Red Bull: “En 2022 habrá un asiento libre en Mercedes”

Uno de los bombazos que nos dejó el Mundial de Fórmula 1 2020 fue el fichaje de Sergio Pérez por Red Bull. La escudería de Milton Keynes anunciaba el pasado 18 de diciembre que se rendía a la evidencia, después del pobre rendimiento de Pierre Gasly y Alexander Albon en comparación con Max Verstappen, y decidía romper con el mexicano la regla de no buscar pilotos fuera de su programa de jóvenes, en un nuevo intento por poner punto y final a la hegemonía de Mercedes en el Gran Circo.

Preguntado por este movimiento justo cuando Pérez ha viajado esta semana al condado de Buckinghamshire para comenzar a preparar su aclimatación al monoplaza energético, Helmut Marko revela en ‘F1-Insider’ que le hubiera gustado haber podido firmar el regreso de Sebastian Vettel, pero que cuando tomaron la decisión de no continuar con Albon, el tetracampeón ya no estaba en el mercado.

“En 2022 habrá un asiento libre en Mercedes”

“Cuando Ferrari notificó su salida, no teníamos ningún asiento disponible para Vettel. En ese momento pensábamos que Albon iría mejorando su rendimiento cada carrera y podría compartir equipo con Verstappen también en 2021. Eso es lo que le dije a Sebastian. Desafortunadamente, nos equivocamos. Y cuando tuvimos que actuar, Vettel ya no estaba en el mercado porque había firmado un compromiso a largo plazo con Aston Martin. Por eso, Sergio Pérez fue la decisión lógica para nosotros”, asegura Marko.

Así mismo, el asesor de Red Bull admite que recomendó a Vettel tomarse en 2021 un año sabático, si bien señala que fichar por una escudería como Aston Martin es una opción muy tentadora: “No quería que actuara precipitadamente, sino que esperara porque tenía claro que el mercado de pilotos va a cambiar sustancialmente en 2022. Por ejemplo, estoy seguro de que habrá un asiento libre en Mercedes. Sólo quería que todavía estuviera en el mercado en el momento adecuado para que pudiera aceptar la mejor oferta posible. Sobre todo, no quería que un cuatro veces campeón del mundo se despidiera de la Fórmula 1 de esa manera. Sin embargo, admito que Aston Martin es muy tentador. Es un nombre de culto, su estrecha colaboración con Mercedes tiene una buena perspectiva deportiva…”.

Red Bull lanza un serio aviso a Mercedes sobre su meta en 2021

21 de marzo. Esta es la fecha que toda la parrilla del ‘Gran Circo’ tiene señalada en rojo en sus calendarios particulares. Este día, en Albert Park y si la pandemia del coronavirus lo permite, comenzará el Mundial de Fórmula 1 2021, la última edición antes del mayúsculo cambio reglamentario que sufrirá la competición a nivel técnico, financiero y deportivo dentro de dos temporadas para tratar de devolver la igualadad al campeonato.

Pero antes de hacer las maletas y poner rumbo a Australia, los equipos realizarán una breve parada de tres días en Montmeló, previsiblemente en la última semana de febrero o primera de marzo, para poner a punto sus nuevas máquinas. Una cortísima pretemporada donde los aficionados a las cuatro ruedas podrán observar las primeras evoluciones de Fernando Alonso en Alpine, Carlos Sainz en Ferrari o Sergio Pérez en Red Bull.

Precisamente, la llegada del mexicano a Milton Keynes ha sido uno de los múltiples temas que ha analizado Helmut marko en ‘Servus TV’. El asesor de la marca energética ha destacado la capacidad de Pérez para gestionar los neumáticos así como ha adelantado que Honda les ha prometido más potencia de manera significativa para 2021.

Puntos fuertes de Sergio Pérez: “Sergio trae mucho conocimiento sobre Mercedes. Después de que le echaran en Racing Point, obviamente estuvo muy atento a todo lo que hizo Mercedes. Esperamos recibir muchas aportaciones de su parte. Además, Pérez gestiona neumáticos de una forma increíble. Sus diez años de experiencia son una ventaja. Ya se ha visto cuánto tiempo puede pilotar a alta velocidad con un neumático”.

