Manchester United-Liverpool, duelo estrella de la cuarta ronda

El Manchester United y el Liverpool protagonizarán el duelo estrella de los dieciseisavos de final de la FA Cup, tras quedar emparejados en el sorteo que se celebró este lunes. Mucho más sencillo lo tendrá, a priori, el Manchester City, dirigido por el español Pep Guardiola, que visitará el campo del Cheltenham Town, conjunto de la cuarta categoría del fútbol inglés. Por su parte, el Tottenham se medirá con el Wycombe, colista de la Segunda División, mientras que el Arsenal se enfrentará con el ganador de la eliminatoria entre el Southampton y Shrewsbury Town, que se aplazó por los casos de coronavirus detectados en el Shrewsbury. El Chelsea, rival del Atlético de Madrid en los octavos de final de la Liga de Campeones, quedó emparejado con el Luton Town, conjunto de la Segunda División. Los encuentros de la cuarta ronda de la Copa de Inglaterra se disputarán el fin de semana del 23 de enero.

Emparejamientos de la cuarta ronda:

Cheltenham Town – Manchester City

Bournemouth – Crawley Town

Swansea City – Nottingham Forest

Manchester United – Liverpool

Southampton/Shrewsbury Town – Arsenal

Barnsley – Norwich City

Chorley – Wolverhampton

Millwall – Bristol City

Brighton – Blackpool

Wycombe – Tottenham

Fulham – Burnley

Sheffield United -Plymouth Argyle

Chelsea – Luton Town

West Ham United – Doncaster Rovers

Brentford -Leicester City

Everton – Sheffield Wednesday

Smith-Rowe, de la expulsión a clasificar al Arsenal en la prórroga

Smith-Rowe, canterano del Arsenal, puede presumir de haber encarnado esta noche las esencias del fútbol inglés. Tras entrar en el minuto 56 con 0-0 en el marcador, el árbitro le expulsó en el minuto 94 por una entrada que pareció mucho más de lo que fue. El VAR, bendito VAR, hizo lo que se suponía que había venido a hacer, que no es otra cosa que justicia. El joven, al que finalmente solo mostraron amarilla, pudo quedarse para marcar el tanto definitivo en el 109 y clasificar a los suyos para la siguiente ronda de la FA Cup. Una noche que no olvidará y que redondeó Aubameyang en el 127.

El caudal ofensivo que llevaba mostrando los tres últimos partidos, con 8 goles a favor y tres victorias, se estrelló durante los primeros 90 minutos contra la muralla del Newcastle, pero el Arsenal puede, aún así, sacar muchas lecturas positivas de este comienzo de año. La primera, por supuesto, la clasificación, pero sobre todo la capacidad de mantener una tendencia por primera vez en la temporada. Una gran noticia que habla de la capacidad de Arteta de estabilizar el vestuario, el ambiente y los resultados cuando el equipo quiere.

El misterio del Arsenal con el nuevo Varane

William Saliba no ha tenido un comienzo soñado como futbolista del Arsenal. Hace un año y medio, cuando decidió firmar por los ‘gunners’ rechazando a otros equipos de Europa, lo hizo sabiendo que tendría una temporada de margen, cedido en el St. Etienne, para vestir su nueva camiseta. Hoy, a sus 19 años, acumula medio año sin jugar ni un solo partido, todavía no ha debutado con el Arsenal en partido oficial y hace sólo unos días se confirmó su marcha al Niza, otra vez a préstamo, para poder gozar de los minutos que no ha tenido con Mikel Arteta.

Aunque el joven central francés llegó con el caché de ser uno de los más prometedores del fútbol galo, y a pesar de que todavía está en edad de tapar muchas bocas, la realidad es que Saliba ha pasado sin hacer ruido por el Arsenal. “El nuevo Varane”, como en su día fue etiquetado, costó 30 millones y firmó por cinco temporadas en el Emirates Stadium. Además, le dieron el número 4… aunque luego no fue inscrito en la Europa League, donde han jugado los suplentes y muchos de los canteranos. De hecho, Saliba se quedó fuera de una lista donde sí entraron Pablo Marí y Chambers, ambos lesionados por esas fechas.

