El Espanyol se juega en Granada evitar su segundo peor curso

Repasar la hemeroteca puede suponer un disgusto para cualquier seguidor del Espanyol. Los datos negativos abundan en este tramo final de curso cuando en la primera vuelta los blanquiazules coqueteaban con sus mejores guarismos, incluso por momentos su trayectoria era similar a la que trazó Joan Francesc Ferrer, Rubi, y llevó al equipo blanquiazul a la Europa League no hace tanto tiempo (2018). Pero la segunda vuelta lo ha dinamitado todo. Ha sido Goma-2, tanto que se ha llevado consigo al entrenador y al director deportivo.

Escudo/Bandera Espanyol

Por eso mismo, y aunque a efectos clasificatorios el encuentro no tiene más alicientes que conocer la posición final y saber cómo repercute al dinero a percibir por los derechos televisivos, este último encuentro ante el Granada en Los Cármenes guarda un valor importante para el Espanyol. De no puntuar, el conjunto de Vicente Moreno y ahora de Luis Blanco (el bombero de las dos últimas jornadas) será el segundo peor Espanyol en cuanto a puntuación desde que las victorias se cuentan por tres puntos. O lo que es lo mismo, desde el curso 1995-96.

Por debajo solo se sitúa el peor Espanyol de la historia, el del descenso de 2020, año de pandemia y desolación en el club perico, que alcanzó solo los 25 puntos para quedar último. Igualado está ahora con el conjunto de Miguel Ángel Lotina de la temporada 2005-06, que ganó la Copa pero que, por oposición, se salvó en el minuto 93 del último partido gracias al gol de Ferran Corominas. Aquel Espanyol también sumó los 41 puntos actuales.

Bagaje de puntos desde la 95-96

Temporada Puntos Posición
2020-21 82 (Segunda) 1
2019-20 25 20
2018-19 53 7
2017-18 49 13
2016-17 56 8
2015-16 43 14
2014-15 49 10
2013-14 42 14
2012-13 44 13
2011-12 46 14
2010-11 49 8
2009-10 44 11
2008-09 47 10
2007-08 48 12
2006-07 49 11
2005-06 41 15
2004-05 61 5
2003-04 43 17
2002-03 44 16
2001-02 47 14
2000-01 50 9
1999-00 47 13
1998-99 61 7
1997-98 53 10
1996-97 51 12
1995-96 74 4

Un Espanyol que coqueteó todo el curso con el descenso, no como el equipo de este curso, salvado oficiosamente hace siete partidos, matemáticamente hace dos jornadas. No han sufrido los blanquiazules, que sí se han dejado ir, como si una vez firmado el expediente ya nada tuviera sentido. Algo parecido le ocurrió a Javier Aguirre en la campaña 2013-14, cuando el equipo registró 42 puntos después de un tramo final en el que solamente consiguió sumar dos puntos de los últimos 24.

La victoria le daría al Espanyol la opción de acercarse a la media de puntos de este tramo, que se sitúa eso sí muy lejos, en 48,6 en Primera, muestra de que, pase lo que pase ya, la primera vuelta del Espanyol fue tan notable como insuficiente ha sido este segundo tramo, con el objetivo en este último encuentro de que no sea muy insuficiente.

Catoira o la gran oportunidad de una memoria privilegiada

Cuentan los que conocen a Domingo Catoira (1972) que su memoria es privilegiada, que es capaz de acordarse rápidamente de jugadores, precios, clubes y también de los datos más relevantes para para cubrir cualquier posición en la plantilla. “Se acordaría hasta del nombre de tu suegra”, bromean. Luego entran en juego otros aspectos que dependen de los recursos y de cada club, también de la capacidad para procesar esos datos y amoldarlos a las necesidades de la plantilla: los perfiles de los jugadores apropiados o los análisis futbolísticos previos para tomar las decisiones. “Hay que acertar”, dijo en su presentación. En eso radica la clave de cualquier director deportivo, y en esa la incógnita que debe demostrar el que será a partir de ahora el máximo responsable de la confección de la plantilla.

