Zidane, a la caza de Muñoz

Cinco años después de haber sido presentado como entrenador del Real Madrid (interrumpidos por propia voluntad durante nueve meses), Zinedine Zidane se apresta a afrontar un nuevo reto que le puede dar un nuevo trofeo tanto al conjunto blanco como a su propio palmarés: si los madridistas se proclamasen campeones de la Supercopa el domingo en Sevilla, sería su 12º título en 237 encuentros. Hasta ahora, el entrenador francés acumula 235 encuentros dirigiendo a la primera plantilla blanca con el siguiente balance: 155 victorias (66%), 48 empates (20%) y 32 derrotas (14%). Se colocaría a sólo dos títulos de igualar el récord de Miguel Muñoz, que en sus 14 campañas como técnico madridista logró 14 títulos (nueve Ligas, dos Copas de Europa, dos Copas de España y una Copa Intercontinental).

La diferencia radica en que Zidane apenas ha necesitado ese lustro para lograr esos 11 que le igualan en el ránking con Johan Cruyff, que también sumó 11 campeonatos con el Barça. Por delante tiene al mencionado Miguel Muñoz y a Guardiola (con el Barça), ambos con 14 títulos.

No obstante, el palmarés de Zidane no es corto. Tres Champions logradas de manera consecutiva, algo que no se había visto nunca con el nuevo formato y que hay que remontarse hasta la década de los 70 para ver algo similar con el Ajax, primero (1971-73), y el Bayern después (1974-76), sin olvidarse de la época dorada en la Copa de Europa donde los blancos dominaron desde 1956 hasta 1960. Añadan dos Ligas, dos Supercopas de España, dos Mundiales de Clubes y dos Supercopas de Europa: en total, ha ganado un título para las vitrinas blancas cada 22 encuentros que ha dirigido a los blancos. Sólo le falta la Copa del Rey para culminar un palmarés espectacular. Un trofeo que, curiosamente, ya se le resistió como jugador blanco: jugó dos finales (2002 y 2004) y perdió ambas…

Por detrás de Muñoz y de Zidane aparecen nombres ilustres en el santoral de técnicos madridistas: Luis Molowny, que ganó ocho trofeos, y Vicente del Bosque, que levantó uno menos, siete. Todos tienen el mismo denominador común: fueros hombres de club que no dudaron en aceptar retos complicados en etapas difíciles. Y todos salieron campeones…

Zidane decidió marcharse en el verano de 2018 tras ganar su tercera Champions consecutiva. Sumaba nueve títulos cuando decidió dar un paso a un lado. El entrenador francés adujo motivos personales. “Si creo que no voy a ganar, es mejor hacer un cambio”, aseguró en conferencia de Prensa el 31 de mayo de 2018, antes de explicar que podría regresar (“Claro que puede ser un ‘hasta luego’. Voy a estar cerca de este club siempre”). Algo que cumplió en marzo de 2019 para ir perfilando la plantilla en los 11 últimos partidos de Liga que quedaban. La campaña siguiente volvió a ganar la Liga, la del Coronavirus, un campeonato con dos tramos futbolísticos: en el segundo periodo el Madrid enlazó 10 victorias consecutivas en los últimos 11 encuentros para asegurar la Liga 34. Ahora llega a Andalucía. Primero a Málaga, donde curiosamente ganó su primera Liga en La Rosaleda al derrotar a los locales en 2017 para sellar la primera Liga después de cinco años. Luego, el domingo, si elimina al Athletic Club, le tocará el Barcelona o la Real Sociedad en la final de La Cartuja (21:00 horas, #Vamos).

También es llamativo su historial en finales: ha disputado nueve y ha ganado las nueve. Un pleno increíble. Guardiola, por poner un ejemplo, ganó ocho de sus primeras nueve finales. Es un dato que avala su trayectoria como entrenador de alto nivel, aunque sabe que algún día le llegará la primera derrota. Pero él se ve ganador en Sevilla. Significará que sigue engrosando la Sala de Trofeos del nuevo Bernabéu…

 

 

El balance histórico de los derbis

El Alfredo Di Stéfano se estrena como escenario de un derbi madrileño que va a vivir su capítulo número 279. Un enfrentamiento histórico en el que domina claramente el Real Madrid, que con 141 triunfos ha salido victorioso en más de la mitad de los choques contra el Atlético. Los rojiblancos se han llevado la victoria en 69 ocasiones, mientras que 68 encuentros se resolvieron con empate. El saldo de goles también favorece al Madrid, con 480 goles marcados por los 355 anotados por su rival capitalino

El balance general se proyecta prácticamente calcado en la Liga, la competición donde más veces se han visto las caras, con 166 enfrentamientos. El Madrid ganó 88 partidos y el resto se repartió en 39 victorias del Atlético y otros tantos empates. Los madridistas llevan marcados 290 goles y los atléticos 216.

