Aplazado el Espanyol B-Andorra por cinco positivos de COVID-19

El estreno de Eder Sarabia deberá esperar al menos una jornada. El encuentro que se debía disputar este domingo entre el Espanyol B y el Andorra, del grupo 3 de Segunda B, se ha pospuesto debido a cinco casos de COVID-19 en el club perico (según fuentes consultadas), por lo que según los protocolos establecidos por la Federación Española de Fútbol el encuentro se deberá suspender. La noticia la ha hecho oficial el club andorrano aunque todo trascendió durante el miércoles. El Espanyol también la hizo oficial después.

El entrenador, que esta semana fue presentado en su nuevo cargo, debutará si no hay más contratiempos la semana siguiente ante el Cornellà (curiosamente rival copero del primer equipo del Barcelona esta noche) y en dos semanas visitará la Ciudad Deportiva Joan Gamper. En el caso del Espanyol B la siguiente jornada disponía de descanso, por lo que tendrá margen para que los jugadores afectados por coronavirus puedan descansar.

En el segundo equipo del Espanyol B ya ha habido varios casos esta temporada, también en la pretemporada, cuando algunos jugadores que se entrenaban con el primer equipo también dieron positivo. El primer equipo perico fue uno de los que más sufrió la pandemia la temporada anterior, cuando hasta diez jugadores y miembros del cuerpo técnico padecieron la enfermedad.

Los 120 años de Zamora, primer icono del fútbol español

Antes de Luis Suárez, primer Balón de Oro español (1960), o de la generación capitaneada por Iker Casillas y Xavi Hernández que alzaron dos Eurocopas y un Mundial entre 2008 y 2012, el icono del fútbol español fue Ricardo Zamora, nacido tal día como hoy de hace 120 años en Barcelona. Como relata Alfredo Relaño en su libro ‘365 Historias del fútbol mundial que deberías saber’, “fue el Jordan de la época, una celebridad del que se hicieron películas y prestó su imagen para anuncios”.

Quedó para la memoria colectiva la siguiente anécdota que refleja su reputación en todo el mundo, una historia entre la leyenda y la realidad. Cuando a Iosif Stalin, secretario del partido comunista en la antigua URSS, le dijeron que en España se había instalado la Segunda República, este preguntó: “¿Y a quién han puesto de presidente?”. Le contestaron que a Alcalá-Zamora. Y la réplica de Stalin fue “ah, el portero de fútbol”. 

Escudo/Bandera Espanyol

En la Barcelona de 1901 nació Zamora, padre de un médico gaditano y de una valenciana. Aunque su padre intentó por todos los medios que siguiera sus pasos en la Medicina (llegó a dejar el fútbol para centrarse en sus estudios), el balompié fue el amor de su vida. Empezó jugando en el Universitari para justo después, con apenas 15 años, debutar ya con los mayores del Espanyol. Con apenas 19 años, fue el portero de la primera selección española, que logró la plata en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920, durante muchas décadas el único éxito internacional.

Ricardo Zamora.

Ampliar

Ricardo Zamora. Archivo AS

Nace ‘El Divino’, el fichaje más caro de la época

Allí, en Bélgica, empezó la fama de El Divino y su eclosión internacional. Jugó en el Barcelona como profesional encubierto de 1919 a 1922 hasta que regresó al Espanyol, el club de su vida como siempre ha expresado. Fue allí donde tejió una trayectoria impoluta y brillante, que le llevó a ser popular en América en una gira que hizo el Espanyol y en la que se pagaba con una medalla de oro a la primera persona que le marcara un tanto, algo que logró Piendibene, delantero del Peñarol. En 1929 ganó la primera Copa del Rey del Espanyol, la famosa Final del Agua.

Con la Liga en marcha y con el fútbol inmerso en el profesionalismo, el Real Madrid rompió la hucha para pagar un traspaso sonado en la época: 150.000 pesetas. Estuvo seis años. Su último encuentro fue la final de Copa de 1936, ganada por su equipo ante el Barcelona, y con una espectacular parada a tiro de Escolà. Cuando empezó la guerra, fue preso por “señorito de derechos”, como relata Relaño en su libro, aunque logró escapar y refugiarse en Francia, donde siguió jugando a fútbol en Niza hasta 1938.