Escudo/Bandera Espanyol

Por ejemplo, de su época en el Valencia, la más conocida, comentan que suyas fueron las apuestas de jugadores como David Remeseiro, Jason, quien apenas llegó a jugar o la de Mouctar Diakhaby, quie no ha sido un intocable en las últimas campañas pero que ha tenido una notable participación. El club che pagó 15 millones. Se desenvolvió mejor en clubes como Valladolid, donde entre otros se hizo con los servicios por una temporada de Raúl de Tomás, hoy en la entidad blanquiazul. Aquel Valladolid fue la base del que, justo después, consiguió el ascenso a Primera con Sergio González en el banquillo.

Catoira es un gran conocedor del mercado español y era un apasionado del fútbol brasileño. Aunque ha estado en los despachos en la mayoría de conjuntos en roles como los de secretario técnico o scouter, ha ido acumulando experiencia, especialmente en su etapa de ya dos años en el Espanyol en la que ha debido lidiar con situaciones especiales en los distintos mercados y ha podido entender qué jugadores funcionan más o menos, actuando como mano derecha de Francisco Rufete.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/17/primera/1652776275_012164_1652776876_sumario_grande.jpg', '976', '550', 'Braulio, Cata y Catoira. / DIARIO AS’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-19.583333333333″>

Braulio, Cata y Catoira.
DIARIO AS

Del Súper Depor a vivir el fútbol desde los despachos

Aunque nació en Francia, Catoira, de descendencia gallega, se trasladó a La Coruña donde empezó a desarrollar su carrera como jugador. No logró llegar a la elite pese a estar en la cantera del Deportivo en los momentos del embrión del Súper Depor, para después jugar cuatro campañas en el Lugo, donde no llegó a coincidir en el primer equipo con Diego López, que en edad juvenil no debutó hasta la campaña 1999-00, cuando Catoira se fue a Novelda.

El ex defensa central desarrolló la parte final de su carrera en la zona de Valencia. Después del Novelda se marchó al Benidorm, donde continuó una vez retirado en el área técnica hasta que en 2010 que amigo Braulio Vázquez, ahora director deportivo de Osasuna y su ex compañero en el Deportivo, lo llamó para ir al Valencia en tareas de ojeador. Luego fue al Valladolid para después volver al Valencia hasta que acabó fuera del club y Rufete lo rescató para el Espanyol. Dos años después, llega el gran momento de su carrera.

Raúl de Tomás baja la persiana

Los últimos minutos del primer tiempo entre Espanyol y Valencia, el sábado, ejemplifican lo que ha sido el último tramo de la temporada para Raúl de Tomás. En el 44’, en un golpe contundente a Thierry Correia, su única falta, vio la tarjeta amarilla que le impedirá jugar en Granada, en la última jornada. Y apenas 120 segundos más tarde anotó el gol del empate para los pericos, en su único disparo, que celebró con apatía, igual que había sucedido el miércoles en Mendizorroza. Las dos caras de un RdT sobre el que todo el mundo se formula la misma pregunta: ¿volverá a vestir la blanquiazul?

Escudo/Bandera Espanyol

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 16 de mayo de 2022

Ha sido una temporada magnífica desde el punto de vista numérico para el madrileño, que no ha alcanzado sus máximas cotas de Segunda –los 24 goles con el Rayo Vallecano de la 2017-18 ni los 23 que le valieron el ‘pichichi’ hace un año con el Espanyol–, pero sí ha superado con 17 dianas sus propios registros en Primera, que se situaban en los 14 que anotó con el Rayo tres temporadas atrás. Los ha repartido, además, en 17 encuentros distintos, algo que en clave perica tan solo había logrado Rafa Marañón hace exactamente 45 años. Fue en aquella campaña 1976-77 cuando alcanzó el legendario jugador de Olite el récord realizador de un perico en una misma Liga: 22 goles.

A tanto no ha llegado De Tomás, quien sin embargo sí se ha convertido en el segundo máximo artillero del Espanyol en una misma temporada de Primera a lo largo de este siglo XXI. Se queda a dos tantos de los 19 de Raúl Tamudo en la temporada 2003-04, pero iguala los 17 de Borja Iglesias en la 2018-19 y del propio Tamudo en la 2001-02, mientras que ha superado los 16 de Gerard Moreno un curso antes. En 14 se quedó por ejemplo Sergio García, en el ejercicio 2014-15, en 13 Luis García el 2007-08 y en 12 Dani Osvaldo la 2010-11, para dar una idea de la dimensión de RdT.

