Alerta rojilla en Cornellà

Lo tiene todo el Espanyol para hacerse con la permanencia matemática, la cuestión es cuándo: sería tan simple como derrotar a Osasuna este domingo en el RCDE Stadium. Parece muy sencillo, especialmente si se tiene en cuenta que el rival ya no se juega nada –está salvado, y demasiado lejos de la plazas europeas–. Pero la tarea será ardua, atendiendo sobre todo a los precedentes en el actual feudo perico, donde los rojillos han ganado más partidos que perdido y llevan una racha espectacular.

Escudo/Bandera Espanyol

En el cómputo global del RCDE Stadium, Osasuna se ha impuesto en cuatro ocasiones, por tres del Espanyol y un empate. Pero si el recuento se limita a las seis últimas visitas, solo se encuentra un triunfo blanquiazul –un 3-0 con goles de Felipe Caicedo, José Manuel Jurado y Gerard Moreno, el ya lejano 26 de febrero de 2017–, por un empate y hasta cuatro triunfos de los rojillos, los dos últimos de manera consecutiva: el doloroso 2-4 del 1 de diciembre de 2019, que dejó a los locales al borde de un precipicio en el que acabarían cayendo, y el 0-2 que supuso el pase de los de Jagoba Arrasate a los octavos de final de la Copa del Rey 2020-21.

Escudo/Bandera Osasuna

También especialmente grave para el Espanyol fue el 0-3 del 10 de noviembre de 2012, uno de los últimos encuentros de Mauricio Pochettino en el banquillo. Y controvertido hasta límites insospechados resultó el 1-1 del 11 de mayo de 2014, ya que se llegó a investigar por un presunto amaño que tres años después acabó siendo archivado por la justicia pero del que el propio presidente de LaLiga, Javier Tebas, llegó a decir con total impunidad que estaba “seguro”.

Alerta rojilla en Cornellà

Lo tiene todo el Espanyol para hacerse con la permanencia matemática, la cuestión es cuándo: sería tan simple como derrotar a Osasuna este domingo en el RCDE Stadium. Parece muy sencillo, especialmente si se tiene en cuenta que el rival ya no se juega nada –está salvado, y demasiado lejos de la plazas europeas–. Pero la tarea será ardua, atendiendo sobre todo a los precedentes en el actual feudo perico, donde los rojillos han ganado más partidos que perdido y llevan una racha espectacular.

Escudo/Bandera Espanyol

En el cómputo global del RCDE Stadium, Osasuna se ha impuesto en cuatro ocasiones, por tres del Espanyol y un empate. Pero si el recuento se limita a las seis últimas visitas, solo se encuentra un triunfo blanquiazul –un 3-0 con goles de Felipe Caicedo, José Manuel Jurado y Gerard Moreno, el ya lejano 26 de febrero de 2017–, por un empate y hasta cuatro triunfos de los rojillos, los dos últimos de manera consecutiva: el doloroso 2-4 del 1 de diciembre de 2019, que dejó a los locales al borde de un precipicio en el que acabarían cayendo, y el 0-2 que supuso el pase de los de Jagoba Arrasate a los octavos de final de la Copa del Rey 2020-21.

Escudo/Bandera Osasuna

También especialmente grave para el Espanyol fue el 0-3 del 10 de noviembre de 2012, uno de los últimos encuentros de Mauricio Pochettino en el banquillo. Y controvertido hasta límites insospechados resultó el 1-1 del 11 de mayo de 2014, ya que se llegó a investigar por un presunto amaño que tres años después acabó siendo archivado por la justicia pero del que el propio presidente de LaLiga, Javier Tebas, llegó a decir con total impunidad que estaba “seguro”.

Alerta rojilla en Cornellà

Lo tiene todo el Espanyol para hacerse con la permanencia matemática, la cuestión es cuándo: sería tan simple como derrotar a Osasuna este domingo en el RCDE Stadium. Parece muy sencillo, especialmente si se tiene en cuenta que el rival ya no se juega nada –está salvado, y demasiado lejos de la plazas europeas–. Pero la tarea será ardua, atendiendo sobre todo a los precedentes en el actual feudo perico, donde los rojillos han ganado más partidos que perdido y llevan una racha espectacular.

