El Plan B es 'La Fábrica'

En tiempos de crisis deportivas o de necesidad de apretarse el cinturón hasta el último agujero, la cantera es el recurso más socorrido. El Madrid ha cumplido su intención de no acudir al mercado ni para cubrir los huecos que dejaron Jovic y Odegaard, y a Zidane no le queda más remedio que rejuvenecer forzosamente su Plan B. Tendrá que acudir al manantial que es La Fábrica blanca. No le queda otra. El marsellés se lo olió en verano, cuando premió a diez del Juvenil de Oro que ganó la Youth League con Raúl subiéndoles a ejercitarse con los mayores. Salió prendado de varios (Arribas, Blanco y Gutiérrez) y fue el inicio de más llamadas.

Escudo/Bandera Real Madrid

Este curso, Zidane ha hecho debutar a tres canteranos (Arribas, Marvin y Chust) y dejó a seis más a un paso de hacerlo, cuando convocó a Hugo Duro, Blanco, Sergio Santos, Aranda y los porteros Lucas Cañizares y Luis López. También subió a juveniles relucientes como el japonés Pipi Nikai y David Mellado. Con futbolistas como Isco y Mariano en el ostracismo, está obligado a canteranizar el equipo…

En Valdebebas hay canteranos pujantes para cubrir cualquier posición que pudiera necesitar Zidane…

Los goles: Hugo Duro

El Madrid hace goles a trancas y barrancas… mientras ve a Jovic de nuevo enchufado en Frankfurt. El getafense Hugo Duro (21 años) es una alternativa viable. Es el pichichi del Castilla, con cinco dianas en ocho partidos, conoce la Primera y la Europa League con el Getafe de Bordalás y Zidane le tiene en estima. De hecho, le incluyó en la Lista A de la Champions en verano y ahora es el tercer nueve de facto del equipo, tras Benzema y Mariano. Duro fue convocado para San Siro y se llevó los libros (estudia para ingeniero mecánico) pero no llegó a debutar. Si Hugo Duro es la opción más sólida para ampliar el arsenal del gol, la arriesgada es Israel Salazar Sala, el killer del Juvenil A. El extremeño (17 años) flagela a sus rivales en División de Honor. La pasada jornada le endosó un hat-trick perfecto al Rayo Majadahonda. Es el goleador más prolífico de toda la cantera blanca (se encamina a su gol 200 como madridista) junto a Iker López (Cadete A). En una función más cercana a la banda está el juvenil Óscar Aranda (18), extremo con gol, que fue convocado al encuentro de La Cerámica en noviembre.

‘Pipi’ y Peter, desborde

Son dos de los futbolistas más desequilibrantes, cada uno en su estilo, de toda La Fábrica. Antes que Kubo, en el Madrid se hablaba japonés gracias a Takuhiro Pipi Nakai (17 años). Un diez muy creativo y que Zizou ya conoce en persona. “Pipi es técnicamente exquisito, baila encima del balón…”. Así le definió hace poco en AS el extécnico del Juvenil, Dani Poyatos. El nipón rompe por dentro, a lo Odegaard, mientras que Peter Federico (18 años) lo hace por fuera. Una gacela que salta entre el Castilla y el Juvenil A y lo hace por la banda derecha, especializado en asistir. Una alternativa a lo que ofrecen Rodrygo y Vinicius. El Madrid sabe que tiene una joya y el año pasado le blindó por cuatro temporadas más.

Peter Federico y David González, dos de las joyas del Juvenil A madridista.

Blanco, a punto

El canterano está preparado para saltar a escena si falta Kroos. El cordobés (20 años) maneja el centro del campo a placer, es el epicentro del juego castillista y Raúl le tiene una fe enorme. A Zidane también se lo ha ganado. El francés le ha citado para los tres últimos partidos (Alcoyano, Alavés y Levante) y su debut oficial parece sólo cuestión de tiempo.

Arribas, al frente.

