Sobre el respeto al compromiso

El sábado 10 de diciembre de 1967, el Atlético, líder de la Liga tras once jornadas, tomó el avión hacia Bilbao. Había amenaza de temporal. El avión no pudo aterrizar en Sondica y tuvo que regresar a Madrid. Tras un almuerzo rápido, el equipo partió en autocar. Llegando a Somosierra toparon con la nieve. Hubo que poner cadenas y en algún tramo los jugadores bajaron a empujar. Llegaron al Landa de Burgos a medianoche, cenaron, siguieron hasta Vitoria, llegaron a las cuatro, durmieron, a las doce tomaron un desayuno-almuerzo, volvieron al autobús ya vestidos de futbolistas y llegaron a San Mamés a 20 minutos de la hora fijada. Perdieron 6-1.

No es lo ideal, claro. Lo ideal es que no nieve. Pero aquello reflejó el espíritu de la época: el empeño en salvar el partido. Este sábado el Athletic tenía que jugar en el Metropolitano. Su autobús viajó por delante la mañana del viernes, porque ahora es costumbre hacerlo así para tenerlo en el aeropuerto a la llegada. El equipo voló por la tarde, no pudo aterrizar en Madrid (¡claro!) y el autobús esperó en vano. El sábado no hubieran podido jugar pero muy posiblemente sí el domingo. Y el Atlético-Sevilla se hubiera empujado al miércoles. En 50 años han cambiado a mejor muchas cosas, pero se ha perdido respeto al compromiso.

No ha sido sólo la insoportable ñoñería del Madrid. El Getafe y el Rayo han arrastrado los pies. Pellegrini planteó no ir a Huesca, por el frío. Tebas ha tirado de sus modos más expeditivos porque esta no es temporada para aplazar partidos por capricho. LaLiga empezó tarde, ha de terminarse por fuerza el 23 de mayo (por la Eurocopa) y el COVID es una perpetua amenaza de suspensiones. Cada cual debe hacer lo posible por estar donde debe cuando debe. Cada cual es culpable de no haber tomado las previsiones convenientes. Anteponer la desidia a ese compromiso colectivo que es LaLiga es una irresponsabilidad insolidaria.

El País Vasco impone nuevas restricciones para Navidad

A escasos días para la llegada de las fiestas de la Navidad, el Gobierno del País Vasco ha decidido tomar cartas en el asunto para frenar la ascendente curva de contagios en el territorio. La consejera Gotzone Sagarduy ha sido la encargada de anunciar las medidas, aprobadas tras una reunión extraordinaria del Plan de protección civil de Euskadi (LABI). “Vamos bien, pero no estamos bien”, ha indicado Sagarduy. Las medidas, publicadas hoy en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV), entrarán en vigor a las 0:00 del 24 de diciembre.

Una de las grandes novedades es el adelanto del toque de queda para los días de Nochebuena y nochevieja, que pasa de las 1:30 inicialmente previstas a las 0:30 horas. Así, apenas media hora después de la entrada del año nuevo no se permitirá que haya nadie por la calle sin motivo justificado.

Mientras, el levantamiento del confinamiento perimetral fuera de Euskadi se limita para fin de año: solo los días 31 de diciembre y 1 de enero, un día antes de lo inicialmente comunicado. Por su parte, se mantiene la apertura del 23 al 25 de diciembre.

Reuniones y restauración

En cuanto a los encuentros sociales, quedan limitados a seis personas para los días 31 de diciembre y 1 enero. En los días de Nochebuena y Navidad se podrán reunir hasta 10 personas. Respecto a la restauración, bares y restaurantes deberán cerrar a las 18:00 horas los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1, 5 y 6 de enero y no podrán abrir antes de las 9:00. “Tratamos de evitar que la eventual prolongación de fiestas en casa pueda conectarse a las 06:00h con la apertura de los establecimientos“, aseguran desde el Ejecutivo.

Una medida que no se ha modificado respecto al informe previo es que desde este mismo miércoles se puede circular dentro de todo Euskadi, sin limitación entre los diferentes territorios. Para poder entrar y salir, será necesario portar un documento de responsabilidad.

Certificado de movilidad en Navidad: qué comunidades lo piden y cómo descargar

Visitar a nuestros seres queridos durante esta Navidad puede convertirse en toda una odisea. Ante el aumento de contagios por COVID-19 en gran parte de España, las comunidades han endurecido las medidas propuestas por el Gobierno central, especialmente en lo que respecta a la entrada y salida de la región.

Los residentes de la Comunidad Valenciana, por ejemplo, no podrán salir ni siquiera para poder ver a sus familiares o allegados. Tampoco podrá entrar nadie que no tenga su residencia habitual en el territorio. Quien quiera hacerlo, tendrá que aportar el DNI o algún tipo de justificante, como el certificado de empadronamiento o el de familiares que tengan los mismos apellidos, para justificar el desplazamiento.

Seis regiones pedirán un “documento de responsabilidad”

Por su parte, otras comunidades han implantado medidas más flexibles, aunque los desplazamientos para visitar a familiares o allegados sigan estando muy controlados. En esta línea, se ha creado un “Modelo de Declaración Responsable” que será requerido desde este miércoles 23 de diciembre y durante los días de Navidad en los que se permitirán los desplazamientos, que comprenden desde el mismo 23 hasta el 26 de diciembre y desde el 30 al 2 de enero, en la mayoría de Comunidades.

