En Mestalla, libérate

Mestalla abre sus puertas a un partido que sus protagonistas ven como un antes y un después, una tarde para desmelenarse, de quitarse corsés y caretas (sigue el partido en directo en AS.com). Así lo entienden los del Valencia, que tras levantar cabeza contra Villarreal, Atlético y Real ven hoy una oportunidad de decir “allá voy”, señalando a la zona alta de la tabla. Así lo ven también los soldados de Iraola, que sienten que no tienen techo con sus 23 puntazos, pero que ansían hacer caja fuera, porque el 79,1% de puntos se sumaron en Vallecas. Hasta los aficionados blanquinegros desean que el día sea el de la cruz y raya con la propiedad, con esas 20.000 cartulinas (‘Lim go home‘) que se mostrarán en el minuto 19. Por todo ello, como cantaba Rafael Conde, El Titi, símbolo del teatro de variedades, en Mestalla, unos, otros y los más, “libérate”.

Escudo/Bandera Valencia

Bordalás empieza a darse cuenta de lo cansino que es ejercer (sin serlo) de portavoz de este Valencia. Él solo es su entrenador, que no es poco, pero por ser el único que habla en público, lo mismo le cae una pregunta sobre las lesiones de Thierry y Paulista (Diakhaby-Alderete de nuevo), que por lo que tiene que hacer Maxi para ser titular (si vuelve se recuperaría el 4-4-2), que por el dinero de CVC (“siempre confías en mejorar la plantilla”) o por los bailes de Joey Lim como respuesta a unos aficionados que les pedían en Anoeta irse del club, dibujando más nubarrones a la tormenta social.

Escudo/Bandera Rayo

Iraola, por su parte, llega a Mestalla contento pero fastidiado. Su Rayo puede presumir de ser el mejor recién ascendido de las cinco grandes Ligas y esta tarde tiene el bendito problema de decidir si alinea a Sergi Guardiola, que se salió ante el Mallorca, o apuesta por la vuelta de Falcao, al que se le caen los goles desde que volvió a la Liga (uno cada 66 minutos). Pero el vasco tiene la baja de Trejo y, por su influencia, eso son palabras mayores. Su lugar lo ocupará Unai López, otro que también querrá gritar lo de El Titi. ‘Libérate’.

El EuroRayo está imparable

Una vez puede ser casualidad; dos, coincidencia… pero catorce jornadas después, este Rayo se ha convertido —por pleno derecho— en el equipo revelación del campeonato. Los franjirrojos llevan ocupando puestos europeos ocho jornadas y, en esta, terminan con la Champions a tres puntos. Buena parte de culpa la tiene su poderío en Vallecas. Los de Iraola son los mejores locales de Primera, gracias a sus seis triunfos y un empate. Nadie ha sido capaz de ganarles todavía en casa, donde han conseguido el 83% de sus puntos.

Con 23 en su casillero deja muy encarrilada una permanencia que podría rondar los 40. La salvación es el objetivo principal del club madrileño, aunque no el único, porque aspiran a cerrarlo cuanto antes y soñar con cotas más altas. De momento han tardado la mitad de jornadas (14, en lugar de 28) que en su última temporada en Primera (18-19) en alcanzar el mismo número de puntos. Por lo que llevan los deberes bastante avanzados.

Escudo/Bandera Rayo

Tanto es así, que este Rayo actual (siete victorias, dos empates y cinco derrotas) ha igualado la puntuación de aquel de Juande en la 00-01 (seis victorias, cinco empates y tres derrotas), el mejor a estas alturas de campeonato. Precisamente, ese equipo fue el que disputó la Copa de la UEFA, su única participación europea en toda la historia de la Franja, y alcanzó el liderato —de forma anecdótica— durante la primera jornada, tras imponerse al Villarreal (1-5).

La ilusión existe, como también la cautela. Iraola insiste en la importancia de no perder la perspectiva de que vendrán tiempos peores. “Los 23 puntos están muy bien, pero con esos lo que tienes garantizado es bajar, así que necesitamos más. Llegarán rachas más complicadas y esperemos no perder la identidad”, advirtió el técnico vasco. Una idea sobre la que incidió uno de los goleadores ante el Mallorca, Sergi Guardiola. “Podemos soñar, pero con los pies en el suelo. Nuestro objetivo pasa por ganar en casa, Vallecas lo sabe y nos lleva en volandas“, manifestó el delantero en Movistar. De momento, Vallecas sigue de fiesta y la grada corea aquello de el año que viene, Rayo-Liverpool

Vallecas, fortín de Primera

Unknown

Vallecas sigue siendo inexpugnable. Pasan las jornadas y el Rayo continúa invicto en casa, donde ha doblegado a Granada, Getafe, Cádiz, Elche y Barça. Sólo se le escapó vivo el Celta, con quien empató en la última contienda celebrada en sus dominios. Volaron esos dos puntos, pero no su condición de mejor local de Primera. Algo que examinará un Mallorca que sólo ha ganado una vez a domicilio este curso, el 21 de agosto ante el Alavés. Meses después ha arañado dos puntos con las tablas frente a Valencia y Cádiz.