Por delante de Blanco, en el Castilla, actúa Sergio Arribas (19 años). Debutó en la primera jornada de Liga junto a Marvin (este disputó 20’), también en Champions contra el Mönchengladbach y el pasado fin de semana contra el Levante saltó al terreno de juego… dejando a Isco en el banquillo. En total ha jugado 24 minutos. Un diez con gol (16 el curso pasado en el Juvenil A), que usa las dos piernas y es milimétrico en el balón parado. Posee el pack completo y al técnico marsellés del Madrid le gusta.

David González vuela en el Juvenil

Este burgalés de 18 años se ha adueñado, del tirón, del nuevo Juvenil A de Romero. Pese a ser un centrocampista de perfil atacante, tiene tal llegada que ha marcado cinco tantos este curso y todos fueron claves para que su equipo ganara. Idóneo, si así lo quisiera Zidane, para hacer de Modric. El año pasado fue elegido MVP del Torneo Internacional Sub-20 de Indonesia, un Mundialito de la categoría.

Miguel Gutiérrez (19 años) lleva trabajando asiduamente con Zidane desde la salida del confinamiento, en marzo de 2020. Llegó a ir convocado a Cornellà. Un ‘tres’ total. JAVIER GANDUL

Gutiérrez, el ‘tres’ total

El lateral zurdo madrileño (19 años) fue el primero de esta nueva hornada que Zidane puso bajo su ala. Le hizo debutar en un amistoso contra el Fenerbahçe en 2019 y fue el único del Juvenil que subió a tiempo completo con el primer equipo desde el postconfinamiento. Llegó a ir convocado ante el Espanyol. Lateral y hasta extremo con Raúl, fue el máximo goleador junto a Latasa de la última Youth League. Lo más vertical, a lo Marcelo, que hay en Valdebebas.

Santos, un ‘dos’ pujante

Cuando Zidane ha necesitado apuntalar el lateral derecho, por las ausencias de Carvajal, Odriozola, Nacho o Lucas, siempre ha mirado a la oxigenada cabellera de Sergio Santos (19). El dos del Juvenil de Oro y ahora del Castilla. Zizou le convocó en Champions (Inter y Mönchengladbach) y también en Liga (Huesca y Valencia). Otro en la pole para tener su primera oportunidad.

Víctor Chust, capitán del Castilla, debutó con Zidane en Copa contra el Alcoyano. JAVIER GANDUL

Chust y Pablo Ramón, dúo de centrales

El que ya la ha tenido ha sido el valenciano Víctor Chust (20 años), que jugó los agónicos 120 minutos en Copa en Alcoy. Ha sido convocado seis veces más. Es el otro pilar del centro de la defensa del Castilla junto al mallorquín Pablo Ramón, un zaguero que le costó 1M€ al club blanco y que llegó a debutar con el Mallorca con sólo 17 años. Acaba de volver de una grave lesión.

Luis López, en espera

Aunque Courtois, Lunin y Altube cubren bien la portería, Zidane metió en el avión a este murciano (19 años) para que fuera al último Clásico del Camp Nou como tercer guardameta. En Valdebebas y las inferiores de la Selección se le ve un futuro inmenso…

El derbi de la oportunidad

Ampliar

Imprimir

Día grande en Orriols, con perspectiva de histórico para Levante o Villarreal. Derbi de la ilusión y sobre todo de la oportunidad. Es la quinta vez que el Levante se cuela en los cuartos de final de Copa en sus 111 años. Solo una vez llegó más lejos en un torneo del KO, en la ‘Copa de la España Libre’ de 1937, que se disputó en la zona republicana en plena Guerra Civil. Aquella Copa la ganó, aunque la RFEF le sigue negando la oficialidad del título. El Villarreal, club que ansía que llegue su día de tocar metal -de ahí que reclutara a Emery- únicamente alcanzó semifinales en una ocasión (sigue el partido en directo en As.com).

El cartel de favorito lo tiene el Villarreal por presupuesto y cupo de internacionales. Hasta aquí la lista de razones. Por sensaciones, el Levante llega en modo subidón. Todavía no han perdido en su estadio desde que lo tunearon y Paco López viene de plantar otra pica en Flandes al Real Madrid. Los granotas se ha sobrespuesto a la baja de Campaña siendo un equipo en mayúsculas y a sus delanteros se les caen los goles (Roger, 9; Morales, 9; Sergio León, 6). A Paco López la Copa le ha servido para tener enchufados a todos y precisamente su dilema es decidir a quién se deja ahora fuera de la fiesta. A priori apostará por los que le han llevado en la Copa hasta aquí. Los Cárdenas, Coke, Toño, Rocina o Dani Gómez.

