Los secretos de Borja Mayoral

Borja Mayoral ha explotado en Italia. El canterano del Madrid ha necesitado apenas cuatro meses para hacerse con la titularidad en la Roma y dejar cifras sobresalientes: lleva nueve goles y seis asistencias en 1.008 minutos. Marca o asiste cada 67′.

Esos nueve tantos (uno cada 112′) suponen igualar la mejor marca de su carrera profesional, puesto que el curso pasado logró los mismos en toda la temporada con el Levante. Ahora le quedan cuatro meses de competición por delante para establecer una nueva marca personal.

Foto de Mayoral

Su aclimatación a la Roma ha sido perfecta. Encajó rápido en el vestuario gracias al apoyo de otros españoles (Pedro, Carles Pérez, Pau López y Villar) y no le pesó la adaptación a un fútbol tan diferente. Tampoco el idioma ha sido un problema, puesto que ya da las entrevistas en un italiano más que aceptable (la prensa quedó sorprendida por la rapidez con la que lo ha aprendido).

Con todos estos ingredientes, lo lógico es que la Roma decida quedárselo en propiedad. Firmó una cesión de dos años y los italianos tienen una opción de compra al final de cada una de ellas: 15 millones este curso y 20 al final del que viene. Si la ejercen, al Madrid sólo le quedará un derecho de tanteo…

Trabajo

Tanto en el Levante como ahora en la Roma han quedado sorprendidos con su capacidad de trabajo. Mayoral comprendió hace años que cuidar su físico era fundamental para llegar a estar entre los mejores delanteros del mundo. Javi Ledes (su entrenador personal) y David Fernández (su fisioterapeuta) se han convertido en dos miembros más de su familia. Incorpora a los exigentes entrenamientos que se realizan en Italia un trabajo extra para mejorar aún más sus capacidades y prevenir lesiones. A eso añade una alimentación cuidada al detalle (se ha convertido en un experto cocinero), que le permite dar un extra más que después se nota sobre el terreno de juego…

El Real Madrid tiene 19 goles repartidos por Europa

Los atacantes del Real Madrid, excepto Benzema, tienen un problema con el gol en la presente temporada. Sin embargo, entre los cedidos que tienen los blancos por Europa hay futbolistas que sí están viendo puerta con facilidad. Especialmente llamativo son los casos de los dos recambios naturales de Karim: Luka Jovic y Borja Mayoral.

Foto de Jovic

El serbio ha marcado en 75 minutos con el Eintracht más goles (3) que en temporada y media en el Real Madrid (2). Todavía no ha sido titular en su regreso y promedia 25 minutos por partido (ha disputado tres). Ese tiempo le ha servido para marcar tres goles. Uno cada 25’, el último el pasado sábado frente al Arminia Bielefeld. De momento, se cumple a la perfección el objetivo que se marcó el club blanco cuando decidió que volviera durante media temporada a la Bundesliga. Con 23 años todavía se piensa que es un futbolista que puede triunfar en el Madrid (costó 60 millones de euros). Para ello, es fundamental que se reencuentre estos meses en Frankfurt con su mejor versión para volver al Bernabéu con ilusiones renovadas en verano.

Foto de Mayoral

Borja Mayoral, por su parte, está ofreciendo un rendimiento sobresaliente en la Roma: lleva ocho goles (el sábado hizo un doblete contra la Spezia) y cinco asistencias. Con media temporada todavía por disputar está a sólo una diana de igualar su mejor registro goleador como profesional (los nueve tantos de la temporada pasada en el Levante). El de Parla es el nueve que Zidane quería como suplente de Benzema, pero tuvo que hacer las maletas al no encontrarle un destino a Jovic el pasado verano. Ahora, la última palabra la tiene la Roma: tiene una opción de compra de 15 millones al final de este curso y de 20 millones cuando acabe el que viene. Si la ejecuta, al Madrid le quedará únicamente un derecho de tanteo.

