Mestalla, dime quién soy

Julia Navarro relató en Dime quién Soy, novela llevada ahora a la televisión, la historia de Amelia Garayoa, una mujer que olvida quién era. Valencia y Sevilla saben perfectamente cuál es su lugar en esta Liga, pero se olvidan con frecuencia de cómo llegar a ello en los partidos. La irregularidad, cada cual en su batalla, acompaña el andar de Valencia y Sevilla en esta temporada, de ahí que el duelo en Mestalla sirva para definirse si son fiables o dudosos (sigue el partido en directo en As.com).

Los de Gracia han sido capaces de ganarle a Real Sociedad, Real Madrid y vienen de merecerlo contra el Barcelona. Sin embargo, están a solo un punto del descenso (por algo será); los de Lopetegui fueron de los primeros de Europa en sacarse billete para los octavos de la Champions, pero traspiés como el del sábado ante el Real Valladolid les recordó sus defectos y les rodeó de nuevo de dudas.

Evidentemente los proyectos de Valencia y Sevilla son como el pelo de Zipi y Zape, uno moreno y otro rubio. El hispalense lo confecciona Monchi, que invirtió 68,5M€ en reforzar a un campeón europeo; el blanquinegro, Peter Lim, que no hizo ni un fichaje pese a que venía de ser el 9º en Liga y a pesar de que en verano hizo caja por más de 70M€ vendiendo a casi todo aquel por el que llegaron ofertas. A la larga Zipi está llamado a estar arriba y Zape, ya veremos. Pero bien dijo Jorge Valdano que el fútbol son estados de ánimo y el Valencia se dejó en Barcelona los malos rollos que traía de los partidos contra el Athletic y más aún el de Terrassa.

El reflejo de ese cambio de tendencia es Guedes. Fue contundente en la Copa (dos goles en la prórroga) e influyente en el Camp Nou. Su juego, además, tiene un color especial contra equipos sevillanos (dos goles y una asistencia ante el Sevilla; tres goles y tres asistencias al Betis). Guedes, así, tiene que demostrar hoy si su mejoría es flor de un día o el inicio de su resurgir. Los que no admiten dudas son Gayà, Soler y Maxi, pilares a las duras y a las maduras de Gracia.

La cara opuesta es Ocampos, que no está siendo lo desequilibrante que fue antaño. Lleva tres goles y todos de penalti. El Sevilla añora su pegada para cerrar partidos en los que cobra ventaja, esos que tan bien dormía Banega. Lopetegui recupera a Munir (tres goles) y el Sevilla suma cinco victorias seguidas lejos del Sánchez Pizjuán.

El once de Gracia, pendiente de Uros Racic

“Está indispuesto, pero no descartado”. Así se refirió Gracia a Uros Racic, que arrastra molestias desde el sábado y que no se ejercitó ayer con el equipo. El navarro está pendiente de la evolución del serbio, cuya presencia o no en el once altera significativamente sus planes. Si Racic no está en condiciones de actuar, Gracia modificará su once, reubicando a Daniel Wass en el centro del campo junto a Soler y a Thierry Correia en el lateral.

 

Gracia: “De los jugadores que van a salir no tengo el control”

Se acerca la ventana de enero y con ello las preguntas pertinentes al respecto que tan poco le gustan a Javi Gracia. El navarro las responde con más educación que capacidad o información, porque de sus palabras se extrae que tras la postura del club en verano, Gracia se mantiene al margen de las idas y venidas. “No están bajo mi control”, recalca un Gracia que se afana en explicar que “mi responsabilidad es sacar rendimiento a lo que tengo”.

Obviamente Gracia también habló del Sevilla, un partido que servirá de “termómetro” para ver si lo del Camp Nou fue un paso al frente o un espejismo. Gracia tiene la duda de Uros Racic y las bajas de Hugo Guillamón, Kevin Gameiro y Jasper Cillessen. Sabe que se enfrenta a un Sevilla “competitivo” y que viene de cosechar cuatro victorias seguidas a domicilio.

¿Cómo está la enfermería?

Uros (Racic) ha venido hoy indispuesto y veremos cómo evoluciona. Los demás no van a estar disponibles y a ver cómo se incorporan. Pero ni Hugo ni Kevin ni Jasper van a estar.

¿Qué aspiraciones tiene el equipo esta temporada, porque está a un punto del descenso y a seis de Europa? ¿Es un termómetro este duelo?

Nuestro termómetro es constante y cada partido, porque todos los puntos valen igual. Pero sí ha habido resultados contra equipos de arriba que nos han sido mejores, pero a la hora de preparar los partidos lo hacemos igual todos. Tratamos de poner el foco siempre en el siguiente partido y es la mejor manera de ser ambicioso.

