Una duda en la derecha

Zinedine Zidane tendrá sólo dos bajas para el duelo contra Osasuna en El Sadar. Rodrygo está lesionado y Dani Carvajal cumple ciclo de amarillas. Este último, que además se marchó con molestias del último partido contra el Celta de Vigo, ha dejado libre el lateral derecho y hay varios candidatos para ocuparlo. El entrenador cuenta hasta con cuatro futbolistas que podrían ser titulares en Navarra.

La opción que cuenta con más números es la de Nacho. El canterano, que cumple su octava temporada en la primera plantilla, atraviesa un gran momento de forma. Fue de los mejores en partidos muy importantes como contra Inter de Milán o Sevilla, y Zidane podría premiar su implicación con una nueva titularidad. Aunque lo habitual es que sea el primer relevo para Sergio Ramos o Raphaël Varane en el centro de la defensa, también ha ocupado el lateral derecho en diferentes ocasiones a lo largo de su carrera. Incluso se le ha visto en el lado izquierdo, y siempre compitiendo al máximo nivel.

Otra variante posible sería que Lucas Vázquez volviese a jugar de lateral, un recurso que muy utilizado esta temporada y que ha funcionado a la perfección. Esto liberaría un hueco en el extremo, lo que permitiría alinear a Eden Hazard en la izquierda, su posición habitual, y colocar a Marco Asensio a pierna cambiada. Sin embargo, el gallego está siendo fundamental en esa banda derecha y el equipo perdería intensidad defensiva.

Militao y Odriozola lo tienen más que difícil

Los otros dos jugadores que podrían entrar sustituyendo a Dani Carvajal son Eder Militao y Álvaro Odriozola. Sin embargo, actualmente son dos futbolistas que no entran en los planes del entrenador y que tienen muy difícil poder hacerse un hueco en la rotación.

El brasileño, que contó con muchos minutos la temporada pasada, ha desaparecido del plan de Zidane, que se ha vuelto a decantar por la fiabilidad de Nacho. Sus condiciones están fuera de toda duda, pero el cuerpo técnico es consciente de su juventud y necesita que mejores en aspectos técnicos y tácticos para darle más protagonismo.

Por su parte, el donostiarra está muy lejos de cumplir las expectativas que lo trajeron al Real Madrid. Llegó a pelear por el puesto de lateral derecho de la selección española hace un par de años. Sin embargo, desde que llegó al conjunto blanco ha perdido la confianza. Mucho tienen que cambiar las cosas para que siga en la plantilla el año que viene.

Posible alineación del Real Madrid contra Osasuna en LaLiga

El Real Madrid afronta un partido muy complicado ante Osasuna. A la dificultad habitual que supone siempre el jugar en El Sadar, hay que añadir el temporal de frío y nieve que azota a todo el país, y que, según la previsión, se hará notar a partir del sábado en el norte de España. Incluso cabe la posibilidad de que LaLiga decida posponer el enfrentamiento al domingo, a la espera de una mejora en la meteorología.

Pase lo que pase, el once de Zinedine Zidane parece estar bastante claro a excepción de dos posiciones: el lateral derecho y el extremo izquierdo. Por lo demás, la idea del técnico es seguir dándole continuidad al equipo que ha dado tan buen resultado en el último mes, en el que se han ganado ocho partidos de nueve disputados.

Posible alineación de Zinedine Zidane para el Real Madrid-Osasuna

Para el costado diestro de la defensa, hay dos opciones. La que parece más factible es que Nacho vuelva a la titularidad. Aunque su posición natural está en el centro, el canterano ha jugado en varias ocasiones en los laterales y siempre ha competido a gran nivel. Zidane podría premiar su implicación y gran rendiemiento esta temporada, en la que ha sido clave en partidos importantes como contra Inter de Milán o Sevilla.

También cabe la posibilidad de que Lucas Vázquez retrase su posición a la defensa, un recurso muy utilizado esta temporada y que ha funcionado a la perfección. Esto, a su vez, beneficiaría la inclusión de Eden Hazard en el extremo izquierdo, y dejaría a Marco Asensio jugando a pierna cambiada.

La vuelta del belga a la titularidad es la otra duda de Zizou. Marco viene destacando, mostrando su mejor nivel desde que volvió de la lesión de ligamento cruzado anterior. Además, Lucas ha sido fundamental en los últimos partidos jugando de extremo diestro. Hazard deberá estar al 100% si quiere pelear por un puesto.

