Carrasco y Correa se echan al Atlético a la espalda

El Atlético incorporó en el último minuto del mercado veraniego a Antoine Griezmann para formar una delantera de ensueño. Jugadores de muchísimo nivel y gol, destacando al francés, a Luis Suárez y a João Félix como cabezas de cartel, algo que se pudo comprobar también en Arabia Saudí, siendo elegidos como los referentes colchoneros en el país en el que se disputó la Supercopa de España.

Una nueva temporada donde se destinaba a Ángel Correa un papel teóricamente más secundario… hasta que el campo ha vuelto a demostrar lo contrario. Entre las lesiones de Griezmann, la sequía de Suárez y la poca continuidad de João, el delantero argentino está siendo el sostén en la delantera atlética. Un jugador que no se ha perdido ningún partido en lo que marcha de curso y que, con su gol al Valencia, que puso el empate momentáneo en el minuto 90, alcanzó los ocho tantos en Liga, lo que le sitúa como el máximo anotador del equipo en la competición. Correa también participaría tres minutos después en el tanto que desató la locura en el Wanda Metropolitano. Recibió un pase interior de Herrera y de primera combinó de tacón con Cunha para que su centro-chut se convirtiese en el gol de Hermoso que devolvió al Atlético a la senda del triunfo.

10

Ambos, argentino y brasileño, habían entrado al campo con un 0-2 en el marcador que era una losa. En el caso de Correa, salió en el descanso para tratar de volver a dar otro aire al equipo desde el banquillo. Cunha por su parte tuvo la oportunidad en el minuto 57, cuando Simeone revolucionó su esquema retirando a Lemar y João Félix para dar entrada al delantero, ya fijo con Brasil, y a Felipe en una sustitución controvertida. Sin embargo, ese movimiento devolvió a Carrasco a la banda izquierda y permitió encontrar una última media hora prodigiosa del belga.

Un soldado para Simeone, que desde su vuelta de China está aún más comprometido en las labores colectivas, pero que cuando se desmelena es prácticamente imparable. Carrasco había comenzado por la derecha, ayudando constantemente a Vrsaljko y entrando poco en juego en un sector donde le cuesta más ser desequilibrante, ya que no tiene ese regate hacia dentro con su diestra que le permite ver el campo mucho más abierto. Pero, en la izquierda, fue una tortura para el Valencia. Regates, caños, controles de una técnica exquisita y mucha producción para el Atlético, que volcó sus ataques por su zona concentrando jugadores en el área en busca del gol.

21

De un córner sacado por Carrasco llegaría el gol de la esperanza de Cunha, otro jugador que siempre suma cuando sale. Y en un centro con el exterior hacia Suárez que no pudo atajar Jaume le cayó a Correa para poner el 2-2. Carrasco se vació, se marchó después de sufrir un golpe durísimo en la cara en otra acción defensiva de mérito y recibió el cariño de un Wanda Metropolitano rendido a su calidad y trabajo. Con cinco pases de gol, el belga ya es el máximo asistente de la plantilla superando al propio Correa y a Lemar. Carrasco y Correa, dos jugadores sin tanto foco, pero que están volviendo a ser la mordiente del Atlético.

Correa o Carrasco, la única duda del Cholo ante la Real Sociedad

El Atlético reallizó la última sesión de trabajo antes de medirse mañana a la Real Sociedad en Copa del Rey. Simeone insistió con el equipo que ya ensayó el pasado domingo, aunque hay una duda en el posible inicial del conjunto rojiblanco: Correa o Carrasco. Si en la anterior entrenamiento el belga se perfiló como titular, en la última fue el argentino el que figuró entre los que saldrán de inicio ante el equipo vasco.

Simeone ensayó con Oblak; Vrsaljko, Felipe, Hermoso, Lodi; Correa, De Paul, Herrera, Koke; Cunha y João Félix. Un 4-4-2, aunque Correa (o Carrasco si juega el belga) ayudan a los dos delanteros. Para el banquillo quedarán jugadores como Lecomte, Lemar, Luis Suárez y Correa o Carrasco. Habrá que ver si Savic entra en la lista de convocados, aunque el técnico argentino no piensa correr el mínimo riesgo con el defensa. Su partido de vuelta será ante el Valencia el próximo sábado. El partido supondrá un nuevo examen para Herrera, quien tiene ofertas para marcharse. Pero las numerosas bajas hacen que Simeone le dé minutos y el centrocampista tiene que aprovecharlos.

Escudo/Bandera Atlético

El Atlético cambiará su comportamiento habitual antes de un partido que se juega tan tarde (21:00 horas). El equipo suele desplazarse el mismo día del partido, aunque en esta oportunidad lo hará en la previa del encuentro. El Cholo tiene los justos para este encuentro. De cara al partido liguero recuperará a Giménez y al propio Savic.

Para el Atlético es importante ofrecer una buena imagen en este encuentro copero después de lo sucedido en la Supercopa de España ante el Athletic. Para el conjunto del Cholo sería muy positivo recobrar la moral derrotando a un conjunto que ha jugado muy bien en la primera parte de la temporada.

Yannick Carrasco vale por dos

Carrasco es el carrilero izquierdo ideal en el 5-3-2 que ha formado Simeone durante muchos meses y, cuando el equipo se coloca en 4-4-2, brilla abierto en la banda opuesta. Y así el belga se hace cada vez más imprescindible para el míster. Un futbolista brillante, pero disciplinado y que en un mismo encuentro desempeña varias funciones en cualquiera de las bandas y cumple en todas.

Así ocurrió, por ejemplo, ante el Rayo Vallecano. Empezó en la banda derecha y desde ahí dejó dos filigranas de extremo de los buenos. La segunda, un taconazo sobre la línea de fondo, sirvió para abrir el marcador (gol de Correa). Tras el descanso, el equipo pasó a defender con cinco atrás y Carrasco se pasó al ala izquierda para cerrar. El tramo final lo jugó de nuevo en la derecha y desde ahí soltó un zapatazo al poste. Dos en uno, con muy buena nota en ambos exámenes.

Escudo/Bandera Atlético

“La presencia de Carrasco por la derecha nos genera amplitud y profundidad para aprovechar los delanteros que tenemos”, explicó Simeone en la rueda de prensa de este sábado. El belga se abre y conecta bien con los puntas, especialmente con Correa y con João, y abre además una vía para que entre el lateral Llorente como interior, como le gusta. Además, no ser él el lateral le libera de tareas y le permite llegar al área con más chispa. Y cuando puede hacerlo es determinante, como lo fue en el tramo final de la pasada Liga. Como muestra, la asistencia a Suárez en el 2-1 a Osasuna.

Carrasco-Llorente, sociedad en ciernes

Carrasco, no obstante, siempre ha preferido jugar en la izquierda, aunque Simeone le ve virtudes para ambos carriles. Y en ambos actuará. Tras muchos encuentros como carrilero izquierdo, la salida de Trippier parece enviarle a la derecha para formar una nueva sociedad con Marcos Llorente (al menos hasta que llegue otro lateral y se haga con el puesto, si es que esto llega a pasar). Lodi, mientras, lo agradece desde el lateral izquierdo porque el 5-3-2 le deja muy relegado al segundo plano.

Aunque, ojo, Simeone avisa: “No dejo de lado el sistema anterior. Nos dio mucho éxito, nos hizo campeones. Vrsaljko puede jugar de tercero (central), con Llorente en un lado y Carrasco en el otro”. El técnico no se cierra en uno u otro esquema, pero en ambos casos tiene claro que Yannick es necesario: el mejor carrilero para la izquierda y el centrocampista ideal para la derecha.