Preguntado por la situación de su futbolista, Arteta argumentó así la decisión: “Me siento muy mal por Saliba porque tenemos muchos centrales y hemos decidido dejarlo fuera de la lista, ha sido muy doloroso hacerlo”. Hace menos de un mes, en un directo de Instagram con Guendouzi (también futbolista del Arsenal y cedido en Alemania por su mala relación con Arteta), Saliba dijo sentirse “encerrado” en el Arsenal, lo que motivó los rumores sobre su salida.

El Niza ha apostado por Saliba para la segunda mitad de la temporada, hasta el punto de que se hará cargo de su sueldo. En su presentación con el conjunto de la Costa Azul, señaló: “Arteta me dijo que no estaba preparado. Me hubiera gustado al menos tener la oportunidad de descubrir mi ritmo de competición. Pero esto es fútbol y funciona así.

El club francés, en la zona media de la Ligue 1, lo metió de lleno en su alineación titular el pasado 6 de enero. Saliba jugó los 90 minutos en la derrota de los suyos contra el Brest (2-0), muchos más de los que ha acumulado en los meses anteriores con los ‘gunners’: concretamente 90 más.

Özil se marcha al Fenerbahce

Mesut Özil afronta sus últimas horas como jugador del Arsenal. El centrocampista alemán tiene nuevo destino y este es el Fenerbahce, según informa DHA Spor desde Turquía. El jugador firmará con el conjunto amarillo para los próximos tres años y medio y cobrará según la prensa local cinco millones de euros anuales. Mientras que el Arsenal pagará el sueldo del alemán hasta final de año, lo que quede de los casi 20 millones de euros que tiene de ficha.

Según afirman desde Turquía, firmar al alemán era un viejo anhelo del Fenerbahce y la afición ha enloquecido con su fichaje, que ya están celebrando a través de redes sociales.
El jugador también estaba deseoso de jugar en Turquía y es que según se informa desde el país, Özil también contaba con una oferta de Estados Unidos, concretamente del DC United, quienes le habían ofrecido un gran sueldo, ser accionista de club y la potestad de crear un equipo a su placer. Pero la voluntad del ex del Real Madrid era jugar en Turquía como así ha querido demostrar en sus redes sociales donde ha publicado un afoto en Estambu con el título “Esta ciudad”.

Una solución para todas las partes

El Arsenal lleva varias temporadas sin contar como se esperaba con Mesut Özil, que esta campaña ha pasado al ostracismo total. El alemán y su elevada ficha que se negó a recortar suponían un problema para el club londinense, que verá resuelto en las próximas horas. Ambos vivían además en un pulso constante que acabará definitivamente. 

Por su parte, Mesut Özil llegará al Fenerbahce donde volverá a ser considerado toda una estrella y lo más importante, podrá demostrarlo sobre el verde. El de Gelsenkirchen no ha participado esta temporada en ningún encuentro y su última convocatoria con el Arsenal data del 25 de junio del año pasado, cuando fue citado y estuvo en el banquillo pero no jugó frente al Southampton. Si a jugar nos referimos, habría que ir hasta el 7 de marzo del año pasado, cuando disputó 89 minutos en el 1-0 frente al West Ham dando el pase del gol que le dio la victoria a los gunners.

Para el Fenerbahce, el plan es perfecto. Özil lleva sonando para los turcos desde hace tiempo y han culminado un plan que ilusionará a la afición y que les da un jugador de primerísimo nivel, a pesar de que no viva su mejor momento. En este inicio de Liga, el Fenerbahce es quinto a solo dos puntos del Gaziantep, líder de la competición. Con una plantilla sustentada por futbolistas locales en su mayoría, los amarillos también cuentan con varios conocidos de las grandes ligas como Mauricio Lemos (ex de la UD Las Palmas), Luiz Gustavo (ex del Bayern), Jose Sosa, que pasó por el Atlético de Madrid, el exsevillista Diego Perotti o dos ex de la Premier como Enner Valencia y Papiss Cissé.