Escudo/Bandera Espanyol

En el cómputo global del RCDE Stadium, Osasuna se ha impuesto en cuatro ocasiones, por tres del Espanyol y un empate. Pero si el recuento se limita a las seis últimas visitas, solo se encuentra un triunfo blanquiazul –un 3-0 con goles de Felipe Caicedo, José Manuel Jurado y Gerard Moreno, el ya lejano 26 de febrero de 2017–, por un empate y hasta cuatro triunfos de los rojillos, los dos últimos de manera consecutiva: el doloroso 2-4 del 1 de diciembre de 2019, que dejó a los locales al borde de un precipicio en el que acabarían cayendo, y el 0-2 que supuso el pase de los de Jagoba Arrasate a los octavos de final de la Copa del Rey 2020-21.

Escudo/Bandera Osasuna

También especialmente grave para el Espanyol fue el 0-3 del 10 de noviembre de 2012, uno de los últimos encuentros de Mauricio Pochettino en el banquillo. Y controvertido hasta límites insospechados resultó el 1-1 del 11 de mayo de 2014, ya que se llegó a investigar por un presunto amaño que tres años después acabó siendo archivado por la justicia pero del que el propio presidente de LaLiga, Javier Tebas, llegó a decir con total impunidad que estaba “seguro”.

El Espanyol, entre la agitación y la matemática, ante Budimir

Un 8 de mayo, de 2021, certificaba el Espanyol su retorno a Primera División. Sin público, en La Romareda, y con insulso y casi biscotteante empate a cero contra el Real Zaragoza. Justo un año más tarde, disponen los pericos de una oportunidad ya definitiva de alcanzar la permanencia matemática, en casa, con un aforo que pudiendo acudir en no pocos casos da la espalda a su equipo, y ante un Osasuna que parece oler sangre cada vez que acude al RCDE Stadium (sigue el partido en directo en AS.com).

Escudo/Bandera Espanyol

Sentenciaron los rojillos de algún modo a Machín en su anterior visita, pues del trastorno que le produjo aquel 2-4 acabó por explotar en la sala de prensa, y ahora ponen a prueba a un Vicente Moreno desgastado por tres derrotas consecutivas, por su enganchón con Raúl de Tomás en los banquillos del Bernabéu y por una trayectoria que no comenzó hace un año, ni siquiera hace dos con el fichaje del técnico, sino antes con el propio descenso. De ahí el aroma una vez más de plebiscito contra él, Rufete, Chen Yansheng y todo lo que suene a poder.

Otro viejo conocido de la pasada temporada en Segunda, Ante Budimir, personifica el mayor de los alicientes con el que llega un Osasuna ya salvadísimo y al que los números difícilmente darán para terminar en Europa. El croata, que hace mes y medio llevaba solo dos goles, ha protagonizado la mejor racha histórica del club rojillo y de esta Liga para cualquier jugador de Primera, ya que encadena seis jornadas marcando. Ni Benzema ni el propio RdT, quienes se quedaron en cuatro.

Escudo/Bandera Osasuna

Mientras Osasuna llega en pleno, con la presumible novedad de Rubén García en el regreso a un 4-1-4-1 que relega al cajón la defensa de cinco dispuesta por Arrasate ante el Elche, en el Espanyol todavía no se ha recuperado Óscar Gil, y es dudosa la participación de un Adrià Pedrosa que ya se perdió la visita al Real Madrid. Tampoco Diego López se entrenó el viernes, en el único espacio semanal abierto a la prensa, pero su ausencia podría atender a motivos personales.

Un año después, sin pastel ni velas, tratará el Espanyol de cerrar ese círculo del ascenso con su consolidación en Primera. Un círculo que, paradójicamente, cuenta con tantos vértices como reproches han surgido en este tramo final de la temporada y dudas y enigmas genera el futuro más inmediato del club.

Clasificación

Líderes

Paradas del portero

Asistencias totales

Faltas cometidas

Faltas recibidas

Tarjetas rojas

Tarjetas amarillas

Recuperaciones de posesión

Pases por partido

El Espanyol, entre la agitación y la matemática, ante Budimir

Un 8 de mayo, de 2021, certificaba el Espanyol su retorno a Primera División. Sin público, en La Romareda, y con insulso y casi biscotteante empate a cero contra el Real Zaragoza. Justo un año más tarde, disponen los pericos de una oportunidad ya definitiva de alcanzar la permanencia matemática, en casa, con un aforo que pudiendo acudir en no pocos casos da la espalda a su equipo, y ante un Osasuna que parece oler sangre cada vez que acude al RCDE Stadium (sigue el partido en directo en AS.com).