Ese poderío ante su gente es el que mantiene al Rayo en la pelea por Europa (sigue el partido de hoy en directo en As.com). Un empate le bastaría para recuperar el sexto puesto, provisionalmente en manos del Barça. En Vallecas todo es posible. Allí se tumbó a un gigante como el azulgrana y allí, en el fondo, estará hoy lunes Santiago Bejarano. Otro gigante. Este aficionado franjirrojo se despertó, después de 50 días intubado por el COVID, apenas 24 horas antes de la remontada y el ascenso de los suyos en Montilivi. Fue el milagro que precedió a otro milagro y espoleó más si cabe a la plantilla, que se enteró de su historia a través de las redes sociales.

Santiago y las miles de almas que poblarán las gradas esperan mejor desenlace del vivido la pasada temporada, cuando el Mallorca noqueó a los locales en apenas veinte minutos (se puso 0-3 y la contienda terminó 1-3). Por entonces, los bermellones llegaban en mala racha (ahora encadenan cinco jornadas sin ganar) y los franjirrojos sólo habían caído una vez en su feudo (ahora ni eso). Aquel Mallorca subió y el Rayo le acompañó, playoff mediante. De ahí que este duelo mida a dos viejos conocidos, dos recién ascendidos que, de momento, transitan sin agobios clasificatorios por la élite.

Iraola repetirá el once del Bernabéu, con Nteka en punta. Más cambios se esperan en las filas de los de Luis García, quien tendrá que tirar del filial para cubrir la plaga de bajas. El técnico podría reservar a Amath, apercibido, para su próxima cita en Getafe, ante su ex.

La presencia de Falcao en la lista es la gran incógnita rayista

Radamel Falcao no está descartado para el duelo contra el Mallorca y eso ya es una gran noticia para el Rayo. El delantero pidió el cambio en el último partido, el del Bernabéu del pasado 6 de noviembre, por unas molestias que se tradujeron en una rotura en el aductor mayor del muslo derecho. Entonces, el club franjirrojo estimó que el tiempo de baja podría rondar las tres semanas. Sin embargo, el colombiano ha aprovechado este parón para centrarse en su recuperación y podría llegar al encuentro contra el Mallorca. “Evoluciona bien de la lesión, aunque va justo para el partido”, advirtió Iraola. Su presencia en la convocatoria es una incógnita, aunque no sería descabellado verle este lunes en el banquillo.

Falcao está siendo importante para el Rayo. Ya es el pichichi de la Franja con cinco goles, cifra que ha conseguido en sólo 334 minutos. Nadie marca más cada menos tiempo. Además, ha mojado ante los grandes (Athletic, Barça y Madrid). Los tantos que dieron el triunfo a los vallecanos ante los leones (1-2) y los culés (1-0) llevaron su firma.

Trejo y Mario, ante el pasado

Dos de los capitanes del Rayo tienen pasado bermellón. El Mallorca fue el primer equipo de Trejo en nuestra liga. Un jovencísimo Chocota aterrizaba en el equipo de Manzano allá por la 06-07 y permaneció tres temporadas. En aquella última ya coincidió con su actual compañero Mario Suárez, que pasó dos años en la isla (08-10). Ambos se reencuentran con su pasado.

Las claves del partido

Altos vuelos

El Rayo es el equipo que más marca de cabeza. Cinco de sus 19 goles fueron testarazos. Dos de ellos llevaron la firma de Falcao y el resto los hicieron Comesaña, Ciss y Mario Hernández.

Ausencias

El Mallorca pierde a siete jugadores importantes de la plantilla entre lesiones, sanciones y positivos en COVID. El resto de efectivos tendrá una prueba de fuego para convencer al míster.

Alerta

Los franjirrojos son quienes más penaltis cometen (llevan seis) y quienes más goles reciben así (cuatro, igual que el Cádiz). Dimitrievski ha parado dos.

De córner

Es la especialidad bermellona. Casi el 40% de sus goles (5 de 13) los ha marcado de córner. Ningún equipo ha hecho tantos así; Granada y Espanyol llevan 4.

Lluvia

Está previsto que llueva durante todo el lunes en Madrid. Existe un 95% de probabilidades de que haya precipitaciones a la hora del encuentro.

As a seguir

Óscar Valentín

Aporta un equilibrio fundamental en la medular rayista. Es un fijo para Iraola. Su labor de contención permite brillar a los delanteros.

Dani Rodríguez

Es muy determinante en ataque. Con dos goles es uno de los pichichis del equipo y también de sus máximos asistentes (dos).