Messi, el Barça, los Lakers y la Super Bowl, lo más mencionado del deporte en Twitter en 2020

Cuando se acerca el final de año, es momento de pasar revista. Y en este 2020, donde la pandemia nos ha obligado a pasar una enorme cantidad de horas en casa. Alejados de la antigua normalidad, las redes sociales han protagonizado gran parte de la nueva. Twitter ha sido el lugar utilizado para compartir opiniones de todo lo que ha rodeado al un año atípico que siempre irá acompañado de un asterisco.

Desde la red del pájaro azul han hecho su habitual #EstoPasó en Twitter, con el 2020 como protagonista, y han recopilado los deportistas y clubes más mencionados en España, las entidades más mencionadas del mundo y las competiciones deportivas más populares en la red social del año.

Deportistas más mencionados

Leo Messi encabeza esta particular clasificación, por delante de Kevin Durant y Kobe Bryant. El famoso burofax, en el que dejaba claro su deseo de salir del Barcelona, deseo que no se hizo realidad finalmente, supera a la estrella de los New Jersey Nets, muy activo en redes, y la leyenda de Los Angeles Lakers, que en paz descanse.

  1. Messi
  2. Kevin Durant
  3. Kobe Bryant
  4. Zinedine Zidane
  5. Diego Armando Maradona
  6. Rafa Nadal
  7. Sergio Ramos
  8. Cristiano Ronaldo
  9. Luis Suárez
  10. Neymar

El Real Madrid cuela a dos protagonistas entre los perseguidos, puesto que Zinedine Zidane aparece en cuarta posición y Sergio Ramos en la séptima. Diego Armando Maradona, cuyo trágico fallecimiento dio un vuelco a Argentina y al mundo, es el quinto nombre más mencionado. Tres jugadores con pasado blanco (Cristiano Ronaldo) y azulgrana (Luis Suárez y Neymar) completan, junto a un Rafa Nada que sigue su carrera particular con la historia, este top-10.

Clubes deportivos más mencionados en España

En lo que respecta a los equipos más populares dentro de nuestras fronteras, Barcelona y Real Madrid se llevan la palma. Si bien no ha sido un año tranquilo en Can Barça, esa inestabilidad, tanto deportiva como institucional, les ha llevado a ser tema de conversación de manera perenne. El conjunto blanco, campeón de LaLiga y la Supercopa de España en 2020, no logra superar a su gran rival en Twitter.

  1. Barcelona
  2. Real Madrid
  3. Atlético de Madrid
  4. Sevilla
  5. Valencia

Atlético de Madrid y Valencia, los otros protagonistas de la novedosa competición que tuvo lugar en Arabia Saudí, son tercero y quinto, con el Sevilla, flamante campeón de la Europa League, en cuarta posición.

Clubes deportivos más mencionados del mundo

Si ampliamos el espectro e incluimos todo el globo terráqueo, Madrid y Barça caen hasta la tercera y la quinta posición, respectivamente. Los Angeles Lakers, acompañados de su fantástico triunfo en la final de la NBA, tienen este honorífico primer puesto, con el Manchester United en segunda posición. Los Diablos Rojos demuestran, una vez más, la enorme masa social que mueve, puesto que sus años dorados hace tiempo que pasaron.

  1. Los Angeles Lakers
  2. Manchester United
  3. Barcelona
  4. Los Angeles Dodgers
  5. Real Madrid
  6. Liverpool
  7. Flamengo
  8. Arsenal
  9. Chelsea
  10. PSG

En tanto que los Dodgers, campeones de las series mundiales de béisbol, colocan a Los Angeles en este listado por partido doble. Cinco equipos de fútbol completan la tabla: Liverpool, Flamengo, Arsenal, Chelsea y PSG. La Premier tiene el honor de ser la competición con más representantes (cuatro), por delante de LaLiga (dos).

