“¿El Balón de Oro de 2020? No me entusiasma…”

Aunque se cumple exactamente una semana desde que Leo Messi alzara su séptimo Balón de Oro, galardón de France Football que premia al mejor jugador de todo un año natural, las reacciones sobre el premio continúan. Con algo de reposo para digerir lo sucedido, Robert Lewandowski concedió una entrevista al programa ‘Moc futbolu’ de la cadena polaca Kanale Sportowym para explicar sus sensaciones tras acabar en segunda posición.

“Sentí tristeza, no se puede negar. No puedo decir que me haya alegrado, al contrario. Tengo una sensación de impotencia. Estar tan cerca, competir con Messi… Claro que respeto como juega y lo que ha conseguido. Solo el hecho de competir con él me demuestra el nivel que he alcanzado. Pero, en realidad, me sentí triste. Fue bueno que después de la gala no tuviéramos partido entre semana”, confiesa el delantero de Varsovia.

En medio de esta tristeza, el propio Leo Messi quiso ‘mimar’ al delantero polaco pidiendo que France Football le otorgará el premio del 2020, que quedó desierto por propia decisión de la publicación a causa de la pandemia. El del Bayern agradece el gesto, pero asegura que no le entusiasma demasiado recibir el galardón a estas alturas. “Me gustaría que Messi sea sincero, que no sean palabras vacías”, aseguró con una sonrisa en la cara. “Sin embargo, no estoy entusiasmado con ello”, sentenció.

El polaco quedó en segundo lugar en las votaciones al Balón de Oro masculino con 580 puntos por los 613 de Leo Messi, ganador. El podio lo completó Jorginho con 460 puntos. 

Escudo/Bandera Bayern

El Niza amarga la fiesta del Balón de Oro de Messi

Como viene siendo habitual durante toda la temporada, aunque hoy sin conseguir salvar los muebles en el tramo final, el PSG sigue dando la sensación de ser un compendio de estrellas supeditado al talento individual para ganar los partidos antes que un colectivo que aspire a ganar la Champions League. Hoy, contra el Niza, los de Pochettino no pudieron pasar del empate a cero en un encuentro que volvió a dejar muy malas sensaciones de cara a lo que se avecina en las próximas semanas.

Bajo un estruendoso recibimiento a Messi, que ofreció su séptimo Balón de Oro antes del encuentro, al igual que Donnarumma el premio a mejor portero, el PSG quería distanciarse todavía más de sus rivales directos en lo alto de la clasificación entre los que se encuentra el Niza, un equipo comprado por Ineos que amenaza a ser un aspirante a arrebatarle, más a corto que a lago plazo, la hegemonía interminable que ha instaurado el conjunto parisino en Francia. Ebimbe fue la gran novedad de Pochettino en el once y, sin Neymar, lesionado, Di María ocupó su rol en el terreno de juego. El talentoso Gourii, uno de los mejores jugadores de la Ligue 1 actualmente, se quedó por sorpresa en el banquillo del Niza.

El PSG sabe que puede ganar la Ligue 1 a medio gas, pero no si le puede dar para alcanzar la Champions League. Los parisinos se han malacostumbrado a jugar partidos de muy bajo ritmo en los que apenas genera ocasiones y en los que intenta decidir en el tramo final por un detalle individual. Hoy, contra el Niza, no fue una excepción, ya que se fue al descanso empatando a cero y generando únicamente un disparo de Mbappé que sacó de forma brillante Walter Benítez.

Galtier, que ya sabía lo que era ganarle al PSG en su campo con el Lille la temporada pasada (al final salió campeón), llevó el partido a su terreno, cediéndole la posesión a un equipo que adoleció la suplencia de Verratti y que apenas consiguió encontrar a Messi, Di María o Mbappé en campo rival. Antes del descanso, Donnarumma hizo la parada de la noche para celebrar el trofeo Yashin tras repelerle a Delort un remate espectacular con la cabeza tras un buen centro de Lotomba.