11

Con su futuro en el aire por las aspiraciones personales que pueda tener y sobre todo por la conveniencia del Espanyol de vender –y más cuando tiene mercado y su cláusula asciende a 75 millones– para reinvertir en fichajes, la otra cara del delantero han sido no solo las expulsiones ante Athletic Club y Betis, instantes de desconexión, sino los momentos de agitación extradeportiva que ha acumulado en este tramo final de temporada. Desde su enganchón con unos socios en las redes sociales a su desencuentro con Vicente Moreno, que él mismo solventó en Instagram, pasando incluso por el desmentido que tuvo que hacer el viernes sobre la información de un hipotético fichaje por otro equipo.

A RdT no solo le queda conocer su equipo de la próxima temporada, que hasta nueva noticia será un Espanyol por el que firmó hasta 2026, sino esperar una llamada para saber si puede marcharse ya de vacaciones o si deberá esperar hasta dentro de un mes. Se trata de la convocatoria de la Selección española para la UEFA Nations League, cuyas cuatro primeras jornadas disputarán los de Luis Enrique en junio. Y él ha aparecido en las dos últimas convocatorias. Habrá que ver hasta qué punto le penaliza un final de temporada en el que se le ha acabado escapando un premio Zarra, al máximo goleador español, que venía sosteniendo todo el año.

Jorge Molina: la rentabilidad del gol

Jorge Molina lleva marcados 10 goles en Liga y dos en Copa. Máximo realizador del equipo por delante de Luis Suárez que lleva ocho. Más allá de estas cifras se encuentra la rentabilidad porque, cada vez que el alcoyano anota, el Granada suma puntos. Puntos de oro.

Echemos un vistazo. En la jornada 11 marcó un gol que rescató un punto frente al Getafe a los 97’. Cuatro jornadas después logró una diana en el 2-2 contra el Athletic en San Mamés y en la 17 salvó otro punto en el Carranza contra el Cádiz a los 88. Sus tres goles en el 4-1 al Mallorca de la jornada 18 aseguraron tres puntos. Por no hablar de otros tres puntos con su 2-1 al Atlético el 22-12-2012. Fue el iniciador de la igualada al Rayo en un partido que se perdiá por 0-2 con uno de sus goles oportunos en los peores momentos. Y tres puntos más en el 2-6 al Mallorca, sin duda su víctima favorita, en Son Moix, al que marcó dos nuevos goles. Si echamos cuentas vemos que los goles de Jorge Molina han ayudado nada menos que en 13 de los 37 puntos que suma el equipo rojiblanco. Siempre que marca, el Granada puntúa.

Escudo/Bandera Granada

En esta temporada Jorge Molina ha superado además algunos registros de notable interés. En datos publicados en la cuenta de Twitter del analista Pedro Martín se explica que es el segundo goleador más viejo de Primera con 40 años y 15 días, solo por detrás de Donato, ex del Atlético y Deportivo, que anotó con 40 años y 138 días. También es el tercer asistente más veterano en un encuentro de la máxima categoría (con los mencionados 40 años y 15 días detrás de Lowe (48 años y 226 días con la Real Sociedad en 1935) y Joaquín (40 años y 89 días en 2022 con el Betis).

Volaron las entradas

Por otra parte las entradas para el decisivo partido del domingo contra el Espanyol ya han volado. Se han vendido los últimos tickets y tan solo queda el clásico hueco en los palcos más vip que, por su puesto, desaparecerán. Un lleno a reventar donde, como se decía antiguamente, no va a caber ni un alfiler.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/17/primera/1652784616_648637_1652784939_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'La afición volverá a dar alas al Granada. Gran imagen de la grada rojiblanca en Sevilla. / Granada CF.’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-22.004545454545″>

La afición volverá a dar alas al Granada. Gran imagen de la grada rojiblanca en Sevilla.
Granada CF.

El derbi de los chinos

Otro de los alicientes de este partido decisivo para el Granada e intrascendente para el Espanyol es que sus propietarios son chinos. Derbi entre Rentao Yi y Chen Yansheng. El primero preside el club de Loa Cármenes desde septiembre de 2020, pero no ha pisado la ciudad.

Escudero: regreso y renovación

El lateral izquierdo volverá al equipo tras haber cumplido su partido de sanción. Ha hecho un final de temporada lo suficientemente notable como para que ambas partes se planteen seriamente la opción de seguir trabajando juntos por otra temporada más, hasta 2023.