Altas y bajas

–> Iraola, como es habitual, no dará la convocatoria. Eso sí, habrá dos bajas seguras, las de los lesionados Merquelanz y Pathé Ciss.

–> En el Mallorca, son bajas por lesión Raíllo, Kubo, Lago Júnior, Salva Sevilla y Hoppe. Baba está sancionado y Greif tiene COVID.

Rincón estadístico

–> El pasado curso se vieron las caras en Segunda y el Rayo cayó por 1-3, con goles de Amath, Abdón Prats y Salva Sevilla. Advíncula recortó distancias.

–> El último triunfo en casa de la Franja en Primera data de la 12-13. Se impuso por 2-0 (Baptistao y Delibasic).

Iraola: “Falcao evoluciona bien, pero va justo para el partido”

Andoni Iraola analizó el partido contra el Mallorca del lunes. Un duelo ante un viejo conocido, puesto que el pasado curso ya se enfrentaron en Segunda y ambos terminaron consiguiendo el ascenso. Para este choque, el técnico franjirrojo no podrá contar con Merquelanz y Pathè Ciss, lesionados. Sin embargo, Falcao no está descartado. Sea como fuere, el conjunto vallecano vuelve a jugar en su feudo, donde se mantiene invicto.

Escudo/Bandera Rayo

Situación del equipo tras el parón: “Hemos trabajado bien. ¿Cómo estamos? Lo veremos el lunes a la noche. Al final estos parones te sirven para volver a entrenar más. A partir de ahora vamos a tener más densidad de partidos. Lo que importa es la competición y el rendimiento que demos en el partido”.

Análisis del Mallorca, que encadena cuatro empates: “Somos dos equipos que nos conocemos muy bien porque venimos de ascender el año pasado con bloques muy similares. Tenemos el precedente negativo del pasado curso, que nos ganaron con cierta facilidad y muchos jugadores que estarán este lunes. Defensivamente tiene centrales que son difíciles de superar, muy solidario, que juega muy junto y te incomoda en la presión alta. No va a ser sencillo”.

¿Qué jugadores rivales les inquietan más?: “El bloque, se conoce muy bien y tiene el mismo entrenador. La temporada pasada subió con cierta facilidad y nos sacó bastantes puntos. Tiene futbolistas muy dinámicos como Dani Rodríguez, Amath, Antonio Sánchez…. jugadores de segunda línea que te pueden llegar. Además han incorporado a Ángel. Está Fer Niño. Pueden actuar en distintas posiciones e intercambiarse entre ellos… Han añadido a Kang In Lee. No es fácil fijar las marcas”.

¿Cómo está Falcao? ¿Llega al Mallorca? ¿Y cómo evolucionan Merquelanz y Ciss?: “Merquelanz está lejos, no contamos a corto plazo con él. Ciss se nos ha lesionado en este parón y lo perderemos para los próximos partidos. No sé cuánto tiempo decirte. Falcao evoluciona bien de la lesión, va justo para el partido. Lo positivo es que la evolución es buena y va según lo previsto”.

Un recién ascendido como piedra de toque: “Tenemos Mallorca y Espanyol, el Valencia entre medias… Son partidos importantes. Los tres que hemos ascendido hemos hecho un buen inicio de temporada. Hemos arrastrado la dinámica positiva. Nos está yendo bien, pero esto acaba de empezar y queda mucho por hacer”.

Cambio de idea sobre algún jugador con pocos minutos: “Siempre los digo lo mismo, se ponen y se quitan ellos, con su rendimiento y también su competencia. Hay futbolistas que quizá no juegan tanto como se merecen porque tienen a otro delante que está teniendo un rendimiento muy alto y no puedo quitarle minutos. Las temporadas son largas y llega la Copa, habrá más oportunidades y nosotros encantados de que se sumen más a esa rotación”.

Manzano: “Quien va a Vallecas sabe lo difícil que es puntuar allí”

Tras su experiencia de un lustro en China, Gregorio Manzano (Bailén, Jaén, 65 años) aguarda un nuevo reto que le ilusione y le devuelva a los banquillos. Mientras, reside en Valladolid y saborea el buen momento de Rayo y Mallorca. Dos pedacitos de su vida. Dos equipos que se verán las caras el próximo lunes (Vallecas, 21:00 horas) y de los que colecciona gratos recuerdos. Hoy los desempolva para AS.

—El lunes se enfrentan dos de los equipos de su vida.

—Son entrañables para mí. Al Rayito llegué en la 01-02. Fue una temporada complicada al principio, pero bonita al final. Eso me llevó al Mallorca y logramos la Copa del Rey. Es el campeón más modesto de los últimos tiempos y eliminamos a Real Madrid y Deportivo, finalistas de la edición anterior. Comparo ese título con lo que hice un año antes en Vallecas. No fue fácil sacar al equipo de abajo y sumar 33 puntos en la segunda vuelta.