Escudo/Bandera Espanyol

Sentenciaron los rojillos de algún modo a Machín en su anterior visita, pues del trastorno que le produjo aquel 2-4 acabó por explotar en la sala de prensa, y ahora ponen a prueba a un Vicente Moreno desgastado por tres derrotas consecutivas, por su enganchón con Raúl de Tomás en los banquillos del Bernabéu y por una trayectoria que no comenzó hace un año, ni siquiera hace dos con el fichaje del técnico, sino antes con el propio descenso. De ahí el aroma una vez más de plebiscito contra él, Rufete, Chen Yansheng y todo lo que suene a poder.

Otro viejo conocido de la pasada temporada en Segunda, Ante Budimir, personifica el mayor de los alicientes con el que llega un Osasuna ya salvadísimo y al que los números difícilmente darán para terminar en Europa. El croata, que hace mes y medio llevaba solo dos goles, ha protagonizado la mejor racha histórica del club rojillo y de esta Liga para cualquier jugador de Primera, ya que encadena seis jornadas marcando. Ni Benzema ni el propio RdT, quienes se quedaron en cuatro.

Escudo/Bandera Osasuna

Mientras Osasuna llega en pleno, con la presumible novedad de Rubén García en el regreso a un 4-1-4-1 que relega al cajón la defensa de cinco dispuesta por Arrasate ante el Elche, en el Espanyol todavía no se ha recuperado Óscar Gil, y es dudosa la participación de un Adrià Pedrosa que ya se perdió la visita al Real Madrid. Tampoco Diego López se entrenó el viernes, en el único espacio semanal abierto a la prensa, pero su ausencia podría atender a motivos personales.

Un año después, sin pastel ni velas, tratará el Espanyol de cerrar ese círculo del ascenso con su consolidación en Primera. Un círculo que, paradójicamente, cuenta con tantos vértices como reproches han surgido en este tramo final de la temporada y dudas y enigmas genera el futuro más inmediato del club.

Clasificación

Líderes

Paradas del portero

Asistencias totales

Faltas cometidas

Faltas recibidas

Tarjetas rojas

Tarjetas amarillas

Recuperaciones de posesión

Pases por partido

El Espanyol, entre la agitación y la matemática, ante Budimir

Un 8 de mayo, de 2021, certificaba el Espanyol su retorno a Primera División. Sin público, en La Romareda, y con insulso y casi biscotteante empate a cero contra el Real Zaragoza. Justo un año más tarde, disponen los pericos de una oportunidad ya definitiva de alcanzar la permanencia matemática, en casa, con un aforo que pudiendo acudir en no pocos casos da la espalda a su equipo, y ante un Osasuna que parece oler sangre cada vez que acude al RCDE Stadium (sigue el partido en directo en AS.com).

Escudo/Bandera Espanyol

Sentenciaron los rojillos de algún modo a Machín en su anterior visita, pues del trastorno que le produjo aquel 2-4 acabó por explotar en la sala de prensa, y ahora ponen a prueba a un Vicente Moreno desgastado por tres derrotas consecutivas, por su enganchón con Raúl de Tomás en los banquillos del Bernabéu y por una trayectoria que no comenzó hace un año, ni siquiera hace dos con el fichaje del técnico, sino antes con el propio descenso. De ahí el aroma una vez más de plebiscito contra él, Rufete, Chen Yansheng y todo lo que suene a poder.

Otro viejo conocido de la pasada temporada en Segunda, Ante Budimir, personifica el mayor de los alicientes con el que llega un Osasuna ya salvadísimo y al que los números difícilmente darán para terminar en Europa. El croata, que hace mes y medio llevaba solo dos goles, ha protagonizado la mejor racha histórica del club rojillo y de esta Liga para cualquier jugador de Primera, ya que encadena seis jornadas marcando. Ni Benzema ni el propio RdT, quienes se quedaron en cuatro.

Escudo/Bandera Osasuna

Mientras Osasuna llega en pleno, con la presumible novedad de Rubén García en el regreso a un 4-1-4-1 que relega al cajón la defensa de cinco dispuesta por Arrasate ante el Elche, en el Espanyol todavía no se ha recuperado Óscar Gil, y es dudosa la participación de un Adrià Pedrosa que ya se perdió la visita al Real Madrid. Tampoco Diego López se entrenó el viernes, en el único espacio semanal abierto a la prensa, pero su ausencia podría atender a motivos personales.

Un año después, sin pastel ni velas, tratará el Espanyol de cerrar ese círculo del ascenso con su consolidación en Primera. Un círculo que, paradójicamente, cuenta con tantos vértices como reproches han surgido en este tramo final de la temporada y dudas y enigmas genera el futuro más inmediato del club.