Pablo Longoria: “Catoira hará un Espanyol más grande”

Se conocieron hace solo cuatro años. Pero conectaron de tal manera, que Pablo Longoria, entonces director deportivo ché y actual presidente del Olympique de Marsella a sus 35 años, tardó apenas unos meses en nombrar secretario técnico a Domingo Catoira. Y que ahora, aunque no está concediendo entrevistas por norma general, hace una excepción si se trata de hablar sobre el nuevo director deportivo del Espanyol. Incluso cuando la llamada de AS se produce en plena Gala de los premios de la Ligue 1.

Escudo/Bandera Espanyol

Domingo es coherencia“, le define lacónicamente, antes de entrar en mayores descripciones: “Es una gran elección para el Espanyol, la apuesta por alguien tan trabajador, honesto e inteligente. Tiene una gran oportunidad para demostrar los valores que ha exhibido siempre en los clubes donde ha estado, pero sobre todo donde veo que mejorará es que se tratará de un proyecto coherente, lógico y donde todas las piezas estarán conectadas y tendrán sentido“, enumera Longoria.

El ex de Juventus, Newcastle, Atalanta o Recreativo lo tiene claro: “La lógica me dice que sí, que Domingo contribuirá a hacer un Espanyol más grande“, expresión que acuñó el CEO perico, Mao Ye, el pasado viernes durante su presentación. “Por su nivel, es uno de los mejores profesionales del fútbol español, es su momento, el reconocimiento a todas las horas de trabajo y un nombramiento muy merecido”, apunta.

De otra frase de Mao, sobre los recursos “suficientes pero limitados” de que dispondrá Catoira, destaca Longoria que “ha trabajado a todos los niveles posibles, con una capacidad de adaptación total. Si tienes diez, Domingo trabajará sobre esos perfiles. Si tienes uno, también sabrá trabajar muy bien en ese estrato, Siempre se adapta muy bien al presupuesto, y lo maximiza“.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/16/primera/1652693352_457208_1652693837_sumario_grande.jpg', '976', '651', 'Domingo Catoira, el viernes, durante su presentación como director deportivo del Espanyol. / Joan M. Bascu&nbsp;(DIARIO AS)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.25″>

Domingo Catoira, el viernes, durante su presentación como director deportivo del Espanyol.
Joan M. Bascu (DIARIO AS)

Mercado español, perfiles y cantera

Cree Longoria que el nuevo director deportivo blanquiazul “va a dar mucha prioridad al mercado español, lo cual es necesario, porque da sentido de identificación al club. Y la segunda cosa que hará será trabajar no sobre mercados en particular sino en perfiles de jugadores que le demande su entrenador“. Y también apunta: “Cuando llegué al Valencia, Domingo tenía un conocimiento exhaustivo sobre la Ligue 1 y la Ligue 2. De hecho, sobre muchas de las dudas que yo pueda tener sobre el campeonato hablo con él y le pido su opinión, que siempre es frontal, directa y clara. Es una persona de fuertes convicciones“.

De la base, aporta que “en el Valencia se conocía al dedillo a todos los jugadores y equipos”, por lo que “en el Espanyol, que siempre ha sido reconocido sobre su cantera, será sin duda uno de los pilares sobre los que seguirá construyendo el equipo y el club”.

<figure id="sumario_3|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/16/primera/1652693352_457208_1652694027_sumario_grande.jpg', '976', '772', 'Longoria, en el césped tras la victoria del Valencia ante el Barcelona en la Copa del Rey de 2019. / ALBERTO IRANZO&nbsp;(DIARIO AS)’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.807407407407″>

Longoria, en el césped tras la victoria del Valencia ante el Barcelona en la Copa del Rey de 2019.
ALBERTO IRANZO (DIARIO AS)

Un entrenador “adaptable” al Espanyol

¿Y el entrenador? ¿Puede tratarse de Diego Martínez? Envía balones fuera Longoria, aunque da alguna pista: “Él sabe lo que necesita al club en cada momento. Elegirá a un entrenador adaptable a la filosofía del Espanyol. Y se decantará por unos perfiles concretos a una identidad de juego. Pero no puedo opinar sobre Diego Martínez, sería una falta de respeto hablar de una elección de entrenador desde un tercer club”. La misma lógica aplica sobre Marcelino García Toral, a quien bien conoce de sus inicios en el fútbol y del Valencia.