Los diferentes campeonatos regionales que se disputaron en las primeras décadas del siglo XX hasta el inicio y consolidación del campeonato nacional de Liga se mantienen como el segundo mayor campo de batalla entre ambos equipos. Fueron medio centenar de derbis que se saldaron con 29 victorias del Madrid, 9 empates y 12 triunfos del Atlético.

Bajo el paraguas de la Copa, en sus diferentes denominaciones a lo largo de la historia, se han jugado 45 derbis, con 18 triunfos para el Madrid, 15 empates y 12 victorias rojiblancas. La fugaz Copa de la Liga de la que se jugaron cuatro ediciones (todas con eliminatorias a doble partido, incluida la final) en la década de los 80 auspició cuatro derbis. El Atlético ganó dos, el Madrid uno y el otro quedó empate. Uno de los cruces fue la final de 1985, en la que se proclamó campeón el Madrid.

Europa también ha vivido la pasión del derbi madrileño con una decena de enfrentamientos. Nueve han sido en la Copa de Europa, con cinco victorias blancas, dos rojiblancas y dos empates. El décimo derbi en competición continental tuvo lugar en Tallin en la final de la Supercopa de Europa de 2018, saldado 2-4 a favor del Atlético.

Al Madrid se le resiste el Atlético en las Supercopas, porque en la de España tampoco le ha ganado (un triunfo colchonero y dos empates) en el tiempo reglamentario. Aunque la tanda de penaltis proclamó campeón al Real Madrid en Yeda (Arabia Saudí) en la final de la última edición.

Marcelo se pone en manos del preparador de Marcos Llorente

Marcelo ha decidido dar un paso al frente. Tras las duras críticas que ha sufrido el brasileño por sus últimas actuaciones, el lateral se ha puesto manos a la obra para dar un giro de 180 grados a su situación. Tras perder su estatus de titular indiscutible tras la llegada, primero de Solari, que le suplió con Reguilón, y luego de Mendy, fichado por petición expresa de Zidane, el brasileño no desaprovechó el día libre que le concedió el entrenador francés esta semana: trabajó en su domicilio particular con la ayuda de Adolfo Madrid, preparador físico muy conocido en el mundillo del deporte. El lateral se ha puesto en manos de este profesional que trabaja codo con codo desde hace casi tres años con Marcos Llorente. En su nómina también figuran Ibai Gómez, Jenni Hermoso o deportistas retirados que quieren mantenerse en forma, caso por ejemplo de Amaya Valdemoro. En los últimos días se ha podido ver a Marcelo en sus redes sociales ejecutando varios de los ejercicios que le ha puesto Adolfo Madrid para mejorar su estado físico.

Y es que los datos que presenta en la segunda etapa de Zizou como técnico blanco no son los mejores: el Madrid ha disputado 59 encuentros en Liga. En 29 de ellos ha participado Marcelo y los números están muy lejos de lo que se espera del conjunto blanco: 16 victorias (55% de las posibles), tres empates y diez derrotas (34%)

Marcelo se une así a Isco, otro jugador señalado por su bajo rendimiento, pero que han decidido dar un giro a su situación. El brasileño está a punto de igualar, junto con Sergio Fsmos, a Paco Gento como el jugador del Madrid con más títulos: La Galerna cuenta con 23 títulos logrados con la camiseta blanca. Por su parte, los dos primeros capitanes suman 22 trofeos. La próxima Supercopa de España puede ser el momento en el que alcanzen al actual presidente de honor del conjunto blanco.

Además, está punto de celebrar su decimocuarto aniversario como jugador blanco. Llegado en el mercado invernal de 2006, debutó en Riazor el 7 de enero de 2007 ante el Deportivo, suma hasta la fecha 515 encuentros con la camiseta blanca. Con el Madrid ha ganado cinco Ligas, cuatro Champions, dos Copas, tres Supercopas de Europa, otras cuatro de España y cuatro Mundiales de Clubes, y tiene contrato hasta 2022 con el conjunto blanco. Se ha propuesto revertir su situación y se ha puesto manos a la obra.