CIES: el Madrid ganará LaLiga

Con la temporada aún en sus primeras horas de sol, queda muchísimo hasta el ocaso, que será el momento de sacar conclusiones. Pero en el fútbol, la inmediatez y las cábalas caminan de la mano como el gol y el delantero. Si no es así, mal vamos. Cuando las dudas asoman, parece que el mañana no existe. Que le pregunten al Manchester City del curso pasado, que una derrota con el Tottenham les dejaba en novena posición ya metidos en diciembre. O al propio Tottenham, que llegó a comandar la Premier con Mourinho en el banquillo. El que alzó el título fue Guardiola, mientras que al portugués le enseñaron la puerta antes de tiempo. El Inter miraba con envidia al Milan y terminó por volver a hacer suya la ciudad a base de zarpazos de Lukaku y Lautaro y cabalgadas de Achraf. Incluso en LaLiga español cambió el panorama. El Atleti era un avión y fue campeón, pero el Madrid le hizo sudar hasta el final cuando parecía que la segunda vuelta sería un balneario.

Al final, la última jornada pone a todos en su sitio, pero como esto iba de cábalas, recogemos un informe elaborado por Observatorio del fútbol del CIES. En él, tirando de pura estadística, hacen su predicción acerca de la 2021-22 en las cinco grandes ligas. Veremos si los nubarrones y el sol terminan saliendo según marca el estudio. Los parámetros son los siguientes: experiencia de los jugadores, inversión en traspasos para el acople de las plantillas y el rendimiento del equipo en los últimos 365 días. Así, nuestros cinco campeones serían: Real Madrid, Manchester City, Inter de Milan, Bayer de Munich y PSG. Pocas sorpresas, pero echemos un vistazo detallado campeonato a campeonato.

España

En nuestro país es en el único que habría cambio de campeón. El Madrid de Ancelotti tomaría el relevo del Atleti. Algo que no parece quimérico viendo cómo marcha la clasificación en estos momentos tras el golpe liguero de Mestalla. Barça y Sevilla completarían el top-4, con Real Sociedad y Valencia en Europa League y Villarreal en la Conference. Alavés, Cádiz y Elche pondrían rumbo a Segunda. Getafe y Celta, quienes ahora acompañan a los babazorros en los puestos de descenso en estos momentos, estarían encantados de que así fuera. Espanyol y Rayo serían los que se salvarían de la quema in extremis.

Inglaterra

La Premier no solo repetiría el campeón, el City, sino que United, Liverpool y Chelsea le acompañarían camino a la Champions, exactamente igual que en la 2020-21. El Tottenham sería quinto, con el Everton de Benítez sexto, mientras que el Leicester daría un paso atrás en su lucha por ganarse un hueco en el Big-Six y acabaría disputando la Conference. El Arsenal, que se despereza tras un estreno empantanado, no conseguiría su objetivo de volver a Europa y quedaría noveno. Por abajo, Norwich, Watford y Newcastle se quemarían a final de curso, con Burnley, Brentford y el Leeds de Bielsa salvándose por los pelos.

Italia

Simone Inzaghi lograría repetir Scudetto, haciendo que la marcha de Conte, Achraf y Lukaku no sea tan traumática. El Napoles daría un salto con respecto al curso pasado y arrebataría el subcampeonato al Milan, que sería tercero. La Roma de Mourinho se ganaría escuchar el himno de la Champions en 2022 con su cuarto puesto, relegando a Atalanta y Juventus a la Europa League. El puesto de la Vecchia Signora puede parecer poco optimista, pero marchando decimoctavos en estos momentos tendrían incluso que remar para alcanzarlo. La Salernitana de Ribéry sería colista y a la Serie B le acompañarían Spezia y Venezia.

Alemania

En la Bundesliga presenciaríamos la caída del Leipzig, que pasaría del subcampeonato del curso pasado al quinto puesto donde le coloca el CIES de cara al presente. El campeón, sorpresa, sería el Bayern, con el Wolfsburgo como ‘runner-up‘, confirmando las buenas sensaciones de los últimos meses. Haaland, en la que muchos esperan sea su última campaña en Dortmund, llevaría a los borusser al tercer puesto, con el Leverkusen cuarto y el Gladbach sexto. El Greuther Fürth, colista actual, se mantendría ahí, Bochum descendería junto a ellos, con el Augsburgo disputando el playoff.

