Isak gusta al Barça

Tras la convincente victoria del Barcelona contra el Valencia (3-1), en ‘Carrusel Deportivo’ analizaron no solo el choque, sino también otros temas de actualidad blaugrana como los mercados de fichajes venideros. Ahí salió a la palestra el nombre de Erling Haaland, sobre el que Jesús Gallego, periodista de la SER, piensa que “será el fichaje más caro del próximo verano”.

El noruego está casi imposible para el Barça, por temas de viabilidad económica, y Sique Rodríguez deslizó una alternativa que tiene la dirección deportiva azulgrana apuntada en su agenda: “Uno que sé que gusta: Alexander Isak”. No es un nombre novedoso, puesto que en abril de 2020 ya apareció como uno de los futbolistas que monitorizaban en la Ciudad Condal si no lograban hacerse con el, por entonces, objetivo número uno del club: Lautaro Martínez.

Se necesita pólvora

No llegaron ni el sueco ni el argentino, ya que la delicada situación económica del club solo permitió incorporar refuerzos a coste cero, una vez se hizo hueco salarial el verano siguiente (Messi, Griezmann, Pjanic…). Así llegó un Agüero que acaba de estrenarse tras una lesión que le ha tenido en el dique seco hasta este fin de semana. No obstante, en el Barcelona esperan sumar pólvora el verano próximo, ante la acuciante falta de mordiente de este inicio de temporada. El deseo es Haaland, pero, de nuevo, parece que Isak aparece como plan B.

Escudo/Bandera Barcelona

Desde ese mes de abril de 2020, Isak no ha hecho más que revalorizarse (ha pasado de 22.5 a 40 millones de euros para Transfermarkt), y aunque este curso solamente haya logrado marcar en Europa League (sigue a cero en LaLiga tras seis partidos disputados), los 17 tantos del curso pasado, sus 22 años, y su papel estelar con Suecia le convierten en uno de los delanteros con mayor potencial del continente. De ahí que el Barcelona no le quite ojo…

El Madrid planea un megaintercambio por Salah

Raiola ‘utiliza’ a Chelsea, Barça y City contra la Juve

Matthijs de Ligt es una de las piezas de presente y más futuro de la Juventus, pero Mino Raiola parece no estar contento con la situación del central y, tal y como informa ‘Calciomercato’, amenaza a la Vecchia Signora con sacarlo de Turín al final de la presente temporada. El neerlandés es titular habitual, pero en determinados partidos ha visto cómo los elegidos por Allegri eran Bonucci y Chiellini, dejándole en un segundo plano que no gusta al agente italiano.

Así, añade ‘Calciomercato’, Raiola ha contactado a Chelsea, City y Barcelona para tratar el posible traspaso de su representado. En Turín no tienen intención de aceptar ofertas por debajo de los 150 millones de euros que tiene Matthijs como cláusula.

“Salah tiene que experimentar el Real Madrid”

El comentarista de Sky Sports se ha pronunciado sobre el futuro de Mo Salah en el Liverpool. El exentrenador del Valencia y exfutbolista del Manchester United ve al egipcio fuera de Anfield antes de terminar su carrera: “No creo que se quede en el Liverpool el resto de su carrera. Es mi opinión personal. Siempre ha sido esa opinión, pero podría estar equivocado”.

El inglés valora la perdida en el caso de que Salah se marche de la Premier: “La Premier League sería más débil si él se fuera. Sólo creo que miras a alguien como Cristiano, David Beckham, Kylian Mbappe, no todo es por el dinero. Hay un proyecto y hay algo que tienen que lograr en sus vidas. Tienen que jugar en ciertos clubes, tienen que ir y experimentar ciertas cosas”.

Neville se moja con los clubes a los que podría ir el egipcio: “Creo que Salah tiene que experimentar el Real Madrid, el Bernabéu – el Real Madrid va a volver, por cierto. Sé que el Barcelona no es grande en este momento. Creo que tiene que tener eso en su CV al final de su carrera. Ha hecho un trabajo increíble en el Liverpool. Siempre he sentido que quiere un París Saint-Germain, un Real Madrid, un Barcelona y creo que irá a buscarlo. Pero puede que me equivoque”.