Por ilusión, el Villarreal no se queda atrás. Si Fernando Roig revolucionó el equipo como lo hizo en verano fue precisamente para llegar más lejos que nunca en todo. El problema de Emery es que a su primer ‘Día D’ como amarillo llega con su equipo renqueante. Tiene entre algodones a Yeremi, Foyth y Gerard; Alcácer recién salido de la enfermería y Chukwueze y Capoué dentro de ella. Pero este Villarreal es competitivo (solo dos derrotas en 31 partidos) y tiene plantilla para las duras y las maduras.

El 88% de goles de españoles

El gol en el Levante y el Villarreal habla español. El 88% de los goles marcados entre los dos equipos valencianos han tenido como autor a un futbolista susceptible de ser convocado por Luis Enrique (84 de 95). El Levante suma 40 goles entre Liga y Copa y 35 (87,5%) tienen como autor a un jugador español; el Villarreal ha marcado 55 goles (incluyendo Europa League) y 46, por españoles (84%).

Apuesta a cara o cruz

Ampliar

Imprimir

Cuando se vive en el alambre, que es lo que lleva haciendo el Barcelona de Koeman desde hace meses, antes o después llega el día en el que hay que jugárselo todo a cara o cruz. Hoy es uno de esos días. En el Nuevo Los Cármenes de Granada (21:00 horas DAZN y Telecinco) el Barça se va a jugar a una carta seguir vivo en la competición que está a cuatro partidos de ganar. Los últimos resultados indican que el equipo blaugrana, a pesar de todas las tormentas, está en recuperación. Pero es una mejora que el Granada puede frustrar con 90 minutos inspirados (sigue el partido en directo en As.com).

Sin la red de seguridad que otorga un partido de vuelta y con la LaLiga muy lejos, a este Barça le urge agarrarse a objetivos concretos e inmediatos. Nada mejor que la Copa en estos casos, pero la apuesta tiene aristas.

El Granada es un conjunto que besó la lona hace tres semanas contra los barcelonistas de manera exagerada. Cobraron más castigo del que merecieron los nazaríes en un duelo en el que no se parecieron en nada a lo que habían sido durante el presente curso. Por tanto, es difícil que los de Diego Martínez vuelvan a equivocarse en lo mismo que les llevó a perder ante el Barcelona en LaLiga. Podrán caer, pero conociendo a su técnico, no será por los mismos errores.

Contra las opciones del Granada juegan las bajas de jugadores importantes, especialmente en la medular donde Diego Martínez no podrá contar con Milla, Gonalons y Yangel. Tampoco ayuda la tralla que asume el equipo andaluz en este curso (34 partidos oficiales), pero por contra está la ilusión que desborda un equipo que ha demostrado que en eliminatorias es temible.

En el Barcelona son conscientes del rival y de su situación en LaLiga y la Copa se perfila como el camino más corto para cerrar objetivos. Por eso, Koeman no tiene pinta de inventar mucho esta noche. Un cambio por línea como máximo y buscar ganar la última mano que se juega sin error.

Optimismo ante Real Sociedad, Athletic y Barça: 6 puntos de 9

El Cádiz está casi a la mitad de su ‘Tourmalet’ de la temporada, tras la disputa de los partidos ante Sevilla y Atlético. En el horizonte asoman ahora Real Sociedad (domingo), Athletic (15 de febrero) y Barcelona (21 de febrero). Duelos muy complicados para el equipo de Cervera, que se antojan como retos importantes en el devenir de la temporada. A pesar de no ser equipos de ‘su Liga’, será importante sacar algo positivo, sobre todo tras las dos últimas derrotas ante Sevilla y Atlético.

