Derrota del Madrid en penaltis desde el Clásico: ¡7-0!

Ya dice el refrán español que “el que no llora, no mama”. En el Clásico del 24 de octubre en el Camp Nou, el árbitro pitó un penalti de Lenglet a Ramos. Agarrón dentro del área. El Madrid ganó cómodamente (1-3). Pero Koeman se refugió en la acción para eludir sus errores de pizarra: “¿Por qué el VAR se utiliza solo en contra del Barça?”. El mensaje caló hondo. Tanto, que desde entonces el equipo de Zidane ha jugado 13 partidos con un balance demoledor: ¡0 penaltis a favor y 7 en contra! Yo no creo que los niños vengan de París, así que tampoco me van a convencer de que esto es simple casualidad.

¿Un equipo que juega habitualmente al ataque como el Madrid no ha sido objeto de una sola pena máxima y ha sido tan torpe atrás que los suyos han hecho siete penaltis? Tres fueron en Valencia: el primero era falta de Maxi Gómez a Marcelo y el tercero venía precedido de una mano de Yunus. Nos pitaron otro en Valdebebas con el Alavés, el mismo día que las cámaras del VAR no pillaron el agarrón de pelo de Laguardia a Marcelo (¡otra casualidad!). Otro en Elche. Y otro en Málaga, que para Iturralde no era. A Casemiro se lo hacen en Pamplona y tampoco se ve en la tele. Ni la posible mano de Núñez en La Rosaleda. Koeman, qué listo fuiste.

Velasco Carballo anuncia novedades sobre el VAR: “Los fans podrán ver lo que ve el árbitro”

Carlos Velasco Carballo ha anunciado  en #Vamos las novedades que tendrá el VAR desde los próximos partidos. El presidente del Comité Técnico de Árbitros ha anunciado que se podrá ver mientras chequean una jugada.

El VAR en la semifinal: “Estamos orgullosos de ser una potencia de ser una potencia en VAR. En 24-48 horas somos capaces de instalar un sistema VAR en cualquier partido. En La Cartuja lo haremos también”.

Novedades: “Hemos tenido una idea que no se ha experimentado y es utilizar los luminosos que están rodeando al césped y es que cuando el VAR está chequeando, todo el mundo esté viendo lo que está chequeando el VAR. Así los espectadores lo verán y los jugadores lo verán en el videomarcador. E incluso cuando el árbitro vaya al monitor a ver una revisión, lo mismo que está viendo el árbitro se vea en la tele y los propios futbolistas. El objetivo es que sea de transparencia absoluta”.

Arbitraje español y su presencia en la Eurocopa: “El nivel español es muy alto tanto en el campo como en el VAR y esperamos que logremos un registro histórico de árbitros españoles en la Eurocopa en el número de árbitros y número de árbitros de VAR”.

Blindaje al arbitraje: “El arbitraje requiere protección, el presidente nos la da, la FEF la da, que la libertad de expresión esté por encima de todo. Se puede criticar pero esa crítica debe tener una línea y esa línea es donde se ponga en duda la honorabilidad. Lo que se dice de un jugador por qué no se le puede decir a un árbitro, pero no se le puede acusar de que no tiene honorabilidad y que no ejerce la justicia. Eso es más grave que un insulto. Esa línea roja es comprensible y no podemos mezclarla con la libertad de expresión”.

Otra vez las manos: ¿distinto criterio con Ramos y De Jong?

El Barcelona se impuso en los penaltis a la Real Sociedad en la primera semifinal de Supercopa de España (1-1) jugada este miércoles en El Arcángel, casa del Córdoba. El estadio blanquiverde vivió un duelo con buen juego, goles, emoción y también polémica. El foco esta vez se sitúa en el penalti por mano de Frenkie de Jong al inicio de la segunda mitad.

Oyarzabal centró desde la banda izquierda y el balón golpeó en el brazo de Frenkie de Jong. En ese momento, Munuera Montero señaló el punto de penalti y, según sus gestos, este había recibido el visto bueno del VAR. Desde los once metros, el propio extremo txuri-urdin batió a Ter Stegen para hacer el 1-1. Luego, el alemán blindaría su portería para forzar la tanda en la que conseguiría el pase. Si bien en esta ocasión no dudó en señalar, en otras anteriores y similares no actuó igual.

Munuera Montero también fue el encargado de arbitrar el Eibar-Real Madrid del pasado 20 de diciembre en Ipurúa. En este encuentro, el Real Madrid se imponía por 1-2 en el 80. En ese minuto, el Eibar atacaba por la izquierda y colgaba un balón al segundo palo de la portería de Courtois. En su busca fueron tanto Muto como Ramos. El japonés se anticipó, remató y el balón golpeó en el brazo del capitán blanco. La realización mostró las imágenes mientras se revisaba pero ni el VAR ni el colegiado a ras de césped decidieron pitar penalti a favor del Eibar.