Salah, de 29 años, termina su contrato con el Liverpool en 2023. Esta temporada ha marcado seis goles en siete partidos de la Premier League con los reds.

El día que Sterling se dejó querer por el Madrid

Raheem Sterling se pone en el mercado. El internacional inglés, al que todavía le queda más de año y medio de contrato con el Manchester City, ha aireado públicamente su disposición a abandonar el conjunto skyblue. “Si hubiera una oportunidad de ir a otro lugar, estaría abierto a ello en este momento”, dice, e incluso insinúa los destinos que los que le apetece recalar. “Debería aprender un idioma. Me gusta bastante el acento francés y el español”. Una declaración de intenciones que reduce la lista de sus potenciales destinos a prácticamente tres: PSG, Barcelona y Real Madrid.

Escudo/Bandera M. City

Sobre la posibilidad de vestir de blanco, Sterling, que acaba contrato con el City en 2023, ya se pronunció hace año y medio. Fue en febrero de 2020, en una entrevista en AS con motivo del partido de ida de octavos de la Champions que enfrentó a Madrid y City. “Ahora estoy en el City y estoy muy feliz, pero también digo que el Madrid es un club fantástico. Cuando ves la camiseta blanca ya sabes exactamente lo que representa el club, es enorme. Aunque tengo que decir que tengo un gran contrato con el City y tengo que respetarlo. Pero es un club fantástico”, afirmaba.

Estadísticas generales de Raheem Sterling.

Estadísticas generales de Raheem Sterling.
BeSoccer Pro

Sin cerrarse en banda, Sterling se mostraba cauteloso y respetuoso con su club. “Soy jugador del City y estoy disfrutando de momento, aunque sigo diciendo que el Madrid es un club fantástico, en un país con un tiempo increíble. Pero repito: estoy muy feliz en el City”. Al preguntarle si le gustaría jugar algún día en el Madrid se mostraba comedido pero sin perder el buen humor. “¿Cómo respondo a esta pregunta? ¿La cámara está grabando en directo o sólo haciendo fotos? Nadie sabe lo que le espera en el futuro. Soy un jugador que siempre está abierto a los desafíos, pero el de ahora mismo está en el City“. El siguiente reto puede estar en otras latitudes…

Aumenta la tensión por Rüdiger

Antonio Rüdiger acaba contrato con el Chelsea el próximo verano y su renovación con los ‘Blues’ no va por buen cauce y parece estancada. Según Daily Mail, el central ha rechazado una oferta de renovación cercana a los 8 millones de euros anuales, muy lejos de los casi 25 millones que exige él, que serían 3 millones de euros más de lo que cobra Lukaku.

El defensa ya tiene varios pretendientes llamando a su puerta como son Real Madrid, Barcelona y Bayern que pelearán por ficharlo ‘gratis’. Los blancos tienen necesidad de reforzar la defensa con la marcha de Sergio Ramos y Varane, ya que es uno de los equipos más goleados de la Liga, con 10 goles en contra (el que más ha recibido es 13). Por su parte, el Barcelona cuenta en estos momentos con cinco centrales en la plantilla, Piqué, Eric, Araujo, Lenglet y Umtiti pero aún así verían con buenos ojos la llegada del internacional alemán. Para el conjunto bávaro sería otro fichaje de lujo para una zaga que ya se ha visto reforzada este pasado verano con la incorporación de Dayot Upamecano.

Sin embargo, Robert Huth, exdefensa del Chelsea, ha sugerido en BonusCode Bets a su equipo que le den al alemán “lo que pide”, ya que reemplazarlo “costaría 60 millones de euros al club”.

Vía libre por Renato Sanches

El presidente del Lille, Oliver Létang, ha hablado en BFM de la posibilidad de que Renato Sanches abandone la disciplina del club galo. El futbolista ha sido relacionado con el Barcelona y el máximo dirigente del Lille asegura que estaría dispuesto a hablar de su marcha si le llega una oferta de un gran club.

