Utrecht quiere ser la salida de La Vuelta en 2022

Utrecht sigue persiguiendo el sueño de albergar la Vuelta a España. Después de que la pandemia de coronavirus impidiese que la carrera saliese de la ciudad (se cancelaron las tres etapas en Países Bajos), ahora la urbe neerlandesa quiere convertirse de nuevo en el epicentro mundial del ciclismo por unos días.

Con la salida de La Vuelta 2021 ya adjudicada a Burgos para celebrar el octavo centenario de la Catedral, Utrecht apuesta por ser la gran salida de La Vuelta 2022, tal y como señala el medio neerlandés AD.

Erick Derksen, vicepresidente de Koninklijke Horeca Utrecht, defiende esta nueva apuesta de la ciudad por La Vuelta. “Nos puede dar un gran impulso económico. Es uno de los eventos ciclistas más destacados del mundo y pondría a la ciudad en el mapa. También vendría bien para el turismo, los hoteles y los restaurantes de la zona”. Para ello, el gobierno regional está pensando en ampliar su presupuesto en 300.000 euros para acoger la carrera y que podría suponer un nuevo motor para reactivar la economía en la zona.

España hará pruebas PCR a los que lleguen de Reino Unido pero aún no cancela los vuelos

España ha pedido a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y al presidente del Consejo, Charles Michel, “una respuesta comunitaria coordinada” tras conocer el anuncio de varios países de suspender sus vuelos con el Reino Unido por la aparición de una nueva cepa de coronavirus en este país que tiene una mayor capacidad de transmisión y, por tanto, contagia más rápido. En este sentido, el Gobierno español ha señalado que espera la “respuesta rápida” de las instituciones europeas, pero ha adelantado que, si no la hubiera, “actuará en defensa de los intereses y derechos de los ciudadanos españoles”, cerrando también las fronteras con el país británico.

Por el momento, y a la espera de la reunión de expertos del mecanismo de la UE de Respuesta Política Integrada a las Crisis (RPIC), que se celebrará este lunes, el Ejecutivo ha anunciado que ante la aparición de una nueva cepa de coronavirus en Reino Unido reforzará en aeropuertos y puertos el control de verificación de pruebas PCR a las personas que procedan del país.

Europa ya ha actuado

Reino Unido ha vuelto a confinar Londres y el sureste de Inglaterra a partir de este domingo para intentar atajar el aumento de contagios atribuido a la nueva cepa del coronavirus que, según reconoció el Gobierno británico, está fuera de control, ya que acelera un 70% la transmisión del virus. Tras esta revelación, numerosos países europeos tomaron cartas en el asunto. Países Bajos, Italia y Bélgica cerraron las comunicaciones con Reino Unido, mientras que Alemania estudia hacerlo.

En Países Bajos, el Ejecutivo ha prohibido el tráfico aéreo de pasajeros con el Reino Unido de forma inmediata y durante al menos 10 días. Esta decisión llega después de que el Instituto de Salud Pública del país solicitara a Sanidad el control de los movimientos de pasajeros con la nación británica “tanto como sea posible” para limitar “la introducción de esta cepa de virus” en territorio neerlandés.

Bélgica también suspenderá las llegadas de aviones y trenes procedentes del Reino Unido desde la próxima medianoche, según declaró a AFP un responsable gubernamental. El primer ministro belga, Alexander De Croo, ha precisado en la cadena VRT que la suspensión durará un mínimo de 24 horas.

Italia ha tomado la misma decisión, según ha confirmado el ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio. La decisión ha sido ya comunicada a las autoridades de Londres, explicó en las redes sociales el jefe de la diplomacia italiana: “Como Gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos y por esa razón, tras haber avisado al Gobierno inglés, estamos a punto de firmar una medida con el ministro de Sanidad para suspender los vuelos con Gran Bretaña”. “Nuestra prioridad es proteger Italia y a nuestros connacionales”, concluyó.

Alemania, por su parte, estudia “seriamente” unirse a la suspensión de los vuelos con Gran Bretaña, y también con Sudáfrica, donde circula otra nueva y peligrosa cepa de coronavirus. “Restringir el tráfico aéreo procedente del Reino Unido y Sudáfrica es una opción seria” que el gobierno está estudiando, ha indicado una fuente cercana al Ministerio de Salud.