El Valencia piensa en Ferro, que quiere salir del Benfica

El Valencia está necesitado de fichajes. La mala dinámica del equipo en LaLiga y las constantes lesiones que han desestabilizado a una plantilla que de por sí ya era corta han aceleardo la urgencia de incorporaciones, la cual ha llegado a su punto más caliente con la lesión de Gabriel Paulista para varias semanas (un mes, más o menos). El Valencia lleva semanas trabajando el mercado de fichajes para el cual esta vez sí que tendrá algo de margen de maniobra económica y uno de los nombres que más concuerda con lo que se busca es el de Francisco Ferro.

El defensa central del Benfica de 23 años es la opción que dentro de la estructura che consideran más viable. El zaguero apenas cuenta en el club portugués, donde ha jugado tres partidos en lo que va de curso y solo uno de La Liga Nos, por ello la entidad de Mestalla está interesada en poder incorporarle en calidad de cedido, dado que la economía no le permite realizar ningún desembolso elevado.

En cualquier caso la opción de Ferro, nombre adelantado por Cope, se valora también por la proyección de un futbolista cuyas condiciones físicas son notables (1,92 cm) y porque casa con la filosofía del proyecto de club actual: apuesta por jóvenes con posibilidad de crecimiento. Por todo ello, el club blanquinegro no descarta incluir una opción de compra (opción, lo que no implica obligatoriedad), por el futbolista aunque no es algo prioritoario ahora mismo dado que el mercado todavía no ha empezado.

Lo que lleva a que esta operación sea viable también es la voluntad del propio futbolista la cual está  bastante definida según pudo saber AS: quiere jugar y en el Benfica no lo está haciendo. A sus 23 años Ferro considera que está en el momento para jugar y crecer para explotar su potencial, algo que no está sucediendo actualmente y por ello quiere salir del club. La opción del Valencia le convencía ya en verano, cuano estuvo muy cerca de firmar pero a última hora se paralizó todo, y ese pensamiento todavía permanece en su mente.

Pese a lo dicho, el mercado todavía no se ha abierto y la complejidad y volatilidad de la ventana de invierno es algo habitual por ello hay otras opciones encima de la mesa, aunque son un tanto más complejas. Entre ellas la de Andrea Rugani, futbolista de la Juventus cedido en el Rennes la cual deportivamente convence pero es difícil porque el futbolista está cedido en Francia y los che tendrían que negociar con tres clubes.

 

El Valencia mantiene la confianza en Javi Gracia

Quince puntos en quince jornadas, el segundo peor arranque en LaLiga del milenio por detrás de la 2016/2017, peor balance de resultados que en 1986, el año del descenso. El Valencia ha arrancado el curso con una inestabilidad tanto social como deportiva que ha llevado a que el equipo no esté dando los resultados esperados sobre el terreno de juego, sin embargo la directiva che mantiene la confianza en su entrenador, Javi Gracia.

Desde las altas esferas valencianistas consideran que el trabajo que está desempeñando el navarro es adecuado y de hecho han percibido que la plantilla, de momento, cree en las ideas de su entrenador. El propio presidente Anil Murthy ha señalado que “es momento de estar unidos y apoyar al entrenador y al equipo” dado que lo están dejando todo en el campo y cree que “está costando conseguir esos 3 puntos que puedan marcar las diferencias”.

Las palabras de Murthy no son casualidad. Cierto es que en duelos como el del Athletic el conjunto blanquinegro cuajó un partido irregular, no obstante consideran que desde la derrota en Elche en octubre el equipo ha ido en línea ascendente pero por detalles no han podido enlazar una buena dinámica de victorias. Sin ir más lejos, la derrota ante el Sevilla se dio por un error aislado de Jaume, pero el equipo compitió bien todo el partido.

En cualquier caso la directiva se muestra comprensiva con la situación del navarro, que ha visto como no llegaba ningún fichaje pese al desmantelamiento de la plantilla y por ello priorizan pasar el año sin apuros. El club confía en poder incorporar algún futbolista en la próxima ventana invernal que sume al actual proyecto, aunque son conscientes de la dificultad.

Kim Koh, hombre de Lim, regresa para siempre a Singapur

Kim Koh, consejero del Valencia, quien supervisaba hasta cuántos balones se compraban en Paterna y hombre de confianza de Peter Lim, regresó este fin de semana a Singapur para siempre. Kim Koh realizó su último viaje con el club a Barcelona y desde allí tomó rumbo a su país.

De esta forma, Peter Lim libera a Kim Koh, su primer ejecutivo que aterrizó en Mestalla desde Singapur (junto a Layhoon Chan) cuando el proceso de venta. Kim Koh, que vuelve a casa sin haber mantenido una conversación en castellano, delegó sus funciones en Joey Lim.

Joey Lim llegó a Valencia en octubre y no tiene parentesco familiar con el dueño, pero sí le une una amistad de años con el dueño y también con Anil Murthy (de hecho fue el que le presentó al dueño al actual presidente). Joey Lim, que fue nombrado consejero en la última Junta, confirma así su protagonismo, aunque Anil Murthy mantiene su estatus de presidente.