Dos huesos para Madrid y Barça en los cuartos de la Copa del Rey

La Copa del Rey es el torneo por excelencia del baloncesto español. Los ocho mejores equipos de la primera vuelta se enfrentan durante cuatro días en partidos a vida o muerte por el segundo título de la temporada en una única sede. ¿Se puede pedir algo más? Sí, unos cruces de cuartos como los sorteados ayer por Sitapha Savané y Amaya Valdemoro en el WiZink Center de la Comunidad de Madrid, sede del torneo del 11 al 14 de febrero. El único pero en esta edición: la ausencia de las ocho hinchadas, la gran salsa copera, por culpa del coronavirus.

El Real Madrid, actual campeón y rey de Copas (28) se medirá con el Valencia, el rival más duro fuera de los cabezas de serie. Los taronjas, campeones en 1998 bajo la batuta del recientemente fallecido Miki Vukovic, enlazan la mejor racha de la ACB en estos momentos con nueve victorias seguidas.

Los blancos disputarán este primer cruce el jueves 11 (21:30, #Vamos) por ser campeones de invierno. Esto les permitirá, si avanzan, tener un día más de descanso antes de las semifinales del sábado 13. “Nos ha tocado el peor rival posible”, asegura Alberto Herreros, director deportivo del Real. “Es un reto complicado”, continúa Chus Mulero, su homólogo valenciano. El cruce entre el Iberostar Tenerife y el Hereda San Pablo Burgos, que debuta en el torneo, abre el primer día (18:30, #Vamos). Son los dos únicos equipos de los ocho clasificados sin Copa. Los otros seis acumulan el 82,1% (69 de 84) de las disputadas.

El segundo turno, el del viernes 12, comienza y se cierra fuerte. Primero, con el TD Systems Baskonia-Joventut (18:30, #Vamos), reedición de los cuartos de 2019, que ganó la Penya con una monstruosa actuación de Nicolás Laprovittola: 36 puntos (8/11 en triples), 4 rebotes y robos y 7 asistencias para 50 de valoración (récord del torneo). Los vascos vuelven a la Copa tras su sonora ausencia del pasado curso. Entre los dos conjuntos suman 14 trofeos: 8 los de Badalona y 6 los vitorianos.

Y, después, el otro gran duelo de cuartos, Barça-Unicaja (21:30, #Vamos). Es la segunda oportunidad para que el proyecto de Jasikevicius obtenga su primer título tras fallar en la Supercopa de Tenerife. También de Mirotic de inaugurar su palmarés como azulgrana después de quedarse a la puertas en la fase final de Valencia y en Canarias. “Nos ha tocado un rival duro”, subraya Jasikevicius, presente en 3 de las 25 Copas culés. “Debemos afrontar el duelo sin presión”, señala Manolo Rubia, director deportiva de los cajistas, campeones en 2005.

Antonio Martín: “Va a ser un espectáculo, no tengo dudas”

“Es especial celebrar en un año tan distinto la Copa del Rey. Muchísimas gracias al Ayuntamiento y a la Comunidad, porque no es fácil apoyar cuando todo no va bien. Es de agradecer el esfuerzo que han hecho. Y también lo que están haciendo los clubes para aguantar, que es muy complicado. La Copa del Rey ofrece el mejor baloncesto y eso no va a cambiar. Va a ser un espectáculo, no tengo dudas ni estoy preocupado”, comentó Antonio Martín, presidente de la ACB.

“Para Madrid es muy importante. Nos hace especial ilusión porque somos una ciudad castigada durante todo el último año. El deporte es una escuela de vida saludable y somos una ciudad muy deportiva. Es una escuela de valores, de vida… Siempre apoyaremos los grandes eventos y los que no son tan grandes. A nivel de imagen también es importante, para transmitir la imagen de esta maravillosa ciudad en la que vivimos”, añadió José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid.

Por último tomó la palabra Ignacio Aguado, vicepresidente y consejero de deportes de la CAM. “Vivimos tiempos especialmente difíciles. A pesar de las dificultades, hemos conseguido que Madrid vuelva a ser la sede de esta Copa del Rey. Nos ayudará a evadirnos y el poder ser el km 0 del deporte nacional y del basket… es muy importante para nosotros. Trabajo para ello. Esta instalación es la mejor del mundo para organizar espectaculos deportivos y eventos deportivos”.