Negociación con el méxicano: “Fue una negociación de contrato relativamente corta, es un acuerdo por un año. Podemos intervenir si recibe otras ofertas. El trasfondo es: desde que Max está con nosotros, salvo por Ricciardo, el segundo coche siempre está por detrás. También hay algo en contra de nuestra filosofía. Hasta ahora, casi siempre hemos tenido a pilotos de nuestro programa”.

Objetivo en 2021: “Nuestro objetivo es ganar el Mundial de pilotos, como en años anteriores. Para hacer esto, necesitas dos coches que puedan competir en la parte delantera, se trata de estrategia. Pérez está más en forma que nunca. Con Alex Albon, sin embargo, hubo altibajos, así que tuvimos que tomar una decisión. Si también queremos aspirar al Mundial de equipos, necesitamos un hombre fuerte en el segundo coche”.

Honda en 2021: “El motor Honda tendrá, de manera significativa, más potencia en 2021. Mercedes tiene problemas de fiabilidad y necesitan revisar sus problemas con la MGU-K. Lo que Honda nos ha prometido va a llegar y también esperamos mejoras en la entrega de potencia y en el sistema de recuperación de energía”.

Futuro de Red Bull más allá de 2021: “Es un tema complicado, pero diría que hemos avanzado en un 85-90% en el acuerdo. Honda es muy servicial y eso significa que podemos continuar con este motor y con su ayuda técnica. De todas formas, necesitamos que se congele el desarrollo de motores porque es la parte más cara y no nos lo podemos permitir. El resto va bien y puede que podamos alcanzar el acuerdo a finales de año o a principios del año que viene”.

“Dicen que eres tan bueno como tu última carrera, así que…”

Max Verstappen despidió la temporada 2020 asistiendo, virtualmente, a la Gala de la FIA en calidad de tercer clasificado del Mundial de F1. El neerlandés, de 23 años, ganó la última carrera en Abu Dhabi y no hay mejor final posible: “La gente dice que eres tan bueno como tu última carrera, así que… estoy muy contento con eso. Fue un año complicado, todos necesitábamos parar, pero necesitábamos un fin de semana tan positivo antes de afrontar el invierno e intentar construir un buen coche para el año que viene”.

Con dos victorias (Silverstone y Yas Marina) y la pole de Abu Dhabi, el piloto no se queda con los números: “No se puede mirar sólo las victorias y las poles, este año Mercedes ha sido súper dominante y yo debo centrarme en mis actuaciones personales. En ese sentido, he mejorado en comparación con los años anteriores y eso es lo que tengo que mirar como piloto”.

“Hay oportunidades que perdimos, pero no habríamos ganado el título. Hicimos un buen trabajo, nos recuperamos después de un inicio complicado con el coche”, asegura. “Lo clavamos en la última, aunque fuera muy aburrida. Las victorias siempre son geniales, no importa si aburren, por eso Silverstone estuvo bien. Pero para mí un gran momento fue Hungría, cuando acabé segundo después del accidente en la vuelta de reconocimiento, con el trabajo de los mecánicos en la parrilla y mucho drama”, resume.

“Checo trae experiencia al coche”

En las últimas horas Red Bull anunció que su próximo compañero será Sergio Pérez. Al respecto, Verstappen: “Checo tuvo una gran temporada e hico un gran trabajo con el coche. Trae experiencia al coche, así que estoy contento por trabajar con él. Es un buen tipo, nos llevaremos bien y con dos coches podremos ponérselo más difícil a los Mercedes”.

“No creo que cambie nada en mi rendimiento, pero sí que tengamos un segundo coche capaz de estar delante durante toda la carrera, capaz de poner presión. Por ejemplo, en Abu Dhabi, Alex estuvo cerca al final. La mayoría de las veces yo era el único coche intentando hacer algo diferente, pero ellos siempre podrían cubrirme con el otro coche y es difícil luchar contra ellos así. Creo que Checo sí podrá hacer eso, empujar al equipo y también a mí. Espero que tengamos un coche más competitivo desde el principio de la temporada”, amplía sobre el mexicano.

Checo, a un paso de Red Bull

Sergio Pérez está muy cerca de Red Bull. El mexicano se puede quedar en la Fórmula 1 con uno de los volantes más jugosos de la parrilla gracias a sus actuaciones en la segunda mitad de la temporada, con victoria incluida en el GP de Sakhir, y gracias también al nivel mostrado por Alex Albon durante 2020, siempre a más de tres o cuatro décimas de su compañero, Max Verstappen. Checo se bajó del Racing Point en Abu Dhabi pero, según explica en conversación con AS, confía en sus posibilidades: “No pasó por mi cabeza que fuera la última carrera para mí en la Fórmula 1. Era la última con mi equipo. Fue un sentimiento raro, uno nunca sabe si volverá. Pero estoy muy tranquilo conmigo mismo y muy contento”.