Escudo/Bandera Cádiz

Si nos atenemos a los resultados de la primera vuelta ante dichos equipos, lo cierto es que los amarillos pueden estar contentos. El bagaje fue de seis de nueve puntos, con victorias ante el Barcelona (2-1), en Carranza y Athletic (0-1), en San Mamés. El encuentro ante la Real Sociedad acabó en derrota por la mínima en el feudo gaditano (0-1). El Cádiz, por tanto, afronta con optimismo el calendario que viene.

Lo cierto es que son muchos los motivos para confiar; y es que la imagen mostrada ante el Atlético, a pesar de la derrota, ha llenado de confianza a la plantilla de cara a hacer un buen papel en los tres encuentros. Tras estos partidos, el calendario dará un ‘respiro’ a los amarillos, con rivales como Betis, Eibar y Alavés, tres duelos que en función de los resultados conseguidos en el ‘Torumalet’, podrían marcar el futuro del equipo a corto, medio plazo.

Ferro deja atrás su casa y se mira en el espejo de Ezequiel Garay

“Cuando me llamó mi hermano para decirme que por fin iba a fichar por el Valencia lo noté más feliz que en mucho tiempo“. Francisco Reis Ferreira (Oliveira de Azeméis, Portugal, 1997) ya es nuevo jugador del Valencia Club de Fútbol tras una operación que comenzó en verano y que parecía agonizar a finales del mes de enero, pero que terminó en alegría tal y como relata su hermano Jean Ferreira. Sin ir más lejos, el central hace solo cuatro días pensaba que iba a quedarse en el Benfica, pero los che reactivaron el movimiento y hoy Ferro sonríe. El luso deja atrás su casa y aunque nunca ha sido muy dado a abandonar el nido, esta vez lo hace con el gusto de emprender una aventura que siempre ha considerado como prioritaria.

Escudo/Bandera Valencia

Ferro proviene de la Portugal profunda, tanto es así que pese a que nació en Oliviera de Azeméis, vivió toda su infancia en Madail, una localidad al norte del país de apenas 800 habitantes. Francisco desarrolló su gusto por el fútbol a raíz de ir a ver los partidos de su hermano y en cuanto tuvo la edad no dudó en apuntarse al equipo de la ciudad más próxima a su localidad, el Oliveirense. Tras un paso por el Benfica de Aveiro, con apenas 11 años, llamó la atención del Benfica (Sport Lisboa e Benfica) y emprendió el rumbo a la capital portuguesa. Allí dejó de llamarse Kiko, como había sido conocido hasta entonces, y pasó a ser conocido como Ferro en referencia a su apellido, ya que ya había un Kiko en la plantilla. Todo marchaba de maravilla, sin embargo tras dos años en Lisboa se quiso marchar de allí.

“Ferro es una mezcla entre el poderío aéreo de Diakhaby y la salida limpia de balón de Hugo Guillamón”

Jean Ferreira

Las razones no fueron deportivas, mucho menos económicas…Simplemente, Ferro a sus 13 años echaba de menos su casa y su familia. Ese caracter familiar llevó a que el Benfica accediera a esa petición pero lo mantuviera ligado al club y lo cediera al Taboeira, un equipo a tan solo 28 minutos de su casa (lejos de los 280 km que separan Lisboa y su ciudad), y allí Ferro creció las dos temporadas siguientes hasta estar listo para volver a la capital.

Foto de Ferro

Y en Lisboa se quedó desde los 15 años. Con el Benfica ha crecido paso a paso: debutó con el filial ante el equipo del que su hermano es ojeador el Oliveirense, dio el salto al fútbol profesional debutando en todo un derbi de semifinales de la Taça de Portugal ante el Sporting en 2018. También ha dado el salto al máximo nivel siendo titular en 4 de los 6 partidos que jugó su equipo el curso pasado en Champions. Y finalmente ha llegado a un punto de estancamiento bajo el mando de Jorge Jesús, que este curso apenas le ha dado participación y quien solo le ha dejado salir cuando Veríssimo ha vuelto de la Libertadores. De hecho, Ferro suspira porque en el duelo del Benfica ante el Sporting el pasado lunes, el central Jardel se lesionó y está convencido de que si eso hubiera sucedido el fin de semana él hoy no sería valencianista.

