“Tenía en mente terminar así, que la gente tuviera la espinita de que igual podría jugar más”

Si en la primera parte de esta entrevista Santi Cazorla dejaba abierta la puerta al banquillo del Arsenal, junto a Arteta, en un futuro o mostraba su convencimiento acerca de las capacidades de Xavi Hernández para dirigir el Barça, así como dudaba de las suyas propias (“No sé si valdría, me río mucho”, bromeaba). En este segundo y último fragmento hace un repaso con AS a toda su carrera. Desde la mejor de las perspectivas, la suya.

De esta manera, resuelve una incógnita: ¿Por qué se marchó a Qatar cuando lo hizo? Además responde a muchas otras cuestiones: su ‘casi’ fichaje por el Real Madrid; los sentimientos encontrados después de dos años en el dique seco por la dichosa lesión; los problemas institucionales en su etapa en el Málaga; o las luces y sombra, en singular, que envuelven su paso por la Selección. Sin dejar de tocar temas de actualidad como el VAR o aventurarse a reconocer que alguna vez se le ha pasado por la cabeza usar alguna triquiñuela a la hora de lanzar un penalti.

Foto de Cazorla

Siempre dijo que cuando no se sintiese a tope daría un paso al lado. Sería de los pocos que pensaba que no estaba a ese 100%… No le faltarían ofertas.

Sobre todo del Villarreal. Querían que continuara. En el momento que tomo la decisión de no continuar, busco alternativas fuera de España. Creo que era el momento más bonito de dejarlo, habiendo rendido a gran nivel y ayudando al equipo a estar en Europa. Tenía en mente terminar así, satisfecho, contento y que la gente se quedara con la espinita de que igual podría jugar más. Así me lo planteé y creo que ha sido el mejor para todos.

¿Cómo recuerda ese partido contra el Eibar?

Muchas emociones. Una pena que no hubiera gente. Además, también era la despedida de Bruno, que ha compartido muchas cosas conmigo desde jóvenes y hubiera sido mucho más bonito despedirnos delante de nuestra gente. Pero bueno, no se pudo. Aún así fue bonito, hicimos un gran partido y pudimos disfrutar Bruno y yo de minutos juntos. Lo hubiéramos soñado los dos. Es algo que recordaré siempre y tengo que estarle muy agradecido al Villarreal.

¿El equipo de su vida?

Por suerte, todos los equipos me han brindado grandes cosas. Al Recre le debo mucho. Nadie me quería y ellos apostaron por mí. Me curtí como futbolista y pude volver al Villarreal siendo un jugador importante. En Málaga hicimos una temporada impresionante. Fue una pena que el proyecto no continuara. Fue un año muy bonito: entramos en Champions por primera vez. El Arsenal es un club muy especial para mí. Se me ha reconocido mucho más una vez que he jugado allí. El cariño que han dado no se puede devolver y tengo una espinita clavada con ellos por no haberme despedido jugando al fútbol por la lesión. Pero está claro que el Villarreal ha sido muy importante. Me dio la oportunidad de jugar en Primera cuando estaba en el Oviedo y luego me abrieron las puertas de su casa para ayudarme a volver al fútbol. Estaré eternamente agradecido.

Escudo/Bandera Villarreal

Cuando le llaman para la pretemporada de 2018, ¿lo veía como una oportunidad para volver o solo se estaba probando?

Juan Carlos (Herranz, fisioterapeuta), Arturo (Martínez, preparador físico), Mikel (Sánchez, doctor), todos sabían que mi objetivo era volver al máximo nivel. Siempre dije que para volver y estar en un segundo plano me iba a echar a un lado. En el Villarreal, cuando me vieron el primer día se esperaban otra cosa. Yo sabía que les iba a sorprender. Entrenaba muy duro en Salamanca con el preparador físico y él mismo me lo decía. Y así fue. El primer día vino Calleja y me dijo que se esperaba otra cosa: “Te veo muy bien. Está claro que falta forma física, pero te veo a buen nivel futbolístico”. Fue una alegría, pero también tenía un poco de miedo. Entrenar solo dos años y volver a verme con un grupo…, era algo que me hacía pensar si estaba preparado. Me dio respeto al principio, pero lo disfruté porque es la sensación que buscaba desde hacía mucho.