Final amargo para él en Racing Point porque un abandono por avería mecánica le dejó fuera de juego al poco de empezar y además su equipo perdió el tercer puesto en el campeonato de constructores contra McLaren. “Fue triste el último día porque necesitábamos todos los puntos posibles para ser terceros en el campeonato y no lo pudimos conseguir. A pensar en lo que viene ahora, a descansar, ha sido una temporada súper intensa y tengo ganas de estar con mi familia ahora”, confiesa el piloto a este medio.

Sobre lo que viene: “Mucha calma y mucha tranquilidad. Mi prioridad es tomarme unos días de descanso y esperar. Para lo que venga, estoy bastante tranquilo”. Se rumorea que en los próximos días se puede cerrar el fichaje y Albon quedaría fuera de la parrilla, quizás en un rol de piloto reserva también con Red Bull. Christian Horner, jefe del equipo, se da de plazo los próximos días y Helmut Marko por primera vez ha pedido tiempo. Se consideró a Hulkenberg, quien cotizó alto durante sus sustituciones este año, pero han pasado meses y Checo habló en la pista. Además, el mexicano llegaría con importantes apoyos en forma de patrocinadores personales.

Kvyat anuncia a Tsunoda

Otra de las incógnitas para 2021 la desveló por sí solo Daniil Kvyat, que manifestó en el corralito de televisiones: “No estaré el año que viene, Alpha Tauri prefiere a Tsunoda”. El joven japonés dejará fuera al ruso, de 26 años y con tres podios en la F1. Un superviviente, Kvyat, que volvió dos veces a Toro Rosso. Tsunoda, de 20 años, se subirá al coche en el test de jóvenes de Yas Marina este martes y poco después se confirmará oficialmente el fichaje.

Verstappen tumba al gigante

Quizás tenga algo de espejismo, porque ilusiona antes de que llegue el invierno y devuelve la esperanza de que otro coche, o piloto, plante cara a Hamilton el año que viene. Pero en el fin de fiesta sucedió: Verstappen ganó a Mercedes. Él solo, desde una pole que valió oro en Yas Marina, mantuvo a raya a Bottas y Hamilton a partir de la salida y gestionó sin incidencias la carrera para lograr su segunda victoria de la temporada. De igual a igual, sin recurrir a estrategias inteligentes (como hizo en Silverstone) y sin jugar a los dados con los coches de seguridad. El Red Bull venció como si fuera un Mercedes. A buenas horas.

La arrancada de Max fue plácida, y eso que estaba bajo los focos tras varios patinazos recientes en este apartado. Además, el entorno del circuito de Abu Dhabi es icónico, de postal idílica, pero su trazado se destaca entre los que menos juego da del calendario, así que ni en la primera vuelta se pudieron asomar Valtteri y el campeón. Un oportuno coche de seguridad aparecido tras la avería del Racing Point de Pérez arruinó la ventana estratégica en la Vuelta 11 y obligó a todos los pilotos a pasar por boxes a la vez. Día de procesiones, diferencias de varios segundos y carrera aburrida, quién lo diría, para Verstappen. Con 23 años, conquistó el décimo triunfo de su carrera en la F1 seguido del finlandés y el británico, que tampoco vieron mucho en la pista.

Terminaron la temporada con lo justo, sus motores por poco no dijeron basta y Lewis aún está convaleciente tras haber superado el COVID-19. Pero en la fábrica de Brackley llevan meses trabajando en la aerodinámica de 2021 y eso, visto lo visto, es una amenaza preocupante.

Tras ellos, Albon se asentó cuarto con un adelantamiento sobre Norris al poco de empezar y corrió en tierra de nadie, cuarto. El quinto se lo ganó Lando Norris con su motor recién estrenado, en las rectas no tuvo oposición, seguido de un sólido Carlos Sainz, sexto, con el otro McLaren. El madrileño dejó buenos adelantamientos otra vez, por ejemplo a su futuro compañero, Charles Leclerc, sin DRS y apurando en la doble recta de Yas Marina. Contundente, pero limpio, para marcar territorio ante lo que pueda suceder el año que viene en Ferrari. Acaba sexto el Mundial de pilotos y su escudería, tercera el de constructores. Un hito para Woking cimentado sobre sus dos estrellas.