Desde el césped y desde el banquillo, los armeros se quejaron con el partido en juego cuando la acción sucedió. Mendilibar, entrenador del Eibar, también lo hizo en la sala de prensa después de confirmarse la derrota de los vascos. Este se quejó de la disparidad de criterios a la hora de señalar esta acción.

“No tenemos ni idea, está semana ha habido unas cuentas manos y no sabemos cuando se puede pitar y cuando no. Hoy se ha tomado la decisión en 20 segundos cuando normalmente están dos o tres con imagen lenta, imagen rápida, de una cámara, de la otra. Se ha visto que le ha dado en la mano, el mismo Ramos ha comentado que le ha dado en la mano, pero como no sabemos cuándo se pita y creo que los árbitros tampoco. Seguiremos con el mismo problema toda la temporada. Dará igual que haya VAR o que no haya VAR porque el problema seguirá existiendo”, aseguró tras el encuentro. En este encuentro, y tras certificar la victoria, Ronald Koeman no se pronunció sobre la polémica.

Para Iturralde González, árbitro especialista de AS  la decisión de Munuera Montero fue correcta en el caso de Sergio Ramos. “Para mí no es penalti, es una mano muy natural. Estoy de acuerdo con el árbitro. No hay un error claro y manifiesto. Si el árbitro la ve y considera que no hay nada, Cuadra Fernández no le va a indicar que vaya al monitor”, afirmó.

La jugada de De Jong tiene sus similitudes, aunque el árbitro entendió que también hay diferencias al darle importancia al recorrido del balón (diferente al del caso de Ramos). En el del central del Madrid lo tiene prácticamente encima y en el De Jong viene de un pase largo. ¿Son penaltis los dos? ¿Sólo uno? ¿Ninguno? Con tantos criterios, ya es difícil saberlo.

Itziar Gómez: una árbitra con récord de precocidad

Hay gente a la que la pandemia le ha lucido. Cuando terminó el confinamiento, Itziar Gómez decidió federarse como árbitra de fútbol sala en su Menorca natal y este sábado, solo unos meses después, dirigirá su primer partido en la Segunda División femenina nacional, entre el Atlético Mercadal y el Peña Esplugues (16:00). A sus 17 años, es la más joven de la historia en recibir esa designación por parte de la Real Federación Española de Fútbol.

La noticia le llegó a Itziar, que es hija y nieta de árbitros, algo poco común, el Día de Reyes: “Fue el mejor regalo. Cuando me lo dijeron fueron todo nervios, muchísima ilusión… Me sacaron una sonrisa”, cuenta a As. Antes de federarse venía haciendo labores de mesa, para ayudar a su padre ante la falta de efectivos en el gremio.

Cuando decidió seguir el mismo camino que él, empezó arbitrando partidos de categorías inferiores. Su buen hacer le ha valido un ascenso exprés. “Por lo visto tengo madera”, asegura entre risas. Aunque los techos de cristal para las mujeres de este mundillo se vayan rompiendo poco a poco, Gómez se considera en cierto sentido una pionera: “Si no me equivoco, en Mallorca hay una chica o dos que arbitran fútbol sala, en fútbol once está un poco más normalizado”.

Aunque se reconoce nervioso ante el reto, no duda de su firmeza y concentración a la hora de tomar decisiones: “Lo voy a hacer como siempre lo he venido haciendo. Lo que me he planteado es que es un partido como los demás, aunque tenga más repercusión. Como si arbitrara a las mismas chicas de todos los fines de semana”. Itziar espera que la próxima llamada sea para dar un paso más arbitrando en la Tercera División masculina. “Depende de cómo vaya este, subiré o no”. Independientemente de lo que ocurra, lo bailado este sábado ya no se lo quitará nadie.

Simeone celebró el 1-0 con el línea

El Atlético consiguió una vital victoria por 2-0 ante el Sevilla, lo que le permitió ser campeón de invierno. Diego Pablo Simeone sabía desde el primer momento lo importante del encuentro y se le vio muy activo desde la banda. Incluso en ocasiones, la hiperactividad hacía que el Cholo invadiera por momentos el césped, lo que provocaba que constantemente el cuarto árbitro García Verdura le tuviera que llamar la atención por salir de su área técnica. El árbitro principal era el catalán Estrada Fernández.

Simeone no paró quieto durante todo el encuentro, como han mostrado las cámaras del programa el ‘Golazo’ de GOLTV. En una de estas imágenes, se ve cómo Simeone celebraba con efusividad los goles colchoneros, tanto el primero de Ángel Correa, como la sentencia del choque, obra de Saúl. Tal fue así, que incluso en un momento dado Simeone chocó el puño con el árbitro asistente Cebrián Devis, tras ofrecerle éste último compartir el gesto. Un acto de alegría por el tanto de Correa, que momentáneamente ponía por delante en el marcador a los rojiblancos.