“Domingo te gana en lo cotidiano, por su conocimiento, su personalidad y sobre todo por los buenos consejos que da cuando tienes que tomar decisiones“, explica el presidente del Olympique de Marsella, quien considera que en el Espanyol Catoira “puede establecer un liderazgo claro, porque tiene una personalidad fuerte, y así es fácil que los demás te sigan, pero sobre todo un liderazgo establecido por su inteligencia emocional“.

El fútbol, la gran evasión de los refugiados del Dush ucraniano

Eurovisión no ha sido la única vía de escape en los últimos días para el maltrecho pueblo de Ucrania. Ese mismo sábado, horas antes del triunfo en el festival de la canción, un grupo de 28 chicos de Kiev se abstraían por unas horas de la invasión rusa, de la separación forzosa con sus familias y de su exilio forzoso sin fecha de retorno, gracias a su gran pasión por el fútbol.

Escudo/Bandera Espanyol

Al Espanyol-Valencia en el RCDE Stadium acudieron estos chavales, refugiados ucranianos, que hace un mes largo llegaron a una casa de la comarca de l’Anoia, primero, y desde hace unas semanas conviven en un centro situado en el Baix Llobregat, al amparo de la Fundación Diagrama Intervención Psicosocial. Presentan en común que tienen entre 14 y 16 años, y todos son jugadores cadetes en el FC Dush 21 de la capital de Ucrania. “El fútbol les motiva como ninguna otra cosa, es probablemente su mejor manera de evadirse de la lamentable situación que les envuelve”, afirma a AS la educadora social Andrea Mansa, quien presenció con ellos el partido.

Fue un contacto de esta organización con la Penya Blanc i Blava Sant Joan Despí quien les procuró las entradas. “Nos recibieron en Cornellà como si fuéramos famosos. La atención fue de diez. Durante el partido les iba mirando y tenían unas caras de emoción enorme. Estuvieron súper contentos. Y al final bajaron por iniciativa propia a la primera fila, detrás del banquillo, a pedir camisetas a los jugadores. Estaban como locos”, narra Mansa.

Al margen del Espanyol, de la escuela en la que estudian y de las actividades que les organizan los miembros de Diagrama, los chicos del Dush 21 han podido seguir la práctica del fútbol que adoran gracias a que un compañero de la fundación es entrenador en un club de Sant Boi, donde se entrenan e incluso van jugando, cuando surge la posibilidad, algún partido amistoso.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/16/primera/1652700113_062241_1652700795_sumario_grande.jpg', '976', '549', 'El Espanyol, sensible con la invasión rusa en Ucrania, ya trasladó a 40 refugiados el pasado marzo. / RCDE’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.118421052632″>

El Espanyol, sensible con la invasión rusa en Ucrania, ya trasladó a 40 refugiados el pasado marzo.
RCDE

Solo el fin de la guerra determinará su vuelta a casa, a Ucrania, junto a unas familias con las que se comunican habitualmente. “Ellos están evadidos pero ven las noticias. Las familias no les cuentan todo lo que sucede, pero muchas se han empezado a quedar sin trabajo, o se han tenido que ir a otras ciudades. Desde que vinieron hasta ahora, ha habido un cambio muy significativo”, asume la educadora social, sabedora de que el fútbol está siendo la gran evasión de estos chavales.

Mao Ye pone precio a RdT

Apenas 72 horas después de que se dinamitase el proyecto deportivo del Espanyol encabezado por Francisco Rufete y Vicente Moreno, el CEO de la entidad, Mao Ye, intentó aportar luz en la oscuridad en la que se ha acabado sumergiendo esta temporada el equipo. No dio excesivas pistas pese a someterse a una entrevista de prácticamente 40 minutos donde repasó los temas de actualidad, desde el nuevo entrenador hasta el futuro de Raúl de Tomás. Abrió la veda con el delantero madrileño.

