Aspas anula el golazo de Damián

Ni Coudet pudo ampliar su racha de victorias ni el Getafe volver a ganar en casa. No perder es buen consuelo para ambos y el empate el resultado más justo de un partido que empezó precioso y se apagó muy prontito. Un cuarto de hora de pasión y otros tres de parálisis ofensiva por anulación del rival. Los locales expusieron algo más, los visitantes saborearon mejor el punto. Mucha intensidad y muchísima igualdad.

No fue un partido muy brillante, pero sí bien jugado. Una partida de entrenadores sabios que no salieron del todo satisfechos, sino orgullosos de ver plasmado su trabajo. De salida, el Getafe tapó muy bien la salida de balón del Celta con un cambio de sistema que dejó a Ünal muy solo en punta y a Maksimovic lanzando sus garras a una presión alta bastante efectiva. Los gallegos, más incómodos con el balón, sí fueron efectivos en la presión tras pérdida y tampoco permitieron que los locales estuviesen cómodos.

El inicio fue lo único eléctrico e hizo pensar que se disfrutaría mucho más. Damián marcó un gran gol en la primera acción de peligro. Una jugada típica del uruguayo que de vez en cuando deja una obra de arte en forma de gol. Regate sencillo en carrera y balón a la escuadra. Marca de la casa. Su gran alegría se vio reducida pronto. Diez minutos después cometió penalti en una gran incorporación de Olaza al ataque que exageró en la caída, pues el contacto había sido muy liviano. No falló Iago Aspas. Rubén Yáñez le adivinó la intención y llegó a tocar el balón, pero iba demasiado fuerte para sus manos.

Desde entonces todo fueron movimientos tácticos y fútbol de entrenador. Los dos porteros no llegaron a hacer una parada en todo el partido. Cucurella pasó a la izquierda para liberar a Cucho de la persecución a Olaza y realizó tres cambios ofensivos rápido en busca de una sorpresa que no logró. Coudet fue más conservador o le gustaba más lo que veía. Buscó movilidad con Emre Mor y dejó sentirse cómodos a los suyos por detrás del balón. Poca cosa para el espectador.

Bordalás: “Iago Aspas es una superestrella de nuestra Liga”

¿Cómo está David Soria?

Está bien. Ha estado con molestias y está disponible para mañana.

¿Cómo solucionará la baja de Olivera?

Nos reinventaremos. Tenemos algún jugador que puede jugar en esa posición.

Dijo Maksimovic que la victoria de Cádiz cambiaría el devenir de la temporada.

Las victorias cambian los estados anímicos y nos ha venido muy bien. Puede ser que cambie nuestro día a día, pero el vestuario siempre ha estado bien y el equipo siempre creyó en el trabajo.

¿En qué ha cambiado el ambiente en el vestuario?

Ya digo que siempre ha estado bien. Este vestuario tiene una cultura del esfuerzo y del trabajo y siempre hemos estado tranquilos.

¿Entiende usted cuándo las manos son penaltis?

Son interpretaciones acordadas por las reglas y los colegiados y no podemos opinar.

¿Qué valoración deportiva hace de este 2020 que se va?

Ha sido un año fantástico. Hemos jugado competición europea superando las expectativas y enfrentándonos al Ajax y al Inter. Peleamos hasta el final del campeonato por entrar en Europa y el año fue muy bueno.

¿Damián se ha recuperado bien?

Reapareció en Cádiz y al final estaba fatigado, pero llega bien.

¿Es el peor momento para enfrentarse al Celta?

El Celta es un magnífico equipo que últimamente ha sacado muy buenos resultados. Están en un gran momento de juego, pero pensamos en nuestro equipo y en hacer un gran partido. Respetamos a todos los rivales confiando en nuestras posibilidades y nuestra fortaleza.

¿Le hacía falta a Cucho el gol que marcó el domingo?

Sí. Nos alegramos mucho por el chico que está haciendo un gran trabajo y no estaba teniendo ese acierto. Nos sirvió para adelantarnos y a él para coger confianza. Es el premio para un jugador que ese está esforzando mucho para ayudar al equipo en defensa y en ataque.

¿Qué fue lo mejor de ese triunfo?

Sobre todo que recuperamos muy buenas sensaciones. El equipo mantuvo gran equilibrio y ese es el camino. Veníamos haciendo buenos partidos sin suerte.

¿Qué puede decir del momento de Iago Aspas?

Para mí Iago Aspas es una superestrella de nuestra Liga. Lo viene demostrando temporada tras temporada y si no está jugando en un equipo más grande es porque él no ha querido. Le tiene un gran cariño a su club e imagino que por eso no estará en un club mucho más grande.

Del descenso a la mitad de la tabla…

Es la competición más igualada de siempre. Nunca pasó algo similar en el que la igualdad entre todos es tan grande. No te puedes relajar un instante y va a ser la tónica de todo el campeonato lo que nos obliga a estar a un nivel alto.

