Adiós con ridículo de Boca

La vuelta entre Santos y Boca comenzó a puro ritmo: a los 30 segundos de partido, Marinho hizo sonar el palo derecho de Esteban Andrada y avisó que iba a tener un primer tiempo mucho más activo que en la Bombonera. El Xeneize, sorprendido y estático, sintió el impacto y pagó demasiado caras algunas distracciones.

Luego de manejar el balón e imponerse en la posición, el elenco brasileño abrió el marcador y a los 15‘ puso el 1-0 parcial: Pituca aprovechó una pelota muerta dentro del área, que antes había dado en la mano de Lisandro López, y sorprendió a todos con un remate de zurda y esquinado. Delirio en los locales.

A partir de ahí, el campeón argentino intentó reaccionar, adelantó un poco sus líneas pero tuvo poquísimo peso ofensivo en los últimos metros. Carlos Tevez, muy poco participativo; Toto Salvio movedizo pero impreciso; Sebastián Villa desconocido y Franco Soldano, casi siempre de espaldas al arco. Así, y con un mediocampo lento, imposible.

El comienzo del segundo tiempo fue una verdadera pesadilla para Boca, ya que en poco más de dos minutos recibió el segundo y el tercero. Sí, Santos salió con todo y, gracias a los tantos del venezolano Soteldo y Braga, liquidó la serie mucho antes de lo imaginado en el vestuario. Para colmo, a los 54′, Frank Fabra se fue expulsado por un inentendible pisotón a Marinho.

Los de la Ribera sintieron el golpe, pero Miguel Ángel Russo no leyó bien el partido: el entrenador optó por varios jugadores, como Wanchope Ábila y Emmanuel Mas, pero no incluyó a Edwin Cardona, uno de los pocos que podía haberle dado el fútbol que el equipo necesitaba. El Xeneize siguió intentando, pero tampoco ligó en los momentos justos como para intentar una remontada.

La ilusión de la Libertadores se le escapó de un tirón a Boca, que deberá revisar muchísimas cosas de cara al futuro si quiere seguir siendo competitivo en el plano continental. El nivel y el resultado de Vila Belmiro demuestra que con lo que hay, no alcanza. Por su parte, Santos sacó boleto para el Maracaná y el próximo sábado 30 de enero se medirá ante Palmeiras para definir al campeón.

“No quiero ni dinero ni fama, quiero que acabe este calvario”

Marisol Doyle rompió el silencio públicamente luego de que se conociera la denuncia penal de abuso sexual que hizo sobre Cristian Pavón, futbolista que se sumó nuevamente a Boca en las últimas horas, por un hecho que habría ocurrido el 1° de noviembre de 2019 en La Bolsa, Córdoba.

La joven contó que decidió hablar en los medios porque está asustada por las amenazas y las difamaciones que recibe en redes sociale. Su relato es estremecedor.

“Pavón abusó de mi en un baño. Viví un calvario. Quiero explicarle a la sociedad que si me tomé todo este tiempo para denunciar fue porque estaba en una situación de rehabilitación. Había caído en un pozo depresivo, decepcionada totalmente por una situación que había atravesado en una fiesta a la que asistí y en la cual se encontraba Cristian Pavón”, comenzó relatando Marisol en charla con Cortá por Lozano, en Telefe, y continuó: “Al ser una bienvenida, supuse que iba a ser una fiesta tranqui, normal. Pero me encontré con una situación totalmente distinta. Una cabaña que se iluminaba sólo con las luces de un parlante, donde ocurrían hechos que para mí no son normales. Relaciones entre chicos y chicas, algunas consentidas y otras no. Yo soy hincha de Boca y Pavón es un jugador al que yo admiraba. Jamás creí que iba a pasar lo que pasó”.

Lo que pasó, según cuenta la propia mujer, es que Cristian Pavón abuso sexualmente de ella. “Estaba en el balo descompuesta, mareada e inestable. Ahí es donde Cristian forcejea la puerta, ingresa al baño y ahí adentro se produce lamentablemente el hecho”, relató y detalló: “Luego del acoso, él se retiró del baño como si nada y me dejó ahí tirada. Me empujó para abusar de mí, me empujó contra el bidet. Sus amistades pensaban que él estaba teniendo relaciones consentidas, pero no fue así. Cristian salió del baño, agarró el parlante y dijo: ‘Se terminó la fiesta, vámonos’. Y se fue con sus amigos. Yo lo empujé de bronca, se le cayó el teléfono y se le rompió. Al poco tiempo me enteré que al irse del lugar les dijo a sus amigos: ‘Esta culiada me rompió el teléfono’, como si fuera eso lo importante”.

Por su parte, el futbolista publicó un comunicado en su cuenta de Instagram en el que sus abogados niegan que haya sido denunciado por acoso, de hecho, califican a la denuncia de Marisol como “falsa”.

Marisol, en cambio, promete ir hasta las últimas consecuencias con esta denuncia. “Yo no quiero fama ni plata, lo quiero detenido. Voy por la detención de Cristian Pavón”, aseguró la representada por Fernando Burlando, quien tambien representa a Daniela Cortés, ex pareja de Sebastián Villa, otro futbolista acusado por violencia de género.

2021 arranca con Superclásico

Luego de que ambos equipos clasifiquen a la semifinales de la Copa Libertadores de América, el Superclásico del torneo local fue confirmado y ya tiene fecha y horario.

Boca le ganó a Racing en un partido agónico mientras que River no sufrió con Nacional en las semanas anteriores. 

En las últimas horas, la Asociación del Fútbol Argentino confirmó que Boca recibirá a River el próximo sábado 2 de enero, a las 21:30.

El partido caerá en el medio de los cruces coperos contra Santos y Palmeiras, respectivamente. El primero será rival del Xeneize, mientras que el Verdao se medirá ante el Millonario. Semanas interesantes, en donde la pelota rodará adentro y la polémica afuera.

Racing se llevó el primer chico

Los primeros 45 minutos fueron de fútbol, pero parecieron de ajedréz. Tanto Racing como Boca se estudiaron, movieron fichas con demasiado cuidado y ni siquiera el paso del tiempo hizo que se soltaran por completo para animarse a atacar. Los planes de Miguel Russo y Sebastián Beccacece fueron diferentes, pero se parecieron demasiado.

La Academia manejó la pelota durante los primeros 35 minutos, pero careció de lucidéz en los últimos metros para lastimar a Esteban Andrada. Matías Rojas fue el armador del juego y los hombres que fueron por las bandas se hicieron cada vez más anchos, complicando a los extremos y defensores rivales.

El Xeneize, sin desordenarse, supo aguantar las embestidas del elenco albiceleste y durante los últimos 15′ del primer acto logró imponer toda su jerarquía. Sebastián Villa desbordó un par de veces por izquierda, Carlos Tevez entró más en acción y Boca terminó mejor parado que los de Avellaneda.

El entrenador Ruso movió el banco, le dio lugar a Franco Soldano y Mauro Zárate pero el equipo tampoco logró crecer en cuanto a volúmen de juego. Racing, que también aprovechó las modificaciones, tuvo un poco más la pelota pero tampoco generó demasiado como para marcar un tanto más. Soldano tuvo una clara debajo del arco, pero su remate se fue por encima del travesaño.

El tanteador no se movió más y el encuentro, que tuvo algunos fallos a favor de Boca que no fueron revisados por el VAR, fue para Racing. La Acadé se llevó el primer chico y el próximo miércoles se definirá todo en la Bombonera. Santos espera en semifinales.