“Fue una gran apuesta tanto económica como deportiva”, se arrancó Mao, recordando que el club hizo el fichaje más caro de la historia pagando 22,5 millones. “Era un gran jugador pero no daba un rendimiento óptimo en otros equipos. La mejor versión de RdT se ha visto aquí. El Espanyol lo llevó a la Selección. Estamos contentos, es un gran activo. También lo fue la renovación de Puado. RdT es una pieza importante pero en el equipo hay muchas piezas importantes, hay que cuidarlos, deben ser pilares y tenerlos en cuenta“, explicó el CEO, que después tasó al delantero blanquiazul.

Escudo/Bandera Espanyol

“Nuestra idea es que siga marcando más goles aquí. 70 millones puede ser una buena cifra para seguir construyendo el equipo. No puedo especular. No hay nada encima de la mesa“, recordó, mientras reiteró que, aunque en la Junta de Accionistas se presupuestaron 20 millones de ingresos por ventas antes del 30 de junio, no es necesario realizar esta operación. “Si no hay 20 millones de beneficios habrá perdidas. No significa que estemos obligado a vender. El presidente lleva dos años asumiendo esta pérdida. El problema es la liquidez, es más importante que el beneficio“, declaró el CEO en el programa 21 de Esport3.

Al margen de RdT, el aspecto económico y la “flexibilidad” que habrá esta próxima temporada con algunos parámetros del límite salarial, Mao filosofeó sobre el modelo de club y el futuro entrenador pero no concretó aún nada, a la espera de noticias que “ilusionen a la gente”. El Espanyol “necesita su propio modelo”, y este basa “en la cantera”. Relacionó estos dos conceptos con la figura del entrenador, piedra angular del nuevo curso. “Tenemos que mirar qué modelo de fútbol y que tipo de entrenador encajaría. Sin olvidarnos que este proyecto es de club, no de un entrenador en concreto. Hay un factor de cantera importante”, dijo.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2022/05/16/primera/1652696950_764513_1652704703_sumario_grande.jpg', '976', '682', 'Raúl de Tomás. / Joan M. Bascu’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-19.578947368421″>

Raúl de Tomás.
Joan M. Bascu

Mao, sobre Chen: “No le ha tocado la lotería”

Para construir ese modelo, y a la espera de los movimientos del mercado, Mao dejó claro que Catoira tendrá “recursos” tanto personales como materiales, pero que no dará más pistas ya que “si digo que vamos sobrados de límite, por ejemplo, pagaremos más; si digo que tenemos necesidades, venderemos por menos”. Un hermetismo que se irá desentrañando con el paso de los días y los primeros movimientos.

Mao desveló que tienen propuestas de arquitectos para mejorar los accesos al estadio y que el club está trabajando en los futuros abonos, sin especificar. Si se explayó al hablar del sentimiento de Chen y su balance después de seis años en el Espanyol. “Es un recorrido de desconocimiento, de tener que confiar en los profesionales, a tener ahora más confianza en sí mismo. Ahora sabe cuándo y cómo hacer las cosas. Conoce más el fútbol español, tiene más sensibilidad. Es un presidente hecho a sí mismo. No le ha tocado la lotería, lo ha generado en la industria. Todo está basado en su esfuerzo. Él se identifica con el club. El Espanyol comparte valores suyos”, argumentó, mientras que despejó los rumores de venta. “No tenemos un plan B. Es normal que haya interesados, tenemos un gran club”.

Un velatorio y un bautizo

Monasterio tibetano. No hay escenario peor que un partido de fútbol entre dos equipos que ya no tienen objetivos clasificatorios. Los jugadores se pasan la pelota sin demasiada intención, especulan, no se aprietan y los minutos van pasando como los años en un monasterio tibetano, lentos y aburridos, momentos para que el aficionado se reencuentre consigo mismo y se pregunte qué hago yo aquí, otra vez, en un RCDE Stadium poco poblado, con una animación en huelga y que vivió especialmente la primera parte en silencio. Un velatorio propio de una semana de despedidas en el campo y despidos en la dirección del club. Chen reinicia de nuevo la partida.

Inicio sintomático. A los 5 minutos de juego ya se podía intuir por dónde iba a desarrollarse el encuentro. Al minuto, Rubén Sánchez, que debutaba de titular, ya había lanzando a puerta y había puesto un centro. Estaba claro quien tenía más ganas de jugar este partido, prueba de ello la asistencia para el tanto de RdT ya en el añadido o su alto ritmo de juego por la derecha, que le llevó incluso a desfondarse en una acción: acabó en una pose típica del que finaliza un 400. RdT, mientras tanto, ya había cometido una falta a destiempo. Con cuatro amarillas no se cotizaba que quería ver la quinta para acabar aquí la temporada y no ir a Granada. La vio por protestar después de tres intentos de contacto que el colegiado no castigó con una cartulina.