—Estando en el Mallorca tuvo en sus filas a Trejo.

—Nosotros apostamos por él cuando era una joven promesa en Argentina. Posee un talento innato y técnicamente está muy bien dotado. Ahora ha cogido físico y experiencia. Sabe dosificarse y tiene una buena lectura de los partidos. Eso hace que sus compañeros aprendan mucho de él. Ha crecido y se encuentra en plena madurez futbolística.

—No es el único capitán rayista que ha tenido a sus órdenes. Ha coincidido con Mario Suárez en tres equipos.

—Es uno de mis jugadores favoritos. Le he visto crecer en Mallorca, Atlético y Guizhou. No había llevado a ningún jugador español a China, pero con Mario no dudé. Sé lo que me puede dar y es un buen compañero en el vestuario. Nos hemos entendido siempre.

Escudo/Bandera Rayo

—¿Qué le parece el Mallorca?

—Brillante, en el sentido de que ha sacado puntos como para no estar agobiado con la clasificación. Tiene plantilla para mantenerse y una regularidad asombrosa. Mantiene su columna vertebral, posee buenos delanteros y un maestro de ceremonias como Salva Sevilla, en la medular, que da oficio al equipo. Está bien construido y equilibrado. Cuando reaparezca Kubo también aportará calidad. Hay que tenerle muy en cuenta.

—¿Llegó a coincidir en la Superliga china con Luis García?

—Él estaba en el Beijing Renhe y cuando ascendió coincidimos en Primera. Estuvimos cambiando camisetas y departiendo sobre la experiencia. Fui el primer técnico español que fue para allá. Esa temporada extraordinaria con el Beijing Guoan sirvió para que aterrizaran otros compañeros como Rafa Benítez, Quique Sánchez Flores, Schuster, López Caro… Me enorgullece haber sido de los primeros exploradores (risas).

—Hábleme de aquella experiencia en Vallecas y cómo encauzó aquella marejada…

—Cuando llegué, el Rayo llevaba un punto. Firmé un lunes y el miércoles jugábamos contra Osasuna. No me dio tiempo ni a llegar al banquillo cuando íbamos perdiendo. Nos marcaron a los once segundos. Con un análisis más profundo, refuerzos en el mercado invernal y arrimando el hombro todos hicimos una gran segunda vuelta. Acabamos undécimos.

“Iraola es el técnico revelación de LaLiga, con esa idea y resultados”

—¿Y cómo ve a este Rayo?

—Sorprendentemente muy bien. Nadie se esperaba que, en esta jornada, estuviera peleando por consolidarse en puestos europeos. Está haciendo méritos más que suficientes para ser el equipo revelación. Y con buen juego, el reconocimiento de todo el mundo y siendo fuerte en casa, como conseguimos nosotros en su momento. Quien va a Vallecas sabe lo difícil que es puntuar allí. Es fundamental para la permanencia y ojalá, por qué no, para el sueño europeo.

Iraola le ha impreso su sello al equipo…

—Ha mantenido esa idea de juego y de conjunto desde Segunda. Los resultados lo dicen todo. Es el técnico revelación de LaLiga.

—Usted conoce a su estrella. Fue el primer entrenador de Falcao en España…

Me alegré de su regreso a España y aún más de que fuera al Rayo. Le tengo cariño. No pude disfrutarle en pretemporada porque llegó al final por temas burocráticos con el Oporto. Incluso la primera jornada no pudo estar ante Osasuna. Luego se consolidó como el delantero titular del Atleti con un gran trabajo y eficacia. Era entrañable, cercano, respetuoso… En el Rayo se ha ganado el cariño de todos. Es su buque insignia. Luis Fabiano (Sevilla) y él son los dos mejores rematadores, en el sentido estricto de la palabra, que he tenido. Dentro del área lo remataban absolutamente todo.

Escudo/Bandera Mallorca

—¿Actualmente en qué anda inmerso? ¿Le seduce volver a entrenar?

—En este impasse he tenido reuniones con equipos de España y de fuera y ofertas, no sólo de Europa, también de América. No he dado ese paso, la pandemia me ha hecho ser receloso. Espero alguna propuesta atractiva.

—Usted compaginó la carrera de Psicología con el fútbol.

—Alguna de las cosas que estudiaba en los ochenta las aplicaba en los equipos que dirigía de regional. Posteriormente lo terminé implantando también en los de Primera. Ya en los noventa, compaginé la faceta de profesor con la de entrenador. Me fichó el Talavera dando clases de Educación Física en un instituto de Jaén y tuve la ocurrencia de hacerme todos los días 760 kilómetros para ir a entrenar. Así, dos temporadas. Cuando firmé por el Toledo en Segunda dejé la docencia después de 16 años ejerciendo. Entrenar tiene algo de didáctico. No dejas de ser el profesor y el resto, tus alumnos.