La criptonita de Aspas

Llega el partido que menos le apetece jugar a Iago Aspas cada temporada. El Celta se enfrenta este miércoles al Getafe, el único equipo de Primera que tiene la fórmula mágica para anular los superpoderes del delantero de Moaña. Cero goles y cero asistencias del mejor futbolista de la historia del club vigués tras once duelos con los madrileños. Es la criptonita azulona.

El ’10’ céltico inició esta campaña con tres equipos en su lista negra: los rivales que le faltaban para completar el rosco de haberle marcado a todos los conjuntos de Primera. Al Cádiz lo borró la semana pasada, anotando un tanto de penalti, y el Elche se le resistió en el último encuentro de Óscar García en el banquillo olívico. Sin embargo, Aspas se marchó del Martínez Valero con el consuelo personal de haber asistido a Santi Mina en la acción del 1-1 definitivo.

El moañés afronta su duodécimo desafío contra el Getafe en uno de los mejores momentos de su carrera. Ocupa la segunda posición en la tabla de artilleros de LaLiga, con siete dianas, y comparte liderato en la de asistencias, igualado a cinco pases de gol con Ángel Correa y con Karim Benzema.

El espectacular estado de forma que atraviesa podría ser una garantía de éxito ante otro adversario, pero no contra el cuadro azulón. Sirva como ejemplo lo sucedido en octubre de 2018, cuando se midió a los madrileños en Balaídos después de haber marcado cinco goles en los cuatro anteriores partidos, y tampoco vio puerta.

Una situación similar había vivido en la 2014-2015 con el Sevilla. Sus dos únicos tantos en Liga con la camiseta hispalense los firmó en las dos jornadas previas a visitar el Coliseum Alfonso Pérez. Unai Emery quiso aprovechar el despertar de Aspas y le dio entrada en el once, pero su confianza en el morracense duró 56 minutos en la derrota andaluza por 2-1.

El pichichi, al rojo vivo

El francés Karim Benzema, delantero del Real Madrid, marcó su séptimo tanto del curso liguero y se situó en el grupo de perseguidores del líder de los artilleros de LaLiga Santander, Gerard Moreno (Villarreal), que encabeza la tabla con ocho goles.

Benzema, que disfrutó de más oportunidades para ampliar su cuenta, igualó con el uruguayo Luis Suárez (Atlético de Madrid), Iago Aspas (Celta) y Mikel Oyarzabal (Real Sociedad), y dejó atrás al argentino Leo Messi (Barcelona), que empató con su diana ante el Valencia con Pele como futbolistas de la historia que han marcado más goles en un mismo club.

Brais Méndez y Roberto Soldado lograron sus primeros dobletes con el Celta y el Granada para sellar las victorias sobre Alavés y Betis, respectivamente, y alcanzar tres tantos, los mismos a los que llega el colombiano ‘Cucho’ Hernández, que abrió el triunfo del Getafe en Cádiz.

Así está la lucha por el pichichi

Con 8 goles: Gerard Moreno (4p) (Villarreal).

Con 7 goles: Luis Suárez (URU) (Atlético de Madrid); Iago Aspas (2p) (Celta); Karim Benzema (FRA) (Real Madrid); Mikel Oyarzabal (4p) (Real Sociedad).

Con 6 goles: Lionel Messi (ARG) (2p) (Barcelona).

Con 5 goles: Joao Félix (POR) (Atlético de Madrid); Carlos Soler (5p) (Valencia); Paco Alcácer (1p) (Villarreal).

Sarabia y Aspas, en la élite de generadores de Europa

Pablo Sarabia (28 años) e Iago Aspas (33) pueden acabar 2020 sonriendo. Uno, pese a la lesión de este mes, porque se mantiene firme en la galaxia parisina del PSG y el otro porque su Celta ha resurgido. Y los dos, además, por aparecer en el top diez de jugadores que más grandes ocasiones han creado en la 2020-21.

Hasta que se inició esta jornada, Sarabia y Aspas compartían la segunda plaza, con nueve, sólo superados por las diez de De Bruyne y Thauvin. El resto de nombres de la relación ayuda a contextualizar el mérito de los dos españoles: Harry Kane, Di María y Depay, igualados con ellos, y Messi, Bruno Fernandes y Coman, por detrás con ocho.

En el caso de Sarabia hay que tener en cuenta su problema muscular este diciembre, que le ha hecho frenar momentáneamente en un curso que había comenzado bien. Lleva 2 goles y 4 asistencias en 790 minutos, participando en un tanto cada 131,66 minutos de promedio. Pese a su percance físico, de hecho, sigue como el futbolista 13 en participación del equipo de Tuchel.

Aspas no ha variado su Modo Calidade, pero es que ahora, gracias a la llegada al banquillo de Coudet, sus compañeros se han acercado a su nivel. Con siete dianas y siete asistencias del de Moaña, que ha intervenido en un gol de media cada 91,85 minutos, en Balaídos, claro, ya se asoman a esos puestos europeos tan lejanos hace tan poco.