Hemos charlado del tema y ya lo discutimos directamente con él. Si llega una oferta de un gran club, Renato podrá irse. Veremos qué pasa. Pero por ahora, está con nosotros y está feliz de estar aquí. Vimos que había podido mostrar un nivel de rendimiento interesante durante su regreso de una lesión al final de la temporada, pero también en la Eurocopa con Portugal”, dijo Létang.

Cristian Tello, alma de revulsivo

Cristian Tello sigue arrastrando esa etiqueta de revulsivo que le persigue desde que llegó al Betis. El extremo, que no dudó a la hora de seguir en Heliópolis bajo la confianza de Manuel Pellegrini, trata de hacerse con un sitio en un proyecto destinado a dar continuidad a lo logrado el pasado curso. Sus números siguen mostrando una realidad: jugó como titular sólo uno de los diez partidos que su equipo disputó en lo que va de campaña. Su papel, de momento, sigue brillando desde la eterna suplencia.

El Betis visita Vitoria este lunes y para Tello la mirada al pasado es inevitable. Allí se estrenó el proyecto de Pellegrini el pasado año y el catalán dio el triunfo a su equipo con un gol en el cierre. El jugador admitió que quiere despegarse de ese rol como revulsivo, aunque de nuevo en esta campaña ejecutó buenas prestaciones entrando desde el banquillo, como ante el Ferencvaros en la Europa League con un tanto decisivo en el último suspiro. Pellegrini sabe que sus virtudes sobresalen entre espacios y trata de dibujar sus apariciones en este contexto. También es uno de los mejores definidores del equipo y una baza de desborde. Pero Pellegrini, de momento, no cambia su esencia.

Escudo/Bandera Betis

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 15 de octubre de 2021

El regreso de jugadores como Canales y Diego Lainez también complican las opciones de Tello para asentarse en el once bético. El cántabro es prácticamente intocable cuando está disponible y el mexicano apunta a tener sus primeros minutos de la temporada al haber estado fuera desde los Juegos Olímpicos por lesión. Ruibal, Joaquín, Rober y Rodri son otros de los jugadores que compiten por minutos en esa zona de tres cuartos. No es nuevo este panorama para Tello, que sin embargo sigue dejando destellos de su potencial cuando aparece sobre el césped bajo ese habitual sello de revolución. Su contrato expira el próximo verano y de momento su futuro es una incógnita.

Pogba: gratis, pero caro

Paul Pogba (28 años) vuelve a estar en el punto de mira del Real Madrid. Acaba contrato con el Manchester United en junio de 2022 y en la dirección deportiva blanca contemplan aprovechar la oportunidad para incorporar a un jugador al que anhelan desde hace un lustro. El club se mantiene firme en su política de acudir al mercado de agentes libres y no acometer grandes operaciones siempre y cuando sea estrictamente necesario (como sucedió con Mbappé, aunque finalmente el PSG no aceptó la oferta de 180 millones) para no hipotecar el futuro económico. Sin embargo, aunque por Pogba no habría que pagar traspaso, su llegada supondría un desembolso notable.

Lo primero que el club debería afrontar sería su sueldo. El jugador nacido en Lagny-sur-Marne es uno de los mejor pagados del mundo: cobra 15 millones de euros anuales netos. Es más de lo que cobra cualquier jugador blanco, cuyo tope está en Bale y Hazard (15). Sin embargo, el sueldo se iría varios millones por encima teniendo en cuenta que el Manchester ya le ha ofrecido una renovación en la que aumentarían notablemente sus honorarios. Tal y como apuntan medios británicos, con su nuevo contrato se acercaría a los 22 millones por curso.

Además del sueldo, el otro gran gasto que debería hacer el Madrid sería en primas al jugador, a su familia y a su agente, Mino Raiola, famoso por sacar importantes tajadas con los traspasos de los futbolistas a los que representa. En 2019, llevó a Haaland del Salzburgo al Borussia Dortmund, en una operación que se cerró en 20 millones de euros. La Gazzetta dello Sport informó meses después que el agente se había llevado 15 millones de prima, y había conseguido que el padre del delantero se llevase otros 10.