—¿Qué técnico le gusta más?

—Siempre te fijas en los nuevos. Imanol (Real Sociedad) y Jagoba Arrasate (Osasuna). Ambos tienen gran proyección.

El vacío que deja Falcao

La lesión de Falcao dejará un vacío en el Rayo. Su rotura en el aductor mayor del muslo derecho le tendrá en el dique seco casi un mes y, en principio, se perderá los partidos contra Mallorca, Valencia y Espanyol. Para relevarle en la delantera, Iraola cuenta con varias alternativas: Nteka, Guardiola y Qasmi. Incluso Andrés Martín, que este miércoles hizo doblete en la victoria de los franjirrojos en el amistoso contra el Castilla (1-3).

La importancia de Falcao en este primer tercio liguero ha sido notable, hasta el punto de que se ha convertido en el pichichi del equipo, con cinco goles. Una cifra que ha alcanzado en apenas 334 minutos, convirtiéndose así en el jugador con mejor promedio realizador de Primera. El Tigre marca cada 66 minutos. Nadie lo consigue en tan poco tiempo. De ahí que la entidad vallecana ya haya iniciado el proceso de renovación por una campaña más (2023).

Escudo/Bandera Rayo

El colombiano sigue quemando etapas y haciendo historia con la Franja. Con el del Bernabéu, Falcao ya colecciona 300 goles a lo largo de su trayectoria en clubes extranjeros: 45 en River, 72 en Oporto, 70 en el Atlético, 83 en Mónaco, uno en el Chelsea, 4 en el Manchester United, 20 en el Galatasaray y 5 en el Rayo. “Agradezco a Dios permitirme llegar al 300. Nunca es tarde para celebrar un hito. Agradezco a todos los que de una u otra manera me han permitido llegar hasta acá“, puso en sus redes sociales.

Los zarpazos del Tigre han tenido este curso víctimas de entidad. Hizo el gol del triunfo contra el Athletic (1-2) y el Barça (1-0) y también le marcó al Real Madrid (2-1), insuflando oxígeno a los suyos para buscar el empate en el último suspiro. Falcao entra en el club de los colombianos ilustres que ha mojado ante blancos y culés. Se une a James y Cucho Hernández.

Iraola: “Nos han ganado, pero les hemos tenido ahí hasta el final”

Andoni Iraola primero pasó por los micrófonos de Movistar LaLiga…

Balance del encuentro: “La realidad es que nos han ganado, pero les hemos tenido ahí hasta el final. El partido ha sido igualado, pero no sabes si es mérito tuyo. Han sido más certeros en la primera parte. Nos hemos mantenido vivos. Los hemos tenido hasta el final, pero nos vamos sin puntos”.

¿Penalti a Óscar Valentín?: “No puedo emitir un juicio claro desde donde estaba yo. Lo habrán visto en el VAR. Si no lo han pitado, no habrá sido. Nos hemos quejado por los últimos minutos. Cuando vas ganando te ponen 9 o 10 y perdiendo 2 o 3. No puede haber esta disparidad de criterios. No se lo dije al árbitro porque tienes más que perder que ganar”.

Falcao, suplente: “Desde el día del Barça tenía algún golpe, pero sin importancia. Le queríamos aprovechar porque en el área es definitivo. Ha notado algo, pero no parece grave. Espero que pueda ir con la selección”.

Papel de su equipo: “No nos hemos ido del partido, hemos creído hasta el final”.

Escudo/Bandera Rayo

Y después, en rueda de prensa…

Sensaciones tras la segunda parte: “El equipo ha salido bien al partido. Hemos tenido un buen comienzo, no aprovechamos la primera de Álvaro. En unas presiones altas, han salido bien y en una jugada al límite del fuera de juego nos han cogido espaldas y ha llegado su primer gol. Se han sentido cómodos. En el segundo tiempo controlamos más el partido, tuvimos más el balón y a partir del gol de Falcao hemos tenido varias ocasiones y veíamos que podíamos empatar”.

Falcao: “Ha notado algo en el adductor. Se conoce bien, nos ha avisado y no creo que sea algo muy grave, pero no sé decirte el alcance ahora mismo”.

¿Estaba tocado antes?: “Tenía molestias, pero no una lesión. Tenía algún golpe de partidos anteriores pero ni siquiera creo que sea en la zona en la que se ha lesionado”.

Al Rayo le costó meterse: “Nos ha costado a partir del gol básicamente porque son muy buenos. Es difícil quitarles el dominio cuando se asocian. En la segunda parte mostramos más personalidad, pero no nos ha alcanzado para empatarlo”.