Debe imponer esa vuelta, ¿no tuvo miedo a las primeras entradas?

No. Mi único miedo era que la gente viera que no estaba al nivel. Nunca tuve miedo. Es más, el mister me puso de titular en el primer partido, algo que para mí era impensable. Tenía buenas sensaciones, pero tenía miedo se me viese diferente. Tenía un poco ese respeto de haber estado dos años sin jugar y estar ante 15.000 personas de nuevo en La Cerámica. Cuando empezó el partido me liberé.

Alguna vez ha dicho que adquirió una tendencia a utilizar más la pierna izquierda. ¿Ha potenciado esto su ‘ambidiestrismo’?

Puede ser. Uno siempre se protege las debilidades. Ahora todos mis dolores son en la pierna izquierda. La derecha nunca me duele (ríe). El tendón está perfecto y la derecha creo que sufre mucho menos muscularmente. El cuerpo es inteligente y la libera de forma inconsciente. Intento usar más la izquierda porque sí que ha cambiado un poco mi golpeo y mi dinámica.

¿Siempre ha trabajado el uso de ambas piernas o es innato?

Lo he trabajado mucho, pero desde pequeño utilizaba la pierna mala bastante bien. Me ha ayudado mucho en el fútbol. No es que sea un jugador muy fuerte ni rápido, pero el usar las dos piernas te hace pensar más rápido.

No sé si vio el penalti de Dembélé en la Supercopa, ¿se plantea usar alguna triquiñuela similar?

(Ríe) Alguna vez me he planteado tirarlo con la izquierda. Nunca me he atrevido, pero muchas veces lo he pensado. Pero, ¿y si fallo? Me diré que para qué cambio. Vi a a Dembélé hacerlo el otro día. Puede despistar al portero. Hay que buscar las ventajas del tirador.

“Alguna vez me he planteado tirar con la izquierda. Pero, ¿y si fallo?”

Cazorla, sobre los penaltis

Grabado queda. Si se atreve y falla, ya tiene a quien culpar…

Si algún día lo hago y fallo, el culpable eres tú (ríe).

¿Cómo ha visto la Supercopa, le sorprendió?

No, conozco los equipos de Marce y al Barça siempre le ha puesto en problemas. Sabía que sería igualado el partido. El Barcelona tiene grandes jugadores, pero el Athletic compite esos encuentros y Marce los prepara muy bien, aunque llevase 15 días. Las finales se deciden por detalles y el Athletic los cuidó mejor y se lo merece. Felicité hoy a Marcelino. No es normal empezar tan bien y es para estar contento.

Hay un sentir general que su nivel tras la lesión es superior o, al menos, similar, al anterior. ¿Tiene esa misma sensación?

Puede que haya mejorado mi madurez leyendo partidos. Al final el físico te va acompañando menos o la gente que viene de abajo aprieta y hay que pensar más rápido, colocarse mejor. Por eso creo que mi nivel se ha mantenido o igualado. He sabido leer mejor los partidos. No hacer tanto esfuerzo físico y guardarme. Es algo que uno aprende con los años.

Incluso vuelve con la Selección…

Era un sueño volver a jugar al fútbol, imagínate pensar en volver a vestir la camiseta de la Selección con 35 años. Incluso tengo la espinita clavada de que suspendió la Eurocopa, porque creo que tenía bastantes opciones de estar en el grupo. Después de ese calvario, era algo inimaginable. Disfruté mucho volver, hacer incluso gol de nuevo con la Roja. Es algo impagable y solo puedo agradecer a Luis Enrique y Robert Moreno, que confiaron en mí.

“Tengo la espinita clavada de que suspendió la Eurocopa, porque creo que tenía bastantes opciones de estar”

Santi Cazorla, acerca del aplazamiento de la Eurocopa

Hubiera sido una apuesta segura. Lleva 2/2 en Eurocopas…

(Ríe) Sí, pero no sé si hubiera sido 3/3 si voy. Sé que ahora prácticamente es imposible estando aquí. Pero es algo que tenía decidido y es inmejorable el final que he tenido en España, tanto en la Selección como a nivel de clubes.

¿Influyó el aplazamiento para tomar la decisión de irse de LaLiga?

No, ya la tenía tomada. Es una pena, porque hubiera sido un broche de oro, pero hubo que suspenderla por cuestiones sanitarias. La decisión estaba tomada con mi familia y eso no hizo que nada cambiase en ese sentido.

