos para pedir su bendición a acometer la operación bajo la premisa que sólo se realizará mediante consenso de los tres.

Ante el dilema, las posiciones son divergentes. Víctor Font quiere traerle ya porque aseguró que ha logrado un acuerdo con el club inglés mediante el cual el futbolista llegaría “por tres millones fijos más variables, que no se pagarían ahora sino la próxima temporada, por lo que en las cuentas de esta temporada sólo costaría 230.000 euros en amortizaciones, además el sueldo del jugador también se aplazaría hasta la próxima temporada, el jugador está loco por venir y lo acepta también”.

Absolutamente opuesto a esta medida está Joan Laporta. El ex presidente se niega en redondo a este pago. “Me mantengo en la posición que tenía cuando se planteó en la Junta Gestora. Nosotros, como candidatos, no podemos atribuir ningún poder a la Gestora. Si un jugador quiere venir al Barça, tiene que demostrarlo. Y cuando se trata de una operación que se haría gratis, me cuesta entender los motivos por los que había regalar el dinero a un competidor nuestro (Manchester City). Al final es pagar un dinero que no tendríamos que pagar en junio. La Gestora no puede hacer un acto de disposición, debe esperar a que haya un nuevo presidente”, dijo Laporta en un acto electoral.

Pero además de descalificar esta operación que es el primer tema que le enfrenta a Font abiertamente, Laporta en sus declaraciones abrió otro frente criticando a la Gestora del club, a la que dedicó palabras muy duras: “la Gestora no es nadie para negociar con el jugador ni tampoco debe negociar un salario. Y más teniendo en cuenta la situación económica en la que se encuentra la entidad. Debería esperar a que hubiese presidente”.

Contra todo pronóstico, Tusquets desde la Gestora que supone que debe de guardar un papel de neutralidad institucional, rompió la baraja al filtrar una carta muy agresiva ante la actitud del ex presidente, al que acusó de amenazarle.

“Le ruego que se abstenga de amenazar a esta Comisión Gestora en la búsqueda de decisiones que usted considere que le pueden convenir bajo la apariencia de ser necesarias para el club (…) Si finalmente no firmamos el contrato no será por sus injustas y desconsideradas amenazas, sino más bien como muestra de responsabilidad y elegancia, permitiendo que sea el presidente elegido quien adopte la decisión pertinente (…) quien esto suscribe (Tusquets) considera que, pensando estrictamente en términos futbolísticos, lo más acertado hubiera sido fichar a este jugador” afirma Tusquets quien acaba su escrito con un mensaje durísimo: “Tendría que anteponer los intereses del FC Barcelona a los suyos electorales”.

En segundo plano se mantiene Toni Freixa, quien en principio era partidario de cerrar el fichaje para que se incorporara la próxima campaña.

Las elecciones deberían de haberse celebrado el pasado domingo cuando Laporta parecía que iba a ganar, pero la prórroga puede cambiar muchas cosas. Lo que hasta ahora era una campaña de guante blanco se ha incendiado en la prórroga. Y todavía falta más de un mes para la votación.

Los socios piden a Eric García ya

En una encuesta realizada entre 420 socios de más de 18 años por Time Consultants para Mundo Deportivo, la masa social azulgrana se manifiesta claramente favorable a los fichajes de Eric García y Depay. Un 65,7% pide la incorporación del central y el 42,1 por ciento pide que se cierre ya. Un 42,1% desean el fichaje del holandés, aunque en este caso sólo el 33% desea que el club haga el gasto para traerlo antes de junio. Coincide la opinión del socio (la duración de las entrevistas en cada encuesta tiene una media de 16 minutos) con la de Koeman, que este domingo volvió a dejarlo claro: “Si queremos más, hay quemejorar cosas”. La unanimidad con el fichaje de Eric García es total. Sólo el 10% de socios está poco o nada de acuerdo con su incorporación.

La encuesta de Mundo Deportivo vuelve a ratificar el favoritismo espectacular de Joan Laporta con vista a las elecciones. El ex presidente entre 2003 y 2010 tiene un 55,2% de intención directa de voto. está muy delante de Víctor Font (16,4%) y Toni Freixa (6,2%). Un 9,3% está indeciso todavía y el 8,3% de los cencuestados no tiene intención de votar. Lo más sorprendente es que, pese a tener el 55,2% de intención directa de voto, el 74% de los encuestados no conoce a ningún miembro de la candidatura que acompaña a Laporta. El 86% tampoco sabe ningún miembro de la candidatura de Freixa mientras que, en este caso, el proyecto más conocido, relativamente, es el de Víctor Font, que consigue que ‘sólo’ el 59% de los socios no sepa a quién lleva en su equipo de trabajo.

Como en casi todo, el Barça expresa toda su complejidad y sus diversas sensibilidades en la pregunta que hace relación a la política. Un 50,7% de los encuestados no quiere que interfiera en la realidad del club. El 42,6% lo ve como algo inevitable y acepta que el presidente se exprese.