Sin ir más lejos, esta fue una de las trabas que tuvo el Madrid para firmar a Pogba en 2016, año en el que se marchó al Manchester United. El Madrid no estaba dispuesto a pagar 100 millones de traspaso y, además, la prima que solicitaba el agente italiano. Finalmente, tal y como desveló Football Leaks poco después, Raiola se embolsó 38 millones de euros por aquella operación: 19 de prima más otros 19 a lo largo de las seis temporadas que había firmado el francés. Desde entonces, la relación entre el mánager y el conjunto blanco no ha sido buena, pero se ha reconducido en los últimos meses al existir intereses comunes.

A todo ello habría que sumar los gastos a abogados, consultores y demás implicados en la operación, que aumentarían aún más si cabe el precio de la operación. Esto sin contar que la entrada de otros clubes podría encarecer la operación. En ese sentido, el Madrid tiene claro que no podrá competir a base de chequera y solo entrará al juego si el jugador demuestra verdadero interés por vestir de blanco más allá del dinero. Sin duda, se trataría de una incorporación millonaria pero que entra dentro de los planes deportivos del Madrid y que, según las primeras estimaciones, no superaría los márgenes económicos. Un movimiento para firmar al que todavía es uno de los cracks más importantes del fútbol mundial.

Mensaje de Benzema al Madrid

Karim Benzema no sabe, no puede o no quiere morderse la lengua a la hora de hablar de la posibilidad de jugar junto a Kylian Mbappé en el Real Madrid. Pese a que desde el club blanco se había deslizado que se iba a intentar templar gaitas y no dar motivos al PSG para que vuelva a atizar al Madrid en los medios, Benzema fue consultado ayer por TVE por la posibilidad de que comparta vestuario con su compatriota a partir de julio de 2022 y el nueve del Real Madrid tiró de sinceridad: “Disfruto con él en la selección, ¿por qué no en el futuro? Es un gran jugador, aunque por el momento tenemos que respetar a su equipo”. Insistido por sus ganas de jugar con Mbappé, codo con codo y de blanco, Benzema repitió: “¿Por qué no? Lo he dicho ya antes, y lo puedo volver a decir. Claro que sí, algún día pasará”.

No se trata de la primera oportunidad en que Benzema se posiciona claramente, pidiendo al destino y al mercado que Mbappé se una al Real Madrid cuanto antes; pudo ser el pasado verano, pero el PSG bloqueó su salida y se negó a entrar en una negociación (llegó a tener encima de la mesa una oferta de 200 millones), así que todo pasa ahora por la finalización del actual contrato del parisino y que llegue gratis a Madrid, liberado de las cadenas del Parque de los Príncipes.

“Mbappé jugará en el Real Madrid tarde o temprano. Nos llevamos muy bien, me gustaría que estuviese ya conmigo en Madrid”, explicaba Karim el pasado 2 de septiembre, una vez fue oficial que el PSG había vetado su venta. Reincidió el 5 de septiembre: “Que el Madrid quiere ficharlo ya no es un secreto. Me hubiese gustado que viniese ya para este curso, pero como ya dije, vendrá tarde o temprano”. En la previa del Inter-Madrid, desde el estadio de San Siro, prefirió poner distancia y evitar mayores revuelos: “Sabemos qué jugador es, pero ya he hablado mucho de eso”. Pero el pasado 2 de octubre, en L’Équipe, volvió a las andadas: “Lo dijo él mismo, quiere algo más (en referencia a las entrevistas de Mbappé en el propio diario francés y en RMC Sports). Un día jugará en el Real Madrid. No sé cuándo, pero vendrá. Se trata de una cuestión de tiempo”.

Benzema habla, Leonardo responde

Declaraciones como estas y la que Florentino Pérez hizo en su visita a El Debate (“Esperemos que a partir del 1 de enero se resuelva la situación de Mbappé”) hirieron el orgullo del PSG, que hace días contraatacó por boca de su director deportivo, Leonardo: “En la misma semana, un jugador del Madrid (Benzema), después el entrenador (Ancelotti) y ahora el presidente del Madrid hablan de Kylian como si ya fuera uno de ellos. Es una falta de respeto que no se puede tolerar”.