Ampliar

FERRO DEBUTÓ EN EL BENFICA ‘B’ ANTE EL EQUIPO DEL QUE SU HERMANO ES OJEADOREn el centro de la imagen se puede apreciar a Ferro dándose un abrazo con su hermano. DIARIOAS

Por ello, pese a su falta de minutos esta temporada y su juventud, el Valencia incorpora un jugador que sabe lo que es disputar la Champions y tener titularidades con continuidad. “Para mí es una mezcla entre el poderío aereo de Diakhaby, pero la salida de balón técnica de Hugo Guillamón“, así define Jean Ferreira a Ferro en calidad de hermano pero también como Scout futbolístico que es. “Mi hermano tiene muy buena técnica, por encima de la media para ser central, buena visión de juego y también buen posicionamiento” continúa Jean, quien también señala que a veces debe ser más duro y que se compenetrará muy bien con Gabriel Paulista.

Esas cualidades técnicas (que le llevaron a iniciarse en el futbol como centrocampista) son las que le han hecho decantarse por LaLiga pese a que hace unos años tenía en mente ir a la Premier. Su familia en la que siempre se apoya siempre le ha recomendado el fútbol español y el Valencia desde que surgió el interés. Curiosamente uno de los futbolistas en los que más se ha fijado Ferro en los últimos años es Ezequiel Garay, a quien admiraba desde su paso por el Benfica y quien tiene unas aptitudes similares a las suyas. El argentino ya es pasado del Valencia, Ferro es el presente y entre ceja y ceja tiene ser también el futuro de la entidad che.

Borja Iglesias, el gran 'refuerzo' invernal de Manuel Pellegrini

Los 35 minutos que Borja Iglesias jugó en los cuartos de la Copa del Rey ante la Real Sociedad lo cambiaron todo. Quizás si Joaquín hubiese acertado con un remate casi a placer que hubiese evitado la prórroga, el escenario sería muy distinto. Pero la realidad es que el ariete gallego recuperó su sonrisa y su olfato goleador tras ese doblete y después de volver a ser decisivo ante Osasuna en Liga. Su irrupción sobre el césped tuvo una inmejorabla respuesta al entregar los puntos a su equipo tras otra definición precisa a un pase certero de Tello. El Panda ha vuelto. Aunque hacía mucho que se le esperaba.

Los tres goles firmados en 67 minutos cambian totalmente el contexto de la delantera del Betis en sólo una semana. Se marchó Sanabria, que había contado con más oportunidades que el resto como nueve y deja siete millones de euros en la muy tocada arca verdiblanca. Respira el club. Pellegrini lo hace por la aparición de Borja Iglesias y por la sensación de que Loren también multiplicó su compromiso en plena lucha por un sitio en el once inicial. Desde el filial, también amenaza Raúl, un nueve a la vieja usanza que quiere dar el salto en vistas de cómo Pellegrini está entregando papeletas de protagonismo a sus canteranos.

Escudo/Bandera Betis

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 2 de febrero de 2021

Pero Borja quiere un sitio que parecía destinado a ser suyo cuando aterrizó hace dos veranos en el Betis a cambio de 28 millones de euros. Sumó seis goles en todo su primer curso y ahora tiene cuatro en su poder tras su semana de gloria, la que lo ha convertido en el gran refuerzo invernal del equipo bético. La esperanza volvió a estar presente en Heliópolis tras tantos meses de dudas justificadas. La ilusión también conquista a Pellegrini, sabedor que el gran momento del delantero puede impulsar un salto cualitativo en su equipo. Borja quiere un sitio en la cita del jueves en el Villamarín para seguir escribiendo capítulos de grandeza en esta Copa. Tras año y medio de dudas, derramó lágrimas tras su doblete copero ante la Real y ahora sonríe ante un devenir que quiere devolverle lo que le quitó.

El lujoso ascensor del Espanyol se atrapa entre dos plantas

Por encima de fichajes de última hora, del VAR, de penaltis no pitados y de decisiones arbitrales sobre pantalones que rozan la interpretación demasiado literal del reglamento, se duele aún el Espanyol, magullado por las heridas que el domingo se autoinfligió en su golpe más duro desde que cometió el histórico error –que no accidente– de bajar a Segunda. Y si las sensaciones preocupan es porque precisamente evocan a aquellas de la peor temporada de la historia.