” En 1967 se le hizo un homenaje mundial en el Santiago Bernabéu con la celebración de un partido entre España y el Resto del Mundo, en el que participaron jugadores de la talla de Rivera, Eusebio o Mazzola”

Ya retirado, ejerció de entrenador en varios conjuntos, entre ellos el Espanyol, Atlético Aviación (Atlético de Madrid) o Celta de Vigo. En 1967 se le hizo un homenaje mundial en el Santiago Bernabéu con la celebración de un partido entre España y el Resto del Mundo, en el que participaron jugadores de la talla de Rivera, Eusebio o Mazzola. Zamora recorrió medio mundo para reunir a las estrellas, aunque le fallaron Pelé y Bobby Charlton. Once años después, Zamora, a los 77 años, falleció a causa de una enfermedad. Los homenajes no han parado de sucederse.

Moisés Hurtado, adiós anunciado

Moisés Hurtado ya no será el técnico del Juvenil B del Espanyol esta jornada. El entrenador presentó la dimisión a comienzos de semana, como adelantaron Esports Cope y Onda Cero y confirmó AS, después de no sentirse totalmente motivado para seguir desempeñando la función, por lo que, a falta de oficialidad, el ex jugador perico cierra así su segunda etapa en el club después de dos años y medio en la cantera.

Las divergencias entre el entrenador y la coordinación de fútbol base ya existían desde el pasado junio. Antes de que Rufete asumiera la dirección general deportiva, el anterior coordinador, Fran Navarro, había decidido asignarle a Moisés y a Javi Chica, su ayudante y también ex jugador del primer equipo, el Juvenil A. Pero con su despido y el nombramiento de Luis Vicente Mateo a Moisés se le volvió a responsabilizar del Juvenil B y se le impuso a Erik Llorca como segundo, desplazando a Chica a otro equipo del club.

Escudo/Bandera Espanyol

Esta decisión fue la primera en la que el técnico mostró su desacuerdo al no poder trabajar con su equipo de confianza. A partir de ahí, la temporada no está resultando sencilla para el Juvenil B, que la semana anterior perdió por 2-0 ante el colista, el Jabac Terrassa, y con diez puntos está en la zona media baja de la clasificación, con un equipo de prácticamente primer año y con algunos jugadores de esta generación asiduos al Juvenil A.

El entrenador se tomará ahora un descanso adquiriendo nuevos conocimientos a la espera de buscar nuevos retos profesionales. Su segunda etapa en el Espanyol se cerró de una manera anunciada, después de los últimos acontecimientos desde el pasado verano.

El Espanyol, un plusmarquista

El Espanyol tiene por delante una segunda vuelta tan apasionante como estresante, en la que cualquier tropiezo acompañado de las victorias de Mallorca o Almería supondría un tambaleo en la consecuencia del ascenso directo. Como dijo el consejero delegado, Josep Maria Durán, no hay plan B. Pero no le falta experiencia a los blanquiazules, un conjunto récord, que entre manos tiene romper otro guarismo que perdura al menos 25 años, el periodo de las últimas ligas que se han disputado con 22 equipos y 42 jornadas.

Los pericos han recibido solamente diez goles en 22 encuentros. El récord ahora mismo lo ostenta el Murcia de la temporada 2002-03, que logró acabar el curso campeón, y que solamente recibió 22 tantos. Ahora los blanquiazules están incluso por debajo de ese registro, al igual que el Mallorca, dos equipos que se basan principalmente en su equilibrio: son los que menos reciben y los que más anotan, con una diferencia de goles de +22 y +18 respectivamente.

Escudo/Bandera Espanyol

Aunque hay excepciones en estas 25 temporadas, hay una correlación directa entre los equipos menos goleados y los que lograron el ascenso, como Cádiz (39) y Granada (28) los dos cursos anteriores, algo que también lograron en la última década Eibar (28), Elche (27) o el propio Girona (28), rival de los blanquiazules este sábado.