Si el equipo no empieza a ganar, ¿se van a meter en un problema?

Claro que le doy importancia a todo. Pero dada la igualdad que hay en la categoría, más importante que el puesto en el que estés es mejorar las cosas que debes de mejorar, porque las distancias son cortas. Es así como a medio plazo el equipo disfrutará de una mejor clasificación. El que quiera ser negativo o más pesimista verá solo el descenso y el que quiera ser más optimista, pues verá que ganando un partido, se adelantan muchas posiciones.

¿En qué estado se encuentra Hugo Guillamón?

Hugo está en proceso de recuperación. La semana pasada veíamos que podría estar un poco antes, pero tuvimos un frenazo y hemos tenido que seguir con un proceso un poco más lento.

¿Qué Sevilla espera?

Pues espero un rival de identidad, que está jugando a gran nivel en todas las competiciones y con una gran plantilla. Un rival muy exigente, con diferentes recursos, aunque también con ausencias por lesión. Pero tiene muchos recursos y está muy organizado. Es un equipo muy completo, porque para rendir al nivel que lo hace, tiene que ser muy competitivo.

Llama la atención que no vayan a haber reuniones con usted por el mercado; ¿por qué? ¿Es porque no cuentan con usted o porque usted se desmarca?

No es que me guste o me disguste las preguntas. Yo simplemente me limito a mi obligación, que es contestar hasta donde puedo. He sido lo suficientemente claro en este tema y no quiero distraer la atención sobre lo que es importante. Si a partir de ahí alguien tiene que decir algo, que lo diga. Yo no quiero distraer más el ambiente.

¿Pero la pregunta es por qué no cree que se van a reunir?

He contestado. Quizás no lo que vosotros queréis, pero ya he contestado. Sabéis cuál es la situación. El presidente ya ha dicho quien es el responsable de adquirir jugadores… no tengo que entrar a valorar más eso.

Como entrenador del Valencia, ¿considera necesario reforzar el centro de la defensa?

Para hacer la valoración de lo que necesita o necesitaba el equipo ya lo hice y vi las consecuencias que eso tuvo. A partir de ahí, la responsabilidad de la confección de plantilla no es mía. Yo voy a dedicarme a entrenar con lo que tengo y mi responsabilidad es tratar de ser mejor día a día. SI viene otro central porque el club lo considera oportuno, seguiré haciendo mi labor para sacar el rendimiento.

Entiendo que en algún momento habrá tenido alguna conversación con Miguel Ángel Corona…

Lo que hable con gente del club yo no lo voy a decir. Hablo del partido del Sevilla.

El mercado también puede ser para las salidas y el presidente dijo públicamente que van a continuar en los dos próximos años la venta de jugadores, ¿su mayor temor es ese?

A mí me gustaría que los jugadores que tengo se mantuvieran. Eso también lo he dicho ya. No está bajo mi control. Ha habido situaciones de salida que no se esperaban. Hasta donde sé, os digo. De los jugadores que van a salir, no tengo el control.

¿Está más contento con Guedes?

El otro día cuajó un gran partido, como el resto de compañeros y le vimos a un muy buen nivel. Compartiendo delantera con Maxi y fue determinante en todas las acciones de ataque. Todos los detalles los cuidó al máximo e hizo uno de los mejores partidos desde que estoy aquí.

¿Cree que le van a hacer más caso a Miguel Ángel Corona?

Del tema de fichajes no voy a hablar más.

¿La posición de Guedes ha sido petición?

Los jugadores no piden nada. Los jugadores entrenan y el entrenador luego decide. Buscábamos gente con velocidad y por eso actuó en esa posición. Guedes tiene polivalencia y lo seguiremos utilizando según necesidades, sabiendo que el otro día lo hizo bien.

¿Cómo está viendo a Diakhaby?

Lo veo muy bien. En concreto venimos de un partido en el que es difícil decir que algún jugador no rindió a buen nivel. Lo hicimos bien como colectivo y también individualmente. Diakhaby lo hizo bien, más allá de la importancia del gol.

¿Por qué tarda tanto Javi Gracia en hacer cambios?

La explicación que puedo dar es que hago los cambios cuando creo que es oportuno. Unos dirán que los hago pronto, otros tarde.

El equipo parece que responde mejor cuando le toca remontar, ¿hay algo psicológico?

Es destacable las reacciones del equipo cuando ha estado por detrás en el marcador. El equipo muestra ese orgullo y capacidad de reacción. Contra equipos que han buscado más la iniciativa, nos hemos sentido más cómodos, la verdad. Pero quisiéramos tener más presencia.

¿Se trabaja mucho la estrategia?

Las cosas no se consiguen porque sí. Y menos en ese tipo de acciones. Tratamos de buscar los detalles.