Quien también está brillando es Brahim: cuatro tantos con el Milan. El malagueño lleva más goles que Vinicius, Rodrygo, Hazard, Asensio y Lucas Vázquez, los futbolistas que le tapan el sitio en el Madrid y que provocaron que tuviera que salir a buscar minutos en el extranjero.

Por último, otros dos cedidos también han visto puerta: Bale (3) y Kubo (1). Hay, además, tres que aún no se han estrenado: Jesús Vallejo, Dani Ceballos y Reinier.

El Madrid se congela

El proyecto a medio y largo plazo que el Real Madrid planeaba con la llegada de Zinedine Zidane se encuentra ahora mismo en punto muerto. El club pretendía firmar a jóvenes estrellas para que el entrenador, poco a poco, les fuese dando su espacio en el equipo. Los fichajes de Vinicius, Rodrygo, Kubo o Jovic, además del regreso tras cesión de Mayoral u Odegaard tenían el objetivo de encontrar reemplazo a los más veteranos. Sin embargo, esa renovación de la plantilla se ha congelado por completo.

Zidane ha creado un vínculo irrompible con los jugadores que le dieron tres Champions League seguidas. La confianza es total el uno con el otro y apuesta siempre por ellos, en las buenas y en las malas. El problema es que esto choca de frente con el proyecto que propone el club, que busca rejuvenecer una plantilla que se ha quedado anticuada en ciertas posiciones. Si esto lo llevamos a la situación actual, el mal momento que atraviesa el equipo deja al entrenador en una situación comprometida, ya que su sistema no está dando resultado y, además, los jóvenes están pidiendo marcharse ante la falta de oportunidades.

En octubre se dio el primer caso. Aunque contaba para Zidane, Borja Mayoral pidió buscar una salida viendo que tanto Jovic como Mariano se mantenían en el equipo. El delantero acabó en la Roma. Poco después fue Isco el que solicitó al club marcharse. Aunque pertenece a esa vieja guardia, no ha contado con demasiadas oportunidades esta temporada. En este mercado invernal ya han sido dos los futbolistas que han pedido una cesión en busca de minutos: Luka Jovic, que jugará en el Eintracht de Frankfurt lo próximos seis meses, y Martin Odegaard, que está a punto de cerrar su salida al Arsenal.

Foto de Odegaard

A esto hay que sumarle el poco protagonismo de otros jugadores que, aunque su deseo es seguir en el Madrid, gozan de muy poco protagonismo. Vinicius o Fede Valverde han visto reducida su cantidad de minutos drásticamente en las últimas semanas, mientras que otros como Éder Militao u Álvaro Odriozola no han contado para Zizou en toda la temporada.

Cesiones: ¿solución o apaño?

Si se confirma la cesión de Odegaard, el Madrid terminará enero con nueve jugadores cedidos, todos ellos en equipos de primera división de diferentes países. Esto no preocupa al club, que es consciente de que necesitan desfogarse y sumar experiencia para después triunfar en el Madrid. El problema es que la mayoría tienen planeado regresar en julio, por lo que Zidane se encontrará en la misma tesitura.

Los más jóvenes son menos problemáticos. Take Kubo o Reinier, con 19 años cada uno, pueden seguir creciendo lejos del Santiago Bernabéu. El dilema viene con Vallejo (24), Jovic (23), Ceballos (24) o Brahím (21). Todos ellos, apuestas de futuro del club, tienen la idea de volver para la pretemporada. ¿Qué planea Zidane? ¿Contará con ellos? En caso contrario, el club se podría ver obligado a vender a futbolistas de gran proyección que ni siquiera han tenido la oportunidad de lucirse en el primer equipo.

Escudo/Bandera Real Madrid

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 22 de enero de 2021

Turbulencias por los nueves

El mercado de invierno en el Real Madrid se avecinaba tranquilo, sin demasiado movimiento. Sin embargo, ha empezado con turbulencias. La cesión de Luka Jovic al Eintracht de Frankfurt está a punto de cerrarse. El serbio volvería a su ex equipo para los próximos seis meses con la idea de que recupere la confianza goleadora que llevó al club de Chamartín a gastarse 60 millones por él. Su última temporada en Alemania marcó 27 tantos en 48 partidos, y fue máximo realizador de la Europa League con 10.

