El club de los 1.000

El Atlético enfrenta un calendario muy exigente. El equipo rojiblanco es consciente que no puede descuidarse y que no supo arrancar después del último parón, donde sumó una victoria, tres empates y dos derrotas con un balance de 12 goles a favor y otros 12 en contra con partidos demasiado movidos para lo que le gustaría a Simeone, que se afanará en reducir la sangría atrás.

Los puntos se han ido escapando y el Atlético no se puede permitir más pinchazos, con la clasificación para los octavos de final de la Champions en vilo y la cabeza en Liga a cinco puntos, aunque la Real Sociedad ha disputado un partido más que los rojiblancos. Por ese motivo es tan importante tener muy medida la carga de esfuerzos de sus futbolistas. Simeone recuperará durante el parón a Lemar y Llorente, dos jugadores fundamentales cuya ausencia ha sido muy dolorosa para el equipo. Y el cuerpo técnico cruza los dedos para que todos los internacionales regresen sanos.

Koke, Oblak, Griezmann, João Félix, Carrasco, Herrera, De Paul, Correa, Savic, Cunha, Renan Lodi, Giménez y Luis Suárez han sido convocados por sus respectivos combinados nacionales y se irán reincorporando durante la semana que viene a la rutina del grupo. De Paul, Correa, Cunha y Lodi serán los últimos en regresar, ya que el Argentina-Brasil se disputa en la madrugada del martes al miércoles a las 00:30 (horario peninsular) en Buenos Aires. Serán los que afronten el regreso de LaLiga contra Osasuna con menos tiempo de recuperación (sábado 20 de noviembre a las 18:30), por lo que Simeone deberá valorar si están disponibles y de ser así si pueden ser de la partida.

Escudo/Bandera Atlético

En ese cúmulo de kilómetros, un total de seis jugadores ya han superado los 1.000 minutos en lo que marchan de curso sólo teniendo en cuenta al Atlético. El primero en la lista es un Oblak que lo ha jugado todo (1.440), seguido por Carrasco (1.211), Giménez (1.122), Hermoso (1.066), Koke (1.061) y Luis Suárez (1.037). Especialmente llamativo el caso de los dos uruguayos, ya que Giménez la temporada pasada apenas pudo tener continuidad por las lesiones y en el último parón regresó con molestias que le impidieron ser de la partida contra el Liverpool y Suárez es, a sus 34 años, el futbolista más veterano de la plantilla.

Les sigue en la lista un Griezmann que en el Atlético ha sumado 729 minutos en su regreso (cinco goles y una asistencia), pero que añadida su participación con el Barcelona ya está a siete minutos de los 1.000 sólo contando los clubes. El octavo es un Trippier (928′) que cayó lesionado en Mestalla. El Cholo se enfrenta a la disyuntiva entre empezar a administrar esfuerzos, y la necesidad de ir ganando partidos. Desde el último parón, jugadores como De Paul (887’) o João Félix (568’) han dado un paso adelante, pero Simeone deberá presumir de la profundidad de plantilla para cuando se vayan acumulando los encuentros. Hay que tener en cuenta que miembros del equipo como Cunha (158′) o Vrsaljko (125′) han jugado menos en el Atlético que un Saúl (200’) que se marchó a la conclusión de la tercera jornada de Liga.