Siempre ha destacado su entereza mental a lo largo del proceso de la lesión, pero ¿tuvo que recurrir en algún momento a la psicología  deportiva?

No, por suerte no tuve que utilizar esa vía. No es algo malo, están para ayudar y hacerlo no quiere decir que las cosas vayan mal. Pero la gente que me ha rodeado en el día a día ha sabido llevarme. Cuando pasas por un proceso como el mío, está claro que el tema mental es mucho más importante que el físico. El físico es clave, pero hay un momento que te estancas y ahí entra en juego la cabeza. Los que estaban conmigo hacían que pensara lo menos posible en la lesión y ver el lado positivo. Yo también soy bastante positivo. Tuvimos momentos delicados y de bajón, pero no duraban demasiado. Siempre nos levantábamos al día siguiente con ganas de seguir adelante.

Después de la lesión tiene más incidencia estadística. ¿Ha llegado de forma natural?

Debo agradecerle mucho al VAR (ríe). Ahora hay más penaltis que aumentan mis cifras goleadores. El VAR hace que los números aumenten para quienes tiramos penaltis. Hay que ser conscientes de las ventajas que hemos tenido y me he podido aprovechar de ello.

Cazorla con Riquelme, el jugador que más le ha marcado, y Forlán en la 2005-06 con el Villarreal

Ampliar

Cazorla con Riquelme, el jugador que más le ha marcado, y Forlán en la 2005-06 con el Villarreal ANGEL SANCHEZ (DIARIO AS)

¿Es pro VAR en ese caso?

No, no. Para nada. Ni los propios árbitros saben cuando actuar en ocasiones. No sabemos cuándo es mano, cuando no… Es importante que entren en algunas jugadas, pero es difícil para todos cuando se para la jugada tres minutos… Te quedas frío en el campo y no entiendes nada. Hay que saber usarlo para que ayude.

“Ni los propios árbitros saben cuando actuar en ocasiones. No sabemos cuándo es mano, cuando no… “

Santi Cazorla, acerca del VAR

¿Unificar criterios?

Eso es, exactamente.

Volviendo a ‘su’ Villarreal, ¿cómo les ve? Se movieron rápido en el mercado.

Hablo con ellos diariamente y pinta muy bien. Unai (Emery) es muy importante le ha dado su toque. Los fichajes han sido espectaculares a nivel calidad-precio. Parejo y Coquelin son excepcionales, aunque Coquelin esté teniendo alguna lesión. Ha llegado Capoué… Y tienen a gente como Gerard Moreno, que pienso que es el mejor delantero español del momento. Están a un nivel increíble. Albiol, Pau (Torres)…, espero que puedan mantener el nivel y hacer grandes cosas.

Algunos serán parte importante de La Roja, ¿ve a Gerard como el ‘9’ de Luis Enrique?

Lo veo como un futbolista total. Es un futbolista tremendo. No me sorprende su nivel, lo veía todos los días. Aparte es un chico increíble. Por números, nivel y cuando ha jugado con la Selección, es un claro candidato. También Iago Aspas es espectacular, Morata ha vuelto a su nivel… Pero Gerard es uno de los máximos candidatos a ser el ‘9’ de la Selección.

“Creo que Gerard Moreno es el mejor delantero español del momento”

Santi Cazorla, sobre el debate del ‘9’ en la Roja

Las diferencias ahora parece que son más cortas entre clubes…

Sí, es bonito. Pienso que la falta de público afecta un poco. A algunos equipos les puede afectar más o menos. Pero sí, cada día se iguala todo más. Se ve en la Premier. A los grandes les cuesta ganar cada fin de semana. Ojalá se mantenga esta igualdad hasta el final.

Hablando de la Premier, hace un año dijo que el Arsenal era el equipo más grande en el que había jugado. ¿Le queda la espinita de ese ‘casi’ fichaje por el Madrid?

No. Siempre lo he dicho. No me arrepiento. Si al final no se dio es porque no me han querido lo suficiente. Cuando a uno lo valoran… las circunstancias pasan por algo. He estado donde me han querido. Como bien sabes hubo negociaciones, estuvo muy cerca en un par de temporadas. Pero, por circunstancias del fútbol que no hay criticar ni valorar, no se dio. No le doy vueltas a lo que pudo ser o no. El futuro me ha puesto donde me han querido y estoy igual de contento en ese sentido.