Esta operación pone en el punto de mira la planificación deportiva del Madrid esta temporada. Si se acaba cerrando (parece que los dos equipos están dispuestos, pero faltan algunos detalles por aclararse), Zinedine Zidane afrontará el tramo más importante de la temporada sólo con dos delanteros centros: Benzema y Mariano. Una papeleta con difícil solución que obligará al entrenador a explotar a una de sus estrellas, como es Karim, e intentar dosificarlo con otro nueve en el que no ha confiado en la temporada y media que lleva en Madrid. Sin ir más lejos, en esta sólo ha disputado 275 minutos y ha marcado un gol.

Desde el mercado de verano se venía palpando el problema. La primera idea de Zidane y el club en el mercado de verano era quedarse con Benzema, Mayoral y Jovic y vender a Mariano. Sin embargo, su ficha (más de 4 millones netos por temporada) hicieron imposible encontrar una salida. El Benfica estuvo cerca de cerrar una cesión, pero no fue posible. Teniendo esto en cuenta, se optó por el plan B, que consistía en ceder a Jovic. A sus 23 años, el serbio podía seguir formándose en otro equipo para, después, regresar al Madrid y demostrar que tenía condiciones para triunfar. Esta decisión estaba respaldada por Zizou, cuya intención era quedarse con Borja Mayoral tras verle en un gran estado de forma durante la pretemporada. Pero sucedió lo mismo: ninguno de los equipos contactados estaba dispuesto a afrontar el pago del salario de Luka. Finalmente, Mayoral se vio obligado a marcharse cedido a la Roma pocos días después de que le hubiesen comunicado que se iba a quedar. Además, Zidane se quedaba con dos delanteros en los que no tenía seguridad.

Más de 24 partidos con dos delanteros

En los próximos días, el Madrid se va a jugar el primer título de la temporada, la Supercopa de España. Se trata del pistoletazo de salida de lo que viene, el tramo más importante de la temporada. LaLiga no da respiro y no hay margen de error teniendo en cuenta el ritmo de victorias del Atlético de Madrid, actual líder. También este mes comenzará la andadura en la Copa del Rey, la única cuenta pendiente de Zidane. Un título que no ha podido ganar ni como entrenador ni como jugador. a primera ronda será contra el Alcoyano. Más adelante, entre febrero y marzo, llega la Champions League en su fase de KO. El peligrosos Atalanta de Gasperini y compañia espera. En total, ya hay programados 24 partidos, que seguro serán más, para lo que resta de curso. Para todos ellos, Zidane se tendrá que apañar con Benzema y Mariano.

Desde la marcha de Álvaro Morata, el Real Madrid no ha vuelto a tener un delantero suplente de garantías. En su último año, el canterano jugó 43 partidos y marcó 20 goles. Mariano y Jovic juntos suman sólo ocho tantos vestidos de blanco en las cuatro temporadas que acumulan entre ambos (dos y medio el primero y una y medio el segundo). Y, aún más grave, Morata costó 10 millones de euros (más tarde dio beneficio con su venta al Chelsea por 60 millones) mientras que por el fichaje de los otros dos nueves se desembolsaron 82 millones (22 de Mariano y 60 de Jovic).

Por si fuera poco, Mayoral se está saliendo en Roma. A pesar de no estar contando con demasiados minutos, el de Parla aprovecha cada oportunidad que le da su entrenador, Paulo Fonseca. Así lo demuestran los seis goles y cuatro asistencias que suma esta temporada en apenas 744 minutos de juego. Zidane tenía razón con él.