Escudo/Bandera Espanyol

LaLiga SmartBank

*Datos actualizados a fecha 1 de febrero de 2021

Hoy el panorama es distinto –la categoría, lamentablemente, también– y continúa el Espanyol en zona de ascenso directo pese a dejarse remontar por el Rayo Vallecano un 2-0 absolutamente controlado al descanso. Pero el liderato ya obra en poder del Mallorca, con tres puntos más, al Almería –igualado a 45 con los pericos– le resta un partido y el cuarto clasificado, que son justamente los franjirrojos, podía haber quedado a 11 puntos pero se acerca hasta los cinco.

Resulta comprensible que Vicente Moreno no quisiera ni oír hablar de estadísticas en la previa de este último partido: ha perdido el Espanyol tantos partidos en las últimas cuatro jornadas –tres, ante Las Palmas, Girona y Rayo– como en las primeras 19. Y sin contar el modo en que se produjo la eliminación en la Copa a manos de Osasuna. No es de extrañar que el propio director deportivo, Francisco Joaquín Pérez Rufete, reconociera como parte del problema que “esto no puede pasar, ni ahora ni dentro de un año. Debemos hacer autocrítica, ser claros, contundentes y seguir remando en la dirección del objetivo”, asumía este miércoles.

El ascensor a todo lujo del mejor equipo de la categoría de plata, el “Real Madrid de Segunda”, en una definición que no disgustaba por Cornellà-El Prat y que trataba de condensar el altísimo potencial de los pericos en una Liga aparentemente menor, parece atrapado entre dos plantas a la que han reaparecido tics del pasado, algunos tangibles como múltiples errores en una salida de balón que cuesta goles incluso cuando los delanteros rivales no alcanzan el nivel de un Primera, y otros abstractos, como la (in)capacidad de desmoronarse mentalmente cuando el plan de partido se tuerce levemente.

“El ascenso no es siquiera un éxito. Es la única opción. Imagínense qué sería no conseguirlo”

Y esta tesitura se produce justo cuando Vicente Moreno parecía haber encontrado su equipo de gala, a costa de un enorme fondo de armario cada vez más distanciado de esos titulares. Lo que produce una paradoja: si el once ideal tampoco funciona –ha repetido, salvo la pieza de David López por lesión, en dos derrotas consecutivas–, ¿lo harán quienes se saben suplentes? El debate, en realidad, es más profundo, y su origen ataca directamente a la confección irregular de la plantilla.

Necesita, está claro, una suerte de electroshock el grupo menos presionado en las distancias cortas de la historia, sin público en los partidos, sin testigos en los entrenamientos, pero con la obligación moral de subir sí o sí. Los jugadores deben responder, pero no más que el resto de instancias de un Espanyol que no debería blindarse, sino mostrar al mundo más que nunca su ambición. Con hechos. El ascenso no es siquiera un éxito. Es la única opción. Imagínense qué sería no conseguirlo.

“Muchos de mis compañeros acabarán en Primera División”

– Nació en Alguazas, un pueblo muy cercano a Murcia. ¿Allí empezó a jugar al fútbol?

– Empecé con cinco años en el estadio de San Lorenzo con los amigos de mi clase y la infancia, que aún sigo conservando. Me acuerdo muy bien. En mis inicios tuve un entrenador con el que conseguí ganar la liga en alevines de segundo año, pero yo todavía era benjamín. Se llama Paco y tiene el Bar La Parada en el pueblo. Todavía tengo contacto con él y le llevo alguna camiseta.

Escudo/Bandera Mirandés

– ¿Qué echa de menos de su tierra?

– Sobre todo la rutina con mis amigos y la familia. Siempre he sido muy familiar. Estás en tu hábitat, el clima también ayuda mucho, pero Miranda es un sitio tranquilo. Me he adaptado bien y estoy muy a gusto.

Meseguer (de pie, el tercero por la izquierda), en sus inicios como futbolista.

Ampliar

Meseguer (de pie, el tercero por la izquierda), en sus inicios como futbolista.