La emoción que le había faltado al partido en la primera parte contrastó con el inicio de la segunda, toda una montaña rusa de emociones, aunque sin gol. El PSG tuvo en las botas de Di María la oportunidad más clara del encuentro, en un mano a mano del Fideo que le sacó Walter Benítez de forma milagrosa. Por su parte, el Niza perdonó una jugada de las que ante el PSG no puedes perdonar. Dolberg remató a portería vacía un gran centro de Boudaoui en la banda derecha, pero su testarazo se estrelló en el pole de forma incomprensible. Era más fácil meterla que fallarla, pero el fútbol tiene estas cosas. Mbappé emuló a Dolberg un minuto después y desaprovechó un pase de extraterrestre de Messi entre cuatro rivales, enviando su disparo al lateral de la red inexplicablemente como Dolberg antes.

Esta vez, los minutos finales no fueron la pócima de Pochettino El empate hoy ante el Niza es el enésimo aviso de la temporada al técnico de que al fútbol se gana más allá de las individualidades. Pochettino está en diciembre y debe encontrar un estilo que le acerque a la victoria antes de los octavos de Champions, ya que, de lo contrario, el sueño de la Copa de Europa será bastante complicado para el conjunto parisino.

Cambios

Verratti (61′, Eric Junior Dina Ebimbe), Calvin Stengs (73′, Justin Kluivert), Kephren Thuram (73′, Mario Lemina), Icardi (76′, Di María), Paredes (76′, Kimpembe), Amine Gouiri (79′, Hichem Boudaoui)

Tarjetas

Arbitro: Clément Turpin
Arbitro VAR: Hamid Guenaoui
Danilo Pereira (30′,Amarilla) Justin Kluivert (65′,Amarilla) Di María (75′,Amarilla) Melvin Bard (87′,Amarilla

Clasificación

Jorge Messi interviene tras las críticas por el Balón de Oro

France Football desveló el secreto mejor guardado este lunes y Leo Messi se coronó por séptima vez como el mejor jugador del año llevándose a casa el Balón de Oro de nuevo.

El argentino quedó líder de las votaciones con 613 puntos imponiéndose así a Robert Lewandowski, que sumó 580, y Jorginho, que cierra el podio con 460 puntos. Karim Benzema, que apuntaba como favorito, se fue al cuarto puesto y Cristiano, otro ganador en serie del trofeo, hasta el sexto.

Una victoria que ha valido numerosas críticas a las que Jorge Messi, padre del ganador del Balón de Oro, quiso reaccionar  a través también de las redes sociales. El argentino subió una foto de Leo posando en el teatro con su séptimo Balón de Oro y una irónica contestación a sus críticos tomándose a broma sus quejas. “Bla, bla, bla… Continúen”, escribió.

Las críticas a la entrega del trofeo se han sucedido desde distintos ámbitos como Iker Casillas (“Para mi,Messi,es uno de los 5 mejores jugadores de toda la historia pero hay que empezar a saber catalogar quiénes son los más destacados al cabo de una temporada”) , Toni Kroos (“Para mí, Benzema habría sido el número uno si realmente estuvieras buscando al mejor jugador individual”) o desde el agente de Robert Lewandowski, Pini Zahavi, que aseguró que el “Balón de Oro de 2021 no le pertenece” y que “a Robert le habían robado“. A estas críticas también se sumó Matthaüs y Cristiano Ronaldo, que calificó como “hechos” un post que recuperaba su temporada y que tildaba el premio de “lamentable”.

Messi complica la carrera dorada con Cristiano Ronaldo

Messi volvió a reinar en París. Recortadas las distancias entre domicilio y teatro al convertirse en jugador del Paris Saint-Germain, su amigo Luis Suárez le hizo entrega de su séptimo Balón de Oro al mejor jugador del 2021 por delante de Lewandowski, para el que pidió el de 2020, y de Jorginho.

A sus 34 años, Leo Messi se sitúa en la cima del palmarés de este premio con siete trofeos por delante del gran competidor a lo largo de toda su carrera: Cristiano Ronaldo, que posee cinco. Además de afianzarse ya en primer lugar, la situación actual parece poner de cara el tramo final de la carrera entre ambos para el rosarino.

En busca de otra Champions League

“Ese trofeo tan bonito”, como bautizó Leo a la Champions League, no pudo devolverlo a Barcelona, pero sin duda es el gran objetivo de su mudanza a París. Aunque Cristiano Ronaldo ha dominado más que Messi en la segunda mitad de su carrera en esta competición siendo la gran estrella de la dinastía blanca en Europa, el argentino se ha subido al carro de uno de los últimos finalistas mientras Cristiano está en un proyecto que sigue en una larga reconstrucción desde su anterior salida. Eso sí, en este caso, hay más disputa de la que pueda parecer a priori.