El triunfo de la clase media

EI emigrante español triunfa en el fútbol europeo. Y no sólo el jugador de élite. El cártel del futbolista nacional continúa al alza en las grandes ligas y no sólo gracias a los consagrados Dani Olmo, Rodrigo, Luis Alberto, Azpilicueta, Ander Herrera, Adama, Sarabia y Mata, por citar algunos, sino a gran rendimiento de otros jugadores que con menos nombre que los anteriores se han convertido en figuras indispensables en sus respectivos equipos.

Mayoral

El delantero cedido por el Real Madrid está funcionando muy bien en la Roma. Lleva seis goles y cuatro asistencias en 742 minutos de juego, por lo que participa en un tanto cada 74 minutos. Este pasado fin de semana fue indispensable en la victoria del cojunto giallorossi ante el Crotone, frente al que marcó un doblete y provocó un penalti en un partido que terminó 1-3.

Angeliño

El lateral izquierdo del Leipzig está llamando a las puertas de la Selección a gritos. Ocho goles (cuatro de ellos en la Champions) y siete asistencias en 21 encuentros convierten al ex de Manchester City y PSV en uno de los carrileros más peligrosos de todo el continente. Desde su llegada al conjunto de la Red Bull se ha hecho indispensable para Nagelsmann y su nombre suena ya para otros grandes clubes, aunque su corazón, como él sigue reconociendo, pertenece al Deportivo de la Coruña.

Oriol Romeu

En su cuarta temporada en el Southampton, Oriol Romeu por fin brilla con la luz que se esperaba cuando se marchó de la cantera del Barça al Chelsea hace ya casi diez años. El mediocentro español es el timón del juego del equipo revelación de la Premier, unos saints que son sextos con los mismos puntos que el City y que están a tan sólo cuatro puntos del liderato. Ha sido titular en todos los partidos de la liga inglesa menos en dos, que se perdió por molestias físicas.

Fornals

Otro que es indiscutible en la Premier. Al igual que Romeu en el Southampton, Fornals tiene su sitio fijo en el centro del campo del West Ham, el otro equipo revelación de la liga inglesa, a sólo tres puntos de los saints y del City. Lleva dos goles y dos asistencias en 16 encuentros, siendo titular en todos ellos. En noviembre, estuvo muy cerca de ser elegido el Jugador del Mes en Inglaterra.

Guaita

Si el Crystal Palace está en una situación muy cómoda en la Premier, sin pelear por unos puestos europeos que no son su objetivo a corto plazo y sí muy lejos de la zona de descenso, que le queda a once puntos, es entre otras cosas por las grandes actuaciones de Guaita. Sin ir más lejos, el pasado 28 de diciembre detuvo un penalti ante el Leicester que salvó a su equipo de la derrota. Indiscutible para Hodgson, ha jugado todo hasta la fecha.

Álvaro González

A falta de grandes centrales en estos momentos en el fútbol español, Álvaro está haciendo todo lo posible para que Luis Enrique le tenga en cuenta de cara a las próximas convocatorias de la Selección. El ex de Villarreal y Espanyol es el jefe de la zaga del Marsella, que este año vuelve a pelear seriamente la Ligue 1 (está a ocho puntos del Lyon, pero tiene dos partidos menos). Villas-Boas ha contado con él en todos los partidos como titular excepto en uno que se perdió por sanción.

Castillejo

Aunque las lesiones le han mermado bastante en algunos tramos de la temporada, Castillejo está rindiendo a un gran nivel, como todo el Milán. Si los rossoneri son líderes de la Serie A es porque todas las piezas están encajando bien y el mediapunta español es una de ellas. En los 21 partidos que ha jugado entre todas las competiciones ha marcado tres goles y dado dos asistencias.

Gonzalo Villar

Aunque su nombre suene menos que los de Mayoral y Pedro, Gonzalo Villar es tan importante en la Roma como sus dos compatriotas. El mediocentro español, al que el conjunto giallorossi pescó hace un año del Elche, se ha vuelto indispensable para Paulo Fonseca en el centro del campo hasta el punto que las mayores derrotas del equipo esta temporada fueron cuando Villar no jugó desde el inicio, ante Nápoles, Atalanta y Verona.