Exámenes de mayo para De Paul

De Paul será titular en Elche, otra buena oportunidad para mostrarse. El argentino llegó en julio como fichaje estrella para mejorar al bloque campeón, pero le ha costado mucho enseñar lo que habitualmente sí ofrece con Argentina. En el Atleti no ha terminado de hacerse con el sitio y ahora le quedan tres partidos para despedir el primer curso con un buen sabor de boca.

Desde el último parón de selecciones, el argentino solo ha sido titular en dos partidos de los ocho. En el casting de mediocentros ha ido perdiendo fuelle y Simeone ha acabado confiando más en toda la competencia: Koke y Kondgobia claramente, Llorente con su polivalencia, Lemar e incluso Herrera, estos dos últimos lastrados por sus lesiones. Pero el técnico, y también en el club, saben del potencial del ex de Udinese.

Cantos de sirena desde Italia

“El segundo año será mejor”, dicen la mayoría de voces de dentro del club sobre De Paul. El jugador ha sufrido un importante descenso en sus cifras. El año pasado, en Italia, dejó nueve goles y once asistencias; en este lleva dos de cada. Y su jerarquía en el campo no es la esperada. Por eso se ha quedado en el banquillo en unos cuantos partidos importantes, como el reciente derbi o el doble duelo ante el City. 

En Italia sigue teniendo un muy buen cartel (le quiere el Inter), pero él ya reafirmó, a través de las redes sociales, su vínculo con el Atlético. Pero antes de pensar en el futuro, el mediocentro tiene una oportunidad para reivindicarse y cerrar esta temporada con buenas sensaciones. La afición y el cuerpo técnico esperan al mejor De Paul.

Exámenes de mayo para De Paul

De Paul será titular en Elche, otra buena oportunidad para mostrarse. El argentino llegó en julio como fichaje estrella para mejorar al bloque campeón, pero le ha costado mucho enseñar lo que habitualmente sí ofrece con Argentina. En el Atleti no ha terminado de hacerse con el sitio y ahora le quedan tres partidos para despedir el primer curso con un buen sabor de boca.

Desde el último parón de selecciones, el argentino solo ha sido titular en dos partidos de los ocho. En el casting de mediocentros ha ido perdiendo fuelle y Simeone ha acabado confiando más en toda la competencia: Koke y Kondgobia claramente, Llorente con su polivalencia, Lemar e incluso Herrera, estos dos últimos lastrados por sus lesiones. Pero el técnico, y también en el club, saben del potencial del ex de Udinese.

Cantos de sirena desde Italia

“El segundo año será mejor”, dicen la mayoría de voces de dentro del club sobre De Paul. El jugador ha sufrido un importante descenso en sus cifras. El año pasado, en Italia, dejó nueve goles y once asistencias; en este lleva dos de cada. Y su jerarquía en el campo no es la esperada. Por eso se ha quedado en el banquillo en unos cuantos partidos importantes, como el reciente derbi o el doble duelo ante el City. 

En Italia sigue teniendo un muy buen cartel (le quiere el Inter), pero él ya reafirmó, a través de las redes sociales, su vínculo con el Atlético. Pero antes de pensar en el futuro, el mediocentro tiene una oportunidad para reivindicarse y cerrar esta temporada con buenas sensaciones. La afición y el cuerpo técnico esperan al mejor De Paul.

Exámenes de mayo para De Paul

De Paul será titular en Elche, otra buena oportunidad para mostrarse. El argentino llegó en julio como fichaje estrella para mejorar al bloque campeón, pero le ha costado mucho enseñar lo que habitualmente sí ofrece con Argentina. En el Atleti no ha terminado de hacerse con el sitio y ahora le quedan tres partidos para despedir el primer curso con un buen sabor de boca.

Desde el último parón de selecciones, el argentino solo ha sido titular en dos partidos de los ocho. En el casting de mediocentros ha ido perdiendo fuelle y Simeone ha acabado confiando más en toda la competencia: Koke y Kondgobia claramente, Llorente con su polivalencia, Lemar e incluso Herrera, estos dos últimos lastrados por sus lesiones. Pero el técnico, y también en el club, saben del potencial del ex de Udinese.

Cantos de sirena desde Italia

“El segundo año será mejor”, dicen la mayoría de voces de dentro del club sobre De Paul. El jugador ha sufrido un importante descenso en sus cifras. El año pasado, en Italia, dejó nueve goles y once asistencias; en este lleva dos de cada. Y su jerarquía en el campo no es la esperada. Por eso se ha quedado en el banquillo en unos cuantos partidos importantes, como el reciente derbi o el doble duelo ante el City. 

En Italia sigue teniendo un muy buen cartel (le quiere el Inter), pero él ya reafirmó, a través de las redes sociales, su vínculo con el Atlético. Pero antes de pensar en el futuro, el mediocentro tiene una oportunidad para reivindicarse y cerrar esta temporada con buenas sensaciones. La afición y el cuerpo técnico esperan al mejor De Paul.