Parece mano

No se juega al fútbol con la mano, ya lo sabemos, pero la mano está ahí, nadie puede guardarla en un cajón, en una bolsa, ni siquiera en un bolsillo, para dejarla al margen del partido y que no moleste. Ojalá fuese a rosca, como los tapones, o como aquel maniquí con el que un amigo mío estuvo saliendo dos meses; podía quitarle y ponerle los miembros para vestirlo. La mano lleva décadas interpretando el papel de fantasma en el fútbol. Sin buscarse, mano y balón se andan encontrando cada poco. Cuando se cruzan, si la mano es tuya acabas casi siempre por meterte en líos. Nunca fue más confusa la relación entre ellos. Recuerdan a aquellas parejas del instituto que nunca sabías si estaban o no saliendo, porque cortaban y retomaban el romance todos los días.

No importa si existen más facilidades que nunca para ver en televisión cómo el balón golpea una mano dentro del área, por ejemplo. Hay un tipo de contacto impenetrable, nada seguro se puede decir sobre él. Queda en el aire si es o no es punible. Unos árbitros pitan, y señalan penalti, y otros no. Por supuesto, genera cierta impotencia ver el impacto del balón en la mano con tanta claridad, desde distintas cámaras, y aún así no saber a ciencia cierta si es o no penalti. Puede parecer ambas cosas. Acaso solo pueda afirmarse, como decía aquel señor, que la confusión está clarísima.

A menudo las manos se vuelven un problema cuando no se les asigna un rol. Pasa en el fútbol y en otros ámbitos de la vida. Puedes volverte loco solo pensando en qué hacer con ellas mientras posas para una foto. No tienen un sitio seguro cuando el futbolista permanece en el área. ¿Acaso en la espalda, o pegadas al cuerpo? Es imposible hacerlo todo el tiempo. Lo curioso es que, cuanto mejor vemos el impacto del balón en la mano, menos sabemos sobre él. Eso genera la ficción de que éramos más felices cuando estábamos más ciegos y quedaba la duda de si el jugador tocaba realmente el balón. La salida es resignarse a creer en los fantasmas.

Unos comentarios racistas anulan la sanción a Sun Yang

El Tribunal Federal Suizo, el último órgano al que se puede recurrir, ha decidido revocar la sanción de ocho años que se le había impuesto a Sun Yang por parte del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) en febrero de este mismo mes. Este segundo organismo, que suspendió a Yang a petición de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), deberá arbitrar de nuevo en el caso. “Se anula la decisión del TAS. El TAS deberá pronunciarse nuevamente sobre el caso de Sun Yang en una composición diferente”, comunicó el Tribunal Federal Suizo.

De esta manera, se aceptó la solicitud del nadador chino, que alegaba la parcialidad de uno de los árbitros del TAS. Todo apunta al presidente del panel, el italiano Franco Frattini, que se burló de la madre de Yang durante el juicio y, además, en sus redes sociales vertió varios comentarios de un profundo contenido racista, llegando a llamar “monstruos de caras amarillas” a los ciudadanos del país asiático.

El nadador fue sancionado ocho años por el TAS en febrero de este mismo año después de que se aceptará la apelación de la AMA contra la decisión de la FINA. Este último organismo absolvió al nadador en 2018 después de que cometiera varias irregularidades para, primero, saltarse un control de orina y, posteriormente, destrozar con un martillo las muestras de su sangre.

Ahora, al triple medallista en los Juegos Olímpicos, vigente campeón mundial y olímpico de 200 libre, se le abre una pequeña ventana para estar en Tokio el año que viene. Aunque el camino es todavía largo para Yang, que se ha convertido en uno de los personajes más controvertidos del deporte. La AMA dijo que “presentará su caso de manera contundente nuevamente cuando el asunto vuelva a Panel del TAS, que será dirigido por un presidente diferente”.

VARiando de opinión

Lo confieso sin más preámbulos: con esto del VAR, soy de opinión intermitente y cambiante. Lo mismo amanezco como un firme defensor del aparato, que me acuesto pensando en tiempos mejores de arbitraje artesanal. Esas noches, en mis sueños murmuro entre dientes aquello del odio eterno al fútbol moderno.

Durante años fui un firme opositor a aplicar la tecnología en el fútbol. Mi argumento era que la eficiencia tecnológica desterraría el relato en este juego que tiene tanto de deportivo como de literario. A mí, que siempre me han gustado más las historias que las jugadas, me parecía que aplicar el videoarbitraje suponía pagar un precio desorbitado: la justicia en el fútbol a cambio de historias como la mano de Dios o el gol fantasma de 1966. ¿De qué hablaríamos entonces los hinchas? ¿De tácticas defensivas? ¿De falsos delanteros? ¡Ni que fuéramos vulgares entrenadores!