Pese despistes defensivos y errores también de Diego López en algunos encuentros, el Espanyol ha mantenido una línea de goles recibidos que ofrece garantías y lo convierten en un equipo fiable. Casualmente, los pericos se medirán a un Girona que, junto a Leganés, fueron los únicos equipos que han logrado meterle hasta el momento dos tantos a los de Vicente Moreno. Las Palmas, Rayo Vallecano, Cartagena, Almería, Fuenlabrada y Lugo lograron marcarle un tanto al meta gallego, el Zamora del curso.

El técnico, cuando el equipo recibió cuatro goles en dos partidos dejando a un lado su invulnerabilidad, optó por agitar el equipo y el Espanyol recuperó su línea ascendente. En este caso el sistema defensivo, muy próximo al área de Diego López, se muestra sólido en los centros laterales, aunque nueve de los diez goles recibidos han sido desde dentro del área, tres de ellos de penalti y solamente siete de jugada. Otro mérito del plusmarquista Espanyol.

El Girona anhela los goles de Stuani para soñar con el playoff

Contar con Stuani es un lujo para el Girona, pero lo cierto es que esta temporada apenas lo ha podido disfrutar. Las lesiones han sido un gran quebradero de cabeza para el uruguayo y únicamente ha podido participar en siete duelos de Liga. El pasado sábado, en Copa del Rey contra el Cádiz, reapareció y se espera que este 2021 sea determinante en el conjunto rojiblanco. Sus goles son necesarios para soñar con el playoff y Stuani no rechaza el protagonismo.

El delantero uruguayo es el principal activo del club rojiblanco y en la entidad no esconden que muchas de las opciones de acabar entre los seis primeros clasificados esta temporada pasan por él. Desde su llegada al club gerundense ha mostrado una gran pegada y este curso se están echando de menos sus goles. El acierto de cara a la portería contraria es una asignatura pendiente para la segunda vuelta y es que, en los 21 primeros partidos ligueros, el bloque rojiblanco tan sólo ha festejado 16 tantos y es el tercero menos goleador de Segunda (únicamente tienen peores números Alcorcón y Albacete, con 12). Y para constatar la importancia de Stuani basta con mirar sus datos y es que la campaña pasada, él ya fue capaz de sumar 16 goles en sólo la primera vuelta. Es decir, los mismos que ahora lleva todo el Girona.

Escudo/Bandera Girona

Pero Stuani ya está de vuelta y sus sensaciones son inmejorables. Contra el Cádiz disfrutó de una ocasión de gol en los poco más de 25 minutos que estuvo sobre el terreno de juego y este curso, pese a disputar sólo siete duelos, ya acumula dos tantos. Este sábado ante el Espanyol se postula como titular y es un encuentro que tiene marcado en rojo por su pasado perico. Además, tiene el aliciente de volver a vivir un duelo con David López. Han sido una constante los rifirrafes entre ambos en los últimos duelos entre Girona y Espanyol.

Un Rayo exultante afronta la etapa reina: Mallorca y Espanyol

Ganar, ganar y volver a ganar. El Rayo se lo ha tomado al pie de la letra y sigue coleccionando triunfos, lleva seis: tres en Liga (Las Palmas, Alcorcón y Mirandés) y otros tres en Copa (Teruel, Haro y Elche). Es más, no ha hecho otra cosa desde que comenzara un 2021 que resulta prometedor. Esta racha ha conducido a los franjirrojos al cuarto puesto de la clasificacióntiene el ascenso directo a cinco puntos— y a los octavos de final del torneo del KO.

Además, el Rayo de Iraola ha demostrado en estos seis últimos duelos algunas de sus cualidades más características, como la solvencia atrás. Sólo ha encajado cuatro goles y ha conseguido dejar la portería a cero en tres ocasiones —dos de ellas, con Dimitrievski bajo palos—. Además, los vallecanos están demostrando pegada, ya jueguen con un delantero puro (Qasmi), algún extremo reconvertido (Bebé o Antoñín) o Trejo de falso nueve. Han sumado catorce tantos en este pleno de victorias y promedian 2,3 dianas por partido.