Día de despedidas en la parrilla

Los problemas mecánicos dejaron fuera de juego a Checo, ganador hace una semana. Hubo peleas interesantes entre los Renault y Gasly. Los Ferrari, sin ritmo, optaron por retrasar su cambio de gomas y terminaron sin puntos, doblados, y con mucho trabajo por delante. Quién le iba a decir a Vettel en Aston Martin se encontrará herramientas mejores. Además, Ricciardo se va a McLaren, Kvyat puede quedarse fuera y Magnussen se marcha al automovilismo norteamericano.

Por tanto, jornada de abrazos, guiños y saludos con el puño. Ambiente distendido en la parrilla, que no es costumbre, porque la temporada se acaba. Muchas despedidas en la F1, entre ellas las de su CEO, Chase Carey, uno de los artífices de que durante una terrible pandemia el Gran Circo se haya desplegado en diecisiete ocasiones este año. Ese es el mayor triunfo para uno de los deportes internacionales que mejor ha gestionado los cierres de fronteras. Aunque el de Verstappen, por delante del monoplaza más dominante que se recuerda, tampoco estuvo mal.

Resultados GP Abu Dhabi F1: clasificación y así termina el Mundial

Max Verstappen ganó la última carrera de la temporada en el GP de Abu Dhabi, después de una exhibición perfecta en la que lideró de semáforo a bandera por delante de los dos Mercedes. Bottas y Hamilton completaron el podio, con Carlos Sainz despidiéndose de McLaren con una sexta posición. 

Resultado carrera GP de Abu Dhabi

Así termina el Mundial

Pole imposible de Verstappen

Si algo se le debe agradecer a Max Verstappen en otra temporada monocolor para la Fórmula 1 es que siempre plantó cara a Mercedes, aunque no tuviera razones para creer. Todo el año por detrás, “algo frustrante”, no le minó la moral al talento neerlandés, quizás el más grande de los que aún no han reventado para luchar por un título de esta parrilla. En 17 grandes premios hubo 16 poles de Hamilton o Bottas y una, en mojado, para Stroll con el Mercedes de 2019. El epílogo de Abu Dhabi estaba escrito desde hace tiempo, el paseo militar aún se siente, pero ‘Mad Max’ hizo lo imposible y robó la pole a los campeones con una vuelta genial, por 25 milésimas.

Todo se decidió en el último intento, el penúltimo se lo había adjudicado Hamilton. Pero falló Lewis, que no llega al cien por cien después de pasar una semana en la cama y aislado para recuperarse de la COVID-19. Le superó Bottas, alentado por Toto Wolff, quien le pidió por radio, y esto no es nada habitual, que sacara “absolutamente todo” lo que tuviera. Pero llegó el Red Bull y rompió el cronómetro en la segunda mitad del trazado, cuando se acaban las rectas. Verstappen logra la tercera pole de su carrera (él cuenta una más, México 2019, cuando le sancionaron) y aspira a ganar su segundo gran premio este año. El de Silverstone, en agosto, queda ya lejos. Sólo él podía aguantar la cara ante este repaso de Mercedes y obtener algo a cambio.

La segunda línea, junto a Hamilton, la completa el McLaren de Norris. Los de Woking han jugado una carta que al final siempre resulta beneficiosa a estas alturas de la temporada: estrenaron motor en la segunda carrera de Bahréin con el británico. Frente a mecánicas castigadas, el propulsor a estrenar de Lando fue clave para lograr la cuarta posición, aunque empezará la carrera con goma blanda y eso puede jugar en su contra. Tras él, Albon con el segundo Red Bull a tres décimas de su compañero. Más cerca que nunca, con tres coches entre ellos.

Carlos Sainz saldrá sexto, es un buen puesto de partida porque su neumático es intermedio, la estrategia por la que han optado todos los grandes. Eso debe jugar a su favor en una carrera que no debe ser recordada por sus adelantamientos en la pista: Yas Marina no invita a eso. Agresividad en la primera vuelta para ganar posiciones y un buen paso por boxes serán la clave este domingo para luchar por el top-5 de la carrera, el top-6 del Mundial de pilotos y el top-3, en cuanto a McLaren, del campeonato de constructores.