Su trabajo en el Real Murcia no pasó desapercibido, incluso para un gran club como el FC Barcelona.

– Son cosas que siempre están ahí. Lo leí en su momento, pero siempre he dicho que cuando salgo al campo, me centro en el partido. Todo eso no lo tienes en cuenta y se te olvida. Siempre intentas hacer bien el trabajo.

– Y este verano llega un club mucho más modesto que desembolsa cerca de 130.000 euros para su fichaje. ¿Cómo recuerda ese interés?

Fue muy temprana la toma de contacto con el Mirandés. Chema (Aragón) enseguida habló con mi representante y conmigo. Desde el primer momento quise venir a un club de Segunda que apostaba por gente joven. Era la mejor opción. La cantidad desembolsada quiere decir mucho. Está haciendo muy bien las cosas y es capaz de hacer fichajes en propiedad.

– ¿Ha llegado a sentir más presión en el Real Murcia que la que puede tener en el Mirandés?

Allí la presión es continua porque es un club que exige mucho por el escudo que llevas y el tener que ganar cada partido. Estuve un año y creo que eso me ha ayudado. La exigencia te hace más fuerte, tanto dentro del campo como psicológicamente. En el Mirandés también tienes que cumplir con unos objetivos.

“La exigencia te hace más fuerte, tanto dentro del campo como psicológicamente”

– A parte del fútbol, ¿cómo se divierte Meseguer fuera de los terrenos de juego?

Paso mucho tiempo jugando a la Play que al final es mi compañera. Tengo mucha amistad con Iván (Martín). Nos conocíamos de antes y pasamos mucho tiempo juntos cuando podemos. Suelo ir a Vitoria al centro comercial, he ido a Bilbao, lo que se puede y cumpliendo con el protocolo.

– ¿Qué compañero le ha sorprendido más sobre el césped?

– Viniendo de nuestro equipo, más de un jugador acabará en Primera. Muchos de mis compañeros tienen unas condiciones brutales. Iván es un futbolista que marca la diferencia. Vivian tiene una jerarquía impresionante. Parece que lleva jugando en Segunda División 5 ó 6 años. Víctor (Gómez) también me ha sorprendido. Es el más joven y volverá a jugar en la máxima categoría.

– Hace una semana se conmemoró el noveno aniversario de la primera clasificación del Mirandés para las semifinales de la Copa del Rey. Por aquel entonces, Meseguer tenía tan solo 12 años.

– Recuerdo ese momento del Mirandés porque se hizo viral. Me acuerdo de Pablo Infante que salió por todos los lados, en las noticias y en los periódicos.

– Le quedan dos temporadas más por delante como rojillo, ¿con qué objetivos personales se presentan?

– Mi idea es seguir jugando y cogiendo minutos en la categoría. Y este año conseguir el objetivo lo antes posible para quedarnos otro año en Segunda.

– El hecho de rondar los puestos de playoff hace algunas jornadas, ¿pudo desorientar?

– No creo que haya sido eso, pero el futbolista a veces se confía y deja de hacer cosas porque se ve cómodo. Nos veíamos bien en la clasificación. Nosotros no debemos perder el norte. Hay que saber cuál es nuestro principal objetivo, que es la salvación. El otro día el equipo tuvo un cambio de actitud y ese es el camino.

“Quiero seguir jugando y coger minutos en la categoría”

– ¿Cristo González dará muchos puntos al equipo en la segunda vuelta?

– Claro que lo pienso. Es un jugador que marca diferencias dentro del área y ya nos ha dado los tres primeros. Nos va a aportar mucho en juego en tres cuartos de campo, en asociación porque le gusta estar en contacto con la pelota. No dará mucho más.

– En su caso realiza la denominada labor ‘oscura’ dentro del campo. Un aspecto del juego que se suele valorar muy poco.

– Mi juego es de esa manera. Hacer un trabajo correcto. Es verdad que los goles, las asistencias y la calidad de irse en el uno contra uno no la tengo, que al final es lo que más gusta a los aficionados. Me considero un jugador de equipo que siempre intenta ayudar.

– El Mirandés cerró el primer tramo de la temporada con 27 puntos. ¿Qué nota le pone al equipo?