Habría que remontarse al 2 de diciembre para encontrar la última derrota del Rayo. Y es que después de caer contra el Leganés (1-0), los franjirrojos se han venido arriba y han completado una racha de ocho encuentros sin perder. Todo esto ha hecho que los madrileños estén exultantes y afronten con optimismo su etapa reina, puesto que ahora asoman dos de los pesos pesados de la categoría. Este sábado reciben al Mallorca en Vallecas (16:00 horas) y el próximo domingo 31 visitan al Espanyol (16:00).

Ambos compromisos determinarán las verdaderas aspiraciones de los rayistas, si pueden pelear por una de las plazas de ascenso directo, que actualmente ocupan pericos y bermellones, o su lucha se reduce a mantenerse en los puestos de playoff. Echando la vista atrás, los franjirrojos tienen motivos para la esperanza, ya que se impusieron a ambos en la primera vuelta. Los vallecanos ganaron (0-1, con gol de Isi) en el estreno liguero de Son Moix y también en la visita del líder (1-0, de nuevo Isi).

Escudo/Bandera Rayo

A nivel de resultados este es nuestro mejor momento. Hemos tenido solidaridad y contundencia defensiva, que es lo que nos ha dado el partido contra el Mirandés. Nos sentimos afortunados de tener los jugadores que tenemos. Están dándolo todo. Habrá momentos en los que los resultados no acompañen y tendremos que apretar, ahí será cuando más nos costará probablemente”, explicó Iraola, quien destacó el compromiso de sus futbolistas. Ayer, en Anduva, ya pudo contar con los que habían sido contactos de positivos por COVID: “Venían de diez días parados. No quería arriesgar con ellos de inicio y pudieron salir en la segunda parte. Eso condicionó la alineación”.

A pesar de la marejada extradeportiva, el Rayo de Iraola ha fulminado las mejores rachas de la última década, en cuanto a victorias consecutivas se refiere. Ya ha superado los cinco triunfos del equipo de Sandoval en la temporada 2010-11 (Xerez, Cartagena, Barcelona B, Numancia y Córdoba) y de los de Míchel en la 2017-18 (Albacete, Zaragoza, Barcelona B, Tenerife y Granada). En ambos casos, lo lograron sólo en partidos de Liga y terminaron cosechando un ascenso a Primera. Por lo que hay motivos para creer…

Osasuna se pasea en Cornellà a costa de un mediocre Espanyol

Que 2021 iba a ser mejor que 2020 se ha convertido en un mantra que, si ya la sociedad se encarga de desmentir, en lo futbolístico tanto Espanyol como Osasuna niegan con la cabeza. Los pericos, inmersos en la lucha por regresar desde Segunda, que en lo sucesivo será más que nunca el objetivo único. Y los rojillos, penúltimos en Primera pero al menos con la alegría, por muy efímera que sea, de pasar rondas en la Copa. La de dieciseisavos fue un auténtico paseo para los de Jagoba Arrasate, verdugos la temporada pasada de los pericos en LaLiga, y que necesitaron muy poco porque el Espanyol les puso una alfombra roja, o rojilla. Todas las facilidades del mundo.

Dejaba entrever la convocatoria del Espanyol que iba a por la Copa. La alineación –con una comprensible gestión de grupo de Vicente Moreno, también con un incomprensible Vargas– que no sobraba, pero bueno. Y el desempeño sobre el césped desde el primer minuto, que el interés no puede estar más centrado en LaLiga. Una dicotomía que ni siquiera los menos habituales trataron de enderezar. Y eso que Arrasate presentaba un equipo trufado también de suplentes, tal vez superiores, quizá más motivados, y con el debut de Manu Sánchez, cedido por el Atlético.