Posible penalti y los tres minutos de descuento: “Vi que hay lío y choque, pero no tengo ni idea de qué ha pasado. Nos hemos molestado por el tiempo añadido. Ha habido revisión del VAR, cambio en el descuento… Pero bueno, probablemente no hubiera tenido incidencia en el marcador”.

Balance de temporada: “Es el primer tercio de la temporada. Veinte puntos está bien y el equipo compite en todos los escenarios, fuera nos cuesta más pero son campos complicados. Los jugadores confían, aunque les cueste como hoy. Lo están dando todo. No gusta irse al parón con una derrota”.

El Madrid asusta y se asusta

La aritmética acompaña al Madrid con insistencia y el fútbol, con intermitencia. Tacita a tacita le ha metido ya diez puntos de diferencia al Barça y obliga al Atlético a puntuar hoy en Valencia para no perderle el rastro. El fútbol es otra cosa. Dejó una hora notable, atribuible a los de siempre (Vinicius y Benzema) más Asensio, que va y vuelve. Luego le bajó la tensión y se puso en peligro ante un Rayo intrépido pero corto de remate.

Tampoco esta vez desfiló Hazard de salida por la pasarela del 7, callejón sin dueño en este Madrid. La cosa está entre el caso abierto y el caso perdido. Ancelotti no encuentra el momento de ponerle. Ante el Rayo, equipo con un valor impropio de un recién ascendido, debió pensar que el ritmo del partido sobrepasaría sus límites. O que, con la grada en alerta amarilla por pitos, no convenía exponerle a un castigo mayor. O que en la derecha se pierde y en la izquierda no hay quien tosa a Vinicius. Los hechos vinieron a darle la razón. Asensio tiene una peligrosa tendencia a espaciar su arte, pero esta vez la inspiración le pilló trabajando. Él preparó, con un pase preciso, el 1-0 de Kroos. El asistente alzó la bandera por un falso fuera de juego previo de Vinicius y el VAR le corrigió. Las pantallas de los monitores no siempre ofrecen cine negro. La jugada mostró que Asensio le había cambiado el paso al Madrid. Excepcionalmente, su banda, protegida por el emergente Fran García, sonó mejor incluso que la de Vinicius.

Benzema no para

Antes del gol, el Rayo había sido el Rayo, que tiene su mérito, especialmente porque se vio sin la bala de plata de Falcao (con molestias en los isquios salió en la segunda mitad): presionó alto, tuvo una ocasión a los 30 segundos, se desplegó a la contra, dejó claro que no moriría en su área y le jugó al Madrid a campo abierto. Es una fórmula, y no una chaladura, que le ha dado ya 20 puntos, la mitad de los que necesita para salvarse. El Shakhtar, además, le había dejado alguna buena pista. Esta Liga ha extendido mucho la clase media. Se le acerca al Madrid y no la tiene lejos el Rayo.

Sin embargo, el gol de Kroos se le vino encima cuando el equipo blanco ya había tomado nota de la tarjeta amarilla que le sacó su público el miércoles. Con el paso de los minutos le fue borrando la franja al Rayo, con un Asensio muy animoso por fuera y un Vinicius que ha ampliado su repertorio también con un buen juego interior. Cada partido ofrece más registros. El segundo gol, antes del descanso, mandó al Rayo al cadalso. A Alaba le pidió el cuerpo una salida por la banda izquierda (hay costumbres que no se olvidan) y metió un envío cruzado de los que matan por efecto óptico: caen muy a la espalda del central y muy lejos de la salida al cruce del portero. Por ese agujero se coló Benzema para sumar y seguir.

Al borde del empate

Lo mejor del Madrid llegó al espacio, porque el equipo tiene más velocidad que paciencia. Conjuntos herméticos como Villarreal y Osasuna le dejaron a cero. Así que un Rayo abierto le vino como anillo al dedo, especialmente a Vinicius, presidente de la comisión de festejos, que rozó el gol del año desmayando dos veces a Saveljich, a Catena y Fran García mientras pisaba el acelerador. Su remate lo salvó Óscar Valentín con Dimitrievski vencido. El resultado y el talante del equipo de Iraola le ofrecieron un partido recreativo al frente de ataque del Madrid. Benzema pudo firmar el 3-0 tras taconazo de Vinicius y pisadita de Mendy. En cierto modo aquello consistía en ganar el partido y compensar al público de la noche europea hasta que se interrumpió el suministro.

Falcao entró cuando el Madrid había perdido el entusiasmo y el Rayo no había perdido la esperanza. Bebé pudo interrumpir la siesta blanca con un remate al palo. Lo hizo Falcao con un cabezazo a la red, zarpazo de tigre, antes de romperse. Doce minutos estuvo en el campo, los mismos que Hazard, que con sorbos tan cortos no se deja ver. El Rayo tuvo las dos últimas oportunidades, clarísimas, ante un Madrid que se dejó ir peligrosamente, aunque la tabla y su liderato provisional digan lo contrario.