¿Ha habido algún ‘otro Madrid’ en su carrera?

No. Los que hubo la oportunidad de hacerse se hicieron. De Villarreal a Málaga, donde el club necesitaba dinero, y de Málaga al Arsenal también. El proyecto no iba como se esperaba y fue algo sencillo que se dio rápido.

“Si al final no se dio es porque no me han querido lo suficiente”

Santi Cazorla y su ‘casi’ fichaje por el Madrid

¿Cómo fue ese traspaso al Málaga?

Yo pensaba que iba a estar muchos años en el Villarreal, en mi casa. Me valoraban. Pero un día me llamó el presidente y me dijo que había problemas económicos y que tenían que vender a uno de los jugadores con ‘más cartel’. Estaba entre (Giuseppe) Rossi, Nilmar y yo y llegó una oferta importante por mí. El presidente me llamó a su despacho y me dijo que lo sentía, pero que debía aceptar. Además, era un proyecto interesante que me interesaba. Estaba Pellegrini y había futbolistas importantes… Fue una buena manera de irme, ayudando al club que considero como mi casa y llegar a un proyecto importante e ilusionante.

Escudo/Bandera Málaga

En Málaga fue todo corto, pero intenso…

Fue una pena. Teníamos grandes futbolistas. Tenemos un grupo de Whatsapp entre todos, lo hablamos siempre y es una pena. No sabes lo que ha pasado. No tienes una explicación de por qué el proyecto no sale adelante cuando se consiguen los objetivos. El primer año entras en Champions, que era muy difícil… Casi llegan a semifinales. Pero bueno, por circunstancias los jugadores van: Isco, Monreal… Es una pena por la ilusión de la gente y cómo se vivía todo en Málaga.

¿Desde dentro se palpaba que algo no funcionaba institucionalmente?

Sí, claro que se notaba. Al final no nos pagaban, pasábamos meses sin cobrar, de repente nos pagaban un mes… No sabíamos qué pasaba, estábamos cumpliendo los objetivos y no se cumplía lo prometido. Uno se plantea qué pasa, las explicaciones tampoco eran claras… Nadie nos decía nada exactamente. Durante la temporada hubo momentos complicados, pero supimos evadirnos para conseguir el objetivo de entrar en Europa.

Al menos sirvió como trampolín para el Arsenal.

Sí, como dije, es donde más se me ha valorado El Arsenal y la Premier tienen mucho más tirón. Si no juegas en Barça, Madrid o Atleti, el nivel mediático en los periódicos es diferente. En Inglaterra tratan a todos los equipos más o menos por igual. Noté un gran cambio. En el club entré con el pie derecho. Me sentí importante y me dieron confianza. Y el cariño de la afición me lo siguen mostrando por redes. Es una espinita no haber dicho adiós en el Emirates jugando delante de la gente. El cariño es lo que mejor me llevo del fútbol por encima de cualquier trofeo, gol o partido importante.

“Pasábamos meses sin cobrar, de repente nos pagaban un mes… No sabíamos qué pasaba”

Santi Cazorla y la inestabilidad en el Málaga

¿Qué me dice de Özil, excompañero suyo? Recientemente le preguntaron por el mejor once de compañeros que había tenido en el Arsenal y usted era su medio centro.

Sí, siempre me ha tenido en gran consideración, le he mandado un mensaje para desearle suerte en el Fenerbahce. Mesut es un futbolista espectacular, diferente, con una zurda exquisita. Hemos compartido mucho juntos y tenemos una gran amistad, es muy fácil entenderse con él en el terreno de juego. Hemos disfrutado mucho jugando juntos.

Una pena la forma en la que ha salido…

Hay que respetar las decisiones del club, cuando uno no sabe las razones de lo que ha pasado no puede opinar. Son cosas que ellos sabrán cómo han ocurrido y al final se ha tomado la mejor decisión posible para ambas partes.

Escudo/Bandera Arsenal

Ahora parece que salen poco a poco del bache.