Clasificación

Líderes

Paradas del portero

Asistencias totales

Faltas cometidas

Faltas recibidas

Tarjetas rojas

Tarjetas amarillas

Recuperaciones de posesión

Pases por partido

Iraola: “Nos merecíamos este premio, jugamos con personalidad”

Un triunfo casi de salvación: “Veníamos de unos partidos en los que el equipo se había merecido bastante más, como los de Granada, Valencia, Vitoria… Era difícil explicar que se te escapasen esos encuentros. Nos merecíamos este premio. Hemos jugado con mucha personalidad, no nos hemos encerrado en ningún momento. El equipo, en un campo muy complicado, ha seguido defendiendo con balón, con cierta pausa. Hemos tenido actuaciones individuales muy valiosas. Evidentemente el grupo necesitaba una victoria”.

Victoria importante en lo mental: “Sobre todo significa clasificatoriamente. Mentalmente es un espaldarazo importante, pero llevábamos unos partidos con poco premio a mi parecer. El margen era cada vez más pequeño y lo necesitábamos. Más fuera de casa. Ha sido un partido completo. Es un premio para este grupo que, a pesar de la racha tan negativa, ha seguido creyendo”.

Un Rayo con las ideas muy claras: “Nosotros no hemos cambiado prácticamente durante el año nuestra idea de juego, ni cuando nos han ido muy bien las cosas, ni ahora cuando nos estaban yendo peor. Sólo matices, teniendo en cuenta a los rivales. Veníamos de unos partidos en los que estábamos dominando, teniendo más balón que el contrario, más tiros, más córners… Y no nos estaba llegando. Creíamos y seguimos creyendo, que esa es la idea para acercarnos a los puntos. Me alegro de que el encuentro, muy similar a otros que hemos jugado, haya caído de nuestro lado”.

Escudo/Bandera Rayo

Rebeldes con causa

Aquí nadie se fía ya ni de su sombra. El Espanyol, por sus continuos incidentes con el VAR, el último ese bochorno vivido el domingo en el Wanda con Hermoso de árbitro asistente y Tomás Reñones como aspirante a púgil, aunque Vicente Moreno tire agua al vino. Y el Rayo Vallecano, porque pese a seguir a una distancia prudencial del descenso, encadena 13 jornadas sin ganar y ve cómo los de abajo se han activado al unísono. Entre la rebeldía y el canguelo, se divisa la figura de Raúl de Tomás, un cicerone de doble filo, igual que Embarba en segundo plano (sigue el partido en directo en AS.com).

Escudo/Bandera Espanyol

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 20 de abril de 2022

Con la falta convertida ante el Atlético de Madrid (2-1), 15 goles suma RdT en esta Liga, su récord en Primera justamente por encima de los 14 que anotó con el Rayo en la temporada 2018-19. Aspira a igualar o superar los 17 de Borja Iglesias ese año con el Espanyol. Es ese honor individual uno de los pocos estímulos que les quedan a los pericos, salvados virtualmente y con Europa inalcanzable, junto al tope de puntos en el RCDE Stadium, 31 lleva, que se sitúa en los 36 puntos también de hace tres campañas. El retorno de Yangel Herrera tras cumplir sanción y la titularidad de Aleix Vidal por lesión de Óscar Gil conforman las principales novedades que presentará Vicente Moreno.

No podrá Keidi Bare, indiscutible titular perico, reencontrarse con su compatriota Iván Balliu, con el que jugó hace cuatro semanas en Cornellà el España-Albania, por la expulsión del lateral diestro en el Alavés-Rayo (1-0) del sábado, en cuyo lugar entrará Mario Hernández. Y recuperará Trejo la mediapunta. Habrá que ver si Falcao viaja, como ayer apuntó su entrenador, dos meses después. Se difumina el efecto Iraola, quien de no ganar hoy enlazará la peor racha sin ganar de la historia franjirroja pero que, a su vez, ha ganado siempre al Espanyol de Vicente Moreno. La contundencia está siendo el gran debe del equipo que maravillaba a finales de 2021 y que, tras el Espanyol, visitará el domingo no demasiado lejos al Barcelona.

Escudo/Bandera Rayo

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 20 de abril de 2022

De refilón, o no tanto conforme se desenvuelvan los acontecimientos, se situará el foco sobre Mateu Lahoz, quien vuelve a arbitrar en LaLiga desde aquel “me debes una” a Enes Ünal en el Getafe-Mallorca de hace tres semanas, y sobre la sala VOR, de donde la Federación apartó el martes a Cuadra Fernández tras sus polémicas decisiones en el Sevilla-Espanyol del domingo, para meter a González González. La rebeldía y el canguelo, patrimonio del fútbol.