Competiciones deportivas más mencionadas del mundo en 2020

Por último, los diez eventos con mayor presencia en Twitter del año. No sorprenden ni el primero (la final de la Super Bowl entre los 49ers y los Chiefs, que coronó a estos últimos), ni el segundo (la final de la Champions League entre Bayern y PSG, con triunfo bávaro), pero, quizá, sí el tercero, pues es un partido de Champions. Sin embargo, no es cualquier encuentro, puesto que se trata del 2-8 del Bayern de Múnich al Barcelona. El choque final entre Lakers y Heat, que coronó a los angelinos como reyes de la NBA, es el cuarto, mientras que Game 5 aparece en octavo lugar.

  1. Super Bowl LIV (49ers-Chiefs)
  2. Final Champions League (Bayern-PSG)
  3. Cuartos Champions League (Barcelona-Bayern)
  4. Game 6 Final NBA (Lakers-Heat)
  5. Cuartos Champions League (Atalanta-PSG)
  6. Manchester United-Tottenham (4 de octubre)
  7. Semifinal Champions League (RB Leipzig-PSG)
  8. Game 5 Final NBA (Lakers-Heat)
  9. Final FA Cup (Arsenal-Chelsea)
  10. Trail Blazers-Lakers (31 de enero)

La Liga de Campeones completa su protagonismo en este top-10 con los cuartos entre Atalanta y PSG, en quinta posición, y las semifinales entre los parisinos y el RB Leipzig, en séptima. El fútbol inglés tiene su dosis de protagonismo con el Manchester United-Tottenham del 4 de octubre, 1-6 para los Spurs mediante, en sexta plaza y la final de la FA Cup entre Arsenal y Chelsea, en novena. En tanto que un Portland Trail Blazers-Lakers del 31 de enero, en el cual se rindió homenaje a Kobe Bryant tras su fallecimiento, cierra la clasificación.

Los descartes de Arteta se apoyan

Mesut Özil y Mattéo Guendouzi. 32 años el uno. 21 el otro. Hace no demasiado, estrella y jugador mejor pagado del Arsenal el alemán; una de las promesas con un futuro más brillante del Emirates, el francés. Sin embargo, ha sido una decisión, la de apartarles de la dinámica del Arsenal, tomada por Mikel Arteta la que hizo que sus nombres fuesen de la mano en la mayoría de las conversaciones. Mesut sigue en el equipo, aunque no se haya vestido de corto, ni lo vaya a hacer (no está inscrito ni en Premier, ni en Europa League), en toda la temporada. Mattéo encontró una escapatoria en verano, en forma de cesión al Hertha Berlin. Y ahora ha sido el de Gelsenkirchen el que les ha vuelto a colocar de manera bajo el foco mediático.

“¿Jugador más infravalorado con el que has jugado?”, preguntaba un internauta al ’10’ del Arsenal en un ‘Q&A’ que lanzó el jugador durante el período festivo. “Matteo Guendouzi. Estoy seguro de que será un gran jugador de fútbol algún día”, respondía el denostado mediapunta. Arteta les arrinconó, y ahora se apoyan mutuamente. Es curioso, cuando menos, que de todas las preguntas que le llegaron a Mesut, eligiese justamente esa para ser una de las respondidas. Pero más curioso aún resulta que su jugador más infravalorado sea su compañero de rincón…

“El mejor jugador con el que he jugado”

Pues bien, no ha tardado el de Poissy en recoger el guante. “Gracias hermano. Sabes lo mucho que significan estas palabras para mí. Especialmente, viniendo de ti, uno de los mejores jugadores del mundo y el mejor con el que he jugado”, publicaba en este día de Navidad el ahora centrocampista del Hertha. El mensaje de Mattéo no tardó en poblarse de aficionados del Arsenal, muchos de ellos pidiendo su vuelta al equipo.