Sí, sí… es una alegría y una tranquilidad que lleguen resultados de cara a escalar posiciones en la Premier y entrar en Europa, que es el objetivo que tiene que marcarse ese club. Tiene un partido hoy con el Newcastle, que intentaré ver, a ver si pueden ganarlo (Lo hicieron, 3-0). Por plantilla y por club yo creo que tiene que estar más arriba peleando con equipos grandes.

Ha compartido vestuario con multitud de futbolistas, pero ¿quién le ha sorprendido/marcado más?

Siempre lo he dicho, ha habido un futbolista que me ha parecido diferente y ese es Juan Román Riquelme. Ganaba partidos él solo y tuve la suerte de estar con él dos años. Tenía un nivel superior.

Cazorla marcando el 1-2 ante el Hull City en la final de la FA Cup que acabó ganando el Arsenal (3-2).

Ampliar

Cazorla marcando el 1-2 ante el Hull City en la final de la FA Cup que acabó ganando el Arsenal (3-2).

¿Piensa que está un poco infravalorado a nivel mediático?

Bueno… quizá porque en el Barcelona no rindió al nivel esperado y en el Villareal, el nombre que tiene el club influye mucho en la repercusión que tiene un futbolista. Por mucho que lo hagas espectacular como lo hizo él. En la selección argentina y en Boca es ídolo. Junto a Maradona, es el más querido en la Bombonera.

A nivel de títulos, ¿tiene alguna espinita clavada especialmente dolorosa?

(Sonríe) Sí, tengo una que me dolió mucho, el Mundial de Sudáfrica. la lesión de espalda me privó de algo que todos soñamos, levantar la Copa del Mundo. Pero son lesiones y ahí no puedo cambiar nada. También me llevé una alegría inmensa de ver a mis compañeros ganar.

Le pregunto ahora algo más alegre, ¿cómo fue la llamada de Luis en 2008? Porque fue a la Eurocopa sin haber debutado con la Selección . ¿Se lo esperaba?

Que va, ¡fue un boom! Salía de entrenar, iba a casa y todo el mundo me empezó a llamar. No sabía por qué, no llevaba la radio puesta. Creo que el primero que me llamó fue Hernán, jefe de prensa del Villareal: “Santi, que vas a la Eurocopa’’. Al principio pensaba que era cachondeo, le dije: “Venga, déjate de bromas que sé que sale la lista hoy y yo no estoy en la lista”. “Que sí, que sí, que sales en la lista y van ahora unos periodistas del AS y del Marca a casa a sacarte unas fotos…”. Imagínate, en shock…, tardé en asimilarlo dos o tres días. Fue algo espectacular.

Y no para ser un jugador testimonial, precisamente.

Es cuando más importante me he sentido, luego he jugado diferentes torneos: Confederaciones, la siguiente Eurocopa, el Mundial de Brasil…, pero nunca tuve el papel que me dio Luis. Fue mucho más especial para mí por ese motivo.

Joaquín y Cazorla celebrando la clasificación para Champions con el Málaga en la 2011-12.

Ampliar

Joaquín y Cazorla celebrando la clasificación para Champions con el Málaga en la 2011-12. MARIANO POZO (DIARIO AS)

¿Algún momento en particular?

El penalti de Italia fue bonito, de mucha presión porque sabes lo que conlleva. La maldición de cuartos contra Italia con Buffon enfrente…, un momento de mucha presión, pero que lo recuerdo de manera muy especial. Es lo que sueñas cuando eres niño. Sobre todo, porque salió bien (ríe).

¿Tenía claro que tiraba?

Sí, sí, en los entrenamientos muchas veces nos quedábamos tirando y siempre Luis me tuvo en consideración para una tanda. Me llamó en la charla, me dijo que si quería tirar el segundo y en ningún momento me escondí.

Cuando echa la vista atrás, ¿cuál es su mejor recuerdo a nivel de clubes?

Difícil, en Villareal, la semifinal de Champions contra el Arsenal. Aunque yo creo que fue el momento más duro del club también, fue el más bonito, porque te ves cerca de jugar una final de Champions… En el Arsenal te diría que la final de la FA Cup, cuando ganamos al Hull City 3-2 y yo hago el gol de falta perdiendo 0-2. En el Málaga quedando en 4º puesto, jugando el último partido en casa viviendo aquello con nuestra afición fue algo espectacular… Es difícil quedarme solo con una cosa porque sería injusto.