Benzema no puede evitarlo, su experiencia con Francia desde que regresó a la selección le invita a pensar en que, jugando de la mano de Mbappé cada semana, pueden pasar grandes cosas: Kylian asistió a Karim en tres de los seis goles que ha marcado con los Bleus tras su reingreso; en la final de la Nations League ante España protagonizaron el arreón francés que le dio la vuelta al marcador tras el descanso.

Una lista de la compra galáctica

El próximo será un mercado movido para el Real Madrid. El gran objetivo es asegurar el fichaje de Mbappé, que puede quedar atado antes incluso de que se abra la ventana de fichajes. Pero varios nombres más estarán en el candelero. La inminencia del fin de contrato de varios jugadores hace que el mercado ofrezca oportunidades para reforzarse con jugadores de renombre.

Escudo/Bandera Real Madrid

Mbappé (22 años)

El gran objetivo y la prioridad del Madrid. Después del culebrón de este pasado verano, el del próximo muy probablemente no aguante ni a la apertura del mercado. El crack francés termina contrato con el PSG en junio y el club blanco puede dejar rubricado el acuerdo con el jugador el 1 de enero. Kylian puede comprometerse con el Madrid en cuanto den las campanadas.

Haaland (21 años)

El pacto de caballeros que el noruego tiene con el Dortmund para que el club renano escuche ofertas por él en 2022 va a hacer que Haaland esté más codiciado que un caramelo a la puerta de un colegio. Mino Raiola, agente del delantero, y el padre del noruego se hicieron una minigira la pasada primavera por los despachos de Real Madrid, Barcelona y varios grandes de la Premier. El próximo mes de enero, el Manchester City tiene cita con Raiola.

Robert Lewandowski y Erling Haaland en un partido de la Bundesliga.

Robert Lewandowski y Erling Haaland en un partido de la Bundesliga.
ANDREAS GEBERT (AFP)

Lewandowski (33 años)

El polaco no para de hacer goles. Ha superado el listón de los 40 tantos en las últimas seis temporadas. Termina contrato en 2023 y su futuro en el Bayern ha estado en entredicho en más de una ocasión. Las últimas informaciones procedentes de Alemania se hacen eco de su malestar por el interés del conjunto bávaro en hacerse con Haaland. El noruego puede provocar un efecto dominó y llevar a Lewy al Madrid a un precio módico ante la inminencia del final de su contrato.

Pogba (28 años)

A la tercera puede ir la vencida con el mediocentro francés. El Madrid lo quiso en 2016 y 2019, pero el interés no fructificó. Termina contrato con el Manchester United en junio de 2022, por lo que será otra de las piezas más cotizadas del mercado. La ‘vía Mbappé’ también puede funcionar con otro de los artífices de la Francia campeona del mundo.

Paul Pogba y Raheem Sterling en un amistoso entre Francia e Inglaterra en junio de 2017.

Paul Pogba y Raheem Sterling en un amistoso entre Francia e Inglaterra en junio de 2017.
THOMAS SAMSON (AFP)

Rüdiger (28 años)

Otra ganga que puede deparar el próximo mercado. El central alemán también termina contrato con el Chelsea a finales de la presente temporada. Puede ser un gran refuerzo para una posición que el Madrid no terminó de reforzar tras la marcha de Ramos y Varane. El modus operandi para su fichaje sería el mismo que el de Alaba: aprovechar que acaba contrato para que llegue y así poder ofrecerle un suculento contrato. 12 millones de euros, igual que el austriaco.

Kessié (24 años)

El mediocentro acaba contrato con el Milan y no sólo acapara el interés del Madrid, también el del Barça. Pero hay un tercero en discordia temible. El PSG quiere repetir la maniobra que le hizo al Milan con Donnarumma y arrebatárselo gratis aprovechando que expira su contrato.

Sterling (26 años)

El propio jugador se ha puesto en el mercado con unas declaraciones en una publicación estadounidense: “Si hubiera una oportunidad de ir a otro lugar, estaría abierto a ello en este momento. Debería aprender un idioma. Me gusta bastante el acento francés y el español”. El momento no puede ser más oportuno. Acaba contrato en 2023 y está en período de renovar con el City o que el club skyblue se planteé su marcha para hacer caja. Un objetivo apetecible.