La elección de Messi se justifica sobre el papel, aunque sobre el verde el tridente con Mbappé y Neymar aún está por encajar. Leo está buscando su sitio y también la continuidad suficiente para mostrar su mejor nivel. Las dos últimas jornadas de liga fueron apenas la segunda vez que el de Rosario encadena dos partidos seguidos en Ligue 1. Ante el Nantes estrenó su casillero goleador y frente al Saint-Ettiene repartió tres asistencias.

Más ausente en la Ligue 1, la magia del 30 se está dejando ver en la Liga de Campeones con un gol clave en el primer duelo ante el City y dos también de vital importancia ante el Leizpig. Líderes destacados en la liga y en la pelea por la primera plaza del grupo en Europa, Messi se antoja que podría acabar algo por delante a nivel de títulos en estos últimos años dado el domingo del PSG en Francia y el papel del actual United en la Premier. 

En la carrera continental, Cristiano sigue manteniendo el tipo. Con un United en plena crisis en la Premier, el portugués demostró porque está considerado por muchos el mejor jugador de la historia en la Liga de Campeones marcando en todos los partidos goles decisivos. Solo uno no valió puntos: el primero ante el Young Boys. Aún así, el United se antoja lejos de poder volver a reinar en la Champions. 

En esta carrera, Messi parte con más favoritismo al llegar a un proyecto mucho más hecho y cerca de ganar, pero Cristiano está exprimiéndose para situar más arriba de lo que se esperaba a este United tal y como ya hizo con la Juventus, otro proyecto que entró en reconstrucción antes de lo esperado y en el que no pudo romper la larga sequía europea. 

Estadísticas de Cristiano Ronaldo y Leo Messi comparadas
BeSoccer Pro

La Copa América rompe la barrera y la importancia de Qatar

Si la actuación en clubes importa, el Mundial de Qatar será una cita que se antoje clave para el devenir de esta carrera. Aquí, Messi si está mejor situado.

Romper la barrera que su generación tenía con los títulos en la Selección subió sus activos para este Balón de Oro y ahora, con el proyecto de Scaloni asentado y la racha rota de las finales perdidas, Argentina llegará a Qatar en pleno estado de optimismo. Con el billete ya asegurado en la dura clasificación sudamericana, Messi puede afrontar uno de sus últimos mundiales en una de las mejores situaciones a nivel de selección. Dada la magnitud del jugador y las comparaciones que también se realizaron con uno de sus exentrenadores, Maradona, dar una nueva estrella a Argentina bien podría ponerle, de nuevo, en lo más alto en una de estas galas. 

Cristiano tendrá que hacer de la crisis una oportunidad. Los portugueses están al filo de la eliminación metidos en una dura repesca donde la suerte ha estado lejos de sonreírles. Después de perder en Da Luz el billete hacia el Mundial, los pronósticos apuntan a que se la tendrán que jugar con Italia, actual campeona de Europa. Si es clave para superar la elimiatoria, ganará puntos en esta carrera individual que se podrían sumar a su actuación mundialista. Si se queda fuera, probablemente Rusia fuera su última cita. No le faltan compañeros de viaje al portugués (Bruno Fernandes, Bernardo Silva, João Félix, Ruben Dias…), pero no llegan los resultados esperados con los que podría volver a empatar con Messi. 

Una sintomatología preocupante

En una entrevista en Le Parisien, Papin daba la carrera entre Cristiano y Messi por terminada, pero la victoria del 30 la mantiene viva aunque se intuye que está en un punto trascendental de cara al resultado final.

Desde que coincidieron por primera vez en el podio en 2007 por detrás de Kaká, este 2021 ha sido la segunda vez que Cristiano Ronaldo se ha quedado fuera de los tres primeros. Ambas ocasiones además coincidieron con victorias de Leo Messi. En 2010, el argentino se impuso a sus compañeros del Barcelona, Iniesta y Xavi. En este 2021, Cristiano no partía entre los favoritos y acabó sexto por detrás del propio Leo, Lewandowski, Jorginho, Benzema y Kanté. El mal año colectivo de la Juventus y el inicio titubeante del Manchester United ‘condenaron’ a un Cristiano que, a nivel individual, arrojó datos exceclentes superando la barrera de los 30 goles la campaña pasada una vez más y quedando máximo goleador de la Eurocopa. La eliminación tan dramática como temprana ante el Oporto en Champions, la caída en Liga ante el Inter y la salida de la Eurocopa ante Bélgica a las primeras de cambio complicaron su candidatura. 