“¿El mayor perro de presa? A Kanté te lo regateabas y estaba delante otra vez”

Cazorla y su rival más ‘pegajoso’

Alguna vez ha dicho que le queda la espinita del Oviedo…

Se puede decir que sí, porque es el club en el que me he criado y es el club del que soy y seré toda mi vida. Son circunstancias que se dan en la vida, uno tampoco las puede elegir muchas veces. Ojalá que llegue a Primera, que por afición y por cómo se vive el fútbol en la ciudad se lo merece.

Por último, un par de curiosidades. ¿Cuál es el mayor perro de presa al que se ha enfrentado? Ese medio defensivo que no le ha dejado en paz…

Te puedo decir que Kanté. Te lo regateabas y estaba delante otra vez, era una cosa increíble ese chico lo rápido que es y lo rápido que recupera la posición. Además es bajito, como yo, e igual no te impresiona tanto como otros más fuertes.

¿Quién ha sido su compañero más bromista?

Bueno… está el gran Pepe Reina, es un showman y un tío espectacular que hace grupo. Te lo llevarías a cualquier sitio. Tanto él como Joaquín, que luego coincidí con él en el Málaga. Otro tío con el que no te puedes aburrir en la vida, te diría que ellos han sido personas muy importantes dentro de los vestuarios en los que he estado.

Se hace justicia, antes no se hizo

La roja de Messi acarrea dos partidos de sanción. Una decisión que hace justicia. La lástima es que no se haya hecho justicia antes con acciones parecidas o con la sucesión de faltas que ha recibido Messi a lo largo de su carrera y que ha tardado 753 encuentros en explotar de manera reprobable.

Hay que recordar que alguna que otra vez se le ha acabado la paciencia y ha actuado mal, pero en una balanza, las recibidas (desde pisotones en la mano cuando estaba tirado en el suelo hasta entradas criminales que han pasado desapercibidas) ganan por goleada a una acción que retrata a Messi como un humano más.

La acción es fea, merece la roja y dos partidos de sanción, pero ir más allá es ridículo. Especialmente, si se mide su sanción con otras acciones protagonizadas por jugadores como Raúl García, Diego Costa, Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo (por citar unos cuantos) que salieron de rositas de trances parecidos.

Siempre dice Iturralde González que los árbitros deberían estar muy agradecidos a Messi, un jugador que en el tiempo en los que había gente en los estadios podía haberles tirado a la grada encima y hacerles el partido imposible tres veces antes de la media parte si le diera por la vena dramática que caracterizaba a otros grandes jugadores amigos de la croqueta por el suelo y el grito desgarrado.

Messi aceptó la roja sin una mala cara y se fue al vestuario sabiendo que se había equivocado. Tratar de pasarle facturas ahora o hacerle pasar por lo que no es son ganas de revanchismo infantil. Una actitud tan natural como la frustración del propio jugador tras ver como se le escapaba una final en la que salió a jugar sin estar bien.

Sanción mínima para Messi: dos partidos de suspensión

La jueza única de Competición de la Federación Española de Fútbol ha castigado con dos partidos de suspensión al jugador del Barcelona Lionel Messi por su manotazo al delantero del Athletic Asier Villalibre en la prórroga de la final de la Supercopa, disputada el domingo en el estadio sevillano de La Cartuja. Competición considera la acción del argentino como “producirse de manera violenta” con un contrario y no como agresión, lo que hubiera conllevado una sanción mayor. El club azulgrana ya ha anunciado que presentará recurso.

El acta del colegiado del choque, Gil Manzano, dice textualmente: “En el minuto 120 el jugador (10) Messi Cuccittini, Lionel Andrés, fue expulsado por el siguiente motivo: golpear a un contrario con el brazo haciendo uso de fuerza excesiva estando el balón en juego pero no a distancia de ser jugado”.

La jueza desestimó las alegaciones del club azulgrana y consideró la acción como “producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo”. La infracción está contemplada así en el código disciplinario de la FEF y se castiga con una suspensión de uno a tres partidos. A Messi le aplican el grado intermedio porque “si la acción… se produjera al margen del juego (como es el caso) o estando el juego detenido, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos”.

Messi se libra así de una sanción mayor, porque de haber considerado el Comité que cometió una agresión sobre Villalibre podría haberle aplicado el artículo 98 del mismo código, que contempla suspensiones de entre cuatro y doce encuentros.