Cambios

Bebé (59′, Isi), Unai López (59′, Trejo), Falcao (68′, Nteka), Sergi Guardiola (80′, Falcao), Jose Pozo (80′, Saveljich), Lucas Vázquez (82′, Marco Asensio), Hazard (82′, Benzema), Nacho (92′, Dani Carvajal)

Goles

1-0, 13′: Kroos, 2-0, 37′: Benzema, 2-1, 76′: Falcao

Tarjetas

Arbitro: Pablo González Fuertes
Arbitro VAR: Ignacio Iglesias Villanueva
Kroos (28′,Amarilla) Balliu (45′,Amarilla) Comesaña (67′,Amarilla

Clasificación

Derbi salvaje en el Bernabéu

Unknown

Radamel Falcao mete un gol en esta Liga cada 81 minutos y Karim Benzema, cada 99. Nadie presenta mejor promedio en la competición. Dos gatillos fáciles que resisten estupendamente el paso del tiempo (35 años el colombiano, 34 cumplirá en diciembre el francés) y que hoy coinciden en el Bernabéu. Será el Madrid-Rayo más igualado en tiempo (sólo cuatro puntos de diferencia) y en el que pueden volver a la superficie algunos de los ‘desaparecidos’ en el equipo blanco. Hazard tendrá minutos y quizá Isco también. Bale, no. Su último partido fue el 28 de agosto. Ahí sufrió su 28ª lesión muscular desde que llegó y, aunque ha vuelto a entrenarse con el grupo esta semana, Ancelotti aún no le ve. Con un Bernabéu de silbido fácil, tampoco parecía aconsejable exponerle. Volverá con Gales, su último refugio (sigue el partido de hoy en directo en As.com).

Falcao jugó su último encuentro en el Bernabéu hace más de ocho años, en la final de Copa Madrid-Atlético de 2013, con triunfo rojiblanco. Fue el primer día en que Simeone, que ya le había dirigido en River Plate, le devolvió la dignidad al derbi y enterró una ofensiva pancarta que recurrentemente aludía a ello en las gradas del estadio blanco. Los tres encuentros anteriores frente al Madrid los había perdido el colombiano.

Al final de ese verano fichó por el Mónaco porque el Atlético no quiso negociar con el vecino. “Me consta que le gustaría jugar en el Madrid”, llegó a decir entonces su padre, el ya fallecido Radamel García, que también fue futbolista, lo que desató una enorme tormenta mediática. Un año después volvió a estar cerca del club blanco, pese a la lesión de ligamento cruzado anterior que había sufrido meses antes. Acabó en el Manchester United. Luego pasó por Chelsea y Galatasaray, pero nunca jugó al nivel de Oporto y Atlético. Al menos hasta su llegada al Rayo, en el que ha marcado cuatro goles en siete partidos, todos incompletos, sólo cuatro como titular. Su fichaje tardío y sus obligaciones con Colombia (seis partidos en dos meses con la selección) hacen que su técnico, Andoni Iraola, dosifique sus minutos, pero lo cierto es que juega lo importante: dos de sus tantos le han dado cuatro puntos al Rayo. “Mi perseverancia es lo que me hace diferente”, dice. Y sabe que el Rayo es el atajo para estar en su último Mundial.

El tercer hombre

Benzema está aún mejor. Trece goles y siete asistencias en catorce partidos. Lidera ambos capítulos en la Liga, ahora mejor acompañado por Vinicius (nueve goles y cinco asistencias). Ahí está el punto fuerte del Madrid, que promedia casi dos tiros más por partido que el curso pasado. El débil está más atrás. Modric, Casemiro y Kroos, el pulmón por el que respira el equipo, dio síntomas de agotamiento físico y mental ante el Shakhtar, y Ancelotti no acaba de dar con el tercer hombre del tridente ofensivo. Así que hoy entra en lo probable el retorno de Camavinga al once inicial después de las malas sensaciones que dejó ante Osasuna. Fue sustituido en el descanso y en los dos últimos compromisos sólo tuvo seis minutos ante el Elche.

<figure id="sumario_1|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/11/05/primera/1636138046_553261_1636138439_sumario_grande.jpg', '976', '872', 'Hazard, durante el último entrenamiento del Real Madrid. / Realmadrid.com’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-21.44375″>

Hazard, durante el último entrenamiento del Real Madrid.
Realmadrid.com

En la banda derecha Ancelotti lo ha probado todo (Bale, Rodrygo, Valverde, Hazard, Lucas Vázquez, Asensio…) y no se ha quedado con nada. Alterna jugadores exteriores e interiores y nada funciona de manera regular. Hoy podría intentarlo con Asensio, que sólo ha hecho un partido redondo en el curso (tres goles al Mallorca), o con Hazard, que sólo ha jugado 44 minutos en octubre y que, pese a calentar en la banda, no jugó ante el Shakhtar. “Tendrá minutos”, dijo ayer Ancelotti sobre el belga. También que está entrenándose bien, sin precisar más sobre lo uno o lo otro.