La prueba es que apenas necesitó Osasuna nueve minutos para que la eliminatoria hiciera bajada. Los que tardó David López, víctima ya de los rojillos en los letales compromisos del año pasado –que sentenciaron el descenso perico– en perder un balón que Javi Martínez aprovechó a las mil maravillas para disparar al segundo palo y batir, por primera vez desde que arribó al Espanyol, a Oier. Otro lío defensivo estuvo a punto de significar poco después el gol de Budimir. Y David trató de redimirse con un control y cabezazo que atajó Juan Pérez.

Pero fue al borde de la media hora cuando confirmó el Espanyol bien que no era su día, bien que es muy buena cabeza de ratón en Segunda pero sigue sin estar al nivel de la cola de león que le llevó a bajar en Primera. Un exrojillo, Fran Mérida, midió mal los tiempos a la hora de servir un córner, una acción ensayada que cogió desprevenido a Óscar Gil, a contrapié, replegando ya, por lo que no acertó a rematar en el balcón del área y cedió el esférico. Sacó petróleo con una velocidad inusitada Roncaglia, experico, que se echó una carrera tan enérgica como su pase con el exterior a Barja para que anotara, casi a placer, el 0-2.

No le quedaba más remedio a Vicente Moreno que recurrir a sus pesos pesados y lo hizo, ni corto ni perezoso, del tirón en el minuto 53. Entraron Raúl de Tomás, Embarba y Darder, pero lo primero que estuvo a punto de suceder fue el 0-3 de Osasuna, que perdonó Enric Gallego en un testarazo que se marchó alto. Sí es cierto que en lo sucesivo se igualaron las fuerzas, con un remate de Wu Lei al primer palo que casi se cuela y sobre todo tras la irrupción de Nico Melamed y tras un tiro de falta de De Tomás directo al palo.

Pero nunca se exprimió el Espanyol lo suficiente como para acercarse en el marcador, no digamos ya para doblegar la eliminatoria y pasar ronda. Hay maneras y maneras de olvidarse de la Copa, y escogió el Espanyol la más gris. Osasuna pasa: ganar nunca sobra.

Wu Lei tiene muy difícil revalidar el Balón de Oro

Tres veces se ha entregado el Balón de Oro al mejor futbolista chino y en dos ocasiones se lo ha llevado Wu Lei. El de 2018, por su campeonato con el Shanghai SIPG, que coronó como máximo goleador de la Superliga. El de 2019, por un meteórico salto al Espanyol, a LaLiga, en la que pronto se estableció como titular y con sus goles contribuyó a la clasificación europea. Y el Balón de Oro de 2020 está al caer y, pese a figurar entre los tres finalistas, el atacante tiene bastantes números de acabar destronado.

Se da la circunstancia de que el ganador del prestigioso galardón, organizado por el grupo mediático Titan Sports y por otras entidades del gigante asiático, se conocerá probablemente mientras Wu Lei esté jugando sobre el césped con el Espanyol. Una singular aunque bonita manera de saber de un premio futbolístico. La previsión es que se desvele este domingo, más o menos a la hora del encuentro ante Osasuna de la Copa del Rey. Pero esta vez, el Balón de Oro seguramente no saldrá de China. El descenso del club perico y su discreto rendimiento en Segunda dejan al jurado sin demasiados argumentos para otorgárselo.

El gran candidato en esta ocasión es Wu Xi, mediocentro de la selección que lidera Wu Lei y del Jiangsu Suning, del que es capitán a sus 31 años y al que ha conducido por primera vez en su historia al título de campeón de la Superliga china. Y ese es su gran baluarte, junto a la final de la Copa a la que también han llegado bajo su potente jerarquía.

El tercer aspirante en discordia al Balón de Oro, con muchas menos opciones, es Wei Shihao, extremo del Guangzhou Evergrande que pasó algunos años en Portugal y que llegó a debutar en la Liga NOS con el Boavista, pero que no acabó de explotar en Europa.

Más allá de los premios individuales, tiene claros Wu Lei sus propósitos para este 2021, que verbalizó en un vídeo difundido en las redes sociales de su país. “2020 no fue un año perfecto, pero tenemos mucho más que esperar en el futuro. Espero un rápido final a la pandemia y el ascenso del Espanyol a Primera”, sentenció, tras explicar que la COVID-19 le dio tiempo a reflexionar sobre su vida y a concluir que debe trabajar más duro por sus sueños. Que son los del Espanyol.