Tenerife-Burgos: un debut contra la pareja Huertas-Shermadini

El San Pablo Burgos se estrena en la Copa en su cuarta campaña en la élite del baloncesto español y lo hace ante un Iberostar Tenerife, que está rindiendo a un gran nivel y se codea con los grandes. Fitipaldo se mide con sus ex y Kravic jugó uno de sus mejores partidos del curso ante Shermadini.

Iberostar Tenerife

El Iberostar se ha ganado a pulso dejar de ser considerado el equipo revelación de la Liga Endesa. En Tenerife se están haciendo las cosas muy bien y se ha acostumbrado a codearse con los equipos de la Euroliga. Las piezas han encajado bien en un equipo dirigido por Txus Vidorreta, el que mejor conoce a Marcelinho. Tyler Cavanaugh, Bruno Fitipaldo y Aaron Doornekamp han subido el nivel de un equipo que quiere dar la sopresa en Madrid. Por ahora, su techo son las semifinales.

Lo mejor del Iberostar Tenerife

En 2019 el Iberostar vivió una auténtica revolución y cambió a todo el equipo (el veterano era Gielo, que había disputado sólo un partido), pero le salió bien. Marcelinho y Shermadini pueden ser una de las parejas que mejor se entienden de toda la Liga Endesa y el georgiano está haciendo méritos para ser el MVP de la temporada. El equipo que más anota esta temporada (88,32) y uno de los mejores en el tiro de tres.

Lo peor del Iberostar Tenerife

Una plantilla algo más corta que la de otros equipos y que depende mucho de la conexión de sus bases (Marcelinho y Fitipaldo) con Shermadini. Si el georgiano está bien vigilado, al Iberostar le cuesta más encontrar otras opciones. Santi Yusta acaba de volver: el gallego pasó por quirófano en febrero y llevaba casi diez meses sin jugar. Los grandes se le atragantan: ha perdido contra Barça, Madrid y Baskonia este curso.

Hereda San Pablo Burgos

La ilusión en esta Copa la pone el Hereda San Pablo Burgos, que se estrena en la competición. El equipo castellanoleonés confió en 2019 en Joan Peñarroya y le ha salido bien. En su cuarto año en la élite ha estrenado su palmarés (ganó la Champions a principios de octubre) y a punto estuvo de meterse entre los cabezas de serie en este torneo. Un equipo sin grandes nombres, pero que se ha engrasado a la perfección.

Lo mejor del Hereda San Pablo

Llegan a la Copa sin ningún tipo de presión y con el recuerdo de la fase final de Valencia (se metieron en semifinales) aún fresco. Omar Cook es uno de los mejores pasadores de la Liga Endesa y el Burgos presume de buenos tiradores (McFadden, Renfroe…) y de guerreros, con Jasiel Rivero y Vitor Benite a la cabeza.

Lo peor del Hereda San Pablo

Nunca ha estado en la Copa del Rey y la inexperiencia en este torneo se suele pagar. Depende bastante de su tiro exterior (de los equipos que más tira de tres), así que parte de sus opciones estarán en cómo se levanten sus exteriores. Su juego interior es algo corto, más aún tras la marcha de Huskic y la llegada de Salash, en plena adaptación.

El Valencia asalta Burgos con un Labeyrie que sigue creciendo

Hereda San Pablo Burgos no pudo con un acertado Valencia Basket, especialmente desde la línea de tres, en un encuentro (78-83) en el que los de Ponsarnau dominaron en todo momento y en el que los burgaleses no supieron aprovechar las oportunidades de ponerse por delante. 

Los 25 puntos de Thad McFadden no fueron suficiente para que los burgaleses sumaran la victoria pero mantienen el ‘basket-average’ a favor frente a los taronja. 

Los primeros minutos fueron una sorpresa con dos equipos que basaron su juego en la pintura (6-4) hasta que Derrick Williams abrió la lata desde el triple para dar paso a un juego más abierto para el 18-23 definitivo. 

