Soro y Vallejo, sin cláusula del miedo

El Real Madrid no ha impuesto ningún tipo de ‘cláusula del miedo’ para impedir que Alberto Soro y Jesús Vallejo puedan jugar mañana contra el Real Madrid en Valdebebas. No obstante, la realidad de estos dos jugadores es distinta. Soro llegó al Granada traspasado desde la entidad madridista tras abonar una cantidad cercana a los 2,5 millones de euros, similar a lo que pagó el club madridista al Zaragoza. Tiene contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2025. El Real Madrid tiene pactado con los granadinos un derecho de tanteo, es decir, la facultad de igualar cualquier oferta que llegue al club nazarí por este futbolista.

Por su parte Jesús Vallejo está cedido hasta el 30 de junio de 2021. Tampoco tiene cláusula disuasoria. Este defensa central, de magníficas facultades, puede jugar también de lateral. El Granada no tiene opción de compra acordada con el Real Madrid. Se da la circunstancia de que estuvo la temporada pasada bajo las órdenes de Diego Martínez con un rendimiento más que interesante. En este ejercicio ha tenido bastante mala suerte porque no se libró del maldito coronavirus, del que se restableció admirablemente, ni tampoco de unas molestias musculares que le tuvieron algunas jornadas al margen del grupo.

Vallejo era uno de los capitanes más jóvenes de todos los tiempos en el Zaragoza con apenas 18 años cuando el Real Madrid decidió ficharle por seis millones de euros. Eso fue en 2015. Ahora, pese a los obstáculos, sigue teniendo por delante un gran futuro. No extraña que el Granada se esté planteando quedarse con él.

Echando un vistazo a las estadísticas de estos dos jugadores vemos que Vallejo ha participado en siete partidos de Liga mientras que Alberto Soro lo ha hecho en cinco duelos en el torneo doméstico. Este último también ha tenido que ayudar en varias demarcaciones. Partiendo de la derecha, el entrenador del Granada le ha encomendado misiones de mucho trabajo. Atacando y defendiendo desde el lateral derecho subiendo, bajando, defendiendo o presionando.

 

Los fantasmas del Madrid

La posesión de balón suele ser sinónimo de goles y éxito en el fútbol. Un estudio del CIES en enero de 2019 así lo corroboraba: por norma general, los equipos que más posesión registraban ganaban más partidos y por más goles. Pero el dominio del esférico no es el único camino a la victoria. Si no, que se lo digan al Real Madrid, que esta temporada ha sido incapaz de ganar tres de los cuatro partidos en los que duplicó la posesión de su rival y, sin embargo, logró dos brillantes triunfos en los dos únicos encuentros (el Clásico y contra el Sevilla) en los que tuvo menos el balón que el oponente. Este miércoles (19:45, Movistar LaLiga) llega al Bernabéu el Granada, el tercer equipo de LaLiga Santander que menos posesión tiene.

El fantasma de las derrotas contra Cádiz y Alavés se asoma al Di Stéfano. Los amarillos se llevaron los tres puntos de Valdebebas (0-1) con apenas el 25,17% de la posesión. Nadie ha cedido tanto el control de la pelota al Madrid esta temporada. En ese partido casi triplicó la posesión de su rival y en otros tres la dobló. Ganó al Athletic (3-1, con un 68,37% de posesión de los blancos), empató contra la Real (0-0, 67,71%) y sucumbió ante el ya mencionado Alavés (1-2, 67,59%).

Los vitorianos son junto al Cádiz los únicos equipos del campeonato que no llegan al 40% de posesión. De los cinco equipos de LaLiga Santander con menor posesión de balón, el Granada es el último al que le falta enfrentarse al Madrid, que también perdió (4-1) con el quinto equipo que menos tiene la pelota, el Valencia. Un partido, el de Mestalla, condicionado por los tres penaltis en contra que les pitaron a los de Zidane. Y al cuarto, el Valladolid, lo derrotó por la mínima (1-0).

En cambio, el Madrid solventó con éxito, y a domicilio, sus compromisos frente a los dos equipos que sobrepasan el 60% de posesión (Barcelona y Sevilla). El Madrid, con un 59,13%, es el tercer equipo de Primera que más tiempo tiene la pelota.

El Granada no ha conseguido ganar sus dos encuentros ligueros con menor posesión. Perdió (2-0 y 26,95%) contra la Real –en un duelo al que acudió muy mermado y plagado de jugadores del filial por un brote de coronavirus– y empató (1-1 y 28,53%) contra el Levante. Eso sí, viene de ganar (2-0) al Betis en su tercer partido con menos posesión (30,79%).

Soldado: “Iremos a por todas ante el Real Madrid”

Roberto Soldado pasó por los micrófonos de Movistar + nada más finalizar el Granada – Betis, en el que resultó determinante con sus dos goles: “Era un derbi, un partido contra un equipo con un potencial enorme. Desde el primer minuto hemos salido a por el partido, hemos sido eficaces y hemos mantenido esa solidez defensiva que sabemos que es fundamental para conseguir resultados”.

La próxima parada para el Granada de Diego Martínez será Valdebebas, donde se medirá el miércoles al actual campeón. “Intentaremos ganar el próximo partido ante el Real Madrid. Ir a por todas, confiar en nuestro trabajo, en nuestra manera de jugar y confiar en que podemos sacar los tres puntos”, aseguró. La ley del ‘partido a partido’ impera en el vestuario nazarí: “Cada semana mirar el partido que tenemos en el calendario para intentar ganarlo y en mayo ya miraremos por lo que luchamos, pero sabemos que lo primordial para nosotros es la permanencia y es nuestro principal objetivo”.