La importancia de Fran Mérida

Será el domingo para Fran Mérida uno de esos días que un futbolista anota en rojo (o en rojillo, en este caso) en su agenda. El sorteo de la Copa del Rey deparó un enfrentamiento del Espanyol ante Osasuna, el equipo en que militó las cuatro últimas temporadas, justo en la competición donde más se está prodigando el mediocentro, que en LaLiga ha perdido la titularidad. Fran Mérida se siente importante por partida doble.

La primera, por ese estado anímico que un jugador experimentado tiene pese a haber pasado de imprescindible en el primer tramo del campeonato a un revulsivo, aunque en realidad muy recurrente, desde hace jornadas. “Estoy muy bien. Un entrenador, cuando hace un once y cuando las cosas van bien, lo normal es que mantenga las piezas que le están funcionando”, asume Mérida, quien añade que “el equipo ha ido en una buena dinámica y entiendo al entrenador. La gente está a un buen nivel, yo creo que también he aportado con mis días mejores y peores, y por jugar ahora menos no me siento menos ni más que antes. Me siento igual de importante dentro del grupo”, zanja.

Pero su comparecencia de prensa de este jueves tenía como objetivo esa segunda importancia. La de medirse a Osasuna. A Jagoba Arrasate, quien le dirigió durante dos años. “Ha conseguido que su equipo juegue con unas ideas muy claras y, exceptuando estos meses de resultados complicados, ha conseguido mucho y tiene cantidad de armas”, avisa. Aunque también lanza una advertencia a los rojillos: “Ni mucho menos vamos a renunciar a la Copa del Rey. Todos sabemos cuál es el principal objetivo del Espanyol, pero en esta competición el club ha sido varias veces campeón. Creo que estamos preparados para afrontarlo”.

“La Copa nos ilusiona muchísimo. Va a ser un partido atractivo con dos equipos de gran nivel, por encima de la categoría va a ser bonito porque ambos tenemos jugadores con talento. Tiene todos los alicientes para ser un gran partido”, recalca Mérida, quien analiza que “ellos están en una situación en LaLiga y lo que tiene más sentido es priorizar la pelea por la salvación, aunque les conozco y compiten siempre, mientras que nosotros no renunciamos a nada”. Pues que ruede el balón.

El Espanyol consulta si puede jugar con público ante Osasuna

No se trata de un arrebato en uno de los momentos más duros de la tercera ola de la COVID-19, sino de una decisión muy meditada y que se ha adoptado “por coherencia al mensaje que siempre se ha trasladado a los socios” de contar con él en primer lugar, explican desde el club a AS. El Espanyol ha preguntado a la Generalitat de Catalunya por la posibilidad de que acuda público al RCDE Stadium este domingo, en el partido ante Osasuna correspondiente a los dieciseisavos de la Copa del Rey.

La consulta se realiza ahora porque se trata del primer encuentro de esta competición que el Espanyol disputa como local desde que empezó la pandemia. Se ha trasladado también una actualización del protocolo que diseñó la entidad antes de que se reanudara LaLiga, y que sirvió de inspiración para la elaboración del modelo de actuación de la propia patronal. El aforo que solicitaría el Espanyol se sitúa bastante por debajo del 30 por ciento que pudo acceder a la Ciudad Deportiva Dani Jarque en octubre, con ocasión de sendos partidos del Espanyol B y del Femenino A.

Consideran en el club que, de aceptarse su propuesta, la seguridad estaría plenamente garantizada en todos los momentos: acceso y salida, distribución en el campo, higiene… Pero, en cualquier caso, no convertirán la consulta ni en una batalla ni en una campaña, sino que acatarán la respuesta de la Generalitat, que muy probablemente sea negativo, ya que no vive el Espanyol insensible al delicado tramo de la pandemia ni a las restricciones –como el confinamiento municipal– que de esta se están derivando en Catalunya.