El conjunto de Jaume Ponsarnau empezó mucho más acertado el segundo cuarto, consiguiendo la máxima hasta el momento, +7, aunque la entrada de Thad McFadden a la dirección del juego por la baja de Alex Renfroe volvió a meter en partido al conjunto burgalés (32-34). 

Sin embargo, Louis Labeyrie fue una pesadilla para el conjunto burgalés. Con 14 puntos en esta primera mitad dejó de nuevo una ligera ventaja para el conjunto taronja (35-40). 

El San Pablo empezó mucho más acertado el encuentro con un gran Jasiel Rivero que llegó a poner por delante al equipo burgalés tras un parcial de 8-0 para dar paso a un intercambio de golpes entre los dos equipos intercambiando el dominio del marcador y donde cualquier error era castigado por el rival para llegar al último cuarto con un 60-62 que dejaba el partido abierto. 

Un parcial de 0-7 para los de Ponsarnau dio de nuevo la máxima para el Valencia Basket (60-71) ante un San Pablo que vivió demasiado del acierto de su mejor hombre, McFadden, quien mantuvo a los azulones en partido.

Un último arreón del San Pablo Burgos dio esperanzas a los burgaleses (78-83), pero Rivero falló a falta de 40 segundos y el encuentro terminó con el 78-83.

El San Pablo Burgos pasa a la siguiente ronda de la Champions

El Hereda San Pablo Burgos consiguió este martes el pase a la siguiente ronda de la Liga de Campeones al vencer al Filou Oostende belga por 88-73 en un encuentro que dominó en la segunda mitad.

La parte negativa del encuentro para el equipo espalñolk son las molestias con las que acabaron Alex Renfroe y Ken Horton, aunque habrá que esperar para conocer el alcance de sus lesiones.

El acierto exterior se hizo protagonista del inicio del cuarto, con dos equipos muy acertados que fueron intercambiando canastas sin una ventaja clara, pero provocando una situación que no gustó a Joan Peñarroya, que tuvo que parar el encuentro (17-18).

El parón fue clave para que los burgaleses se vinieran arriba y dos triples seguidos les dejaron con una ventaja de +10 al final del primer cuarto (35-25).

Fue el equipo de Dario Gjergja el que revolucionó el encuentro en el segundo cuarto con un parcial de 0-10 que casi devolvió la igualada al marcador (37-35), y de nuevo el protagonista fue el tiro exterior.

Ken Horton lo terminó con molestias en la espalda que le impidieron volver a la pista (54-49).

El tercer cuarto fue un periodo de poco ritmo en el juego por parte de ambos conjuntos y destacó la aportación de hombres como Miquel Salvó y Alex Barrera ante un pobre Filou Oostende, que se dejó parte del partido en este cuarto y terminó con un 71-58 en contra.

El San Pablo perdió a otro de sus efectivos en un choque fortuito de Alex Renfroe, que tampoco pudo volver a disputar más minutos.

El último cuarto fue un mero trámite para los burgaleses. Thad McFadden se empleó bien en defensa y de nuevo los triples permitieron a los locales aumentar la ventaja para tomarse la revancha de su única derrota hasta el momento en competición europea.

Copa del Rey ACB 2021: ya se conocen los ocho clasificados

La victoria del Barça en la pista del Baxi Manresa (76-99) le entregó la última plaza para la Copa del Rey de Madrid al Unicaja, que debería perder por 75 puntos para estar fuera. Algo imposible. De haberse dado un triunfo local en este partido, los de Luis Casimiro deberían haber ganado este domingo al TD Systems Baskonia para clasificarse para la cita del KO. Algo que ya no será necesario.

El equipo malagueño, que el año pasado disputó la Copa del Rey como anfitrión (era noveno al cierre de la primera vuelta y dejó fuera al San Pablo Burgos), estará en un torneo que se disputará en el WiZink Center de Madrid del 11 al 14 de febrero y en el que también pelearán por el título el Real Madrid, el Iberostar Tenerife, el Barça, el TD Systems Baskonia, el Hereda San Pablo Burgos, el Valencia Basket y el Joventut.