– Un 8. Hicimos una buena primera vuelta, aunque los tres últimos partidos mancharon un poco el trabajo que habíamos hecho. Conseguimos bastantes puntos y con un buen juego. Siempre se puede mejorar y ojala que en esta segunda vuelta lo hagamos incluso mejor que en la primera.

El Girona se seca: no ha marcado en el 48% de sus partidos de Liga

En Girona tienen un problema con el gol. Sorprende que un equipo en el que coinciden, por ejemplo, jugadores como Mamadou Sylla, Samu Saiz y Cristhian Stuani lleve tan sólo 17 goles en lo que se lleva de Liga, pero es la realidad y Francisco no esconde que necesitan mejorar sus registros goleadores. Es el único camino que les llevará a disputar el playoff. Los gerundenses son el tercer conjunto menos anotador de Segunda y preocupa.

Estos 17 goles distan muchos de las temporadas anteriores porque sin ir más lejos el año pasado, tras los mismos 23 encuentros, el equipo rojiblanco había festejado 31 tantos (14 más). Ya con el mercado cerrado, Francisco es consciente que los jugadores actuales serán los que tendrán que dar un paso al frente y se espera que Stuani recupere su olfato goleador (sólo lleva dos goles) y futbolistas de segunda línea como Samu Saiz y Aday mejores sus registros. De momento, una escasa pegada está pasando factura a un Girona que vislumbra a cuatro puntos los puestos de playoff y es que, de los 23 duelos ligueros, se ha quedado sin marcar en 11 (el 48 por ciento). Y el problema no tiene que ver con la creación de ocasiones porque el Girona es el décimo equipo que más disparos realiza (185) sino de acierto.

Escudo/Bandera Girona

Ya inmersos en la segunda vuelta de la competición, Francisco está incidiendo, y mucho, en la pegada. Para recortar puntos a los equipos de playoff es vital ganar partidos y para ello se necesitan goles. En lo que se lleva de 2021 (cuatro partidos de Liga), los datos no están siendo del todo esperanzadores porque únicamente han firmado dos goles y para ello han rematado 18 veces a portería. Es decir, que necesitan tirar nueve veces para marcar un gol. Y así es muy complicado. Toca mejorar.

El Levante reta al Barcelona en un nuevo pulso por el liderato

Quedó atrás y tomó fuerza. El duelo entre Levante y Barça, que fue aplazado en la sexta jornada por la COVID-19, ha rodado hasta esta primera semana de febrero para ser un partido de grandes aspiraciones: el liderato de la Primera Iberdrola.

En el lado local queda un Levante que encadena seis victorias seguidas y que acaba de alcanzar la segunda plaza. Con sus estrellas a tono y una goleadora, Esther, que ha robado protagonismo al Barça como pichichi (16 goles), el conjunto granota presenta los ingredientes perfectos para plantarle cara al imparable Barça.

Para la gran cita, María Pry cuenta con las bajas sensibles de Irene Guerrero y Claudia Zornoza, con un esguince del ligamento colateral de la rodilla izquierda. Mientras, Lluís Cortés no podrá contar con Mapi León, expulsada ante el Real Madrid y ausencia destacada en el eje de la zaga azulgrana. Por el contrario, recupera para visitar al Levante a Lieke Martens, con el alta médica tras recuperarse de la lesión en el gemelo derecho.

El equipo azulgrana, que mide sus victorias por goleadas, viene de firmar un triunfo de alto valor (Real Madrid, 4-1) y camina como líder pese a tener tres y cuatro partidos menos que sus rivales. Un condicionante que deja en juego un liderato descafeinado en Buñol.

Datos del Levante – Barcelona

Posible once del Levante: María; Alharilla, Méndez, Rocío, Cometti; Jucinara, Andonova, Toletti; Alba Redondo, Banini y Esther.

Posible once del Barça: Paños; Marta, Pereira, Melanie, Leila; Alexia, Patri Guijarro, Aitana; Graham Hansen, Jenni Hermoso y Oshoala.

Árbitra: Martínez Madrona (Murcia).

Estadio: C.D. Buñol.

Hora: 16:00 (LaLiga TV)