El ariete rojiblanco cree que el Granada ha dejado atrás el bache de resultados y mira al futuro con optimismo: “Hemos tenido un mes de noviembre muy duro, donde no hemos conseguido los resultados que esperábamos, con una carga tremenda de partidos, algo a lo que esta plantilla no está acostumbrada. Ya hemos pasado ese periodo, llevamos tres victorias y un empate en los últimos cuatro partidos y cuatro porterías a cero. Nos estamos rearmando de nuevo y ganando partidos importantes como el de hoy, que nos dan esos tres puntos para tener 21. Ya tenemos la mitad del objetivo hecho, hay que seguir por esta línea. Estamos sintiendo otra vez el Granada de la pasada temporada y eso es lo que necesitábamos”.

Cuestionado por su rendimiento individual, Soldado prioriza los objetivos colectivos. “Lo que quiero es estar en un equipo ganador y que mi equipo se acostumbre a ganar semana tras semana. Ese es el camino en el que estamos ahora y ojalá nos dure mucho tiempo”, finalizó.

Soldado ejecuta al Betis

No está siendo capaz Pellegrini de dar consistencia defensiva al Betis, un equipo de cristal. Las pruebas y los cambios se suceden pero el resultado es el mismo y los de Heliópolis no levantan cabeza. Semana tras semana, el equipo verdiblanco regala goles que le están costando demasiados puntos. En Los Cármenes se quedó sin opciones en 19 minutos. Dos graves desajustes defensivos los convirtió en oro el Granada. A diferencia de su rival, Soldado lució colmillo y aprovechó los dos regalos para disparar al equipo de Diego Martínez, que defensivamente es la antítesis de este Betis. Y fue atrás donde ganó el Granada un partido que le coloca sexto. El Betis sigue preso de las dudas.

Sanabria pudo volver del revés el guion del partido poco antes de los diez minutos, pero cabeceó fuera por poco el medido centro de Miranda. Cuando los verdiblancos volvieron a hilar varios pases seguidos la desventaja ya era de dos goles. Un tremendo desajuste defensivo dejó a Luis Suárez solo ante Joel tras un disparo de Foulquier. Guido cometió penalti y Soldado ejecutó. Cinco minutos después, otro mal balance defensivo y un horrible despeje de Bartra dejaron de nuevo al ‘9’ nazarí mano a mano ante Joel. 2-0. La acción también contó en su origen con la intervención decisiva de Luis Suárez, en estado de gracia.

El Betis tuvo la opción de ponerle algo de picante al partido por medio de Carvalho y Sanabria y Pellegrini recurrió a Juanmi y Tello en el descanso para agitar el encuentro. Lejos de cercar la portería de Rui Silva, fue el Granada el que pudo liquidar el choque por medio de Suárez. El colombiano ganó en velocidad a un frágil Miranda, pero falló con el estoque.

Pellegrini rizó más el rizo dando entrada a Loren y Borja Iglesias. Fuego de artificio. El resultado no se movió. El Betis sólo generó algo de inquietud en el Granada cuando el notable esfuerzo defensivo hizo mella en el equipo nazarí. Hasta entonces el Granada fue una roca. Y cuando le faltó el físico, apareció el oficio. Los locales cerraron líneas y el Betis se estrelló sin descanso contra la zaga rojiblanca.

Ahí radica la principal diferencia entre la mayoría de aspirantes a Europa y el Betis. Atrás, los verdiblancos son un equipo de mantequilla y hasta que Pellegrini y sus futbolistas no le pongan remedio a ese mal endémico, Europa sólo será un sueño inalcanzable. Es un buen espejo en el que mirarse este Granada de Diego Martínez, que sigue convirtiendo en ilusión todo lo que toca.

___________________________________________________________________________

Pellegrini: “El nivel de acierto y concentración debe ser más alto”

Manuel Pellegrini reconoció que “el nivel de acierto y concentración” de sus jugadores tiene que ser “mucho más alto” en los encuentros.

Pellegrini explicó en rueda de prensa que los dos goles locales fueron “producto de fallos importantes” y que existió “un problema de concentración”,aunque cree que en el 1-0 fue objeto de falta el bético Víctor Ruiz.

“Creo que creamos ocasiones y nos las convertimos, el partido se pierde en las dos áreas”, añadió el chileno, quien no ocultó que con 2-0 en contra “es muy complicado contra equipos que defienden tan bien como lo hizo el Granada”.

“Veníamos de dos partidos en que lo habíamos hecho bastante bien atrás, ya que ni Villarreal ni Osasuna crearon ocasiones, y esperaba que fuese igual hoy”, aseveró Pellegrini, quien manifestó su disgusto por los números defensivos del Betis.

“Me preocupa porque las estadísticas no mienten, somos los que más goles concedemos. Viendo los goles que nos hacen es problema de concentración personal, hoy nos convirtieron dos goles con cero ocasiones del Granada”, sentenció.

El técnico indicó que tras el descanso buscaron “otras fórmulas” pero que tuvieron “muy pocas posibilidades” e incidió en que “el nivel de acierto y concentración tiene que ser mucho más alto” y en que tienen que volver “a los partidos con cero goles en contra”.

Pellegrini avanzó que el portugués William Carvalho acabó el partido con problemas musculares y será baja ante el Cádiz y que espera contar para ese choque con el mexicano Andrés Guardado, ausente este domingo porque tuvo problemas estomacales “durante la noche”.

Sobre el hecho de que no disputara ningún minuto Joaquín Sánchez, comentó que “no jugó porque jugó 80 minutos hace tres días” y lo quiere tener “fresco” en el siguiente partido ante el Cádiz.

No es ni mucho menos su primer error grosero de esta Liga: la 'asistencia' de Bartra a Soldado

El central del Betis lleva dos temporadas en los que suele cometer diferentes errores que le cuestan goles a su equipo. Así llegó el 2-0 de Soldado.