Font se ofrece al club para ayudar en el fichaje de Eric García

Víctor Font realizó este jueves su primera rueda de prensa como candidato oficial del FC Barcelona. Font aprovechó su comparecencia para insistir en la necesidad de aplazar las elecciones del 24 de enero, “no está protegido el derecho de todos los socios; no podrán saltarse el confinamiento municipal para ir a votar”, anunció la suspensión de sus actos de campaña para este viernes, “ya comenzamos poniendo palos de la rueda porque se recorta en un día la campaña electoral”, y pidió al resto de candidatos consensuar fuerzas para ayudar al club, “sobre todo en el fichaje de Eric García y para buscar liquidez en el club de cara a los próximos dos meses”.

De hecho, Tusquets ha citado a los tres candidatos para una reunión este viernes por la tarde con el objetivo de debatir sobre el aplazamiento de las elecciones y los pasos a dar a corto plazo: “No será un gobierno con cuatro cabezas, pero los candidatos podemos ayudar. La Gestora seguirá teniendo sus funciones. Pero si podemos ayudar al club, lo vamos a hacer. Laporta y yo tenemos contactos con el City y podemos buscar una fórmula imaginativa para fichar a Eric García. También tenemos que buscar soluciones de liquidez en el club con una póliza de seguro, por poner un ejemplo”.

Sobre la necesidad de aplazar las elecciones, “y estar por encima de intereses partidistas”, se mostró taxativo: “Somos los menos sospechosos de buscar un proceso más democrático y con mayor participación. El derecho al voto ha de estar garantizado. Desde el pasado agosto pedimos un cambio de gobierno del club, desde la debacle en Lisboa. Fuimos unos de los impulsores de la moción. Pedimos la dimisión de Bartomeu y la directiva. Enviamos un escrito a la Gestora para que trabajara en un sistema de votación diferente debido a la pandemia. Ya sabemos que el voto electrónico no es el legal, pero tampoco es legal el voto por correo en el Barcelona. La Gestora me consta que ha hecho algún movimiento en este sentido, al menos en el tema del voto por correo. Ahora estamos en medio de la tercera ola de la pandemia y parece que el derecho de votación no estará garantizado el 24 de enero. Tenemos 40.000 socios de más de 60 años, con alto factor de riesgo. El 24 habrá restricciones municipales aún, por lo que le gante no saldrá de casa a votar”.

Respecto a la vehemencia con que Laporta defiende que las elecciones se lleven a cabo en la fecha prevista, explicó que “lo que diga Laporta o lo que pueda decir yo es irrelevante”, ya que “son los expertos los que mandan en este tipo de decisiones”. Recordó asimismo que “el club no ha de proteger a un candidato sino a los socios. Si no se protege este derecho, el club está muerto”.

Font insistió en la necesidad de implantar el voto electrónico o al menos el voto por correo para fomentar la participación: “Propondremos a la Gestora trabajar para buscar métodos complementarios para votar, como el voto por correo. Volver a plantear el voto electrónico. En el Govern me han dicho que estarían dispuestos a hacer un decreto ley urgente para solucionarlo”.

Eric García ya vale la mitad

Según informa este miércoles Mundo Deportivo, el Manchester City ha rebajado sus pretensiones con Eric García y, consciente de que el central tiene un acuerdo cerrado hace meses con el Barça para su vuelta que no se romperá sea quien sea presidente, solicita cinco millones de euros fijos y cinco en variables por el flamane internacional, que acaba de cumplir 20 años.

Eric García tiene un acuerdo con el Barça desde el pasado mes de octubre, cuando el Manchester City bloqueó su fichaje al pedir diez millones de euros fijos y diez en variables por el jugador criado en La Masia, pese a que sólo le quedaba una temporada de contrato. Barça y Eric García quedaron en volver a intentarlo en enero, pero dejando cerrados los términos del regreso. El nivel de cercanía llegó a tal punto que Iván de la Peña, agente del jugador, estuvo en los despachos de la Ciutat Esportiva de Sant Joan Despí el último día del mercado para intentar empujar a que se cerrarse el fichaje. No lo consiguió, pero el pacto para que Eric García llegase se ha mantenido. Lo que ha cambiado ahora son las pretensiones del City.

Como ya informó As, el objetivo del club era anunciar el fichaje de Eric García este mes de enero aunque su incorporación al equipo se demorase este mes de julio. Ahora, y siempre según Mundo Deportivo, es Carles Tusquets, presidente de la Gestora, quien quiere pedir quórum a los precandidatos para que le autoricen a fichar ya al jugador. Lo va a encontrar. Laporta, Font, Freixa y Rousaud son partidarios del fichaje de un jugador necesario por los problemas de centrales de Koeman y por su condición de canterano que lleva dentro el ADN Barça.