Messi se perderá el partido de Copa de este jueves, ante el Cornellà, en que no estaba prevista su alineación, y el liguero del domingo ante el Elche.

El Barça no encuentra la paz

Mientras el Athletic celebra con justicia un gran título, el Barça siente que se le va fijando cara de perdedor. Este título hubiera sido un buen bálsamo tranquilizador en días en los que hace muchísima falta. La noticia de que se atrasan las elecciones, retraso cuya causa muchos entienden ajena al club y fruto de la fea lucha en el tablero mayor de la polémica más que imposición de la pandemia, es mala para el club. Se alarga la interinidad, se atrasan las soluciones, incluso se va a llevar por delante la posibilidad del fichaje de Eric García por 5+5 millones. No hubo consenso entre los candidatos en la reunión en la que supieron del aplazamiento. Una pena.

Este título, que antes era menor pero que con el nuevo formato ya no lo es (sólo hay que ver las consecuencias que tuvo para el Barça el año pasado), le hubiera venido muy bien a Koeman para serenar al entorno e ilusionar a la propia plantilla. Pero la Copa se fue a Bilbao, ganada merecidamente por un equipo mucho más entusiasta, agrupado en torno a Marcelino, cuya capacidad de contagio (“los chicos están como cañones”, declaró en la víspera) contrasta con la circunspección de Koeman, al que tampoco dejó en buen lugar el reclamo de Griezmann sobre la falta de organización de la defensa ante los saques de faltas sobre el área propia. Sal en la herida.

Y Messi. ¿Por qué jugó? Porque él quiso, sin duda. Recordé uno de los últimos partidos del Manzanares, cuando acababa de ser padre, viajó por esa causa mal dormido y no salió de inicio. Cuando compareció a media hora del final, todo se alteró. Un escalofrío recorrió el espinazo de todos los atléticos, en la grada o en el campo, y el Barça ganó con gol suyo. Pensé que ese podría ser su papel en la final ayer, pero jugó de salida y fue para el equipo como una caja de cambios averiada en un coche. Pagó su frustración primero con un cate a Dani García, que ha gozado de disimulo general, y luego con un puñetazo espaldero a Villalibre que le dejó en muy mal lugar.

Casi un millón y medio vieron en #Vamos la prórroga que coronó supercampeón al Athletic

La final de la Supercopa de España entre Barcelona y Athletic de Bilbao que emitió #Vamos (Movistar+) reunió a casi un millón y medio de espectadores en la prórroga (1.421.000) y obtuvo un 8,7% de cuota de pantalla.

El encuentro había promediado una cifra algo inferior con 1.321.000 espectadores y un 7,2% de share. La final concedió al canal las cuatro emisiones más vistas del día en la televisión de pago. El post partido interesó a 741.000 personas (5,1%) y el especial Vamos en juego a 226.000 (2%).

La semifinal con prórroga y tanda de penaltis entre Barcelona y Real Sociedad la vieron el miércoles un millón de espectadores (1.064.000 y 6,7%). El jueves, el Real Madrid-Athletic superó también el millón (1.007.000 y 5,7%).

El balance final de la Supercopa de España con este formato a tres partidos deja así para #Vamos un total acumulado de casi tres millones y medio de espectadores (3.492.000).

La factura de la Supercopa

Cuando se hayan despertado en las habitaciones de su hotel de concentración, los jugadores del Barça se habrán encontrado este lunes la factura de la Supercopa. Y es cara. El equipo regresa a Barcelona sin título y otra vez con cara de perdedor. Obligado a ponerse en pie en tres días, donde la espera un partido trampa contra el Cornellà.

El Barça sale muy tocado en el plano físico. Corto como está de plantilla, ha jugado dos partidos con dos prórrogas. 240 minutos sin el premio final ante el Athletic. Al cansancio físico se le unirá el anímico. Otro palo para un equipo que tiene en su cabeza aún las fotos de Roma, Liverpool, Lisboa; de la final de Copa en Sevilla. De la Supercopa del Estadio de La Cartuja de este domingo.

Y el Barça de Koeman sale con dudas futbolísticas. Nunca interpretó el partido contra el Athletic y, ni siquiera cuando se encontró con dos ventajas, supo defenderlas. Como en Roma o en Liverpool, un balón parado al primer palo rematado con facilidad cavó su tumba en el partido. Un equipo, otra vez condicionado por Messi, que no se desplegó con la valentía que demostró en el partido contra la Real, con más o menos fútbol. Y que terminó perdiendo.