El once más probable que sacaría el Madrid para este partido contra Osasuna sería: Courtois; Nacho, Varane, Ramos, Mendy; Kroos, Casemiro, Modric; Lucas, Benzema y Asensio. Si todo marcha según lo planeado, el partido empezará a las 21:00.

Lucas y diez más

El Real Madrid, hoy por hoy, es Lucas Vázquez y diez más. Al menos así lo ve Zidane, que ha confiado en el gallego para el tramo más complicado de la temporada, hasta el momento, y ya venía haciéndolo antes: Lucas lleva 13 titularidades consecutivas. Todo un logro, considerando que comenzó el curso con sólo una titularidad en los siete primeros duelos del Madrid, teniendo que competir por los minutos con Hazard, Rodrygo, Asensio, Vinicius… Lucas partía con desventaja y ahora mira al resto por el retrovisor.

Tanto que es el séptimo jugador con más titularidades (14) de la plantilla, empatado con Ramos y sólo superado por Courtois (20), Varane (19), Modric y Benzema (16) y Kroos y Mendy (15). Es el octavo jugador más utilizado por Zidane este curso (1.230 minutos), gracias a su polivalencia y adaptabilidad a las situaciones. Cuando al Madrid le hicieron falta laterales derechos por las lesiones de Carvajal y Odriozola, ahí apareció Lucas para cumplir con nota, hasta el punto de que hoy por hoy es la principal alternativa a Carvajal en el puesto; y, sin mucho ruido, se ha impuesto al resto de pretendientes para el costado derecho del ataque, puesto en el que ya fue titular en Milán ante el Inter o en el derbi ante el Atleti en Valdebebas, por citar dos ejemplos recientes.

Lucas se ha ganado el sitio con un especial momento de forma ofensivo, como muestran su asistencia a Benzema ante el Borussia o su gol frente al Eibar. Pero sobre todo por su fiabilidad defensiva, por su arrojo en labores de repliegue, algo que Zidane valora especialmente para dotar de equilibrio una propuesta como la del Madrid, de por sí ultraofensiva y a menudo vulnerable a los contragolpes (el Shakhtar dio excelente cuenta de esta debilidad blanca). No en vano, Lucas es el primer atacante de la plantilla en cuanto a balones recuperados (73; el siguiente es Asensio, con 48) y el segundo jugador del plantel que más entradas hace y gana (29 y 17, respectivamente).

Lucas y el Madrid, a seis meses vista

Y todo esto, a seis meses de finalizar contrato con el Real Madrid. Es una verdadera anomalía, tres de los titulares del once de gala del equipo blanco en este momento (el gallego, Ramos y Modric) están a meses de finalizar sus vinculaciones con el club sin resolución, de momento. En el caso del central y del centrocampista, la edad es el principal escollo: Ramos tiene 34 años y Modric, 35. La disputa ahora pasa por los años que les ofrezca el Madrid, pero tiene pinta de que habrá final feliz en ambas situaciones.

La cuestión con Lucas, a sus 29 años, es diferente. Gozó de un papel importante en la desastrosa temporada 2018-19 y quedó señalado por parte de la afición como un jugador sólo capaz de rellenar la plantilla, pero poco más. El tiempo y la confianza de Zidane han demostrado ese error y el club, que no tenía un especial interés en buscar su renovación desesperadamente, ya ve con otros ojos dicha opción, sobre todo teniendo en cuenta sus recién descubiertas aptitudes como lateral y que Zidane no cuenta con Odriozola, que el invierno pasado salió cedido al Bayern ante esa ausencia de feeling con el técnico. 

Yo siempre querría un Lucas en mi equipo

En el Madrid que yo mamé de niño, había un centrocampista llamado Ángel (onubense, pero criado futbolísticamente en Salamanca), que era clave en el equilibrio en aquella medular magnífica completada por Stielike y Del Bosque. En la era de los Galácticos gente como Míchel Salgado, Makelele o Helguera eran necesarios en el equilibrio ecológico de un equipo de por sí desequilibrado por la acumulación de estrellas. Y Di María hizo ese papel en la conquista de la Décima. Siempre hay un jugador multiusos que arregla averías cuando el entrenador le llama a filas.