Si de algo sabe Cristiano Ronaldo en este caso es de mantenerse aún más años de lo esperado en lo más alto y emprender una nueva remontada. Hasta entre 2009 y 2012, Leo encandenó cuatro victorias consecutivas con Cristiano como segundo en tres ocasiones. El de Madeira esperó su momento y se asentó en el palmarés con victorias en 2013, 2014, 2016 y 2017. Ahora, se complica un viejo reto frente su gran competidor.

Cristiano secunda un post incendiario contra el Balón de Oro

Cristiano Ronaldo no se está mostrando nada contento con el devenir del Balón de Oro de este 2021. El portugués ya mostró sus quejas en público por las declaraciones realizadas por Pascal Ferré, redactor jefe de France Football, en las que este aseguraba que la “única ambición” de Cristiano es “retirarse con más Balones de Oro que Messi”.

El portugués, a través de una extensa carta en Instagram, acuso de mentir a Ferré y de usar su nombre en busca de promoción.

Además de este lío, Cristiano se ‘metió’ en uno nuevo a través de las redes sociales. El del Manchester United le dio ‘me gusta’ y comentó un escueto ‘Factos (hechos, en portugués) para dar la razón a una publicación en la que se enumeraban sus logros a lo largo de 2021 (Copa de Italia, Supercopa de Italia, Bota de Oro de la Eurocopa y capocannionere de la Serie A, maximo goleador en sus clubes, máximo goleador de la historia de las selecciones, máximo goleador de la historia de la Eurocopa) y se trataba de explicar lo injusto de su puesto en el Balón de Oro.

Esta era la explicación, en portugués, que Cristiano validó como ‘hechos’. “43 goles este año, seis en cinco partidos de Champions todos decisivos. Independientemente de la edad, sigue haciendo milagros y siendo el jugador que con más frecuencia impresiona al mundo. ¿Van y le colocan en sexto lugar? ¿De verdad hay cinco tipos que han hecho más que él este año? No.

La lucha sería justa con Lewandowski que estuvo increíble y el Bayern tuvo mejor temporada que la Juventus, pero a nivel de selección Cristiano fue mejor.

¿Para quién fue el premio? Para Messi, que sólo ganó la Copa del Rey, no le mete un gol al Madrid desde que se fue Cristiano, desapareció en todos los partidos grandes y ganó en una Copa América que se suponía que era cada cuatro años y la hacen casi todos. No marcó ni en la final ni en la semifinal. Y ha hecho una temporada floja para el PSG a nivel individual.

Para que Cristiano gane tiene que ser indiscutible. Haga lo que haga, encuentran la manera de quitarle el premio. Con Messi, es al contrario. Puede tener una temporada discreta, que siempre encontrarán la manera de favorecerle y darle el premio.

Robo. Suciedad. Vergüenza. Simplemente lamentable. Los que lo vieron, lo vieron. Quien tiene la suficiente inteligencia sabe quiénes son los verdaderos merecedores del premio. Recibir premios sin mercerlos es falsa felicidad, sin orgullo.”

Un sexto lugar después de años en el podio

Sin salir del podio desde la edición de 2010, Cristiano Ronaldo cayó hasta el sexto lugar esta temporada. Leo Messi se impuso con 613 puntos en las votaciones seguido de Robert Lewandowski y Jorginho. Karim Benzema y N’Golo Kan´te también acabaron por delante del delantero del Manchester United.  

Mbappé siembra dudas

El futuro de Kylian Mbappé está a un mes de comenzar a resolverse. A partir del 1 de enero, el internacional francés será libre de negociar con el equipo que quiera y el PSG todavía no ha conseguido ni tan siquiera acercarse a las pretensiones del internacional francés. Las negociaciones no avanzan y el escenario cada vez es más pesimista para el conjunto parisino, que tiene un mes para intentar convencerle. Ayer, en la gala del Balón de Oro, ceremonia que coronó a Messi como el primer jugador en alcanzar los siete galardones, el de Bondy dejó una frase que podría interpretarse como un posible aviso de cara a su futuro.