Francia

Si en los otros cuatro casos no esperan sorpresas desde el Observatorio del fútbol, en la Ligue 1, donde las diferencias entre el PSG y el resto son aún mayores tras su astronómico verano, no iba a ser diferente. A Messi, Neymar, Mbappé, Achraf y compañía les escoltarían los Olympique, con el de Marsella en el segundo y el de Lyon en el tercer cajón del podio. Monaco, Lille y Niza completarían los puestos de privilegio. En tanto que Troyes y St-Etienne podrían rumbo a la Ligue 2 directamente y el Stade Brestois lucharía por evitarlo en el playoff de descenso.

El Lille choca con un muro

El Lille no se puede ir contento esta noche del resultado cosechado ante el Wolfsburgo. Cierto es que empató, pero visto lo visto durante los 90 minutos, los de Gourvennec merecieron ganar. Remató 14 veces más que su rival, estuvo con un jugador más durante media hora, pero la falta de acierto en el último tercio terminó por condenar a un equipo que no dio ni una oportunidad al Wolfsburgo durante los 90 minutos. El final fue dramático, con un penalti pitado a favor del Lille, pero con el VAR rectificando la decisión del árbitro en el último suspiro.

Escudo/Bandera Lille

El duelo de hoy podía suponer la tumba del Lille y la cima del Wolfsburgo. El campeón de la Ligue 1 la temporada pasada ha comenzado el curso con 5 puntos de 15 posibles y en una dinámica muy peligrosa tanto para el campeonato francés como para la máxima competición continental. Por su parte, los de Van Bommel llegaban al Pierre Mauroy con pleno de victorias en la Bundesliga y en una racha intratable.

Pero la Champions League, si algo tiene de diferencial al resto de competiciones, es que es un torneo en el que las dinámicas en el césped poco importan. El Lille irregular de la Ligue 1 se convirtió en una reencarnación del equipo que fue campeón en mayo, replegando en un 4-4-2 inexpugnable y dándole la posesión al Wolfsburgo, que fue incapaz de tirar a puerta en toda la primera mitad.

Escudo/Bandera Wolfsburgo

Las mejores ocasiones fueron de los locales. Aunque no hubo una clarísima, todas las oportunidades fueron un reflejo de lo controlado que tuvo el partido el Lille durante los primeros 45 minutos. Botman avisó en los compases iniciales con un remate de cabeza franco que se marchó por encima del larguero, Yilmaz tuvo a bocajarro el 1-0 tras una gran jugada colectiva y Angel Gomes, novedad hoy en el once, estuvo cerca de marcar un gran gol con un disparo de media distancia que salió rozando el poste.

El gol del Lille no tardó en llegar en el inicio de la segunda parte, aunque el VAR rectificó y lo acabó anulando tras la pelota salir por completo en banda antes del gran pase de Angel Gomes a Ikoné, que encontró a Jonathan David de cabeza y el canadiense no falló. Con un dominio abrumador, al Lille se le puso todavía más de cara con la expulsión de Brooks, que realizó un partido para olvidar y lo acabó culminando con una doble amarilla.

Sin embargo, con un jugador más, el Lille no generó la misma suficiencia que cuando el encuentro estaba 11 contra 11. Yilmaz tuvo la más clara, pero su remate de cabeza en el área pequeña se estrelló contra el cuerpo de Casteels. Sin embargo, la superioridad numérica lo único que provocó fue que el Wolfsburgo se cerrara en su campo, compitiera mejor y amarrara el 0-0 .

El final del Lille-Wolfsburgo fue dramático. En el minuto 96, Guilavogui cometió una falta clarísima sobre Onana que el árbitro señaló como penalti, pero el VAR, acertado otra vez, acabó rectificando al ser una entrada que se hizo fuera del área. Yilmaz lo intentó en el último suspiro, pero su disparo de falta se marchó desviado. Un 0-0 que, visto lo visto, es muy mal resultado para el Lille.