Fallaron los Renault, fuera en la Q2, y Sergio Pérez arrastra una sanción por estrenar unidad de potencia. Detrás, Fittipaldi, en su segunda clasificación con el Haas, se quedó a una décima de Russell, que casi gana la semana pasada cuando no llevaba el Williams, sino un Mercedes. El coche lo sitúa todo en perspectiva, por eso tiene más mérito lo de Verstappen: ha ganado al mejor monoplaza de la F1 contemporánea.

Checo realiza una de las grandes remontadas hasta la victoria

La victoria de Checo Pérez en el GP de Sakhir ha tenido muchas connotaciones especiales. Algunas emocionales y otras puramente deportivas. Entre estas últimas figura la de su excepcional remontada, que se ha ganado un lugar entre las más espectaculares protagonizadas por ganadores de gran premio.

El mexicano arrancaba en la quinta posición de la parrilla, pero se vio involucrado en el incidente de la primera vuelta y entró a cambiar neumáticos, reincorporándose a la pista en la posición 18 y última. A partir de ahí, haciendo gala de un absoluto control de la situación y de su reconocida magistral gestión de los neumáticos se lanzó hacía lo que apuntaba a un gran resultado y terminó siéndolo tanto como un triunfo. Cierto es que se benefició de los problemas de algunos de los favoritos, especialmente los Mercedes, pero mantuvo siempre la constancia necesaria para recuperar nada menos que 17 puestos que le sirvió para subirse a lo más alto del podio.

A lo largo de la historia de la Fórmula 1 aparecen muchas recuperaciones incluso superiores, de hasta 30 puestos cuando las parrillas eran mucho más nutridas, pero no tantas de pilotos que finalmente consiguieron la victoria. La más espectacular es la de John Watson, que en el GP de Estados Unidos de 1983 arrancó en la posición 22 de la parrilla y consiguió ganar, es decir, avanzó nada menos que 21 posiciones.

También en Estados Unidos, Bill Vokovich subió a lo más alto del podio en 1954 después de empezar el gran premio en la decimonovena posición. Aunque el caso más similar y más reciente al de Checo Pérez en Bahréin corresponde a Rubens Barrichello; el brasileño se impuso en el GP de Alemania del año 2000 cuando su puesto en la clasificación fue el 18, recuperando así las mismas posiciones que el mexicano en esta ocasión.

Las paradojas de Checo Pérez y Russell

Sergio Pérez logró su primera victoria en la Fórmula 1, la tercera para su país después de las dos conquistadas por Pedro Rodríguez hace ya medio siglo. Hoy es fiesta grande para el deporte de México. El piloto de Racing Point protagonizó una gran remontada desde la última posición, a la que se vio relegado en la primera vuelta por su implicación en un accidente que dejó fuera de escena a Leclerc y Verstappen. A pesar de su gesta, y del buen tono mostrado durante la temporada, Checo no dispone de un coche para el próximo Mundial. La llegada de Sebastian Vettel al proyecto de Aston Martin le ha dejado sin sitio en su equipo. El resto de plazas también se fueron cerrando desde hace meses: Sainz a Ferrari, Ricciardo a McLaren, Alonso a Renault… Y ahora mismo sólo le queda una oportunidad, el asiento de Red Bull que ocupa Albon, aunque la tendencia austriaca de apostar por el futuro reduce las posibilidades. La situación de Pérez es una de esas paradojas que con demasiada frecuencia nos muestra la F1. Otra de ellas la protagonizó este domingo George Russell, al volante de un Mercedes.

Ganó Pérez, pero bien pudo hacerlo Russell, si no hubiera sido por un clamoroso error en boxes y por otra avería posterior. Aun así, el británico demostró que con un buen coche puede aspirar a lo máximo. Existe la creencia de que cualquier piloto puede ganar con Mercedes. Y seguramente sea así. Pero una cosa es imponerse en un gran premio concreto, como hace Valtteri Bottas de vez en cuando, y otra es tener la calidad para conquistar el Mundial, que es lo que hace Lewis Hamilton. Recientemente, Fernando Alonso señaló a Russell como el piloto del futuro. Y Alonso sabe algo de esto. Así lo demostró en Sakhir, donde estuvo por encima de su compañero ocasional de escudería, a quien adelantó incluso en pista. Cualquiera puede ganar con un Mercedes, sí, pero no todos pueden brillar. Bottas es el ejemplo.