Una plaza de cabeza de serie, en el aire

Ya se conocen tres de los cuatro cabezas de serie del sorteo, que será el próximo 18 de enero. Son el Real Madrid, el Iberostar Tenerife y el Barça. La última plaza dependerá de lo que pase en el Unicaja-Baskonia de este domingo (18:30, #Vamos). Si gana el Baskonia, la plaza será suya; si no, el cuarto puesto será para el Burgos tras su triunfo frente al Coosur Betis (76-85).

El criterio de clasificación durante la pandemia

En una temporada tan golpeada por el coronavirus y con muchos partidos aplazados, los clubes decidieron que los equipos clasificados para la Copa del Rey serían los que mejor porcentaje de victorias tuvieran el 10 de enero. En caso de empate, quedaría primero los que tuvieran un mejor average.

Un gran Kravic tumba al Betis

El pívot serbio Dejan Kravic, con 22 puntos sin fallo en tiros de campo, desniveló en el último cuarto a favor del Hereda San Pablo (76-85) el partido de este sábado en la cancha del Coosur Real Betis, que vuelve a puestos de descenso tras cosechar su decimocuarta derrota liguera.

Los burgaleses se despegaron desde el primer cuarto, en el que la defensa bética concedió 32 puntos a un rival en vena desde detrás de la línea del triple (6/8) y en el que destacó el base internacional bosnio Alex Renfroe, autor de ocho puntos y repartidor de cuatro asistencias.

Un buen segundo periodo del local Jerome Randle, que metió diez puntos, no impidió que la diferencia a favor de los visitantes creciera hasta los 18 puntos (33-51, min. 17), si bien dos mates con tiro adicional de Kay y Ndoye en el minuto previo al descanso dejaban al Coosur Betis en el partido (43-55).

El desempeño en ataque de Youssou Ndoye cargó de personales a su par, el congoleño Sakho, y los béticos equilibraban el choque gracias a un parcial de 9-0 apoyado en tres canastas del alero dominicano James Feldeine y en cinco ataques consecutivos con pérdida del San Pablo en los que ni siquiera tiró (57-60, min. 26).

Los seis tiros libres fallados durante el tercer periodo, además del buen hacer de Xavi Rabaseda, habían impedido que los sevillanos completasen su remontada, pero el periodo final comenzó empatado a 62 gracias a una canasta inverosímil de Randle sobre la bocina, a una mano y desde su propia mitad de la cancha.

Kravic, con su equipo perdiendo por cuatro puntos, tomó la responsabilidad anotadora con ocho puntos seguidos que eran oro molido en un cuarto definitivo de malos porcentajes tras el que el Hereda San Pablo amplió hasta cinco su serie de victorias consecutivas en la competición nacional.

El Burgos mete baza: “Si no nos dejamos a nadie, despegamos”

La situación de Thomas Heurtel, abandonado por el Barça en Estambul (Turquía), tras el partido contra el Anadolu Efes ha levantado muchas reacciones. Algunas airadas, otras más instituciones y unas pocas humorísticas. En este último caso está, como no podía ser de otra manera, la cuenta en Twitter del Hereda San Pablo Burgos.

El equipo castellano jugó este martes ante el Darussafaka, equipo de la capital turca, en la Champions FIBA. Tras la victoria, la expedición burgalesa se desplazó al aeropuerto de la ciudad para volver a España, momento, en el que escribieron un mensaje en redes sociales.

“Si no nos dejamos a nadie despegamos. Hasta pronto, Estambul”, se puede leer en referencia al Barça, que impidió al base francés subir al avión de regreso a la Ciudad Condal con el resto de sus compañero por diferencias en las negociaciones sobre su desvinculación.

Precedentes

El conjunto azulgrana se sintió engañado por el jugador y su representante en la operación que separaba el camino de ambas partes: aparentemente, iba a fichar por el Fenerbahçe, pero una hora antes de firmar su desvinculación, el club se enteró de que los turcos no estaban interesados en el francés y que este negociaba con el Madrid, equipo en el que recalaría tras recibir gran parte de su salario por parte de los blaugrana.