La Supercopa también pasa facturas individuales. Ter Stegen, el héroe de la semifinal, volvió a demostrar que es uno de los mejores porteros del mundo bajo palos, pero que tiene  problemas en los centros cruzados y le cuesta defender toda su área. En defensa, Dest no estaba en plenitud para jugar, Mingueza es un futbolista con muchas limitaciones, Lenglet está en un profundísimo bache de juego y Alba todavía aporta toneladas en ataque pero sufre una tortura cuando tiene que defender. Sólo Ronald Araújo, De Jong, Pedri y Griezmann aprobaron a nivel global. El uruguayo ya se ha asentado como titular en el Barça; el holandés y el francés han dado un tremendo paso adelante y al canario no se le puede pedir más. Dembélé no pudo ser decisivo el día de la final; Braithwaite da lo que da y Messi y Koeman, los líderes de la manada, no pudieron conducir al equipo a la gloria

El Barça, con Cornellà, Elche, Athletic, Betis y Alavés como próximos rivales; y con la Champions en el horizonte, está obligado a levantarse después de otro estacazo a su prestigio, a su físico, y sobre todo a su moral, en Sevilla.

 

La conmovedora carta a Williams tras la final: “Soy esa chica que perdió a su madre…”

Iñaki Williams se puso el disfraz de héroe la pasada noche para anotar un auténtico golazo en la final de la Supercopa de España frente al Barcelona, con empate en el marcador, en la prórroga, con la derecha, por la escuadra. Innumerables gargantas gritaron gol mientras él sujetaba el escudo del equipo de su vida, pero para algunos este tanto significaba mucho más que para otros. Es el caso de una joven usuaria de Twitter que ha querido enviarle un mensaje de agradecimiento al delantero del Athletic Club en nombre de su madre, tristemente fallecida a causa del cáncer.

La magia de las redes sociales ha provocado que la carta se haya convertido en un fenómeno viral con más de 21.000 interacciones hasta que finalmente ha cumplido su objetivo: que Williams leyera su mensaje e incluso le diera un ‘Me gusta’ repleto de emotividad. “Me he tomado la libertad de dedicarte unas palabras, Iñaki Williams. Ojalá lo leas“, expresaba.

“En medio de toda esta celebración, te quiero dedicar unas palabras, aunque probablemente ni te acuerdes de mí. Soy esa chica que perdió a su madre en 2018 por culpa del cáncer, madre que te apoyaba a ti como nunca la vi apoyar a un jugador de fútbol. Ella nunca dudó de ti”, comienza expresando en su texto.

“Soy esa chica que pidió a quien fuera que la escuchara, un vídeo para animar a su madre mientras estaba hospitalizada. Y me escuchaste tú, y me mandaste tu camiseta firmada por toda la plantilla para mi madre, para darle fuerzas, y con unos mensajes preciosos”, continúa, desvelando el gran detalle del ariete en el pasado.

“Y, aunque la perdimos antes de recibir tu regalo, estoy más que segura de que ahora está en un lugar mejor celebrando esta victoria, celebrando tu gol. Esto, señores, es el Athletic. Te quiero, Iñaki. Ojalá darte pronto ese abrazo tan esperado”, concluyó, acompañado estas hermosas palabras con una fotografía en la que Williams aparece besando el trofeo recién conseguido, la tercera Supercopa de España del Athletic Club.

Mister Underdog en directo: resaca Supercopa, fichajes…

Esta semana el partido entre el Barcelona y el Athletic de Bilbao es el gran protagonista junto a la derrota del Madrid que no fue capaz de llegar a la final de la Supercopa. Además, un repaso concienzudo a los mejores talentos de segunda o el anális inernacional o el mercado de fichajes serñan objeto de debate.Estos son algunos de los temas de hoy:

 

  • La pizarra de la Supercopa
  • El noticiero
  • El talento de Segunda
  • Lo mejor de Europa

No te olvides de repasar todas las noticias de Mr Underdog. Además, puedes seguir este y más capítulos de Mr Underdog en su Blog o en el canal de YouTube de Mister Underdog.