Se trata de un documento en el que, con pequeñas modificaciones en función de la comunidad, los viajeros deberán rellenar un formulario con sus datos personales, el destino y el motivo del viaje, así como los datos del familiar o allegado al que vayan a visitar. Respecto a esto último, podría se conveniente llevar encima también una carta de invitación o el libro de familia para entregarlos con el fin de que las autoridades competentes validen estos documentos.

De momento, hay seis comunidades que han elaborado estos documentos de responsabilidad, habilitados por las mismas online para que se puedan descargar desde casa. Estas regiones son: Madrid, Navarra, Aragón, Cataluña, La Rioja y País Vasco. En el caso de Cataluña, la Generalitat contempla dos modelos diferentes del certificado: uno para acreditar los desplazamientos durante el toque de queda y otro para viajar fuera del cierre perimetral.

No obstante, es necesario tener en cuenta que no todas las comunidades permitirán los desplazamientos para visitar a allegados, sino solo para reunirse con familiares. Es el caso de Murcia, Extremadura, Castilla y León o Ceuta y Melilla.

PCR para entrar

Por último, habrá comunidades que pidan una PCR negativa a las personas que pretendan entrar en la región. En Baleares será obligatorio aportar este tipo de prueba para acceder a la región, incluso si la persona es residente. En Canarias, la PCR se pedirá a los todos los visitantes, excepto a los que tengan menos de seis años. De no tener el justificante de la prueba, los visitantes que las autoridades de allí consideren oportunos deberán someterse al test en el mismo aeropuerto.

En Galicia se puede requerir una prueba negativa a los visitantes que procedan de zonas con una alta incidencia acumulada, además de a todos los estudiantes que lleguen de fuera. Por último, en Asturias deberán someterse a una PCR todas las personas de 18 a 30 años que vuelvan al Principado y que vayan a convivir con mayores de 65 años o personas de riesgo.

Aprobados y suspensos del Real Madrid ante el Eibar

Courtois: No pudo hacer nada en el gol de Kike García a pesar de lo alto que es. El remate era perfecto.

Carvajal: Su presencia tras superar la lesión se ha notado mucho en el rendimiento del equipo. Es uno d ellos capitanes, tiene peso dentro y fuera del campo. Sólo un lunar, no acertó en el pase en una contra clara, era un cinco para tres.

Varane: Lo que le ha pasado a este jugador esta temporada (mejor, desde su fallo ante el City) es un misterio sin resolver. El gol de Kike García empieza en él, en un pase que le da rifándola a Lucas Vázquez. Luego, en el 59’, tuvo otro error grosero en la salida.

Ramos: Luces y sombres. Una falta alta por poco, algún cruce rápido y algún error gordo en la salida como el que casi le cuesta un gol al Madrid, pero falló Inui. Al final del partido una mano suya involuntaria dio lugar a una jugada polémica. En el 92 salvó al Madrid… por eso es el capitán.

Mendy: Bien, sólido como siempre. La banda izquierda es suya. Subidas con peligro y algún error puntual en la salida de balón.

Casemiro: Pasó desapercibido.

Modric: Magistral hasta que s ele acabó la gasolina. Su primera parte fue antológica. A él y a Benzema se les ve disfrutar juntos cuando se encuentran en el campo. El francés le dio un gol. Luego, el croata Balón de Oro le dio otro tanto cantado a Benzema pero el francés cruzó demasiado de cabeza. Modric tiene que renovar, es un ejemplo.

Kroos: Muy bien como siempre, pero menos entregado en el campo al esfuerzo que Modric. Atento en su posición el alemán para defender y muy certero en el pase. ¡Qué balón le metió a Rodrygo en la segunda parte! A Benzema le dio otro gol pero estaba en fuera de juego.

Lucas Vázquez: Un partido un poquito más gris que a lo que nos estaba teniendo acostumbrados, pero es algo lógico porque es uno de los que está sufriendo más desgaste y de los que más se entrega en el campo. Y tuvo premio marcando el tercero al final del partido.

Benzema: Está en el mejor momento de su carrera. Elegante, decisivo, preciso… Da gusto verle jugar. Y encima se entrega. Esa jugada en la que baja a defender al sprint caído a la banda en la primera parte no debe pasar desapercibida. Golazo a pase de Rodrygo. Los 33 años le han sentado muy bien.

Rodrygo: Super asistencia a lo Laudrup a Benzema en el 1-0, luego falló un gol cantado en el uno contra uno ante Dimitrovic, El pase fue de Kroos. El menudo brasileño da muestras de mucha más fiabilidad que Vinicius cuando Zidane le da la oportunidad.

BANQUILLO.

Valverde: Dio un poco de aire al Madrid en el centro del campo.

Asensio: Otro misterio… Se llegó a hablar de él como futurible Balón de Oro. No hay ni rastro de ese Asensio. Ante el Eibar tampoco tuvo tiempo para mucho.