Paul Burgess deja el Madrid

Paul Burgess, el jardinero que se ocupaba del cuidado del césped del estadio Santiago Bernabéu y de los diferentes campos de entrenamiento de Valdebebas, incluido el estadio Alfredo Di Stéfano, anunció a través de sus redes sociales que abandona el Real Madrid. Burgess, inglés de nacimiento, llegó a la disciplina blanca en febrero de 2009. Venía precedido de una gran fama en Inglaterra, donde fue elegido Mejor Jardinero de la Premier en numerosas ocasiones. Fue Juande Ramos, mientras era el entrenador del Real Madrid, quien solicitó el fichaje de este jardinero del Arsenal.

Por esa fama, el club blanco le echó el ojo para revertir el estado del césped del Bernabéu: en otoño e invierno, la zona del Fondo Sur siempre perdía calidad debido a que no llegaba bien el sol, lo que dejaba que la zona del área chica pareciera un barrizal. Burgess no sólo no recuperó esa zona con sus métodos, sino que también arregló el estado de todo el terreno de juego. También en Valdebebas se notaba su mano, tanto en los campos de los diferentes equipos blancos hasta la zona de jardines que los rodeaba. Siempre era el primero en estar pendiente del estado del césped del coliseo de La Castellana: llegó a instalarse en su despacho de la Ciudad Deportiva blanca una cámara que mostraba siempre el estadio blanco. 

Hoy ha sido mi último partido trabajando para el Real Madrid en una de sus etapas más exitosas de su historia. Después de 12 años he decidido poner el punto y final en este increíble club. Después de haber convertido el césped del Bernabéu y los campos y el entorno de Valdebebas en una referencia que otros muchos han seguido, he decidido buscar un nuevo reto”, escribió en un mensaje lanzado en sus redes sociales. El mismo mensaje seguía así: “Me gustaría dar un enorme agradecimiento al presidente, a José Ángel, a la directiva, al staff técnico, jugadores, mis colegas de trabajo y especialmente a mi departamento, con mención especial a Adrián, Eva y José. Deseo la mejor de las suertes al club con el proyecto del estadio. Espero regresar al Bernabéu con 80.000 o más espectadores para disfrutar viendo jugar al Real Madrid en un césped impresionante en un estadio increíble. Cuidaos y todo lo mejor para 2021. Hala Madrid”.

 

 

 

 

 

El nuevo Bernabéu asegura unos ingresos de 1.000 millones

Para no distorsionar las cuentas que se presentan a los socios (comparativamente con las del año anterior) el club no ha incluido el préstamo por el estadio, que es reflejado aparte, en el informe económico. De cualquier manera, sólo ha tomado hasta ahora 100 de los 570 millones que pidió para la reforma. Otros 270 millones serán tomados en el próximo mes de julio y los últimos 200 en julio de 2022. Poco después de esa fecha las obras ya deberían estar a punto de acabar. “En 2022 el estadio estará terminado”, aseguró Florentino a los socios en la Asamblea del domingo. En el mejor de los escenarios, sin pandemia y con el nuevo estadio a pleno rendimiento, el club tiene la previsión de aumentar sus ingresos en cerca de 200 millones de euros, según informa ABC. Pero para ello, publica el diario, el Madrid planea pedir un nuevo crédito realacionado con las obras de unos 160 millones adicionales…

Cabe recordar las condiciones del crédito que el Real Madrid pidió para el estadio: 575 millones de euros a un plazo de 30 años y un interés fijo de 2,5%, lo que supondrá un coste total de la obra (incluyendo los intereses) de 796,5 millones de euros. “El préstamo incluye, además”, informó el club cuando se firmó el acuerdo, en abril de 2019, “tres años de carencia de amortización del principal, lo que hará que el Real Madrid pague una cuota anual fija de 29,5 millones de euros, a partir del 30 de julio de 2023 y hasta su vencimiento el 30 de julio de 2049”.

Por un lado la obra ha coincidido con la crisis por la pandemia, pero por otro esto ha provocado, por la ausencia de público en los estadios, que se pueda agilizar para, al menos, cumplir los plazos y abaratar costes.

El Madrid estima que la pandemia ha reducido en 300 millones los ingresos que debería tener la esta temporada (se han quedado en 617 en el presupuesto que se aprobó el pasado domingo. Con el nuevo estadio, que será una especie de centro multiusos (conciertos, ferias… más allá de los espacios comerciales y de restauración) y sin pandemia, los ingresos deben superar los 1.000 millones.