Hay que recordar que la decisión de Arteta, al menos en lo que a Guendouzi respecta, fue ocasionada por la actitud de este, no por sus aptitudes. En un partido contra el Brighton, el pivote se encaró e insultó a varios jugadores del equipo rival, comparó salarios de forma despectiva y agarró a Maupay por el cuello tras el partido. El técnico vasco no dudó y ese fue su último choque con la elástica Gunner.

Renacimiento

Ya en la Bundesliga, Guendouzi se ha asentado como uno de los futbolistas clave en el esquema de Bruno Labbadia. El coronavirus no le dejó debutar hasta la sexta jornada, cuando jugó sus primeros 33 minutos. Desde entonces, no ha salido del once titular berlinés. De hecho, ha jugado los 90 minutos en el resto de encuentros, demostrando, así, que el prometedor jugador que aterrizó en el Emirates sigue presente. Los capitalinos marchan decimoquintos, a tres puntos de la promoción, por lo que su participación, para evitar disgustos, se antoja fundamental.

En una entrevista, en octubre, ya asumió su etapa en el Arsenal como acabada (“aprendí mucho”). Sin embargo, a final de curso habrá de volver a Londres. Si Arteta sigue al frente, el ‘Game Over’ es claro. Pero el puesto del español comienza a tambalearse por la deficiente marcha del equipo. Por tanto, de no terminar la temporada el vasco, habría que ver si Mattéo se da, y le dan, otra oportunidad con los Artilleros.

Özil cumple su palabra con un aficionado tras 'retarle'

Mesut Özil (32 años) decidió animar este período festivo ofreciendo ‘ser entrevistado’ por la red. El alemán lanzó un ‘Q&A’, preguntas/respuestas, en Twitter que dejó varios titulares, como su deseo por ayudar a sus compañeros en el Arsenal, si le dejan…, o un pequeño dardo a Arteta, al afirmar que “muchos echan de menos a Wenger” en el club. Además de tirar de humor para negarse a jugar en el gran rival de los Gunners, el Tottenham. Sin embargo, hubo una pregunta que ha demostrado que Mesut es un hombre de palabra.

“¿Cuántos ‘retuits’ por una camiseta firmada?”, preguntaba un aficionado. “Si consigues 7.500 RTs, una camiseta firmada será tuya”, respondía el mediapunta. Dicho y hecho. La red se puso manos a la obra y en menos de 24 horas ya había hecho que la publicación superase, ampliamente (casi 11.000), la cifra demandada por Özil.

La rapidez sorprendió al futbolista, pero ello no le impidió anunciar que cumpliría su promesa. “Wow, eso fue rápido. Lo has logrado, tío. Te mandaré un mensaje privado”, publicaba el ’10’ a las 17:07 horas del día de nochebuena. Su respuesta se llenó de muestras de apoyo de aficionados, quienes volvían a pedir, de nuevo, su vuelta al equipo. David, el otro protagonista de la historia, verá premiada su valentía con un regalo navideño de lo más especial.

Özil tira de humor para rechazar la hipotética opción del Tottenham

Mesut Özil vive una etapa en el Arsenal para olvidar. Apartado por Arteta desde la pasada temporada, no se ha vestido de corto una sola vez en la presente, puesto que no ha sido inscrito ni en la Premier, ni en la Europa League. Sin embargo, ello no le impide protagonizar la actualidad Gunner. En la rampa de salida desde hace tiempo, la afición pide su indulto, en tanto que su agente reconoce que ofertas no le faltan, pero afirma que seguirá en Londres.