Cambios

Lukebakio (60′, Bote Baku), Waldschmidt (60′, Renato Steffen), Sebastiaan Bornauw (65′, Philipp), Lukas Nmecha (65′, Wouter Weghorst), Yazici (73′, Angel Gomes), Isaac Lihadji (73′, Nanitamo Ikone), Amadou Onana (82′, Xeka), Gerhardt (83′, Roussillon)

Tarjetas

Arbitro: Danny Makkelie
Arbitro VAR: Kevin Blom
Andre (30′,Amarilla) John Anthony Brooks (46′,Amarilla) Guilavogui (55′,Amarilla) John Anthony Brooks (62′,Roja) Nanitamo Ikone (62′,Amarilla) Waldschmidt (64′,Amarilla) Lukas Nmecha (69′,Amarilla) Maxence Lacroix (84′,Amarilla

Clasificación

Grupo G
PT

PJ

PG

PE

PP
1

1 1 0 1 0
2

1 1 0 1 0
3

1 1 0 1 0
4

1 1 0 1 0

Grupo G
PT

PJ

PG

PE

PP
1

1 1 0 1 0
2

1 1 0 1 0
3

1 1 0 1 0
4

1 1 0 1 0

Yilmaz, referencia del Lille; el Wolfsburgo, con Weghorst

Van Bommel, que se reservó frente al Greuther Fürth, hoy pone toda la carne en el asador e introduce cuatro caras nuevas.

Los dos laterales serán los habituales: el suizo Mbabu y el francés Roussillon. Brooks será el compañero de Lacroix en la zaga y la cuarta novedad será Renato Steffen como extremo izquierdo. En punta de ataque, el de siempre: Wout Weghorst.

XI DEL WOLFSBURGO: Casteels; Mbabu, Lacroix, Brooks, Roussillon; Guilavogui, Arnold; Baku, Phillip, Steffen; Weghorst.

Duelo de dinámicas opuestas

Tras dos años de ausencia y con un título de la Ligue 1 bajo el brazo, el Lille vuelve a la Champions League. El conjunto norteño fue la gran campanada de la temporada pasada en el fútbol europeo al proclamarse campeón del campeonato francés contra todo pronóstico. Sin embargo, de aquel equipo intratable de mayo queda muy poco. Christophe Galtier, arquitecto desde el banquillo de la gesta, abandonó el club para irse al Niza y su marcha ha supuesto un varapalo que se ha reflejado enormemente en el inicio de temporada.

Aunque únicamente ha perdido a Maignan y Soumaré del equipo que fue campeón, el Lille está en un proceso de reconstrucción que le ha llevado a únicamente sumar 5 puntos de 15 posibles y a perder con estrépito el viernes contra el Lorient en Bretaña. Línea por línea, los Dogos han pegado un bajón espectacular. En defensa, ni Fonte ni Botman son esa pareja inexpugnable que hizo del Lille la mejor defensa de Europa la temporada pasada; en el centro del campo, el nivel de los André, Xeka, Yazici y compañía se ha evaporado y Yilmaz, con 37 años, no tiene la suficiencia para decidir partidos de antaño. El escenario no puede ser más pesimista, ya que su rival, el Wolfsburgo, está intratable en la Bundesliga con pleno de victorias.

Los de Van Bommel vencieron el pasado fin de semana al Greuther Fürth en otra actuación colectiva brillante en líneas generales. Sin Schlager, su mejor jugador, que estará seis meses de baja por una lesión en el cruzado, las principales armas ofensivas de “Die Wölfe” son el tanque Weghorst, que ha arrancado la temporada con dos goles en cuatro partidos, el talentoso Nmecha, goleador el pasado fin de semana y Phillipp, formando uno de los trinomios bastante prolífico. Sin duda, las dinámicas de ambos equipos son radicalmente opuestas y el factor anímico puede pesar en el Pierre-Mauroy hoy.

La última vez que Lille y Wolfsburgo se enfrentaron en competición europea fue en la Europa League de la temporada 2014-2015, siendo netamente superiores los alemanes tras haber empatado a uno en su visita al norte de Francia y haber martirizado a su rival por un 3-0 en Alemania con una exhibición del suizo Ricardo Rodríguez. Hoy, a las 21 horas, el Lille buscará revertir la crisis de la que adolece en un estadio que presentará lleno a rebosar.

LILLE: Grbic; Celik, Jose Fonte, Botman, Reinildo; Ikoné, André, Xeka, Yazici; David,  Yilmaz.

WOLFSBURGO: Casteels; Baku, Lacroix, Brooks, Roussillon; Arnold, Guilavogui; Nmecha, Philipp, Steffen; Weghorst.

Árbitro: D. Makkelie (P. Bajos).

Estadio: Stade Pierre-Mauroy.

Hora: 21:00 (M+ LC 2).