Trejo, alma de la franja

También se esperan cambios en un Rayo sorprendente, cuarto goleador de la Liga (por delante de Real Sociedad o Barça) e impecable en casa (cuatro victorias y un empate en cinco partidos). Lleva ya más de la mitad de los puntos que le asegurarían la salvación cuando hace pocos meses se coló en el playoff de ascenso como sexto clasificado. Y con gran parte de esos jugadores ha iniciado este viaje Iraola. Pese a los diez fichajes, sólo Balliu, que ya ha cometido tres penaltis y hoy se las verá con Vinicius, y Falcao son nuevos en lo que se entiende como equipo de gala.

<figure id="sumario_2|foto" onclick="javascript:ampliaFoto(this, '/futbol/imagenes/2021/11/05/primera/1636138046_553261_1636138565_sumario_grande.jpg', '976', '630', 'Bebé, Catena, Isi, Comesaña, Falcao y Saveljic. / REUTERS’);return false;” class=”item-multimedia” readability=”-19.630769230769″>

Bebé, Catena, Isi, Comesaña, Falcao y Saveljic.
REUTERS

Al once volverá Trejo, que descansó parcialmente ante el Celta (jugó 27 minutos). Capitán y jugador más influyente del equipo, es el segundo asistente del campeonato (seis pases de gol), sólo por detrás de Benzema. Inicia su quinta temporada en su segunda etapa en el Rayo. Ya estuvo en Vallecas, cedido por el Mallorca, en la campaña 2010-2011. Luego pasó por Sporting y Toulouse y ahora, con 33 años, ejerce de jefe del equipo, con el que ha vivido dos ascensos. En el Bernabéu cumplirá su partido 200 como franjirrojo con el convencimiento de que la campanada es posible. “Con humildad y desparpajo”, le dijo esta semana a Unión Rayo. Él y Saveljich, recuperado de lesión, son las únicas novedades de un Rayo que sólo ha ganado una vez en 19 visitas al Bernabéu. Fue en el 96, con dos goles de Guilherme que provocaron el despido de Jorge Valdano.

Iraola, a asaltar el Bernabéu con esparadrapos y un Rayo vertical

Andoni Iraola (Usurbil, Guipúzcoa, 1982) es el hombre tranquilo. Siempre humilde y discreto. Así, sin hacer ruido, es como ha convertido a su Rayo en el equipo revelación. Todo esto siendo el entrenador más joven de Primera y en su estreno en la categoría. Este equipo tiene su sello propio y entre las cualidades que enamoran a propios y extraños están la verticalidad, la presión alta, el juego por las bandas… Un ideario que abraza su plantilla y le funciona incluso mejor que en Segunda. Todos saben lo que tienen que hacer y lo hacen de maravilla. Por eso, llevan cinco jornadas en puestos europeos.

Andoni era de los niños que jugaban a las chapas, haciendo carreras por las aceras, como si fueran los ciclistas de entonces. Y cuando las cambiaba por el balón, pensaba en Laudrup, su ídolo. Se pasó prácticamente toda la vida en el lateral derecho del Athletic —y eso que le tentaron Juve y Liverpool—, convirtiéndose en uno de sus futbolistas más legendarios, y colgó las botas en el New York City.

Pronto dio el salto a los banquillos, donde ha tenido una trayectoria meteórica. Al frente del AEK Larnaca consiguió la Supercopa de Chipre y logró clasificar al equipo para la fase de grupos de la Europa League por segunda vez en su historia. Ya en el banquillo de un recién ascendido Mirandés volvió a dar la campanada, cosechando una holgada salvación (terminó undécimo) y llevándole hasta semifinales de la Copa del Rey, tras dejar por el camino a Celta, Sevilla y Villarreal.

Escudo/Bandera Rayo

Iraola aterrizó en Vallecas en verano de 2020, junto a su segundo Unai Mendia y al preparador físico Pablo de la Torre. Allí se convirtió en el arquitecto de un ascenso inesperado. El Rayo se coló en el playoff como sexto y, después de eliminar en primera ronda al Leganés, tuvo que remontar en Montilivi. Su planteamiento fue fundamental y su continuidad, una bendición.

Le gusta viajar, también leer y ver series. Anota las correcciones durante los partidos con papel y boli y luce esparadrapos en sus dedos, como empezó a hacer siendo juvenil. Supersticiones al margen es un trabajador incansable y un profesional intachable. Capaz de renunciar a la Eurocopa de 2012 para operarse y a su viaje de novios por la Selección.