Blanco en la oscuridad. Desde el banquillo, activo, gesticulando en todo momento, Luis Blanco lo veía con los nervios del debut aunque seguramente su pensamiento era contradictorio por la poca emoción del encuentro y la poca predisposición del equipo, cuya presión en campo rival duró un suspiro. El Valencia controló el juego, dominó y llegó con peligro al área. Maxi Gómez abrióm la lata. Ese 0-1 pudo llegar mucho antes. La defensa de cinco no trajo seguridad, mientras que solamente Rubén daba profundidad y Puado cazó un tanto que fue anulado por fuera de juego.

Escudo/Bandera Espanyol

‘L’hora dels adéus’. Más que en el campo, donde no pasaba nada, el partido estaba en la grada, donde tampoco había grandes noticias. La gente despierta siempre contra las decisiones arbitrales, ese actor que siempre genera controversia allá por donde pisa. Anomalías culturales del fútbol. También despertó en el minuto 21 y en la sustitución de Melendo, quien no ha llegado a un acuerdo para renovar su contrato. O mucho cambian las cosas o pondrá fin a sus 19 años en el Espanyol. Si eso se produce, su despedida no fue sin duda la soñada, como la de David López, una de las novedades del equipo y que también fue sustituido entre aplausos y emoción.

Un electroshock. Los Diego López, Fran Mérida (quien ya lo ha hecho explícito) o Tony Vilhena (¿con quién habló para expresar a su llegada que el Espanyol podía acabar entre los cinco primeros?) también a priori se despidieron sobre el césped, a la espera de que el nuevo director deportivo empiece a ordenar el puzle de la nueva plantilla. Y entre tanto adiós una bienvenida, la de Dani Villahermosa, que consiguió estrenarse en el mediocampo perico. Una cara nueva, un nuevo nacimiento de un Espanyol que necesita para la próxima temporada un auténtico electroshock. Otro más.

Un velatorio y un bautizo

Monasterio tibetano. No hay escenario peor que un partido de fútbol entre dos equipos que ya no tienen objetivos clasificatorios. Los jugadores se pasan la pelota sin demasiada intención, especulan, no se aprietan y los minutos van pasando como los años en un monasterio tibetano, lentos y aburridos, momentos para que el aficionado se reencuentre consigo mismo y se pregunte qué hago yo aquí, otra vez, en un RCDE Stadium poco poblado, con una animación en huelga y que vivió especialmente la primera parte en silencio. Un velatorio propio de una semana de despedidas en el campo y despidos en la dirección del club. Chen reinicia de nuevo la partida.

Inicio sintomático. A los 5 minutos de juego ya se podía intuir por dónde iba a desarrollarse el encuentro. Al minuto, Rubén Sánchez, que debutaba de titular, ya había lanzando a puerta y había puesto un centro. Estaba claro quien tenía más ganas de jugar este partido, prueba de ello la asistencia para el tanto de RdT ya en el añadido o su alto ritmo de juego por la derecha, que le llevó incluso a desfondarse en una acción: acabó en una pose típica del que finaliza un 400. RdT, mientras tanto, ya había cometido una falta a destiempo. Con cuatro amarillas no se cotizaba que quería ver la quinta para acabar aquí la temporada y no ir a Granada. La vio por protestar después de tres intentos de contacto que el colegiado no castigó con una cartulina.

Blanco en la oscuridad. Desde el banquillo, activo, gesticulando en todo momento, Luis Blanco lo veía con los nervios del debut aunque seguramente su pensamiento era contradictorio por la poca emoción del encuentro y la poca predisposición del equipo, cuya presión en campo rival duró un suspiro. El Valencia controló el juego, dominó y llegó con peligro al área. Maxi Gómez abrióm la lata. Ese 0-1 pudo llegar mucho antes. La defensa de cinco no trajo seguridad, mientras que solamente Rubén daba profundidad y Puado cazó un tanto que fue anulado por fuera de juego.