También creía que con el arbitraje del Gran Hermano el jugador perdía algo fundamental: la capacidad de elección sobre el modo en que quiere intentar ganar. Con un arbitraje imperfecto que depende de la apreciación del ojo del árbitro, era el jugador quien podía elegir si tirarse o no al sentir un soplo en la nuca, si ser un piscinero o un honrado delantero. Sin embargo, en un mundo el en que todo se ve y no hay posibilidad de error, esa elección no existe: si no hay posibilidad de engaño, tampoco hay honradez.

Yo pensaba todo aquello. Y, sin embargo, Rusia 2018 fue la constatación, para mí, de que estaba equivocado y de que el VAR era el mejor de los inventos. Aún así, le escribí una carta a mi amigo y compañero en esta columna Carlos Marañón, en la que le decía que desconfiaba de su aplicación en España, donde las teorías conspiranoicas crecen exuberantes y llegan a todos los rincones del paisaje. Entonces le dije a Carlos que o los árbitros se aplicaban o paradójicamente la tecnología que viene a ayudarles terminaría con su crédito, porque ya nadie se podría refugiar en el “lo siento, no lo vi”.

Pues bien, tras los últimos despropósitos, ahora mismo echo de menos al árbitro ciego de antaño. Creo que no soy el único. Espero que los de negro unifiquen criterios y en la próxima jornada cambie yo, de nuevo, de opinión.

Laporta: “Flipé con el VAR; es un escándalo y una evidencia que favorecen al Madrid”

Joan Laporta presentó el pasado viernes el equipo con el que incurrirá a la carrera electoral por la presidencia del Barcelona. Tras reposar el golpe de efecto que dio con sus lonas en un edificio frente al Santiago Bernabéu, el candidato Laporta concedió una entrevista para el canal ‘El 10 del Barça’, que dirige Miguel Ángel Ruiz y que cuenta con la participación del influencer David Valdearenas. Laporta respondió a las preguntas de varios youtubers (Víctor Palacios y Adrián Sánchez) sobre los temas más candentes de la actualidad futbolística.

Xavi Hernández: “Xavi está casado con el Barça, y sabemos que lo que quiere es entrenar al Barça y algún día lo hará, porque tiene las ganas y los conocimientos pero dependerá un poco de las circunstancias. De darle la alternativa en un momento determinado. Los que han sido referencia en el Barça, ellos saben que son activos y deben estar un poco a la expectativa de lo que resulta”.

Quejas de Florentino y mano de Ramos: “Me parece mano como un castillo. Es penalti, lo vimos todos y estamos hartos de ver cómo nos lo pitan a otros equipos. Estaba flipando. El VAR no me gusta, le saca autenticidad al juego. Celebrar de manera initerrumpida los goles no me aconstumbro. Y después, cuando tiran las línes de colorines: verdes, rojas…, me lo tendrán que explicar mucho. Hablaré con los del VAR y con el presidente de la FEF. Me da la impresión que es mejor que las tracen blancas y sabremos a favor de quién van”.

El Real Madrid se queja: “No se pueden quedar de nada, si les dieron la liga pasada muchas jugadas a favor. La liga del confinamiento, fue un escándalo. Siempre por un milímetro les daba la razón. Ayer un ejemplo más, un escándalo. No sé de que se pueden quejar. Es una evidencia de que les favorecen”.

Messi: “Haré todo lo posible para que se quede. Con Leo nos respectamos y tenemos gran estima mutua. Quiere al Barça por encima de todo. He tenido con él una historia muy bonita, ya que viví en directo la historia de Messi y el Barça. El presidente del Barça tiene que conseguir que esta historia continue. Messi no se mueve sólo por el dinero. No es lo más importante, tuve muchas ofertas y resistimos. Leo está, lo intuyo porque lo conozco, enojado porque lleva años que no ganamos la Champions y piensa que se han perdido años en ese sentido. Quiere seguir ganando Champions. Leo quiere quedarse aquí, le podemos convencer y que la oferta competitiva sea importante. Armarle un equipo. No sé si el equipo actual con algunos retoques o una reforma más completo, pero él lo quiere ya. Estos últimos años le han engañado mucho”.

Regreso de Neymar: “Sé lo que se puede destabilizar al equipo si hablo de jugadores que encima sale el doble de caro y el jugador que está dentro, estamos reduciendo su valor. No hay temporadas de transición, hay que motivarlos al máximo. Los jugadores han disfrutado, peor mucho con la lona. Tanto, como todos los culés”.