El centrocampista, por su parte, es uno de los futbolistas más activos en las redes sociales y este miércoles realizó un ‘Q&A’, preguntas/respuestas, en Twitter en el que respondió algunas de las cuestiones lanzadas por los aficionados. Obviamente, la situación actual del Arsenal salió a escena, así como la figura de Arsène Wenger, a quien considera un “padre” o la de Zidane, el jugador con el que le hubiera gustado jugar…

¿Estás contento en el Arsenal?: “Es una época muy complicada para todos en el club, no solo yo. La situación es frustrante para todos. Por supuesto que me encantaría ayudar al equipo, especialmente en este momento, pero, ya que no se me da la oportunidad, simplemente espero que mejoren los resultados pronto. Seamos positivos”.

¿Consideras a Wenger una figura paternal?: “Fue un entrenador fantástico. Sí, y también es como una figura paternal para mí y otros muchos jugadores… Creo que mucha gente en el Arsenal le echa de menos”.

Opinión sobre Wayne Rooney: “Uno de los jugadores más grandes de la historia de la Premier League y de Inglaterra. Era un jugador de clase mundial en su mejor época. Y será un gran entrenador también”.

¿Mejor compañero al Fortnite?: “Tengo que mencionar a Sead Kolasinac, si no, me meteré en problemas la próxima vez que le vea (ríe)”.

Jugador más infravalorado con el que has jugado: “Matteo Guendouzi. Estoy seguro de que será un gran jugador de fútbol algún día”.

Jugador con el que siempre has soñado jugar: “Diría que Zinedine Zidane, pero sería complicado, puesto que somos los dos ‘números 10’. Dennis Bergkamp, Robert Pires, Didvan Dilmen y Gigi Buffon, quizá. Todos ellos son, además, grandes personas fuera de los terrenos de juego”.

¿Cuántos retuits por una camiseta firmada?: “Si consigues 7.500 RTs, una camiseta firmada es tuya” (el tuit ya ha superado los 6.200 RTs).

¿Dejarías el Arsenal por el Tottenham si tienes la oportunidad?: “No”.

Esta última respuesta hizo las delicias entre los seguidores del Arsenal, ya que, además de negarse en rotundo a reforzar al eterno rival, lo hizo con un toque simpático. Mesut utilizó un GIF en el que Spiderman desliza unas láminas con el claro mensaje: “No”. Ese tuit en concreto fue una fuente de interacciones y en el momento en el que se está escribiendo este texto estaba a punto de alcanzar los 4.000 retuits y superaba los 36.000 ‘me gusta’.

La decadencia deportiva del Arsenal es una realidad

Mikel Arteta vive seguramente el peor momento desde que llegó al banquillo del Arsenal. Una situación que, al mismo tiempo, quizás sea el momento más delicado como técnico, ya que el conjunto Gunner está siendo su primera gran experiencia desde la banda. Siendo ayudante de Pep Guardiola en el Manchester City, dio el salto al Arsenal, donde fue recibido con los brazos abiertos, ya que había sido jugador durante cinco temporadas.

Todo inició de forma positiva, romántica, majestuosa. La llegada del técnico vasco otorgó al Arsenal oxígeno puro, un aura especial que recargó casi automáticamente las ilusiones del vestuario y de la afición. Un proyecto sin rumbo, sin ideas claras, que en apenas meses conseguía convertirse en campeón de la FA Cup (eliminando al Manchester City en Semifinales y venciendo al Chelsea en la Final) y de la Community Shield. Todo ello sumado a victorias ante equipos importantes en el contexto liguero.

Una bonita historia que, como todo en el fútbol, ha cambiado. Un cambio de dinámica preocupante. No por sus resultados negativos, alejados de ese esplendor inicial desde la llegada de Arteta al banquillo, sino que la situación comienza a ser preocupante en términos deportivos. La eterna y longeva sombra de Arsène Wenger vuelve a sobrevolar el imponente Emirates Stadium.