Escudo/Bandera Espanyol

‘L’hora dels adéus’. Más que en el campo, donde no pasaba nada, el partido estaba en la grada, donde tampoco había grandes noticias. La gente despierta siempre contra las decisiones arbitrales, ese actor que siempre genera controversia allá por donde pisa. Anomalías culturales del fútbol. También despertó en el minuto 21 y en la sustitución de Melendo, quien no ha llegado a un acuerdo para renovar su contrato. O mucho cambian las cosas o pondrá fin a sus 19 años en el Espanyol. Si eso se produce, su despedida no fue sin duda la soñada, como la de David López, una de las novedades del equipo y que también fue sustituido entre aplausos y emoción.

Un electroshock. Los Diego López, Fran Mérida (quien ya lo ha hecho explícito) o Tony Vilhena (¿con quién habló para expresar a su llegada que el Espanyol podía acabar entre los cinco primeros?) también a priori se despidieron sobre el césped, a la espera de que el nuevo director deportivo empiece a ordenar el puzle de la nueva plantilla. Y entre tanto adiós una bienvenida, la de Dani Villahermosa, que consiguió estrenarse en el mediocampo perico. Una cara nueva, un nuevo nacimiento de un Espanyol que necesita para la próxima temporada un auténtico electroshock. Otro más.

Blanco: “Espero que Melendo esté aquí muchos años”

Luis Blanco arrancó un punto ante el Valencia en su debut en Primera. Un estreno accidental, provoco por el seísmo de la semana con los despidos de Vicente Moreno y de Francisco Rufete como responsables deportivos del club. No se mordió la lengua el técnico del filial, que comentó que “no me quedé contento de lo que transmitimos“. También habló de Melendo, quien espera “verlo muchos años aquí” y dejó claro que RdT “hay momentos que está muy metido y otros donde está más desconectado”.

Impresión del debut. “Las sensaciones fueron las que creía, me lo tomé como si estuviera en el filial. Era difícil que el mensaje llegara, pero me sentí cómodo. No me quedé contento de lo que transmitimos”.

Los jugadores del filial. “Los he tenido, los tengo y sé lo que pueden dar. Necesitan proyectarse. Se han ganado tener la oportunidad de poder mostrarse, lo tenía claro para el partido”.

Defectos del partido. “A nivel de juego. Con balón debemos ser más amenazantes, tuvimos poca profundidad, me gusta que seamos más verticales. Me hubiera gustado haber contagiado algo más ese sentimiento que quería. Eso nos habría dado más opciones de gol. Tenemos una semana de trabajo, de analizar al rival, seguramente mejoraremos en los comportamientos. Espero que a nivel de juego se vea un cambio”.

Escudo/Bandera Espanyol

Amarilla a RdT. “La acción no la recuerdo, creo que no fue una falta. Fue por hablar. La desconozco. RdT nos dio un gol y su predisposición es muy buena. Los que lo conocen dicen que está involucrado. Hay momentos en los que está metido y otros en los que está más desconectado, pero va con su personalidad. Son cosas innatas que cuestan quitarlas”.

Titularidad de David López. “Lo puse porque creía que nos podía aportar. Queríamos partir de seguridad atrás, nos iba a dar cosas y lo vi muy involucrado y decidí meterlo. Calero estaba haciendo buenos partidos y debía decidir. Me alegro por él, haciendo además un buen partido. Estoy contento por él”.

Escudo/Bandera Valencia

Villahermosa. “Es un chico fabuloso, es capitán del filial, es dinámico y se puede adaptar a todas las posiciones. Es muy intenso, defiende hacia adelante y tiene personalidad. Era un partido muy difícil y cuesta entrar”.

Futuro de Melendo. “Tuve la suerte de poder entrenarlo dos años. Entró en la Escuela y tiene talento. Le deseo lo mejor, pero no lo sé si es mi último año o no. Espero que Melendo esté aquí muchos años”.

Partido ante el Granada. “La semana que viene iremos a ganar. No estoy tan acostumbrado, pero los jugadores sí. Al final es por los jugadores, porque se vayan bien de vacaciones, vamos a competir hasta el final… Hay muchas cosas que merecen la pena. Intentaré inculcarles que hay que salir como si fuera el primer partido”.

Mensaje en el vestuario. “Venía aquí por algo, queríamos que compitiéramos bien y transmitirlos de una manera”.