“Por supuesto que mi objetivo es ganar un Balón de Oro o varios, pero hay un proceso para conseguirlo”, reconoció a L’Équipe. Ese “proceso” del que habla Mbappé podría interpretarse como un posible adiós al PSG, ya que en la Ligue 1 no tiene el reconocimiento que sí podría tener en otro campeonato de más prestigio, más si cabe a un mes de que sea libre de poder negociar con quien quiera.

Escudo/Bandera PSG

Entre tanto, el PSG va a intentar en las próximas semanas hacer lo imposible por renovar a Mbappé. En Paris son conscientes de que el tiempo corre en contra del club, ya que las negociaciones siguen estancadas desde agosto y no ha habido ningún avance al respecto desde entonces. El mensaje que lanzó ayer el internacional francés en la gala en la que Messi ganaba su séptimo Balón de Oro deja entrever que ese proceso podría ser un sinónimo de una salida a partir de la próxima temporada.

Zahavi entona la ira de Lewandowski: “El Balón de Oro no le pertenece a Messi”

Una nueva edición del Balón de Oro y más desacuerdo. Desengaños de muchos y críticas de otros tantos Nunca llueve a gusto de todos. Messi se lo llevó y el racimo de opiniones en contra se han multiplicado. Alemania se ha levantado hoy con la crítica al unísono de toda la prensa contra la elección de Messi sobre Lewandowski, al que deben considerar patrimonio nacional, a pesar de ser polaco. Los principales medios no se ahorraban ni un solo comentario histriónico. “Es un escándalo”, afirma Bild, señalando a la elección de Messi sobre el delantero del Bayern, que se quedó con cara de póquer cuando sonó el nombre del argentino.

“No entiendo nada de esta decisión”, explicaba Lothar Matthaüs. La leyenda alemana subrayaba en Sky Sports cómo, prácticamente, se le ha faltado al respeto a Lewandowski. Pero había expectación por escuchar la voz del gran ‘damnificado’. El delantero polaco fue políticamente correcto al felicitar en redes a Messi y a Alexia Putellas por sus premios, dando gracias por recibir el de mejor delantero, recordando que no hay galardón sin que detrás ayude un equipo. Pero la decepción se veía en su cara. Públicamente, había explicado que había hecho todo para ganar la anterior edición y esta también.

Es estas ha aparecido Pini Zahavi, su agente, para entonar de verdad el grado de la ira del delantero polaco. “Grandes felicitaciones a Messi: es un jugador impresionante y una leyenda eterna del fútbol, pero el Balón de Oro 2021 no le pertenece. No esta vez. El Balón de Oro pertenece a Robert Lewandowski. A Robert no le han robado, pero es el hombre que se lo merecía”, ha esgrimido el representante en TZ.

“No es de extrañar que a muchos cientos de millones de aficionados les resulte difícil de creer el resultado final de este prestigioso evento de fútbol. El lunes por la noche debería haber terminado con Robert celebrando su primer Balón de Oro”, sentenció Zahavi. Lewandowski se quedó, por la pandemia, sin el premio en 2020. Lo había ganado todo con el Bayern. Esta vez tampoco ha conseguido la pelota dorada y ya escuece.

El Madrid se indigna por Benzema

Entre la indiferencia y la perplejidad. Así vivió el Madrid la ceremonia de la Gala del Balón de Oro, en la que se daba por hecho de que al menos se le reconocería a Karim Benzema su impresionante año en el Real Madrid, incluyéndole en el podio del hasta ahora prestigioso premio. “Ya sabíamos que con lo que han hecho este año, el premio podían ganarlo Lewandoswki o Benzema, los dos con muchísimos méritos futbolísticos y humanos, pero dejar a Karim como cuarto deja claro que los criterios para este premio empiezan a ser muy discutibles”, comentan en la planta noble del club.

El propio Benzema puso un tuit asegurando que “gracias a todos por el apoyo, yo juego para ustedes y el espectáculo debe continuar”, refiriéndose a esos miles de aficionados que han mostrado mucho respeto por él y un profundo malestar por la no inclusión de Karim entre los tres primeros del premio.