Wenger dejó el equipo el 6 de mayo de 2018. Desde entonces, tres han sido los técnicos que han pasado por el banquillo. Primero fue Unai Emery, posteriormente (tras la destitución de Emery, como interino) el turno fue para Freddie Ljunberg y, finalmente, tras el periodo temporal del sueco, llegó Mikel Arteta. Sin duda, en este periodo de añoranza por el maestro galo (pese a que sus últimos años no recibía el clamor popular de los aficionados) el técnico donostiarra ha sido el que mejores resultados ha conseguido, pero los vientos han cambiado y la dinámica ha empeorado en términos demasiado serios.

El Arsenal preocupa. Desde la decimoquinta posición, se encuentra lejos, muy lejos, de luchar por los objetivos esperados. Las expectativas han sido destronadas, destrozadas, están por los suelos. Lejos de pelear por Europa, el equipo del Norte de Londres se encuentra a cuatro puntos del descenso. Una situación alarmante, preocupante, que todavía no amenaza con consecuencias históricas por todo lo que resta de calendario, pero que confirma la decadencia del equipo desde que se coronaran campeones a comienzos de los años 2000.

Una dinámica descendente que sigue su curso en los últimos años:

  • Temporada 2015/16: fue segundo.
  • Temporada 2016/17: fue quinto y quedó fuera de la Champions League por primera vez en 19 años.
  • Temporada 2017/18: fue sexto en el adiós de Wenger.
  • Temporada 2018/19: fue quinto.
  • Temporada 2019/20: fue octavo.
  • Presente temporada 2020/21: a 4 puntos del descenso tras 14 partidos jugados.

Los datos son demoledores. Salvo la excepción de la temporada 2018/19 (que mejoró levemente al curso anterior pasando de la sexta a la quinta posición) la decadencia deportiva es evidente. Y alarmante.

La figura de Arsène Wenger tuvo en el favoritismo del Arsenal uno de sus primeros problemas. El equipo dejó de pelear realmente por el título y en el Emirates Stadium comenzaban a tener que conformarse con su ya clásica posición para jugar en Champions. Fue el primer escollo que debió superar el técnico francés. Pero, ahora, viendo aquella situación, más de uno firmaría con los ojos cerrados para volver a aquellos años en los que jugaban todas las temporadas en Liga de Campeones.

El rendimiento en Europa no era poderoso, pero estaban presentes, el club se aseguraba dinero en términos económicos para las arcas, la marca Arsenal estaba presente a nivel continental y, en cierta medida, era un contexto positivo. Sin embargo, la dinámica negativa estaba escrita, y el escenario se llevó otro gran golpe moral cuando en 2017 quedaba fuera de la Champions League por primera vez en 19 años.

La cosa empeoró la pasada temporada. El equipo había pasado de jugar siempre en copa de Europa a directamente ni jugar Europa League. El escenario ya se ponía demasiado serio y la preocupación hacía saltar las primeras alarmas. Es cierto que el curso pasado acabaría con el equipo fuera de Europa vía liguera, pero el triunfo copero en Wembley conseguía apagar los fuegos deportivos y psicológicos. El Arsenal sí jugaría Europa League y ganaban una FA Cup que, sumado a la Community Shield 2020, instalaban un clima más relajado, ilusionante y todo parecía ir sobre ruedas.

Pero llegó el curso 2020/21 y la situación ha empeorado hasta hacer saltar todas las alarmas. El rendimiento de los jugadores ha descendido. El equipo no transmite sensaciones positivas. La filosofía del ‘efecto Arteta’ ha desaparecido. Y lo peor de todo, lo que ha acabado por instalar el primer temor: el calor de la zona baja.

La dinámica descendente es una realidad. Una preocupante y alarmante realidad que puesta en contexto, analizando su camino descendente, confirma que no es una casualidad, que tiene tintes de dinámica, de camino que parece estar escrito. En la zona Gunner del Norte de Londres confían en que todo mejore de forma notable en próximas semanas y que el temor de un hipotético descenso sólo quede en anécdota y en comentario para algunas futuras conversaciones. Pero la realidad preocupa y la figura de Mikel Arteta comienza a ser muy cuestionada.