Iraola: “Debemos insistir y creer. Tengo confianza en mis jugadores”

Análisis del Espanyol: “Es un equipo al que conocemos bien. Hemos coincidido las dos últimas temporadas. Es fuerte en casa, lleva 31 puntos, que es una barbaridad. Sus dos últimas victorias le han permitido estar tranquilo. Está en una situación mejor que la nuestra”.

Estado anímico del equipo: “Jugar entre semana ha hecho que no podamos permitirnos fustigarnos por lo sucedido. Analizamos lo que hicimos mal, sobre todo a raíz del gol rival. Ese final de partido no me gustó y lo hemos hablado”.

Rotaciones: “Seguramente habrá algún cambio. No será producto del cansancio, sino para sacar el mejor once para el Espanyol. No estamos pensando en el domingo porque este partido tiene una trascendencia muy alta”.

Se acerca el descenso: “Tenemos que pensar en lo nuestro. Eso es lo que nos va a dar la permanencia. No podemos esperar que alguien venga y nos gane un partido. Debemos hacerlo nosotros. Y competir bien todo el encuentro, incluso en las fases en las que estés siendo dominado”.

Mala racha: “Cuando estás inmerso en ella, como ahora, parece que tienen que pasar muchas cosas para ganar. Debemos insistir y creer en nosotros. Tengo confianza plena en mis jugadores. Hay que mejorar en contundencia y no cometer errores de valor gol”.

Sin pólvora: “Son cosas que se entrenan. Los jugadores quieren marcar por la escuadra y desde lejos. Al final, esos goles son los circunstanciales. Normalmente vienen de segundas jugadas, de rechaces… El otro día hicimos tres tiros entre los tres palos de veinte. Joer, es muy poco. Eso hay que mejorarlo”.

Conseguir la victoria: “Esto es Primera y, si te equivocas, el rival te lo va a hacer pagar. Tenemos que ser competitivos”.

Estado de Falcao: “Viene de un periodo bastante largo en el que no ha entrenado con el equipo. No está a su nivel. Él está involucrado con el grupo y quiere entrar. Vamos a ver si hay alguna opción de que viaje con el equipo y nos acompañe. Confío en tenerlo pronto con nosotros”.

¿Culpa del mercado de invierno?: “Habrá bastantes factores. Ese será uno de ellos, pero habrá más y todos tendremos nuestra cuota de responsabilidad, pero ahora mismo no es el momento de hablar de eso. Tenemos que competir, ganar, en el siguiente partido… Hay que afrontarlo así o nos estaríamos equivocando”.

Escudo/Bandera Rayo

Este Rayo iguala su peor racha en Primera con 13 partidos sin ganar

El Rayo sigue sin levantar cabeza. Los vallecanos cayeron el pasado sábado en Mendizorroza (1-0) e igualaron su peor racha en Primera, consistente en trece partidos sin ganar. Los de Iraola suman cuatro empates y nueve derrotas, mientras que los franjirrojos de la 02-03 cosecharon siete empates y seis derrotas. A pesar de este bucle de resultados, los madrileños continúan fuera del descenso. Cinco por encima del mismo, para ser exactos.

Las sensaciones no son malas, pero los rayistas no consiguen plasmarlas en el marcador. No están teniendo eficacia en las áreas y eso les está pasando factura. Han marcado sólo seis goles (dos de ellos llevaron la firma de Sergi Guardiola) y han recibido veinte en trece jornadas. “Cuando dominas y tienes llegadas se tiene que traducir en el marcador. No lo hemos hecho. Y un error le da los puntos al equipo contrario. No es de hoy. El problema es que este partido lo hemos jugado bastante. No estamos siendo contundentes y esto es Primera. Hay que marcar“, apuntó el míster tras la derrota contra el Alavés.

Escudo/Bandera Rayo

Sin embargo, los franjirrojos ven el objetivo cerca (34 puntos) y no están dispuestos a rendirse. Esta semana afrontan dos citas en Barcelona, el jueves contra el Espanyol y el domingo ante el Barça. Es vital sumar. “Sabíamos que el bajón lo íbamos a tener, pero no pensábamos que fuera a durar tanto. Hay que trabajar más y estar tranquilos y positivos para que lo bueno termine llegando. Sería lindo lograr el objetivo cuanto antes”, afirmó Trejo en declaraciones a LaLiga. También Isi se manifestó en los medios oficiales del club: “Necesitamos hacer mucho para conseguir premio. Debemos seguir insistiendo, trabajando y confiando en el equipo, que lo sacará adelante”.