En el Madrid valoran lógica la ausencia del jugador francés en la Gala, tanto por la decepción por no ser valorado como merece como por su compromiso con la camiseta blanca, al preferir quedarse en la capital para entrenarse (por la mañana en Valdebebas y por la tarde en el gimnasio de su casa en Madrid) para preparar mejor el partido de este miércoles en el Bernabéu ante el Athletic de Bilbao. “Benzema tiene el Balón de Oro del cariño de los madridistas hacia él. Con eso él se siente más que satisfecho. No necesita premios individuales”, insisten orgullosos con Karim dentro del club.

Tampoco se entiende muy bien en las oficinas de Valdebebas que Vinicius no haya sido seleccionado ni siquiera entre los 30 finalistas al Balón de Oro, a pesar de que ya en primavera cuajó una eliminatoria estratosférica ante el Liverpool de Klopp con dos golazos que terminaron siendo determinantes. Y su arranque de temporada en el Madrid ha sido brutal. No olvidemos que se pudo votar hasta el 25 de octubre, coincidiendo con la exhibición del carioca en el Clásico del Camp Nou.

Al final, el Madrid se vio representado en la Gala de París por Butragueño, que hizo migas con Leonardo (¿hablarían de Mbappé, que estaba una fila delante de ellos?) y Fernando Alonso, Socio de Honor del Madrid y que fue uno de los portadores secretos de uno de los Balones de Oro entregados en la ceremonia.

“Los premios deberían ser justos y este no lo es”

Toni Kroos no se corta a la hora de opinar. Preciso y ágil de mente, tal y como es en el verde, el futbolista del Real Madrid opinó sobre el Balón de Oro en el podcast Einfach mal Luppen que publica regularmente junto a su hermano Felix Kroos.

El alemán manifestó su desacuerdo con la elección de Leo Messi como ganador de esta edición en concreto del Balón de Oro, un premio que, por otra parte, aseguro no interesarle “en absoluto” en el fútbol entendiéndolo siempre como un deporte de equipo.

“¡Enhorabuena a Leo Messi! Mi elección habría sido Benzema. ¿Por qué? Escúchalo”, tuiteaba para promocionar el nuevo episodio de su podcast.

Esta es la reflexión que se podía escuchar en alemán dentro del programa. “En primer lugar, debo decir que no me interesan en absoluto los premios individuales. Pero si los hay, entonces deberían ser justos. En mi opinión, este no es el caso en absoluto. Para mí, Benzema habría sido el número uno si realmente estuvieras buscando al mejor jugador individual del año pasado porque veo de cerca lo excepcional que es. No hay duda de que Messi está al lado de Cristiano Ronaldo como el jugador de esta década y tiene cualidades que otros nunca tendrán. Lo que falla en la elección es sobre todo el primer puesto”, afirmó sobre el galardón entregado por France Football.

Escudo/Bandera Real Madrid

Con 613 puntos, Lionel Messi se impuso como ganador del Balón de Oro seguido de Robert Lewandowski y Jorginho. Karim Benzema rozó el podio, pero finalmente quedó cuarto en las votaciones para disgusto de Kroos y de otros compañeros, como Lunin, que también le situaron públicamente como el número uno del mundo.

Casillas carga contra el Balón de Oro: “Hay que catalogar quiénes son los más destacados”

Leo Messi ha levantado este lunes su séptimo Balón de Oro. El premio del argentino ha levantado los comentarios en redes sociales. Desde las reivindicaciones de Benzema en Instagram hasta el tuit de Casillas. El que fuera portero del Real Madrid se pronunció tras el galardón ganado por el argentino: “Cada vez me cuesta más creer en esto de los premios del fútbol. Para mí, Messi, es uno de los cinco mejores jugadores de toda la historia pero hay que empezar a saber catalogar quiénes son los más destacados al cabo de una temporada. ¡No es tan difícil puñeta! ¡Lo hacen difícil otros!”.

El delantero del PSG ha logrado su séptimo trofeo de oro tras los levantados en 2009, 2010, 2011, 2012, 2015 y 2019. Le han acompañado en el podio Lewandowski en la segunda plaza y Jorginho en la tercera. Benzema tuvo que conformarse con la cuarta plaza, mientras que Cristiano fue sexto.

Messi se hizo con el Balón de Oro al coseguir 613 puntos por los 580 del atacante del Bayern Múnich y los 460 del centrocampista del Chelsea. Cuarto fue Benzema con 239 puntos.