Ese es el caso de Lucas Vázquez. Pero con un añadido a su favor. En contra de lo que dicen sus haters tuiteros, tiene calidad, es listo como pocos tácticamente y aprovecha cualquier rendija que deja el enemigo. Zidane tiene en el gallego (ojo, sólo tiene 29 años y le quedan tres o cuatro cursos a tope) un lateral derecho bastante competente (al estilo Navas y Juanfran), un extremo notable y un jugador de equipo sobresaliente. Hace piña en el vestuario incluso en sus tiempos de prolongada suplencia. Es el alumno ideal. El compañero adecuado. Y en Ipurua jugó de lujo. Un canterano deluxe.

El ERTE de Zidane

“Estoy contento con mis jugadores y voy a contar con todos. Claro que pueden pasar cosas. Hasta final de enero pueden pasar cosas en todos los clubes. Mis jugadores son los más importantes, son los mejores y quiero contar con ellos siempre”. En la penúltima conferencia de prensa, previa al encuentro ante el Eibar, Zinedine Zidane volvió a repetir una de sus máximas habituales y que suele remarcar en casi todas sus comparecencias públicas: cuenta con una plantilla de 25 jugadores, que la temporada es larga y que contará con todos sus futbolistas a lo largo de los diez meses de competiciones.

Ahora cuando el Madrid afronta su décimo encuentro en apenas 33 días, el miércoles ante el Granada (19:45 horas), es hora de pensar en la Unidad B de la plantilla blanca… pero todo apunta a que no será así. Desde que el Madrid saliese derrotado de su visita a Kiev para medirse al Shakhtar en la quinta jornada de la Champions (el pasado 1 de diciembre), Zidane ha confiado prácticamente en el mismo grupo central de jugadores a los que ha ido añadiendo a los futbolistas que han ido saliendo de lesiones, caso de Sergio Ramos y Carvajal. En los cinco últimos partidos de los blancos, cinco jugadores han sido fijos para el entrenador blanco: Courtois, Varane, Mendy (el Madrid no ha perdido ni un solo encuentro de Liga con él sobre el campo), Kroos y Benzema. Esa ha sido su columna vertebral: han disputado los 450 minutos de los cinco encuentros. Junto a estos han estado Lucas Vázquez (435 minutos) y Luka Modric (430). Sorprende el caso del gallego, que acumula 13 encuentros consecutivos siendo titular tanto como lateral derecho como de atacante. De esas 13 titularidades, el de Curtis acabó el partido en 11 ocasiones… Junto a ellos se asientan Ramos (360 minutos, titular en los cuatro últimos encuentros), Casemiro (otros 360 minutos y baja ante el Athletic por acumulación de amonestaciones) y Vinicius (que acumula 306 minutos y que estuvo ausente en Ipurua al contraer una gastroenteritis).

Lejos quedan Carvajal (ha salido de una lesión y acumula 259 minutos) y Rodrygo (224 minutos en tres titularidades y participando en los otros dos encuentros entrando desde el banquillo). Atrás quedan otros como Asensio (96 minutos), Nacho (90, fue titular en el triunfo en Sevilla y el regreso de Ramos le ha condenado de nuevo al banquillo) y Valverde (84 minutos: acaba de salir de una lesión de fisura y está empezando a coger minutos de puesta a punto). Isco, con 26 minutos, y el canterano Arribas (16 minutos) son los últimos que han contado con tiempo de juego en este tramo.

Aquí es dónde arranca el ERTE de Zidane: hasta ocho jugadores no han contado para el técnico francés por diversos motivos: Hazard y Odegaard han salido de lesión. Con el primero, Zidane no quiere correr riesgo alguno: acumula nueve lesiones desde que llegase en el verano de 2019 procedente del Chelsea. Con el joven noruego, titular en las dos primeras jornadas ha pasado lo mismo. Igual que con Jovic, que entre parones por COVID-19 y lesiones no acaba de arrancar (se rumorea que su agente puede llegar a Milán para negociar una cesión de seis meses con el conjunto rossonero). Marcelo parece haber caído en desgracia, como su compatriota Militao, pero tanto Zizou como el propio lateral (está trabajando en duras sesiones con el preparador físico de Marcos Llorente) esperan acabar de la mejor manera esta temporada. Mariano, que marcó en Villarreal (precisamente este tramo comenzó con el empate blanco en el Estadio de la Cerámica (1-1) el pasado 21 de noviembre), ha tenido una serie de molestias musculares que le han dejado en el dique seco. Llama la atención el caso de Odriozola que, recuperado para poder jugar como lateral, el formidable rendimiento de Lucas Vázquez le ha condenado al ostracismo del banquillo. Por su parte, los únicos que no han debutado hasta el momento han sido los dos porteros suplentes, el ucraniano Lunin y el joven Altube.