A las puertas de Navidad, ¿están cómo intuía que podrían estar tras la planificación de verano?

Estamos como estamos. Cuando empecé no me paré a pensar como estaríamos en Navidad. Las situaciones van condicionando y hay que adaptarse a cómo vienen las cosas. Nuestra ilusión es siempre estar mejor y no voy a decirte que estamos satisfechos, porque queremos más. Aspiramos ahora a llegar con tres puntos más. No soy mucho de mirar atrás ni de pensar cómo vamos a estar en mucho tiempo. Lo mejor es mi presente y si lo trabajo, tendremos mejor futuro. Valoraremos al final.

El Sevilla mide la penúltima resurrección de Guedes

Volaron en verano las estrellas de la capital del Turia y con el paso de los meses los actuales integrantes de la plantilla che han tratado de ocupar ese vacío que dejaron sus compañeros. Gayà ya ejerce de capitán general, Soler de jugador determinante en el centro del campo, Gabriel es hoy el líder que un día fue Garay y Yunus trata de hacer olvidar al potente jugador que fue Ferran Torres. Sin embargo, ese futbolista estrella, determinante, que decidiera partidos como un día hizo Rodrigo no ha aparecido hasta la fecha.

Y ahí es donde Gonçalo Guedes quiere meter la cabeza. Ubicado donde un día estuvo el hispanobrasileño, el portugués fue el mejor futbolista sobre el verde el pasado sábado en el Camp Nou, todo el peligro nació de él y sirvió un pase soberbio a Gayà en el segundo gol. Lo de Guedes empieza a no ser casualidad, desde hace ya varias jornadas el luso ha cuajado buenas actuaciones y aunque no ha llegado a ser determinante hasta las últimas fechas, su actitud mejoró de manera ostentosa desde que Javi Gracia le dio un toque de atención que parece le ha salido bien.

De 104 partidos que había jugado Gonçalo con la camiseta blanquinegra hasta que llegó Javi Gracia solo se quedó sin participar en seis, un poco más del 5% de los partidos. Sin embargo, con la llegada del navarro en apenas 15 duelos han sido tres las veces que no ha participado, un 20% de las veces, un mensaje bastante claro por parte del navarro que no tuvo reparo en mandarle al banquillo.


Gracia ha dejado sin jugar a Guedes en tres partidos de quince, pero el portugués ha reaccionado, ante el Barça superó los 35 km/h


 

Pero algo parece haber hecho ‘click’ en el portugués, de quien nunca nadie ha dudado de su talento pero cuya actitud en ocasiones ha dejado que desear. Después de dos jornadas consecutivas sin tener ni un solo minuto (ante Getafe y Real Madrid), en Vitoria entró como suplente y le dio otro aire al equipo. Gracia le recompensó con varias titularidades seguidas que él supo aprovechar y la prueba de su predisposición estuvo en Terrassa donde entró como revulsivo con 2-0 en el luminoso en uno de esos partidos en los que las supuestas estrellas suelen tener cierta inquina, pero resolvió la eliminatoria con un doblete.

Falta saber si es la última resurrección de un futbolista que nunca ha llegado a explotar como en su primera temporada, o se vuelve a quedar en un intento. A su favor, que esta vez acapara titulares no por un golazo aislado, sino por una continuidad de buenas actuaciones y que Gracia ha dado con la ‘tecla G’ y le ha ubicado como mediapunta puesto en el que ha demostrado sentirse mucho mejor. En su contra, que el mismo navarro ya ha dejado claro que no dudará en mandarlo de vuelta al banquillo si no le convence su actitud, además a día de hoy él y Kang-in, otro de los jugadores más talentosos de la plantilla, parecen no ser compatibles para el navarro por una cuestión de equilibrio defensivo, pues apenas han jugado juntos, por lo que la competencia aprieta.

El Sevilla mide su resurrección

Si hay un rival para que el ‘7’ che continúe con su buena dinámica ese es el Sevilla. Ante los hispalenses en 2017 clavó uno de los mejores goles que se le recuerdan, con un disparo desde la frontal del área en un contraataque además de firmar otro y dar una asistencia. Su habilidad para correr con espacios fue aprovechada con Marcelino y ahora Gracia, con un estilo fundamentado en el contraataque, está sacando tajada de ello, de hecho, en el Camp Nou llegó a marcar 35,3 km/h en una de sus incansables carreras.

Por tanto, mañana mismo volverá a abrirse el telón y si el entrenador lo decide Guedes tendrá una nueva oportunidad de enlazar otro buen partido. De momento, ha podido abrir su cuenta goleadora en el primer tramo del curso, algo que no logró las dos pasadas campañas en las que anotó por primera vez en la jornada 30 y la 27 respectivamente.